lunes, 14 de febrero de 2011

Risotto con vieiras y trufa

hemc 51 - San ValentínCon esta receta, participo en el hemc #51, recetas de San Valentín, que este mes organiza Manuel, de Cocinando con Manu Catman.
Como os conté a la vuelta de vacaciones, la carencia de glicol en el aeropuerto Charles de Gaulle (y el hecho de que nuestro avión se fue sin esperarnos) hizo que nos quedáramos 3 días y 4 noches en París. La primera noche llevábamos todo el día sin apenas comer; cruzamos la calle del hotel y nos metimos en Le Dôme, y en la carta vi el plato que hoy os traigo; en mi vida había probado las vieiras (no soy muy marisquera), pero me pareció tan apetecible... cuando lo probé, me dije: esto va al blog, no parece difícil y está colosal.

Con este plato además he estrenado mi vajilla de Sargadelos...
Ingredientes:
  • 200 gr de arroz redondo, bomba o arbóreo
  • 250 ml de caldo de pescado por cada 100 gr de arroz (debe estar caliente)
  • 5 vieiras por comensal
  • media trufa negra
  • aceite de oliva
  • mantequilla
  • vino blanco
  • 1/2 cebolla
  • queso en polvo grana padano
  • perejil (para adornar)
Picamos la cebolla fina.
En una cazuela de fondo grueso ponemos a calentar mantequilla con un buen aceite de oliva.
Rehogamos las vieiras en la sartén con mantequilla y aceite y las pasamos a otra cazuela, donde cocemos tapado con el vino blanco durante unos 20 minutos.
En la sartén echamos un poco más de aceite y rehogamos la cebolla picada; cuando empiece a transparentar, agregamos el arroz y rehogamos todo junto.
Echamos el caldo y no paramos de mover durante toda la cocción (unos 20 minutos), echando más caldo cuando se quede seco.
Cuando llevemos un cuarto de hora, en vez del caldo, echaremos las vieiras y removeremos.
Agregamos el queso y revolvemos y las trufas laminadas y volvemos a remover.
Cuando el arroz esté al dente, servimos con las vieiras a un lado, la trufa sobre el arroz y adornando con la ramita de perejil.

17 comentarios:

  1. Que delicia de arroz! a mi me encantan las vieiras, están buenísimas!.
    No sabes la ilusión que me hubiera hecho a mi quedarme tres o cuatro días mas en París!! que envidia!
    Bessos!
    Nasy.

    ResponderEliminar
  2. Ya, no hemos dado pena a nadie (empezando por nosotros) :D. Cuidado con lo que deseas, porque nosotros dijimos algo parecido, y si nos descuidamos nos quedamos allí, ¡aunque con lo puesto! Aunque hay sitios peores donde quedarse... :D

    ResponderEliminar
  3. Su! que rico, se ve sencillito y con sustancia mmm Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Su, guapa tu

    un menú para enamorar.....de 10

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  5. Su, que nivelazo este risotto y la vajilla preciosa.
    Muxu bat

    ResponderEliminar
  6. Que bueno0o Su!!!
    Seguro que con este risotto triunfaste, se ve delicios0o!!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Un risotto que debe estar delicioso, a mi me encantan las vieiras.Ah!la vajilla es preciosa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. a mi novio le encantan los risotto así que me apunto la receta!

    ResponderEliminar
  9. Riquísimo!! no conocía tu blog y me está gustando mucho, me quedo por aquí.

    ResponderEliminar
  10. Yo quiero una ración de este risotto que se ve muy bueno, de lujo junto a tu nueva vajilla, muy bonito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. El risotto se ve riquísimo además de original por la combinación de ingredientes. besitos...

    ResponderEliminar
  12. Qué delicia de risotto Su. Suerte!!!.
    Besotes

    ResponderEliminar
  13. qué vajilla tan bonita!!! la porcelana de Sargadelos además es buenísima.... y si encima le pones ese risotto TAN especial.... me ha encantado tu propuesta, saludos, Nikë

    ResponderEliminar
  14. Cuinera, tardas más en pensarlo que en hacerlo.

    SUSANNA, de hecho, nosotros dos nos hemos enamorado del plato para los restos ;)

    Rosa, el risotto en sí no es demasiado difícil, lo que acompaña es otro tema...

    Donibaneko, la verdad es que nos quedamos nuevos y ya ni cenamos...

    ORI, me la estoy comprando a plazos, de momento tengo 6 platos, los voy luciendo poco a poco según surjan más platitos.

    Noelia, jejeje, lo tendrás en el bote por muchos años.

    Carmen, siéntete en tu casa.

    LA COCINERA DE BETULO, jejeje, pues siéntese, que ahora le pongo su plato, señorita.

    MARÍA JESÚS, ya, cuando lo leí me pareció rarísimo, pero la receta es una delicia.

    Curra; muchas gracias, Curra.

    Nikë Samo, estpy como niña con zapatos nuevos con esta vajilla (al menos, con la parte que tengo). El risotto era un antojo que sólo he tardado dos meses en poner en práctica.

    ResponderEliminar
  15. A mi no me hubiera importado nada perderme 400 días en Paris. ;-D ¡Qué bonito!.
    Este arroz tiene una pinta muy rica. Aún no he preparado un risotto y siempre que veo uno se me apetece un montón. Para mi sin queso.
    La vajilla preciosa. Yo soy adicta a ellas.
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  16. Esto es una maravilla y desde hemc te doy las gracias por aportarlo...realemente exquisito...seguro que el barbas estuvo encantado y yo te agradezco tanto que no sea un dulce o tarta...gracias!!!
    saludos de este gato que a partir de ahora te sigue...

    ResponderEliminar
  17. Amanda, puedes dar cremosidad con nata ligera o mantequilla, sin que el queso tenga nada que ver ;)

    Manu Catman, debo confesar que me he partido de risa con tu comentario. Eres bienvenido en mi horno.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...