lunes, 25 de julio de 2011

Salmorejo con huevo duro y berenjena

El otro día estaba yo haciendo salmorejo y justo me llama mi padre, y me comenta (entre otras cosas) que en Córdoba una vez les pusieron el salmorejo con berenjena frita, y me encantó la idea; me la guardé en la libreta de ideas, y hasta más ver. Pero entonces vi que en Memòries d'una cuinera este mes han propuesto el tema de gazpachos y salmorejos, y ésta es la mía para proponeros esta versión. Justo en una revista de verano que me compré ayer (horas antes de empezar a hacerlo) proponían algo parecido, aunque con la berenjena en chips; iba a hacerlo así, pero la mandolina me traicionó y no cortó la berenjena en láminas, me tuve que buscar la vida y cortarla poco menos que en tacos. Para el caso, el resultado me encantó; seguí la receta que ya había usado y mojé las berenjenas fritas a la hora de comerlo, me encantó.

No lo serví con la berenjena en el salmorejo de milagro; preferí dipear cada rebanada y comérmela antes de arremeter con la sopa...
Ingredientes:
  • 500 gr de tomates
  • 250 gr de pan del día anterior
  • 2 huevos duros
  • 1 berenjena pequeña
  • medio vaso de aceite de oliva
  • 2 vasos de agua
  • 2 dientes de ajo
  • un poco de harina para rebozar
  • un poco de aceite para freír
Ponemos a cocer agua con sal y los dos huevos.
Cuando rompa a hervir, contamos 15 minutos y sacamos los huevos, los pelamos y reservamos.
Hacemos una cruz con el cuchillo en la base de cada tomate y los escaldamos un minuto.
Los sumergimos en agua fría y luego los pelamos, los cortamos en trozos y los metemos en el vaso de la batidora.
Sumergimos el pan en agua, lo escurrimos bien y lo añadimos en trozos al vaso de la batidora.
Agregamos el ajo en trocitos.
Echamos el medio vaso de aceite, los dos de agua y una cucharadita de sal y lo mezclamos a conciencia, triturándolo bien.
Guardamos en la nevera hasta la hora de comerlo.
A la hora de tomarlo, lavamos la berenjena y la cortamos en rodajas (cuanto más finas mejor), la enharinamos y freímos.
La escurrimos en papel de cocina.
Repartimos el salmorejo en los boles con el huevo desmigadito y servimos con un plato en el que colocamos la berenjena laminada y frita.
También lleva una cucharada de vinagre de jerez. Gracias, Lidia de la O, por recordármelo, que cabeza la mía. Al menos no se me olvidó echarla, sólo contarlos que lo hice.

10 comentarios:

  1. Muchas gracias por participar en Memòries d0una cuinera! la idea de las chips és fantástica!!! besitos

    ResponderEliminar
  2. Para mi este plato no es nada nuevo, es una auténtica delicia. Me ha sorpendido que no le pusieras vinagre al salmorejo y además que no pusieras la berenjena cortada unas horas antes para que soltara el líquido y quede más crujiente al freír. Pero si te ha salido crujiente te has ahorrado el trabajo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Su, pues yo tampoco lo había visto con el toque de la berenjena!! Que rico!!!!!!!!!!!!! Con lo que me gusta!! lo probaré así alguna vez.
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. me gustan esos chips de berenjena,que delicia,el gazpacho,que te voy a decir,es un imprescindible en esta époco,sensacional.

    CAriños

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que yo nunca he probado el salmorejo, pero tiene una pina estupenda, me pillo la receta.
    UN besín.

    ResponderEliminar
  6. Esto de poner berenjenas para acompañar al salmorejo tengo que hacerlo algún día, tengo que probarlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Qué buena idea la de dipear en el salmorejo con la berenjena, no lo había visto nunca, pero me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. No conocía el de berenjena, la de posibilidades que tiene el gazpacho.
    Muchas gracias por participar en el Memòries.

    ResponderEliminar
  9. ¡Su, qué propuesta más original! ¡Fantástica idea! Besos y feliz día.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...