jueves, 30 de junio de 2011

Dorada en hojas de parra (reto Film & Food)

El reto Film & Food de este mes viene inspirado por Mi gran boda griega y por el dios Dionisos, motivo por el que teníamos que hacer una receta griega. Yo pensaba hacer una con hojas de parra; no las típicas dolmades (hojas de parra rellenas de arroz y carne), porque soy incapaz de hacerlas sin que se me despendole el invento: en mi librito de cocina griega (de una colección de El País) encontré una solución más satisfactoria: salmonetes en hojas de parra. Pero ni en la Boquería vendían salmonetes, porque están carísimos, así que tuve que cambiar el pescado: la dorada también se come en Grecia, por lo que póngame dos doradas de ración, que hojas de parra en salmuera ya tengo en casa. Es una receta fácil, aunque yo la he adaptado según las prisas que tenía, en el libro aparece con más ceremonia.

Yo no me comí las hojas, pero el pescado estaba fino y sutil. La dorada es muy noble...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 doradas de ración
  • 1/2 bote de hojas de parra en salmuera
  • limón
  • albahaca
  • tomillo
  • aceite de oliva
  • sal
Pedimos al pescadero que limpie las doradas de tripas y escamas.
Escurrimos las hojas de parra y las hervimos 3 minutos en la olla exprés a velocidad 2.
Las escurrimos y las reservamos en agua muy fría hasta que se atemperen.
Lavamos las doradas al grifo.
Las rociamos por dentro con zumo de limón y les echamos sal, albahaca y tomillo.
Formamos una hoja grande con la mitad de las hojas de parra de manera que envolvamos la dorada y atamos el paquete con hilo de cocina.
Pasamos por la plancha 5 minutos por cada lado y servimos.
PD Son varios los comentarios sobre dónde conseguir hojas de parra en salmuera (porque frescas aquí es utópico). Yo las compré en un puesto que hay en la Boquería que se llama Symposium y vende productos griegos (al fondo a la izquierda entrando desde la Rambla). Es posible que en Madrid lo podáis encontrar o bien en el mercado de San Miguel (esto es una suposición, porque es un mercado un tanto pijín) o en Lavapiés, habida cuenta de que las hojas de parra se usan en la comida egipcia.

miércoles, 29 de junio de 2011

Lentejas con foie-gras

El otro día entré en el club del gourmet del corte inglés a comprar el café que le gusta al Barbas, y en un pupitre vi una especie de cuaderno gourmet... ¡con recetas! ¡Y era gratis! De ahí he sacado esta pequeña delicia, que ellos ponen como aperitivo; como estoy de rodríguez, no voy a ponerme a hacer cucharitas de aperitivo, sino que me he puesto la cena para mí sola; ya se lo haré al Barbas cuando vuelva, porque le va a encantar seguro. Me encanta cómo quedan las lentejas con verduras con el foiegras, combina y se integra perfectamente. Y como plato único para cenar es una maravilla. Lo he hecho con el foiegras que sobró de las colmenillas del otro día.

Estar de rodríguez implica usar la otra cámara, que saca las fotos más oscuras. Bendito el photoshop, que me permite regularle la luz.
Ingredientes (por persona):
  • 100 gr de lentejas cocidas
  • 1 chalota
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 pimiento verde alargado pequeño
  • un tomate rallado
  • aceite de oliva
  • tallos de cebollino
  • vinagre de jerez
  • foie gras
  • sal y pimienta
  • sal maldon
Picamos la chalota, el pimiento y la zanahoria y lo rehogamos con un poco de aceite y el tomate rallado durante unos 3 minutos.
Pasado ese tiempo, unimos las lentejas escurridas, lo mezclamos bien y ponemos al punto de sal.
Apartamos del fuego y reservamos.
Hacemos una vinagreta (4 de aceite de oliva por cada una de vinagre de jerez, sal y pimienta), la mezclamos con el contenido de la sartén y movemos bien.
Lo ponemos en el plato donde vayamos a comerlo y espolvoreamos con los tallitos de cebollino.
Pasamos el foie por harina (una fina capa) y doramos un minuto por cada lado.
Lo colocamos sobre las lentejas y espolvoreamos con sal maldon.
Servimos.
Si lo hacemos como aperitivo, servimos las lentejas en cucharas de aperitivo, troceamos el foie gras una vez pasado por la sartén y lo repartimos sobre las distintas raciones de lentejas.

martes, 28 de junio de 2011

Arroz con champiñones y calamares

El mes pasado vinieron mi tía y mi prima a casa, y mi tía observó que no tenía reloj de cocina, y se ofreció a hacerme uno. Miré en su blog de punto de cruz a ver qué relojes tenía, y me quedé con uno que ya había hecho para mi tía Marisol, con utensilios de cocina. Le dije: así lo pongo de portada de mi blog. Dicho y hecho. El sábado pasado me lo dio. Es una crack, mi tía, porque además de hacerlo y de ponerle agujas con forma de cuchillo y tenedor, buscó un marco que pegara con los colores del blog. Como en publicidad, la hora marca las 10 y 10, porque dibuja una especie de sonrisa con las agujas, ¿no? Y es que lo que no se aprenda viendo Mad Men...

Y ahora, sabiendo a qué hora cocinamos, os traigo una recetita mitad sana mitad de aprovechamiento, porque tenía media bandeja de champis laminados que si no aprovechaba, se iba a poner mala. No me entusiasman los champis, y siempre busco la manera de disimularlos, y esta receta de la revista comer bien me dio la clave: se le pueden añadir calamares, y así, entre otras cosas, queda redonda en lo que a nutrientes se refiere.

Estos arroces con verduras me quedan caldositos. Lo que en verano no es muy recomendable...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 100 gr de arroz redondo
  • 1/2 bandeja de champiñones laminados
  • 200 gr de anillas de calamar o pota
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 penca de apio
  • 1 cucharada sopera de ralladura de tomate
  • sal
  • 250 ml de caldo de verduras
  • aceite de oliva
  • vino blanco
Pelamos y picamos la cebolla y el ajo; lavamos, limpiamos, y troceamos el apio.
Los rehogamos durante unos minutos en aceite con los champiñones.
Agregamos las anillas y rehogamos hasta que se evapore el agua que suelta el calamar.
Echamos la ralladura de tomate y sofreímos 5 minutos, removiendo.
Rehogamos el arroz con el sofrito, añadimos el vino y dejamos que se evapore.
Echamos entonces el caldo, precalentado en el microondas.
Dejamos cocer 18 minutos, reposamos y servimos.

lunes, 27 de junio de 2011

Salchichas al vino aligeradas

Yo pensaba que con las salchichas al vino, una de mis primeras recetas tanto en el blog como en mi trayectoria, no quedaba nada nuevo por hacer, pero le quedaba el último empujón, el blogosférico. El otro día vi las salchichas al agua con guisantes de Las recetas de Alicia, y supe que ahí estaba la última versión, la de la báscula simpática. Como no se fríen las salchichas, queda más ligero; sin embargo, la cebolla queda hecha a la vez que crujientita. No te diré que me gusta más que el clásico (la cebolla queda pochadita), pero me encanta el punto de esta forma de hacerlo. Eso sí, hay que dejar un poquito de salsa de vino, es la puntilla.

No cambia la guarnición: arroz blanco y rúcula.
Ingredientes (para dos personas):
  • 6 salchichas frescas de cerdo
  • 1/2 cebolla
  • 250 ml de vino tinto
  • 1 pastilla de caldo de ave (o sal)
Laminamos la cebolla con la mandolina y la ponemos en el fondo de una sartén de fondo grueso.
Colocamos encima las salchichas.
Echamos el vino y la pastilla de caldo.
Ponemos a cocer unos 20 minutos.
Servimos con arroz blanco y rúcula.

viernes, 24 de junio de 2011

Mousse edulcorada al aroma de arándanos

El otro día tuve a la familia en casa, y quise hacer un postre sin azúcar, al margen de la fructosa de los arándanos del título, porque no todo el mundo podía tomar azúcar. Sin embargo, no es un postre de dieta, porque la natita del mousse hace de las suyas, no nos engañemos. Para que tuviera un saborcito dulce le eché una cucharada de edulcorante granulado. No sabe rabiosamente a arándanos, por eso sólo tiene aroma, probablemente la próxima vez le eche el doble para que sepa más a esta fruta (que se puede cambiar por moras, frambuesas o la que más os guste). La textura del postre nos encantó y hubo quien repitió, a ver qué os parece...

En vasitos pequeños, porque llena mucho.
Ingredientes:
  • 125 gr de arándanos
  • 1 cucharada de postre de edulcorante granulado
  • 25 ml de agua
  • 3 hojas de gelatina
  • 250 ml de nata para montar
Exprimimos los arándanos en la licuadora, para que salgan sin pieles ni pulpa.
En agua fría metemos la gelatina cortada (para que sea más manejable) 5 minutos.
La escurrimos y la mezclamos con los 25 ml de agua, que habremos calentado en el microondas.
Mezclamos el agua caliente con la gelatina, el zumo de arándanos y el edulcorante.
Reservamos (a ser posible en la nevera) hasta que se empiece a gelatinizar.
Montamos la nata (muy fría) con unas varillas y la mezclamos con la gelatina de arándanos.
Guardamos en un molde al menos dos horas antes de servir.

miércoles, 22 de junio de 2011

Colmenillas rellenas de foie

Le prometí al Barbas que después de los exámenes le haría esta receta. Al pobre le han hecho los ojos chiribitas durante casi un mes, hasta que ayer, aprovechando que era su santo, bajamos a la boquería y compré los ingredientes a tal efecto.

La receta es de Iñaki Oyarbide; hace años sacaron un libro suyo de menúes los de canal cocina, y esta receta está calcada -con las mismas palabras- en algunos sitios de internet, sin decir de dónde la han sacado. Lo de la apropiación indebida es un mal muy extendido, en recetas como en otros ámbitos, sin acreditar a quién se ha afanado.

Yo la he hecho con colmenillas frescas (creo que estamos en temporada); si usáis colmenillas secas, hay que rehidratarlas, por lo que basta que compréis la décima parte del peso que yo indico. Las colmenillas son unas setas de primavera verano, muy delicadas; se estiman mucho en Francia y, aunque son menos conocidas, en España. Similares a la trufa en precio, aunque tienen la ventaja de que se pueden comprar secas y rehidratarse.

Oyarbide no lo dice, pero se recomienda comprar (o hacer) pan para mojar en la salsita...
Ingredientes (por persona):
  • 80 gr de colmenillas frescas
  • 80 gr de foie gras
  • 1 chalota gruesa
  • una nuez de mantequilla
  • medio vaso (de los de vino) de vino blanco
  • medio vaso (de los de vino) de caldo vegetal (o de ave)
  • medio vaso (de los de vino) de nata

Limpiamos las colmenillas al grifo de agua fría y les quitamos el pedúnculo (quedará la abertura por donde más tarde meteremos el foie).
Las escaldamos en agua hirviendo durante 4 minutos y las reservamos, quitando el agua que puedan conservar.
En un bol, removemos el foie gras (a temperatura ambiente) con un tenedor para que quede cremoso.
Con la manga pastelera, metemos el foie en las colmenillas.
En una cazuela de fondo grueso, derretimos la mantequilla y rehogamos la chalota picada durante 2 minutos.
Agregamos el vino y dejamos reducir.
Añadimos el caldo e integramos.
Unimos las colmenillas y dejamos que cueza todo junto unos 5 minutos.
Echamos la nata y removemos el conjunto.
Emplatamos las colmenillas y trituramos la salsa, que echaremos por encima.
Servimos.

En otro orden de cosas, Rous, de Comer especial, que os recomiendo que visitéis porque en él hace de la necesidad virtud, me ha concedido este premio Sunshine Award. Parte del premio consiste en dárselo a otros doce blogs, pero no me veo capaz hoy, 22 de junio de 2011, de elegir. Todos sabemos lo que cuesta mantener un blog de cocina: es un trabajo que se disfruta, en el que metemos nuestra ilusión y esfuerzo. Así que aprovecho para brindar este premio a todos los gastroblogueros que trabajamos por hacer de la blogosfera un lugar, sin duda, delicioso.


lunes, 20 de junio de 2011

Albóndigas de salmón

Antes de conocer al Barbas y venirme a vivir con él a Sant Cugat, yo vivía en Madrid. Todos los años, en mayo-junio, iba a la feria del libro y me dejaba los cuartos, más feliz que un regaliz. Este año, ocho años después, he vuelto a ir. Una de mis tradiciones en la feria del libro es comprar un libro en gallego, y este año ha sido de cocina casera. Ya puedo cocinar en otro idioma (hablarlo es otro tema, pero entender los libros de cocina en gallego, italiano, francés o catalán es relativamente fácil). Tras el frenesí bibliófilo, me eché una siesta de pijama y orinal en casa de mi padre, que llega en un momento dado, abre el libro de cocina por una página al azar y lee albóndigas de salmón. Zas, aunque tenga los ojos cerrados, ya no puedo dormir. Cuando pueda abrirlos, correré a leer esa receta y cuando llegue a casa, la haré, lo tengo claro. Por razones académicas (los exámenes) no he podido publicar todo lo que quería, pero a fe que me estoy resarciendo. A ver si os gustan.

Sólo puedo resistirme a las albóndigas con tomate. Cualquier otro tipo reclama mi atención por sistema. Y las albóndigas, sean como sean, piden a gritos arroz.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 1 cola de salmón (es magra y sin espinas)
  • almendra molida (yo la uso de repostería, por lo que hay que añadir sal)
  • aceite de oliva
  • zanahoria
  • vino blanco
  • sal
  • 1 huevo
  • harina
  • cebolla
  • tomate rallado
  • un chorro de coñac
  • perejil
  • agua o caldo (vegetal o de pescado)

Quitamos la piel de las colas de salmón, lo picamos (a cuchillo, tijera o robot, como más nos guste), lo ponemos en un cuenco con el huevo duro, el coñac y la almendra y mezclamos con las manos; si queda blando, echamos más almendra.
Hacemos las bolitas, las pasamos por harina y las freímos.
Las escurrimos de aceite y en la sartén donde las hemos frito rehogamos la zanahoria y la cebolla.
Añadimos el tomate rallado, sofreímos unos minutos y añadimos el vino blanco y el caldo o el agua con sal.
Hervimos con las albóndigas en la cazuela durante un cuarto de hora y servimos todo con arroz blanco.

sábado, 18 de junio de 2011

Productos Espuña IV: lenguado al estilo del Serrallo

Esta receta la vi en un libro del cocinero de TV3 Isma Prados. Cuando leí el nombre, pensé que un serrallo es un harén de oriente, y me figuré que tenía que ser un harén muy liberal, si comían jamón; más tarde supe que el Serrallo es el barrio de pescadores de Tarragona, y ahí se explica todo... Para el caso, es una receta bastante rica, donde el lenguado se mezcla (insólitamente) con el jamón. Llevaba mucho tiempo queriendo hacerla, y la ocasión la han pintado calva... He usado las lonchas jamón curado bodega extrafinas y los hilos de jamón Espuña.

Espero que os guste la guarnición de pasta...
Ingredientes:
  • 1 lenguado de playa, con las espinas y la cabeza aparte
  • un puñado de almendras saladas marcona
  • dos lonchas de jamón curado bodega extrafinas Espuña
  • hilos de jamón curado Espuña
  • aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 50 gr de fideos de fideuà
  • un vaso de caldo (de verdura o caldo)
En una sartén antiadherente doramos la cabeza y las espinas del lenguado hasta que estén doraditas.
Añadimos un vaso de caldo y bajamos el fuego y cocemos a fuego lento unos 20 minutos.
Montamos los lomos de lenguado de dos en dos, con una pizca de pimentón entre ellos, y los envolvemos con el jamón como si fuera una bufanda.
Hacemos los lomos de lenguado a la plancha y reservamos.
Doramos la almendra en el aceite; añadimos el jamón y el pimentón y cocemos 10 segundos.
Mojamos con el caldo de lenguado y agregamos los fideos de fideuá.
Ponemos los lomos con la guarnición y servimos.

viernes, 17 de junio de 2011

Productos Espuña III: macarrones con chorizo y champiñones

Los macarrones con chorizo y champiñón son uno de los clásicos de mi cocina, aunque nunca los haya publicado; todo empezó con una receta de canal cocina de champiñón relleno, que fui transformando con el tiempo hasta el momento de convertirlos en un plato de pasta que, por tanto, tenía todos los elementos nutritivos. Los hilos de chorizo Espuña se integran mejor en el plato, por lo que creo que me quedo con esta última modificación del plato...

Al Barbas le gusta con pasta corta, por lo que macarrones al canto...
Ingredientes:
  • 50 gramos de macarrones
  • media bandeja de champiñones laminados
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • zumo de limón
  • vino blanco
  • chorizo en hilos espuña
  • aceite de oliva
Cocemos los macarrones en agua salada el tiempo que indique el fabricante.
Mientras, en una sartén ponemos a rehogar el ajo; cuando empiece a cambiar de color, le añadimos el chorizo y, cuando también cambie de color, el champiñón.
Rehogamos unos minutos.
En un vaso exprimimos el limón y el espacio que sobre lo rellenamos con vino blanco.
Echamos esto en el rehogado y cocemos hasta que empiece a reducir el líquido.
Espolvoreamos con perejil y lo mezclamos con los macarrones.
Servimos.

jueves, 16 de junio de 2011

Productos Espuña II: truchas a la navarra

Siempre supe que, cuando me mandaran el lote de productos Espuña, uno de los platos sería truchas a la navarra: está buenísimo, y me encanta cómo se integran el jamón y la trucha. Y veréis que no es nada difícil. Con las medias lonchas extrafinas de jamón curado bodega Espuña (que entran mejor dentro de la trucha) tienes un manjar.

Como soy un poco maniática, me gusta hacer este plato con truchas asalmonadas...
Ingredientes:
  • 2 truchas asalmonadas
  • jamón curado bodega espuña en medias lonchas extrafinas
  • harina
  • aceite de oliva
Pedimos al pescadero que nos limpie las tripas de la trucha.
Las rellenamos con las medias lonchas extrafinas espuña (al ser medias lonchas, es más fácil meterlas).
Cerramos con un palillo (no siempre entra bien, la trucha es resbaladiza).
Pasamos por harina y freímos.
Servimos.

martes, 14 de junio de 2011

Productos Espuña I: saltimbocca a la sancugatenca


La empresa Espuña me hizo llegar algunos de sus productos (tres muestras distintas de jamón curado bodega más hilitos de jamón y chorizo) para que hablara de ellos como consumidora y os trajera alguna receta. Como yo me paso o no llego, hice cuatro, una detrás de otra (en días sucesivos), con la intención de publicarlas después de los exámenes, y os hablara de sus productos.

En general me han dejado muy satisfecha; el jamón y el chorizo en hilos me parecen una presentación idónea para cocinar con ellos, casi mejor que los taquitos, pues se integran mejor en el plato. Respecto al jamón bodega, el estándar me encanta tanto para cocinar como para bocadillo; los extrafinos son más útiles para la cocina, porque tienen una presentación más sutil, aunque lo de separarlos del separador de plástico no resultaba tan sencillo como el jamón bodega estándar. Sin embargo, debo decir que, salvo necesidad puntual, me quedaría con el bodega estándar, quizá porque lo he visto en las tiendas y los otros no.

El primer plato (los restos van en sucesivas entradas), los saltimbocca a la sancugatenca, se basa en los saltimbocca a la romana, un rollito de filetín con jamón; como suele salir un poco desabrido, le introduje unos cambios, y el resultado fue por demás satisfactorio; de hecho, al Barbas le gusta más mi versión de Sant Cugat que la original romana.

A los pocos días la hice con vino tinto, y está todavía mejor.
Ingredientes:
  • 2 filetes de añojo (en realidad, se hace con filetitos, pero yo eché la casa por la ventana)
  • jamón curado bodega espuña
  • 1 calabacín
  • aceite de oliva
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1 pastilla de caldo de carne
  • hierbas provenzales
Lavamos el calabacín, le cortamos los extremos y lo cortamos a lo largo en tiras con la mandolina.
Reservamos las más finas y reservamos las restantes.
En cada filete ponemos una loncha de jamón curado espuña y una o dos lonchas de calabacín (según el tamaño de los filetes).
Los enrollamos y ensartamos con un palillo para que no se desbarate.
Cortamos el resto del calabacín en dados.
Doramos los rollitos (en adelante, saltimbocca) por todos lados y reservamos en lugar cálido (yo los dejo en el horno a 50º).
Mientras, en la sartén rehogamos el calabacín en daditos.
Agregamos el vino, las hierbas y el caldo de carne y dejamos que reduzca.
Añadimos los saltimbocca, damos un hervor y servimos.

viernes, 10 de junio de 2011

Tarta fría de mascarpone, salmón ahumado y espárragos trigueros (concurso Cocinando con Lazy Blog)

La tarta lleva hecha varios días, pero he tenido exámenes, me he concentrado poquísimo y no era cuestión de publicarla, aunque no sería por falta de ganas. Con esta receta participo en el concurso Cocinando con Lazy Blog, que, como sabéis, lo hace con motivo de sus cuatro años de blog y está patrocinado por Artemática producciones, Carne Villa María, Boffard, I love aceite y Pyrex. El concurso consiste en hacer (o versionar) una receta que él hubiera hecho. Qué difícil, ¿eh? Sin embargo, a los pocos días él publicó sus espárragos auténticos con mousse falsa de salmón y mascarpone. Que se resista quien pueda. Al principio la probé en una tosta, y está tremendo, pero entonces decidí darle la vuelta de tuerca que os traigo hoy... A ver si os gusta.

El enrejado ha salido con doblete de espárragos en algunos casos, pero me encantó el aspecto que quedó...
Ingredientes:
  • 1 masa refrigerada de pasta brisa Giovanni Rana
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 100 gr de salmón ahumado
  • 1 tarrina de 250 gr de mascarpone
  • aceite de oliva
Mezclamos a conciencia el mascarpone con el salmón cortadito.
Precalentamos el horno a 180º.
Colocamos la masa en el molde que vayamos a usar.
Pinchamos la superficie para que no suba al cocer.
Ponemos por encima papel de horno y judías para que hagan peso.
Cocemos 20 minutos y entonces sacamos el papel con las judías y cocemos 5 minutos más.
Sacamos y dejamos enfriar.
Cuando se haya enfriado, rellenamos la tarta con el mascarpone con salmón y reservamos en la nevera.
Cuando vayamos a servir, pasamos los espárragos por la plancha y los disponemos en forma de rejilla y servimos.

lunes, 6 de junio de 2011

Ensalada Merkel con pepino español y aliño de tzatziki

Sé que soy una malvada total y que no estoy contestando a todos vuestros comentarios, la verdad es que se me acumula el trabajo fuera del blog, y a todo llego tarde, espero me perdonéis. Sin embargo, y a pesar de la guerra que este finde han dado los PCs que tenemos en casa (hay historias que no se acaban nunca), me sumo a la campaña bloguera por el pepino español, en apoyo a los agricultores.

Como sabéis, en la zona alemana de Hamburgo se ha detectado un brote de la bacteria E. coli, y todavía, dos semanas después, no saben de dónde sale. Pensaron en principio que venía de los pepinos españoles (en cuyo caso, aquí ya la habríamos palmado unos cuantos), pero más tarde se desechó esta hipótesis; para el caso, el mal al sector agrario español ya estaba hecho. Se movilizó el tema (yo lo he visto en twitter) para publicar hoy, 6 de junio de 2011, una receta con pepino español, y pensé hacer una ensalada de claro corte alemán (salchichas de cocktail y patata) con pepino español. Y de repente se me ocurrió que podía ir bien con tzatziki, la salsa griega de pepino; como no la encontré preparada, la hice con estas manitas y mi batidora y (cómo no), otro pepino español, en un guiño a los griegos. La verdad, yo creo que con vinagreta de mostaza (que era mi idea inicial) no habría quedado tan buena...

La salsa parece sopa, me salió abundante y fluida.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 1 pepino
  • 1 patata grande
  • 200 gr de salchichas alemanas de cocktail
  • Para el tzatziki:
  • el zumo de media lima (el original dice un limón, pero yo sólo tenía lima, que es más ácida, por lo que sólo usé media)
  • 1 yogur griego
  • medio pepino
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • sal
Pelamos y cocemos la patata hasta que se pueda dividir con el tenedor.
Lavamos el pepino, le cortamos los extremos para que no amargue y lo pelamos.
Lo cortamos en 4 a lo largo y en rodajas a lo ancho.
Cortamos las patatas en trozos que se puedan comer.
Escurrimos las salchichas del líquido de conservación.
Mezclamos los ingredientes en la ensaladera y procedemos a hacer el tzatziki.
Lavamos, cortamos el extremo y pelamos el medio pepino y lo troceamos.
Lo ponemos en el vaso de la batidora con el ajo pelado, el yogur griego, el zumo la sal y el aceite y lo mezclamos bien con la minipímer.
Salseamos la ensalada y servimos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...