jueves, 1 de abril de 2010

Stifado con conejo

La otra tarde estaba viendo el canal viajar, donde la enésima cocinera anglosajona viajaba a Grecia; en Creta se marcaba este estofado (Stifado parecen llamarlo por esos lares) con conejo que me hizo recordar los dos cuartos que guardaba en el congelador y programarlo para el día siguiente. Supongo que es más frecuente hacerlo con cordero, pues la oveja abunda en Grecia, pero con la novedad me dio por probar esta variante.

En vez de tirar de olla exprés, preferí hacerlo a fuego lento, para que se concentraran los sabores...
Ingredientes:
  • Un conejo cortado en cuartos (tantos cuartos como comensales tengamos)
  • escalonias
  • puré, concentrado de tomate o tomates pelados de lata (yo usé esta modalidad)
  • tomates en rama
  • orégano
  • laurel
  • vino tinto
  • guindilla roja seca (yo usé aceite a la guindilla)
  • aceite de oliva
  • caldo de pollo o verduras o, en su defecto, agua
  • sal y pimienta
Doramos el conejo en la cazuela que vayamos a usar.
Cuando esté dorado por ambos lados, lo retiramos y añadimos las escalonias peladas y partidas en dos, y damos unas vueltas.
Añadimos el puré de tomate (o los tomates de lata cortados) y damos más vueltas al guisote.
Si usamos guindillas de verdad, las agregamos -despepitadas, por la cuenta que nos trae-, y volvemos a remover.
Volvemos a echar el conejo y agregamos el vino, dejando que se evapore el alcohol.
Echamos el caldo, los tomates en rama cortado, el orégano y el laurel y cocemos media hora o tres cuartos a fuego lento con la cazuela tapada.
La guarnición ideal es, una vez más, el arroz blanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...