martes, 6 de diciembre de 2011

Goulash de ciervo con ciruelas pasas

Nos volvemos a dar una vuelta por Croacia, esta vez con un estofado de ciervo. A veces compro las cosas (ragout de ciervo, en este caso) sin pensar cómo lo haré, pensando ya encontraré una receta. Echando un ojo al libro de cocina croata, que tiene una sección de cocina de caza interesante, me encontré tres estofados de gamo, pero me decanté por este goulash, ese plato de carne tan típico y extendido -con variaciones- por el centro de Europa.

Se dieron dos circunstancias a la hora de hacerlo:

  1. encontré nata agria, lo que es punto menos que insólito, no suele haberla en los supermercados españoles; y para más inri, la encontré el mismo domingo que la hice en la gasolinera donde voy a comprar las cosas que se me han olvidado.
  2. El plato lleva enebros, una baya que se usa para aromatizar la ginebra. Como no he encontrado -ni la he buscado, para qué engañarnos- la citada fruta, opté por echar una cucharada sopera de ginebra, para que le diera el saborcito.

Un plato completo con la típica guarnición del este de Europa para los estofados: la pasta.
Ingredientes:
  • un paquete de ragout de ciervo
  • aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 4 lonchas de beicon ahumado
  • 400 ml de caldo de carne
  • nata líquida ligera
  • una cucharada sopera de crema agria (se puede hacer mezclando crema fresca con limón y sal)
  • cintas de pasta
  • Para la marinada:
  • un puñado de ciruelas pasas
  • 4 clavos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de ginebra
  • vino tinto
Ponemos a marinar las ciruelas, el clavo, el laurel, la ginebra y el vino tinto; según el libro, media hora, pero yo lo he dejado una hora para que marinara mientras hacía el resto del guiso.
Secamos la carne de ciervo con papel de cocina (según Julia Child, así no se pierden los guisos en la cocción).
Calentamos aceite en una cocotte y doramos los trozos de ciervo.
Cuando esté dorado, añadimos la cebolla y el beicon y damos unas vueltas.
Agregamos la mitad del caldo (caliente) y cocemos un cuarto de hora.
Añadimos el resto del caldo y seguimos cociendo hasta que esté a medio cocer.
Entonces colamos el vino tinto y lo echamos junto con las pasas en la cazuela y dejamos de cocer hasta que esté tierno (se comprueba que está cocida la carne si puede cortarse con una cuchara o espátula de madera).
Cuando esté tierno, cocemos las cintas de pasta el tiempo que indique el envase.
Echamos la nata y la crema agria y damos un hervor.
Servimos el goulash con la pasta cocida.

13 comentarios:

  1. Buena idea hacer el goulash con ciervo. Una orma diferente de comer la caza.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. TE tengo envidia por lo del ciervo, jejej, me encanta la carne de este animal.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Maeee del amor hermoso que pinta mas rica rica tiene ese plato aqui solo se puede comprar en un hotel que tiene un coto donde se cazan pero yo nunca lo he cocinado ,vamos a comerlo alli y asi no lo tienen en la carta y seguro que esta deluciosoo.
    Me has puesto lis dientes tan largos que cuando pueda ir comprare un trozo para hacerlo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  4. jajaja dí que sí Su, que eres una bloguera con recursos!!! me encanta con su toquecito de ginebra... imposible resistirse... aparte de por lo originalísimo de la receta!!! lo más!! oyeee pero tú a qué gasolinera vas que tienen esas cosas... nata agria en una gasolinera, lo flipo!!! :-) besitos

    ResponderEliminar
  5. Imagina que es una carne que necesita más tiempo de cocción que la ternera, pero lo que es seguro es que ha de estar delicioso con esa salsa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo tengo muchísimas ganas de hacer Goulash, sobre todo desde que mi chico estuvo en Budapets y no lo probó

    ResponderEliminar
  7. Un plato estupendo y muy sabroso. Lo malo es encontrar los ingredientes.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  8. ¡Su, qué delicia de plato has preparado! ¡Con lo rica que es la carne de ciervo! Este plato me parece estupendo para navidades. ¡Un lujo! Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  9. Qué exótico! Un plto contundente y otoñal.. Me encanta!

    ResponderEliminar
  10. En Segovia probé el ciervo, y la verdad es que a mí no me gustó mucho, pero es que tengo que reconocer que la caza y yo no nos llevamos muy bien.
    Aún así, una receta espectacular, y yo si lo cambio por otra carne seguro que me encanta!
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  11. me gusta mucho este plato pero nunca probe esa carne!
    saludos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  12. Mi marido lleva tiempo diciéndome lo de comprar esta carne y no me decido, pero habrá que probarla. El plato se ve muy rico con esa salsita.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Hola, me acabo de hacer seguidora de su blog, me ha gusta mucho.. Enhorabuena!! :). Aquí, le dejo el link de mi blog, para que pueda visualizarlo, y hacerse seguidora. Espero que disfrute... Un saludo.
    http://pitufina22.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...