domingo, 18 de abril de 2010

Chiles en nogada

hemc #43 - nuecesCynthia, de Aromas de mi cocina, es la anfitriona del hemc #43, correspondiente al mes de abril, y ha elegido como tema las nueces. Yo participo con esta receta, flor de la gastronomía mexicana, cuya salsa se compone de nueces, de ahí su nombre de nogada, y nata espesa. Inventada por unas monjas de Puebla, es increíble su sutileza, sobre todo considerando la sencillez de su elaboración.
Los chiles en nogada me suponían un reto; en primer lugar, porque es la primera receta mexicana de envergadura que emprendo; en segundo, porque el Barbas me había hablado de ella como una receta que no suele tomar en México porque suelen traer los chiles nadando en la salsa, y siempre termina por empalagarse: es un desafío, por tanto, hacer una receta mexicana para un mexicano y lograr que le guste. Yo tenía una receta de un libro, pero mi amiga Pato me dijo que se pasaba de elaborada y me facilitó la que ella hacía. Por lo que buena parte del mérito (al Barbas le ha encantado) es suyo...

Como he dicho más arriba, es una receta de origen poblano (de hecho, de allí son los chiles que se utilizan); hacerla en España puede plantear problemas de intendencia, sobre todo a la hora de comprar los chiles; gracias a la globalización y las conservas en lata, me pude comprar un bote para hacer la receta; no obstante, explicaré los pasos en caso de que tengáis la suerte de comprar los auténticos chiles.

En México suele hacerse para septiembre, cuando se celebran los fastos de la independencia: si os fijáis, el plato tiene los colores de la bandera mexicana: el verde de los chiles, el blanco de la nogada y el rojo de la granada.
Ingredientes (3-4 personas):
  • 6-8 chiles poblanos o una lata grandecita (vienen 8-10 chiles)
  • Para el relleno:
  • 50 gr carne picada de cerdo
  • 150 gr carne picada de ternera
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 puñado de almendras crudas picadas
  • 1 puñado de pasas de Corinto
  • 1/2 melocotón en almíbar.
  • sal
  • Para la nogada:
  • 2 puñados de nueces peladas (con su pellejito)
  • 1 vaso de nata espesa
  • una pizca de azúcar (la cantidad que se pueda coger pellizcando con los 5 dedos de una mano)
  • granos de granada
Si hemos encontrado chiles poblanos de verdad, los asaremos en el horno por los dos lados, los pondremos bajo papel de aluminio mientras se templan y los pelaremos, les quitaremos los nervios y las pepitas; si, por el contrario, contamos con una lata, los sacaremos del líquido de conservación, les quitaremos el rabo y las pepitas y los intentaremos conservar tan enteros como podamos, y pasaremos a hacer el relleno.
Para el relleno, rehogamos la carne picada en una sartén con aceite; cuando no queden partes rosas, añadimos la cebolla y el ajo picados muy finos y rehogamos hasta que se ponga transparente.
Entonces, agregamos las almendras, para que se hagan un poco en el rehogado; agregamos las pasas y cuando ya se hayan integrado y la almendra no esté cruda, agregamos un par de pellizcos colmados de sal (la cocina mexicana usa más la sal que yo, que soy una sosa de cuidado).
Dejamos que se integren los sabores, y echamos los melocotones picados, y mezclamos bien.
Apagamos el fuego y dejamos enfriar.
Cuando se temple el relleno, lo metemos en los chiles; para que parezcan enteros, nos podemos ayudar de palillos; los calentamos 2 minutos en el microondas.
Para la salsa nogada, ponemos la nata, las nueces y el azúcar en el vaso de la batidora y los mezclamos bien, probamos para que no se pase de dulzón (con el pellizco que hemos usado tiene que bastar).
Repartimos los chiles en tantos platos vayamos a servir, cubrimos con la salsa nogada (sin que llegue a encharcarse, como ya dije) y ponemos los granitos de granada por encima y servimos.
PD De forma inaudita para la comida mexicana (que no suele pegar con el vino), le va bien un vino blanco bien frío...

PPD En esta dirección podéis encontrar ingredientes para hacer comida mexicana.

7 comentarios:

  1. ¡Uy! que receta mas rica, me encanta la idea e los chiles, la carne y los frutos secos, tiene que estar, de vicio.
    ¡Me la apunto!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Un plato diferente para mi, me encanta.

    Besosss

    ResponderEliminar
  3. Ya os digo que lo difícil es conseguir los chiles. El resto, no es nada que no hayamos hecho antes, en un orden o en otro...

    ResponderEliminar
  4. Te he conocido en el blog HEMC... y mirando por aquí por allá chica me ha gustado mucho tu cocina! así que me echo seguidora tuya... ahora ya no te pierdo.

    Este plato me gusta por ser diferente, me gusta probar cosas nuevas y aprender... y esta receta tiene todo eso!... la probaremos en casa!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno, Cuinera, siéntete bienvenida.

    Por cierto, dicen mis catadores que no pica; pero ellos tienen mucho más fondo que yo en lo del picor, por lo que un poco de pan por si no enchilamos al lado del plato no está de más...

    ResponderEliminar
  6. Llevo tiempo queriendo hacer ésta receta porque me atrae mucho el contraste de sabores que tiene que tener...debe estar deliciosa...muchas gracias por compartir...

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  7. Como dicen en México, órale...

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...