jueves, 31 de diciembre de 2009

Endibias al roquefort

Yo hacía la salsa roquefort con mantequilla, leche y queso roquefort, y lo mismo la aplicaba para los espaguetis que para las endivias, hasta que se me cruzó esta receta y la puse en práctica; no sé si valdrá para la pasta, pero con las endivias cumple...

Apenas se ve la salsa, pero la lleva

Ingredientes:
  • 2 endibias
  • 1 huevo duro
  • 4 cucharadas de aceite
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 50 gr de queso roquefort
Lavamos bien las hojas de las endibias, las escurrimos y secamos a fondo, las ponemos en la ensaladera y reservamos.
Mezclamos el aceite y el vinagre.
Añadimos la mostaza y la sal.
Aplastamos el queso y lo unimos a la salsa.
Batimos bien hasta formar una crema homogénea (todas estas mezclas yo las hice con la minipímer, claro; en ningún sitio dice que sea a golpe de varillas).
Cubrir las endivias y adornar con los huevos partidos en gajos.

Esta receta va muy bien de un día para otro: se guardan salsa y endibias (por separado) en la nevera, y al servir se añaden los huevos, que se cuecen para la ocasión.

Ésta es, obviamente, la última receta de este año de 2009. Espero que el año 2010 sea muy sabroso para todos...

domingo, 27 de diciembre de 2009

Acelgas con patatas

Tras una semana (larga, lo confieso) de festividades y ágapes varios, vuelvo con una receta fácil, con un punto improvisado y equilibrada, para evitar los posibles excesos de estas fechas. Son más alegres así que hervidas...

Ingredientes:
  • Acelgas congeladas
  • 100 gr de patata por persona
  • aceite
  • sal
  • 1 diente de ajo
Cocemos las acelgas el tiempo que indica el envase.
Paralelamente, freímos las patatas cortadas en daditos.
Escurrimos las acelgas en el colador y las patatas en un plato cubierto con papel de cocina (para escurrir el aceite).
En una cazuela o sartén, sofreímos un ajo y retiramos cuando se dore.
Añadimos las acelgas y les damos unas vueltecitas.
Agregamos las patatas y ponemos al punto de sal.

¡No son patatas fritas! Por tanto, no requiere tanta sal...

Para que sea un plato totalmente equilibrado, puede acompañarse de pollo, un bistec o una rodaja de pescado a la plancha...

viernes, 18 de diciembre de 2009

Pollo al chilindrón

El otro día publiqué una receta, y un colega del feisbuc dijo que haría pollo al chilindrón... me dio un antojo... Antes la hacía más, pero la he ido dejando. Es de origen aragonés, y originalmente se hace con cordero, pero con pollo queda de lujo.

Me gusta que quede doradito el muslo.

Ingredientes (para dos personas):
  • 2 muslos de pollo
  • 150 gr de jamón serrano
  • 2 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 pimiento rojo
  • aceite de oliva
  • un vaso de vino tinto
Fríe el pollo (el aceite salta que da gusto, es lo único que odio de esta receta).
Cuando empiece a dorarse, añades los pimientos y el jamón.
Cuando lleve un rato y antes de que se queme, añades la salsa de tomate, el vino tinto, sazonas y dejas que cueza hasta que el pollo esté hecho.
Si lo acompañas de arroz blanco, patatas o pasta, queda con los tres grupos alimenticios (fécula, proteína y la verdura del pimiento).

La última vez lo hice a fuego muy lento y durante más tiempo del habitual (el habitual son unos tres cuartos de hora máximo), y quedó mucho más tierno u sutil.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Carpaccio a la mostaza

He aquí otro plato con leyenda. La típica es la del cocinero que no tenía más que un solomillo congelado y se le presentó una manada de comensales sin avisar. Otra vez, como en el caso de la César, es totalmente increíble; de lo contrario, los restaurantes serían conocidos como esos sitios donde vas a comer y, como no tienen de nada, se inventan un plato en el sitio.

La otra leyenda, más verosímil, sitúa el origen de este plato en el Harry's bar de Venecia, donde alternaban aquéllos que podían vivir de las rentas. Una de las feligresas de este sitio fue en cierta ocasión y contó sus penas al tal Harry: padecía del estómago y sólo podía comer la carne cruda. A Harry se le ocurriría entonces cortar el solomillo muy fino y emplatarlo acaso con una salsa y queso parmesano. ¿Veis? De nuevo obedece más a un trabajo y un conocimiento de los ingredientes que a un rapto de inspiración.

Aunque lo óptimo es congelar la pieza de solomillo y cortarlo uno mismo en finas láminas, yo no tengo tanta destreza y compro el carpaccio ya cortado en el supermercado.

Ingredientes:
  • Un paquete de carpaccio por comensal (o unos 100 gr de solomillo congelado, si lo parte el cocinero)
  • Unos 20 gr de queso parmesano (si no se compra el carpaccio envasado)
  • media bolsa de rúcula
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 1 cucharada de aceite
Distribuir los filetitos de solomillo por todo el plato.
Hacer una salsa mezclando la mostaza y el aceite y untarlo por toda la carne.
Cubrir con la rúcula.
Echar por encima las escamas de queso parmesano que incluye el paquete de carpaccio (o que se haya comprado en la quesería).
Echar un chorrito de aceite para aliñar la rúcula.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Caldero de almejas de Nueva Inglaterra

Cuando volvimos de EEUU hace ya casi tres años (cómo vuela el tiempo, y todo aquello), pensé que quería aprender a hacer este plato típico de la Costa Este, que al Barbas le encanta. Con afán de cotilleo, os contaré que hay varios tipos de caldero de almejas, siendo los más notorios el de Nueva Inglaterra (que para muchos es el original) y el de Manhattan, que lleva tomate, y que para muchos es una variante herética o ilegítima, hasta el punto de que en Maine, en 1939, trataron de impulsar una ley que prohibiera el tomate en esta crema de almejas.

Se puede hacer con almejas frescas, pero yo no tenía ganas de limpiarlas, y he usado una lata de almejas al natural.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 latas de almejas
  • 2 cucharadas soperas rasas de harina
  • 1 patata mediana cortada en dados
  • 1 cebolla mediana cortada en dados
  • 250 ml de agua hirviendo
  • unos 100 gr de tiritas de bacon (o tocino de la charcutería, pero en dados)
  • 750 ml de leche hervida (yo usé semidesnatada)
  • 1 cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta
Saca las almejas de la lata, reservando el líquido.
Separa la parte dura de cada almeja de la más blanda.
A fuego medio-suave, saltear el tocino hasta que se dore y endurezca (¡salta!).
Retirar el tocino y reservar.
Saltear la parte más dura de las almejas y la cebolla hasta que ésta se dore.
Agregar la harina y añadir poco a poco el agua hirviendo, la sal, la pimienta y la patata en dados.
Cubrir la cazuela y dejar que se haga a fuego suave quince minutos o hasta que la patata esté tierna.
Añadir la parte blanda de las almejas, el líquido de las latas y el tocino tostado, y cocer a fuego lento otros tres minutos.
Justo antes de servir, añadir la leche hervida y la mantequilla.
Dejar que se mezcle al fuego, sin que llegue a hervir.
Al servir, adornar con unas galletitas de aperitivo (saladas).

A lo mejor habéis visto esta sopa más densa que como yo la presento: esto puede lograrse echando más harina, un lácteo más denso que la leche, aplastando las patatas con una espumadera o pasando todo por la batidora; yo no hice tal cosa porque se trata de que fuera una sopa, no un puré.

De un día para otro también queda muy buena.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Ensalada de lentejas, atún y tomate

Esta ensalada la vi en internet, pero usaba un aliño que no me placía en absoluto (aceite con avecrem), pues me parecía, como mínimo, insano. Por otro lado, el otro día en un restaurante tomé una parecida, pero con ventresca (a saber qué ponen en una lata corriente de atún), cebolleta en vez de lentejas y aceite como para levantar económicamente a toda la provincia de Jaén (litro más o menos, y perdón por la exageración, pero se supone que tomo mucho menos aceite al día). Esta ensalada, tal como la pongo yo, está avalada por mi dietista, así que la pondré en las raciones que ella me aconseja; cada cual puede practicar las raciones que le venga en gana.

Es una mezcla de sabores muy interesante.

Ingredientes (raciones por persona):
  • 1 lata de atún en aceite
  • 1 tomate
  • 100 gr de lentejas (de bote)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • vinagre de vino blanco o de jerez
  • sal maldon

Echar el atún (escurriendo el aceite), el tomate en dados y las lentejas en un plato.
Hacer una vinagreta con el aceite, el vinagre y la sal.
Repartir la vinagreta entre los distintos platos y servir.

Se le puede añadir cebolleta en gajos, y redondeas el plato.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Feta en papillote

He aquí otra receta del canal viajar; el olor que sale al abrir el papillote te lleva al Peloponeso directamente.


Ingredientes:
  • 1 queso feta por persona
  • ajos
  • aceite de oliva
  • tomatitos cherry
  • limón
  • orégano

En un pedazo de papel de aluminio se pone un queso feta (se necesita un trozo de papel de aluminio por cada feta que haya).
Incrustas los ajos (cortados) dentro del queso.
Pones encima los tomatitos partidos por la mitad.
Riegas con aceite de oliva y zumo de limón y espolvoreas el orégano.
Cierras el papillote.
Unos quince minutos a 200 grados en el horno.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Butifarra amb mongetes (i espàrrecs verts)

Este plato, que aquí es tradicional, para mí era totalmente desconocido en los madriles, si bien ahora lo hacemos casi semanalmente, porque nos encanta. Es un plato totalmente coproducido, de hecho el Barbas lleva la mayor carga de trabajo. Los espárragos verdes son añadido nuestro, por prescripción dietética, pero nos gusta la addenda.

Va perfectamente acompañado por una torrada: una tostada de pan con tomate, ajo y aceite.

Ingredientes:
  • 1 butifarra por persona
  • unos 100-150 gr de judías cocidas por persona;
  • media cebolla
  • bacon en tiritas
  • perejil picado
  • un puñado de espárragos verdes por cada dos personas
  • aceite de oliva
  • sal maldon
Para la torrada:
  • una rebanada de pan de pagès o pan de pueblo
  • 1 tomate maduro
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • sal

Para hacer las mongetes:
Picar la cebolla.
Rehogar la cebolla en una cazuela con dos cucharadas de aceite.
Cuando empiece a cambiar de color, añadir el bacon en tiritas, y cuidar que no se queme durante 2 ó 3 minutos.
Añadir las judías escurridas.
Remover para que se mezclen los sabores.
Añadir el perejil picado y remover un poco antes de servir.

Para la butifarra:
Poner una plancha a calentar al fuego con un poco de aceite.
Colocar las butifarras encima, dándole la vuelta cada tanto para que no se quemen, en total unos veinte minutos de cocción.
Una amiga mía las hace en el horno, veinte minutos, y quedan bien... aunque a mí me gusta hacerlas en coproducción.

Los espárragos verdes:
Quitarles la parte dura de abajo, más blanca.
Calentar la plancha con un poco de aceite.
Echar los espárragos y brasearlos (nosotros no los cocemos antes, nos encantan así).
Cuidar que no se quemen, y salar a media cocción con la sal maldon; tardan unos ocho minutos.

La torrada:
Tostar las rebanadas en el horno, por los dos lados.
Al sacarlo, frotar primero el ajo y luego el tomate por uno de los lados del pan.
Echar un poco de aceite y salar.

Como nos hacemos cargo de que la gente normalmente no tiene una cocina industrial -nosotros tampoco, de hecho-, os explico cómo y en qué orden lo hacemos, para no solaparnos en la tarea ni pegarnos por el espacio: primero yo hago las mongetes, que se tarda un cuarto de hora en el peor de los casos.
Las dejo tapadas fuera del fuego, para que el Barbas haga su magia, y mientras me dedico a tostar el pan y sacar el ajo y el tomate para su ulterior preparación.
Cuando quedan unos cinco minutos para que esté todo, el Barbas pone las mongetes al fuego para que se calienten -o no terminen de perder el calor-. Dicen que los hombres no son multitarea, pero mi Barbas es otra historia.

Este plato va muy bien con alioli (en la foto no se ve, porque el plato es blanco), nosotros lo usamos de bote. Maridaje estupendo con vino tinto cayalunya o rioja-cvne.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Brochetas caprese

Sobre el concepto de ensalada caprese (tomate, mozzarella, aceite de oliva y orégano o albahaca), en el canal cocina vi una modalidad para guateques y tapeos varios: ensartar la ensalada en minibrochetas.

Ingredientes:
  • Una bolsa de queso mozzarella en bolitas
  • Tantos tomates cherry como bolitas de mozzarella tengas.
  • Aceite de oliva
  • Vinagre balsámico

Es una tapa vistosa y cosmopolita.


En los palillos ensartas una bolita de mozzarella y un tomatito cherry, hasta que no te queden más de alguno de los dos.
Pones las brochetitas en un plato.
Haces una vinagreta con el aceite y el vinagre y lo echas sobre las brochetitas.
Dejas macerar cosa de una hora; se puede dejar en la nevera, pero a mi me gusta a temperatura ambiente (salvo que la cosa esté tórrida).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...