viernes, 26 de mayo de 2017

Terrina de conejo e hinojo

Sé que estoy haciendo terrinas por encima de mis posibilidades, pero ahora que se acerca el verano me lo vais a agradecer, porque por un rato al fuego tienes una comida fresca válida para llevártela en el tupper, de picnic o para comer junto al aire acondicionado, si es lo que te apetece. Por mi parte, ésta es la manera de comer conejo, porque normalmente me da mucha pereza (mucho hueso y poca chicha), pero si ya lo he preparado para que no haya que roer, me lo como y tan contenta. Pero se puede sustituir por pollo, como tantas veces.

Al leer la receta, pensé pero por qué se deshuesa después de cocer y no antes: es más fácil deshuesar a posteriori y además así el hueso deja sustancia. A veces seguir la receta tiene ventajas. La saqué del libro de cocina de Larousse de cocina con verduras.

Ingredientes (para 2 personas):
  • un bulbo de hinojo
  • 1 cebolla morada
  • aceite de oliva
  • eneldo
  • 2 piernas de conejo
  • 2 hojas de gelatina
  • semillas de hinojo
  • un vaso de vino blanco

Pelamos y picamos las cebollas.
Cortamos la base del bulbo de hinojo y lo picamos.
Calentamos aceite en una cazuela y rehogamos 5 minutos a fuego medio la cebolla, el hinojo, las piernas de conejo y las semillas de hinojo.
Echamos el vino blanco y dejamos cocer 40 minutos.
Pasado ese tiempo, deshuesamos y cortamos fino el conejo (se puede hacer con cuchillo y tenedor).
Pasamos el contenido de la sartén por el chino y mezclamos las verduras (cebolla e hinojo) con la carne de conejo en un molde.
Calentamos el jugo y lo mezclamos con eneldo.
Dejamos 5 minutos las hojas de gelatina en agua fría, las escurrimos y las metemos en el jugo caliente, mezclamos bien y lo vertemos en el molde de terrina.
Dejamos atemperar dos horas antes de meterlo en la nevera.
Servimos frío (el libro sugiere con una ensalada de hinojo y naranja, pero yo me puse hedonista e hice guarnición de patatas fritas).

martes, 23 de mayo de 2017

Tagliatelle con verduras

Donde pongo el ojo pongo la bala, dije que me gustaban las recetas de Adriana Murari y voy a exitazo por receta. Ésta me gustó tanto que me la hice un día pa mí y al día siguiente la repetí para que la probara el Barbas y le encantó, lo que siendo receta 100% vegetariana es todo un hito.

La señora Murari hace los tagliatelle caseros, pero yo no tengo ni la máquina imperia a mano ni muchas ganas de amasar y cortar, por lo que compré pasta fresca y a correr. Tampoco tenía las porciones de verdura que especificaba y no iba a estar sacando cachitos de calabacín, berenjena o pimiento rojo y compré un preparado de ratatouille congelado. Y no le puse la verdura de hoja que decía la receta original. Pues con todas esas limitaciones (o inautenticidades) SE TRIUNFA. Y con esas inautenticidades es receta rápida, también os lo digo.

Ingredientes (para 2 personas):
  • un paquete de tagliatelle de pasta fresca
  • una cucharadita de ajo confitado
  • perejil
  • calabacín
  • pimiento rojo
  • berenjena (usé 100 gr por persona de preparado de ratatouille)
  • un vasito de vino blanco
  • un vasito de agua o consomé
  • albahaca
  • cebolla
  • aceite de oliva

En un poco de aceite ponemos a rehogar el preparado de ratatouille durante 5 minutos a fuego medio.
Pasado ese tiempo añadimos los ajitos y mezclamos bien.
Añadimos el vino y el consomé y dejamos que reduzca.
Echamos albahaca y perejil y dejamos que se cocine a fuego bajo.
Cocemos la pasta el tiempo que diga el fabricante, la escurrimos y la mezclamos con la verdura.
Servimos.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Estofado irlandés

Del libro de Larousse de cocina del mundo nos cambiamos de isla por un rato y adelante con un plato clásico de la cocina irlandesa. Mi error, lo hice en olla exprés para el mismo día. Digo error no porque estuviera malo, porque está tremendo, sino porque de un día para otro tiene que ganar mucho (sobre todo a falta de hacerlo en creuset, crockpot o similar).

Ingredientes (para 2-3 personas):
  • 1/2 kg paletilla de cordero deshuesada
  • cebolla
  • 500 gr de patatas
  • mantequilla (yo la mezclé con un poco de aceite para que no se quemara)
  • 150 ml de caldo de carne (o agua)
  • perejil
  • tomillo
  • sal y pimienta

Desgrasamos la carne de cordero y la cortamos en un cubos de unos 4 cm de lado.
Picamos la cebolla.
Pelamos y cortamos la patata en dados.
Disponemos en la olla exprés la mantequilla (con el aceite), la cebolla, la patata. la carne y más patata, salpimentando cada capa.
Añadimos el caldo y las hierbas.
Ponemos a cocer con la tapa de la olla puesta y dejamos cocer un cuarto de hora desde que empiece a salir el vapor.
Cuando pase el tiempo despresurizamos y está listo para comer (aunque yo seriamente probaría a comerlo reposado).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...