jueves, 18 de marzo de 2010

Carrilleras de cerdo con lentejas

A mi Barbas hay, por lo menos, dos cosas que le encantan: verme contenta y mi forma de cocinar; por eso, para él regalarme un recetario no es un gasto, sino una inversión. Un día, en una librería de Santcu, encontramos un libro para cocinar con cazuelas Le Creuset, que son de hierro esmaltado, pesan un quintal métrico, y dejan la comida muy buena. Tras una primera ojeada, me apeteció hacerlo todo, pero me decanté por ésta, para empezar; siguiendo una recomendación del libro, la hice en dos tiempos: un poquito hoy, otro poquito mañana; aun así, lleva bastante tiempo...

La primera vez que probé las carrilleras de cerdo pensé que no eran para tanto; esta receta me reconcilió con ellas.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 carrilleras de cerdo
  • 100 gr de lentejas
  • 50 gr de panceta ahumada
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 2 bouquets garnis (en mi caso, fueron hierbas provenzales en una pinza para hacer infusiones)
  • 1 cucharada sopera de salsa de tomate
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 litro de caldo de pollo
  • mantequilla
  • aceite
  • harina
  • sal
Enharinamos las carrilleras y las doramos en aceite a fuego medio en una cazuela de fondo grueso apta para horno (tapa incluída); al sacarlas, desgrasamos el recipiente.
Fundimos poco más de la mitad de mantequilla en la cazuela y añadimos dos tercios de las zanahorias cortadas en dados y de las cebollas, picadas, y las hacemos a fuego lento unos 3 minutos.
Añadimos el tomate y 1 bouquet garni y rociamos con el vino blanco.
Raspamos el fondo con una espátula de madera y llevamos el vino a ebullición.
Cuando se haya evaporado el alcohol, volvemos a poner las carrilleras en la cocotte y echamos la mitad del caldo de ave, y llevamos de nuevo a ebullición.
Metemos la cazuela en el horno precalentado a 150ºC y cocemos dos horas y media.
Faltando una hora para servir, cortamos el bacon ahumado en bastoncitos, quitándole la corteza y los cartílagos.
Fundimos el resto de la mantequilla en una cazuela de fondo grueso y añadimos el tocino, las zanahorias y cebollas restantes y doramos a fuego lento unos 3 minutos.
Agregamos las lentejas, el segundo bouquet garni y el resto del caldo.
Cocemos a fuego lento unos 35 minutos o hasta que las lentejas estén tiernas, echando líquido si se queda seco y salando en la última parte de la cocción.
Retiramos el bouquet garni de las carrilleras y las lentejas.
Escurrimos las legumbres y las ligamos con el jugo de cocción de las carrilleras.
Las lentejas las hice el día siguiente, mientras terminaba de hacer las carrilleras en el horno.
Las lentejas, con el caldo de las carrilleras, cobran un nuevo valor y valen como plato ellas solitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...