domingo, 19 de diciembre de 2010

Pollo en salsa chipotluda

Chipocludo es un sinónimo de estupendo no reconocido por la RAE; si la salsa de marras está hecha con chiles chipotles, es, concretamente, chipotluda. Esta receta, ultrapicante, la hice para mi Barbas, mi hermano Yorch y mi cuñada Iliana, expertos comedores de picante. Fue un acto de placer masoquista: les encantó, a pesar de todo lo que picaba. Y se llevaron la salsa que sobró para repetir hoy con arroz y unos huevos fritos. Ése es el significado de éxito culinario, ¿no?

La receta es de Carmen, una amiga de mi madre, pero creo que ella es más tibia: yo le eché todo el bote de chipotles y me quedé más ancha que larga. Me lo agradecieron.

Como siempre, decir que los botes de chiles chipotles pueden conseguirse en los abastos donde vendan productos la Costeña: algunos hipermercados, el mercado de la Boquería y, en ocasiones, El corte inglés, además de tiendas especializadas en productos latinoamericanos.

Y, por último, decir que probablemente ésta sea la última entrada del año, porque mañana el Barbas y yo nos vamos a México por las navidades. Aunque seguramente cocine allí, no sé si podré acceder a un kit de publicación de recetas (photoshop + mozilla), por lo que mejor no prometo nada. Pero pienso hacer acopio de recetas y latas para llevarlas a cabo, y visitaré vuestros blogs, eso seguro. En cualquier caso, os deseo felices navidades, una entrada triunfal en 2011 y que los reyes os traigan deliciosos regalos. Nos vemos el 7 de enero.

El arroz es esencial en este plato, porque ayuda a suavizar la sensación de picor.
Ingredientes:
  • una lata de chiles chipotles
  • 1 lata de tomate rallado
  • pollo sin piel (yo usé solomillos de pollo)
  • cebolla (yo usé 4 cebollitas francesas que tenía)
  • ajo
  • zanahoria
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • agua
Ponemos en el vaso de la batidora los chipotles y el tomate rallado y lo mezclamos bien; lo probamos reducimos el picor con un poco de agua y volvemos a mezclar.
Cortamos el pollo en dados y lo freímos a fuego lento con el ajo picado, salpimentando.
Cuando estén a medio hacer, añadimos la cebolla en tiras, y seguimos friendo.
Cuando todo el pollo haya cambiado de color, agregamos la mezcla de chipotle con tomate y agua y las zanahorias en rodajas.
Mezclamos bien y dejamos cocer un cuarto de hora más o hasta que el pollo esté tierno.
Acompañar de arroz blanco y, si se puede, tortillas de maíz.

12 comentarios:

  1. El nombre es raro pero la salsa se ve de vicio.

    Saludos y buen domingo.

    ResponderEliminar
  2. como dice Jose manuel un nombre raro.. pero se muy rico. bss.

    ResponderEliminar
  3. Pues creo que no se puede pedir nada más.... aunque el nombre sea raro, la receta queda de lujo!

    Besicos

    ResponderEliminar
  4. Ese plato tiene una pinta súper chiplotuda!jajajaja. Muchos bess

    ResponderEliminar
  5. Me pasa como al resto, no había oído hablar nunca de los chiles chipotles, pero tienen una pinta estupenda!

    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  6. Estás segura de que no se fueron echando fuego por la boca? Me gusta lo picante, pero igual todo el bote es demasiado, jejeje.
    Diviértete en México y luego ya nos contarás.
    Felices fiestas también para ti y tu familia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buena pinta! Seguro que esta delicioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Te lo copio!!! aunque con un poquito de menos pique :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Que receta de pollo tan apetitosa! te ha quedado genial!!!
    Te deseo una Fleiz Navidad!!!
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  10. Feliz Navidad y que el próximo año 2011 te conceda todo cuanto desees. Un beso Su

    ResponderEliminar
  11. Que rico!! me encanta el picante, tiene un aspecto delicioso.
    ¡¡Felices fiestas!!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. jose manuel, la verdad es que me gusta poner nombres raros...

    luisa, y no es nada difícil.

    Alicia, mi hermano se llevó el excedente para seguir en casa...

    Begoña, jaja, eso dijeron mis comensales, que se pusieron morados.

    Bego, yo tampoco, hasta que me los enseñó el Barbas. Y los venden en España, por eso pude hallarlos.

    LA COCINERA DE BETULO, se fueron echando fuego por la boca, y lo disfrutaron. Masoquistas...

    Carmen Elena, a mi hermano lo tengo encantado, aunque yo pasé de comer picante.

    Mª Robledo, agua la salsa para que se diluya el picante y toma muuuuucho arroz.

    Ingrid, gracias e igualmente, aunque sea tarde.

    TRINI ALTEA, gracias.

    crismas, pues en cuanto a picante, te quedarás sola. Abrasa.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...