lunes, 13 de septiembre de 2010

Ossobucco

Ésta es la receta que hice el jueves antes de ir a la peluquería; el miércoles me había un antojo tremendo de ossobucco y el jueves cayó. Aunque la próxima vez lo haré como este morcillo (porque me gustó mucho y la carne es muy parecida, aunque con hueso), esta vez seguí otra receta, para ver cómo quedaba; me encanta lo blandito que queda después de la cocción...

Las patatas no venían en la receta, pero así, crujientitas, quedaron muy buenas.
´Ingredientes (por persona):
  • 1 rodaja de ossobucco
  • la ralladura de 2 tomates
  • 250 gr de zanahorias por cada kilo de carne
  • cebolla
  • laurel
  • pimienta
  • sal
  • vino blanco
  • orégano
  • aceite
  • harina
  • 1 vaso de caldo
Pasamos el ossobucco por harina y freír ligeramente en la cazuela que vayamos a usar (en mi caso, la olla exprés).
Rehogamos la cebolla sin que llegue a dorarse, añadimos el tomate rallado y la zanahoria y rehogamos.
Añadimos el vino, la pimienta, el laurel, el orégano y el caldo y sazonamos.
Cuando hierva, tapamos y ponemos la olla a velocidad 2; dejamos cocer media hora desde que empiece a salir el vapor, despresurizamos y abrimos la olla.
Mientras, habremos frito las patatas en taquitos y las habremos escurrido en un papel de cocina.
Podemos optar por pasar la salsa por el pasapurés y echarla sobre las patatas y la carne (en cuyo caso hay que dar un hervor antes de servir) o por poner los tropezones junto a la carne (como he hecho yo).
Servimos.

9 comentarios:

  1. Buenisimo el plato aunque yo aun no cocino platos tan contundentes espero a que se meta el frio que no se por cierto donde andará jejejejeje

    ResponderEliminar
  2. Me vas a tener que invitar, porque por aquí es imposible pillar este tipo de carne. Que maravilla

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Que cosa más rica! guisada con las zanohorias, que cosas mas buena.
    Me ha encantado esta receta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Un ossobucco riquísimo, si trituras la salsa te hartas de mojar pan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. quechuloalgodulce, creo que en tus pagos hace más calor que en los míos. Natural que no te apetezca un guisote.

    jose manuel, pues avisa, que pongo un cubierto más...

    Croqueteando, a mí me gusta poner zanahorias en los guisotes; en otros ámbitos no me gusta tanto.

    LA COCINERA DE BETULO, jajaja, toma sobredosis de hidratos. Generalmente soy perezosa a la hora de triturar las verduritas... además, si la hubiera triturado, se me pasaba la hora de la peluquería... :P

    ResponderEliminar
  6. Cojonudo tu ossobuco, Su.

    Una curiosidad. Varias veces he estado tentado de abordar esta receta pero no estoy seguro de que nombre debo usar para pedir esta pieza en la carnicería.¿Se pide ossobuco así tal cual o tiene otra denominación? Más que nada por si me puedo evitar sumar otra catetada a mi hilarante currículum.

    Besotes bastardos.

    ResponderEliminar
  7. Pues mira, Brecha, lo que yo hago es llegar a la carnicería, preguntar ¿tenéis ossobucco? (en abstracto), y cuando me dicen sí, mira, les pido "dos de ésas" (o cuantas quiera); si estoy en el hiper, cojo la bandeja donde pone ossobucco. O si no, coges morcillo, que es la misma carne (o muy parecida), pero sin el hueso.

    ResponderEliminar
  8. Tiene una pinta riquísima este plato.
    Es algo que nunca he cocinado, pero viendo tu receta me están entrando unas ganitas!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Pandora, ves que no es difícil, y ahora que vuelve el fresco...

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...