jueves, 11 de noviembre de 2010

Patatas a la importancia

Como yo aprendí de cocineras de la vieja escuela, tiendo a que me salgan raciones para un regimiento, de puro miedo de que no llegue para todos. Tal me pasó el sábado, que después de las setas hice este plato de mi libro de Galicia (me encantan el plato y el libro, la verdad), y después puse un plato de lubina. Mi hermano me dijo que aquello parecía una boda, creías que habías acabado, y llegaba otro plato. Pero cayeron las patatas. Por cierto, que me dijo mi tía que en la familia las llamaban patatas con gabardina.

La papa, tan sencilla y tan sabrosa...
Ingredientes:
  • 200 gr de patata por persona
  • 2 huevos
  • cebolla
  • perejil
  • ajo
  • sal y pimienta
  • azafrán
  • agua
  • aceite
  • caldo de verdura
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas gruesas, las rebozamos en harina y huevo (yo las pasé por harina-huevo-harina) y freímos en una cazuela de fondo grueso (en los pucheros como éste, yo soy partidaria de hacerlo todo en la misma cazuela, en parte por no manchar, en parte porque los sabores se mezclen bien y bonito).
Añadimos la cebolla picada y, cuando se ablande, añadimos el perejil y el ajo picados.
Salpimentamos y añadimos el azafrán disuelto en agua.
Cubrimos las patatas con caldo de verdura y dejamos cocer a fuego lento hasta que estén tiernas (45 minutos a lo sumo).

21 comentarios:

  1. Ais nena, que buena pinta tienen!!! Si que tienen importancia si!!! Muy ricas, tengo que probarlas!!!!

    Un besazoooooooooooooo!

    ResponderEliminar
  2. He visto esta receta ya en varios blogs y siempre me digo; Ana ,tienes qu eprepararlas...y nunca me pongo a ello peor espero que de esta semana no pase porque tienen una pinta increible!!! besos

    ResponderEliminar
  3. Este plato es uno de mis preferidos, son geniales.

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Que ricas estas patatas y qué recuerdos. Cuando las he visto, me ha recordado a mi madre que las hace también y las llama lo mismo que tú patatas a la importancia. Están buenísimas. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Buenísima receta!!! Me gustan mucho, aunque hace siglos que no las como, son muy típicas también en mi pueblo, en La Rioja, no sabía que por Galicia también.
    Hala. Ya me has dado en antojo ;)
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  6. Delicioso plato,Su.
    se ven unas patatas divinas.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. Suele pasar que echamos un puñadito más para que no falte comida y al final podríamos haber invitado a todo el barrio, jejeje.
    Estas patatas se ven muy buenas, también me gusta hacerlo todo en la misma cazuela porque coge más sabor y una menos para fregar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Que simpatico el nombre de este plato, y que rico deben quedar con esos ingredientes.
    Yo soy asi como tu, hago muchisimo todo jaja, si tomo recetas de galletas o panes, todo el doble, que para regalar a la suegra, que a la tia, que a las mestras jaja..
    besos
    Gaby

    ResponderEliminar
  9. Tienes un blog súper simpático, me encanta, las recetas son estupendas.
    Te guardo en mis favoritos.
    Un beso
    Isabel
    http://aliterdulcia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Glo, importante es lo poco que tardan en comerse. Y te quedas con antojo de más...

    quechuloalgodulce, lo más laborioso (es un decir) es el tiempo que tardas en rebozarlas. El resto es esperar y devorar.

    jose manuel; tú eres todo un gourmet de cocina casera y regional, ¿por qué será?

    Piligoto, es que es cocina casera, aunque mi madre nunca la hacía, la conocí por otras vías...

    Anita Cocinitas; pues anímate, porque todos estos ingredientes los encuentras en Viena seguro ;) Yo no sabía que fueran gallegas hasta que las vi en el libro, aunque probablemente sean típicas del norte de España, donde un plato caliente de cuchara se agradece...

    Ague, es una receta muy agradecida.

    LA COCINERA DE BETULO, ciertas ambas cosas: que nadie se quede sin comer, y que no se friegue más de la cuenta...

    Gabriela, clavo y canela, exacto, pero nosotros solemos ser dos y me quedo larguísima con las raciones.

    Isabel, pues considérate bienvenida...

    ResponderEliminar
  11. Que ricas!!!! Me encantan las patats así!! Nosotros directamente las llamamos patatas rebozadas.... pero que más da el nombre... si la verdad es que están riquísimas!!

    Besotes y buen finde

    ResponderEliminar
  12. Me encantan las patatas, pero asi tienen una pintazaaa que me quedo en tu cocina con un poco de pan.

    Besazooooooossssss y que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Alicia, en efecto, qué más da cómo lo llamemos, si es visto y no visto fuera de la cazuela.

    Pi, jajaja, sírvete a gusto, Pi...

    ResponderEliminar
  14. Este plato nos apasiona a todos en casa, llevo varios días queriendo hacerlas. Bsss

    ResponderEliminar
  15. Me gustan las patatas de todas las maneras posibles, éstas tuyas tenían que estar de miedo!!
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Alquimia Fullera-transitando, a mí me dejó con ganas de más. Comer y cantar, todo es empezar...

    crismas, últimamente yo también tengo ganas de patatas... Y éstas son una buena razón para comerlas.

    ResponderEliminar
  17. qué ricas esas patatas! yo también sigo una receta parecida (la puedes ver en mi blog).
    menuda pintaza, enhorabuena :)

    saludos

    ResponderEliminar
  18. Gracias, Laura, pero las papas también dieron lo mejor de sí. Como siempre, vaya.

    ResponderEliminar
  19. Me encantan estas patatas, y hace mucho que no las hago.
    Que buena receta, todo un clásico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Pues ahora el tiempo invita a hacerlas... Y son tan fáciles y efectivas...

    ResponderEliminar
  21. ¿Guisar las papas 45 minutos? ¿Qué quiere, puré?

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...