viernes, 30 de septiembre de 2011

Filetes grises, huevo frito con churrusquitos y patatas palo + 1 pimiento verde frito (Reto Film & Food)

El reto de este mes de Film & Food viene de la mano de la película Hook, y nos instaban a hacer nuestro plato favorito de niños. Cuando lo leí, pensé que ya había publicado algunos de mis platos favoritos, pero entonces me acordé de que había tres tipos de preparación que me encantaban, y por eso presento este plato combinado (que también me encantaban):
  • los filetes grises en realidad son filetes de babilla (se lo tuve que preguntar a mi madre), y los llamaba filetes grises (aunque es inexacto) porque era el color más extendido por el filete;
  • huevos con churrusquitos son huevos con puntillas, como en la foto; desde que el Barbas (que es quien fríe los huevos en casa) vio que mi madre me los hacía con puntillas, siempre se esfuerza por hacerlos como me gusta;
  • patatas palo son en realidad patatas a la francesa; de pequeños llamábamos a las patatas por su presentación patatas palo, patatas hoja (chips) y patatas piedra (cocidas).
  • El pimiento verde es una concesión a mi edad adulta.

Creo que, dentro de que me encantaba esta comida, creo que me acojo al espíritu del evento al llamarlo como lo hacía entonces. Todavía no he perdido las canicas...

En su simplicidad, un placer de dioses.
Ingredientes (por persona):
  • 1 bistec de babilla
  • 2 huevos
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 patata mediana
  • aceite para freír
  • sal
Pelamos la patata a la francesa (en palos) y la freímos en parte del aceite caliente.
En el mismo aceite (y con la sartén tapada para que no nos salte) freímos el pimiento verde.
Freímos el huevo en aceite caliente para que salgan las puntillas.
Con parte del aceite de freír el huevo hacemos el filete en la plancha.
Servimos como un plato combinado y disfrutamos como críos.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Berenjenas rellenas de salmón ahumado

Cuando el año pasado nos quedamos tirados tres días en París, en parte nos dedicamos a la vida gourmet (probar restaurantes); y, entre otras cosas, me compré un libro sobre comida de bistrot. El citado libro se quedó muerto de risa unos meses hasta que lo desempolvé el otro día para homenajear al Barbas y a su hijo; tras babear un rato, me quedé con esta receta, y a los chicos les encantó; lo curioso es que al hijo del Barbas no le gustan ni la cebolla, ni el ajo ni el tomate, pero cuando les pregunté si les había gustado, me contestó: bueno, es que la cáscara no se come. Así da gusto cocinar, ¿no?

Es un plato que vale para el verano... o para ciertos festejos, con el salmoncito ahí...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 1 berenjena hermosa
  • albahaca
  • 100 gr de salmón ahumado en lonchas
  • 1/2 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • pulpa de tomate
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
Precalentamos el horno a 180º.
Partimos las berenjenas por la mitad a lo largo, las salpimentamos y las pinchamos con un tenedor.
Regamos con un poco de aceite de oliva.
Ponemos papel de aluminio en la plancha del horno y cocemos durante 40 minutos.
Extraemos el contenido de la berenjena asada con una cuchara con cuidado de no romper la piel, que guardamos para el emplatado.
Cortamos gruesa la carne de la berenjena y la escurrimos apretando la carne de la berenjena (en el libro sugieren usar un colador, pero de esta manera tan expeditiva sale mejor el agua).
Ponemos a sudar la cebolla y el ajo sin que lleguen a dorarse.
Agregamos la pulpa del tomate y la berenjena y condimentamos con la albahaca, salpimentamos y dejamos cocer a fuego lento entre 15 y 20 minutos.
Rellenamos la cáscara de las berenjenas con esta farsa y echamos un chorro de aceite y agregamos el salmón ahumado por encima y un poco más de albahaca.
Según el libro, hay que dejarlo dos horas en la nevera enfriando antes de poner el salmón, pero yo lo serví al momento, y lo dicho: sólo dejaron la cáscara, "y porque no se come":

lunes, 26 de septiembre de 2011

Trinxat de la Cerdanya

El otro día lo probamos en un restaurante, y me gustó, lo que a priori podría sorprenderme, porque el repollo no es santo de mi devoción; pero tenía 3/4 de un repollo en el congelador y no veía yo claro lo de darle salida; pero encontré una receta muy fácil en este blog (a raíz de encontrar la receta me quedé en él para los restos), la hice y, desde luego, cuando vuelva a comprar repollo, será para hacer otro trinxat, aunque el repollo no tenga denominación de origen la Cerdanya, sale muy bueno.

Se supone que es un plato invernal, pero yo tengo el termostato interno mal regulado...
Ingredientes:
  • 3/4 repollo
  • 1 paquete de beicon en tiras
  • 2 patatas grandecitas
  • 1 diente de ajo
  • sal
  • 1 pastilla de caldo
En la olla rápida cocemos 7 minutos el repollo troceado y las patatas peladas y cortadas en trozos con la pastilla de caldo.
Los escurrimos en un colador y con un cucharón de acero los aplastamos a conciencia.
En una sartén ponemos aceite de oliva y doramos el ajo, que sacamos cuando esté dorado.
En el mismo aceite hacemos las tiras de beicon (con la tapa puesta, para que no salpique).
Lo escurrimos sobre papel de cocina y reservamos.
En la sartén echamos el contenido del colador (el repollo aplastado con las patatas) y lo hacemos hasta que se dore por todas partes (a mí se me desglosaba, pero luego vuelve a integrarse bien).
Servimos en un plato de manera que parezca una tortilla con el beicon por encima.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Espárragos con huevos y anchoa

Esta ensalada la adapté a partir de una sacada de la revista comer bien: simplemente amplié la presencia de las anchoas y el huevo duro. Es sencillísima y da un estupendo resultado. Usé a mi familia de conejillo de Indias, y la verdad es que les gustó, incluso me dijo mi hermano qué pena, se me ha olvidado hacerle la foto.... Tengo a toda la familia en vilo con las fotos de recetas, hay que ver.

La presentación se presta a lo fácil, ¿no?
Ingredientes:
  • una lata de espárragos blancos
  • 1 lata de anchoas en aceite
  • 1 huevo duro por comensal
  • aceite de oliva
  • vinagre balsámico
  • sal maldon
Cocemos los huevos 12 minutos en agua con sal.
Los pelamos, picamos y reservamos.
Sacamos las anchoas de la lata con la menos cantidad de aceite posible.
Alineamos los espárragos, escurridos, en el plato.
Ponemos las anchoas sobre los espárragos y espolvoreamos el huevo duro por encima.
Hacemos la vinagreta y la echamos por encima y servimos.
También es posible -si el aceite de las anchoas es bueno- hacer la vinagreta con el aceite de las anchoas, en cuyo caso tampoco usaríamos la sal maldon.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Ensalada con pimientos y gulas y un premio

Hoy os traigo una ensalada sencillísima del libro 4x20 de canal cocina; la hice el día del santo de mi padre (hace casi 3 meses, pero en esto de publicar se me acumula el trabajo) y fue un exitazo. Aunque luego la he repetido, la foto de este post es de ese día, la hizo mi hermano Yorch.
Es fácil y quedas estupendamente con las visitas.
Ingredientes:
  • 1 paquete de gulas
  • 1 lata de pimientos del piquillo
  • 1 bolsa de lechugas variadas
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva
  • zumo de medio limón
  • sal
Pelamos y fileteamos los ajos.
Cortamos los pimientos en tiras.
Doramos los ajos en una sartén con un poco de aceite, incorporamos los pimientos y las gulas y salteamos.
Hacemos una vinagreta con el aceite, el zumo de limón y la sal.
Aderezamos las lechugas con la vinagreta.
Mezclamos la ensalada con el contenido de la sartén y servimos.

En otro orden de cosas, ¡he ganado el concurso de canal cocina de pepino español! Me llegó ayer un email, de repente lo vi en el teléfono y se me cambió la cara. El premio es una bolsa oficial de canal cocina con una rodaja de pepino español estampada (al parecer está personalizada, cuando me llegue le hago la foto de rigor) y el libro de Sergio Fernández Cocinamos contigo, que tenía muchas ganas de pillármelo, aunque el menda se pase el día enmendando la plana al personal. Y en no tangibles, ¡¡¡un subidón de autoestima que no os podéis imaginar!!!
Yo soy la usuaria Hornosu.

martes, 20 de septiembre de 2011

Productos maheso

Maheso tuvo la cortesía de mandarme unos cupones de sus productos para que los probara; la mayoría (salvo las porras, que cayeron antes) los probé en tiempo de exámenes, porque son productos que me vienen muy bien cuando no tengo ojos más que para las asignaturas.
Porras o churros XXL: como no los encuentro en las churrerías locales, los encuentro en el supermercado... Aquí presentados con azúcar, a la mexicana.
La verdad, es un sabor parecido al de las porras de toda la vida, con la ventaja de que se pueden hacer en el horno o la tostadora, con lo que no tendrán tanta grasa (fuera de que la porra es grasienta de por sí). Ideal cuando tengas antojo de porras churros y similares (tengo ganas de probar los churros, mira tú).
Lo serví con unos lomos de lubina a la plancha, para asegurar el plato equilibrado.
Me encanta la tempura de verduras, y el sabor de la tempura maheso está muy logrado, aunque el principal inconveniente es estético: no tiene los churritos de masa propias de la tempura de verduras. Son muy fáciles de usar, y tienen el tamaño exacto para comer con palillos, además de las verduras que me gusta encontrarme en una tempura de verduras.
En el horno o en freidora.
Me han gustado mucho, y como se pueden hacer en el horno sin perder sabor pero perdiendo grasa, son una gran opción con un gazpacho para cenar una noche sin ideas. Acierto total. La salsa barbacoa, correcta (opinión del Barbas, yo como los nuggets a palo seco).
No soy yo muy amiga de la comida china, y debo decir que son los primeros rollitos de primavera que me como en mi vida. No me han entusiasmado, pero vamos, es una opinión personal derivada de mi falta de afición por esta cocina. Al Barbas le parecieron correctos, salsa incluída. Había también un bono descuento para unas croquetas de jamón, pero no las encuentro por ningún lado, y eso que he mirado varias tiendas...

domingo, 18 de septiembre de 2011

Cordero al horno

Yo antes hacía el cordero asado como digo aquí, pero con el verano vino el hijo del Barbas, y resolvimos recibirle con cordero asado. Pero preferí cambiar de receta, y la verdad nos quedamos los tres epatados, de manera que creo que me paso a ella sin remedio: queda muy crujientito y como de asador castellano. Lo hice con aceite en vez de con manteca de cerdo y las patatas aparte. Tarda más que el otro, eso sí, pero vale la pena el cambio. La saqué de un coleccionable de El País sobre la cocina española según los ingredientes.
El cordero nunca me sale fotogénico, pero sí muy bueno.
Ingredientes:
  • una pierna de cordero
  • aceite de oliva
  • sal
  • un vaso de agua
Precalentamos el horno a 170º y metemos en la parte baja un recipiente lleno de agua.
Impregnamos el cordero con la sal y el aceite y lo ponemos en una fuente amplia con la piel hacia arriba.
Asamos durante una hora y cuarto.
Añadimos un vaso de agua y asamos otra hora y cuarto.
Sazonamos la pierna, subimos la temperatura (a 200, en mi caso) y asamos media hora más.
Servimos en la fuente de horno con patatas y ensalada.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Magdalenas de chocolate

Gracias por todo vuestro apoyo. La entrada de hoy es para demostrar que ya tengo el horno plenamente operativo otra vez (¡bieeen!), y no se me ocurrió otra cosa para demostrarlo que coger un poco del chocolate que había en la nevera y hacer estas magdalenas de chocolate, a las que tenía muchas ganas, pero que no me decidía. Y ayer por fin cayeron, para estrenar la resistencia nueva (que, como mi horno es muy antiguo, es una compatible de otro modelo de horno, creo que no me quedan muchas oportunidades de renovar las resistencias) y probar que, de momento, este blog no se va a llamar La Cocotte de Su. La receta la saqué (como la anterior) del primer libro de canal cocina, uno con los que empecé a aprender de qué va esto, aunque cambié el chocolate rallado por el fundido y ahora me he dado cuenta de que se me olvidó echarle sal (por eso no lo pongo en la nómina de ingredientes)...
En la foto hay 11 magdalenas porque una no estaba presentable y tuve que sacrificarla... comiéndomela.
Ingredientes (para 12 magdalenas):
  • 200 gr de chocolate sin leche
  • 250 gr de harina
  • 100 gr de azúcar
  • 200 ml de leche semidesnatada
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 3 cucharaditas moka de levadura en polvo
  • 1 huevo
Fundimos el chocolate en el microondas (unos 5 minutos a 450W).
Precalentamos el horno a 180º.
En un bol mezclamos el huevo batido con la leche y el aceite.
Añadimos la harina, la levadura y el azúcar y mezclamos bien.
Echamos el chocolate fundido y volvemos a mezclarlo muy bien.
Echamos la masa en las cápsulas de papel rizado.
Horneamos 25 minutos, dejamos enfriar y disfrutamos.

martes, 13 de septiembre de 2011

Picantón en pepitoria

Amanecimos ayer con noticias adversas: se me ha roto el horno. El que da nombre a este blog y donde me hago las tostadas de cada mañana. Precisamente había sacado un picantón del congelador para hacerlo cochifrito, pero sin horno, ya me contarás. Cambio de plan y tengo que ir a hacer la compra, pero de momento uso lo que tengo en casa. Precisamente, esta receta de canal cocina (del primer libro que sacaron) me ha venido muy bien. La hice hace un montón de años y ayer tuve que repetirla. La verdad es que ha valido la pena cambiar el menú (cambiar la resistencia del horno será un poquito más caro, espero que no tarde en llamar el menda), en parte porque he hecho un plato que en Madrid se tomaba mucho, aunque con gallina, que era más grande y tardaba más. Yo lo he hecho en cocotte, que queda tremendo... A ver si os gusta.
Normalmente haría esta receta con muslos, pero la necesidad ha hecho que use el bicho entero.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 1 picantón limpio
  • 1/2 cebolla morada
  • aceite de oliva
  • 1 vaso (de vino) de jerez
  • 200 ml de caldo de ave
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos duros
  • 1 puñado de almendras
  • 1 pastilla (o cacito) de caldo de ave
  • 1 patata grande
  • 1 pimiento verde pequeño
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • harina de trigo
Partimos el pimentón en cuatro cuartos con unas tijeras de cocina, los pasamos por la harina y los doramos en la cocotte con aceite de oliva.
Los sacamos y rehogamos la cebolla; cuando empiece a transparentar, volvemos a echar el pollo y agregamos el jerez.
Cuando rompa a hervir, echamos el caldo por encima y cocemos a fuego muy lento.
Mientras, doramos un ajo y lo echamos al mortero con el huevo duro picado y las almendras.
Las molemos cuanto podamos y agregamos el cacito knorr de ave, volvemos a mezclar y lo añadimos al guiso.
Mientras cuece a fuego lento, pelamos las patatas y las cortamos a la francesa; cortamos también los pimientos rojo y verde a lo largo y lo freímos en una sartén aparte.
Escurrimos después de freír en papel de cocina.
Para servir, echamos dos cuartos en cada plato con un poco de salsa y acompañamos con las patatas, y ponemos una salsera aparte.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Ensalada caprese

Esta ensalada de la isla de Capri es sencillísima y está muy buena. Yo la suelo hacer si después sólo como pasta, por aquello de portarme bien...

Antes hacía la receta en brochetitas, pero hay emplatados para todos los gustos...
Ingredientes:
  • 1 tomate
  • mozzarella
  • aceite de oliva
  • albahaca
Cortamos el tomate en rodajas y la mozzarella.
Disponemos las rodajas alternadas en el plato.
Espolvoreamos la albahaca y aliñamos con el aceite y servimos.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Barcas de pepino español rellenas de deconstrucción tibia de gazpacho con cubierta de rulo de cabra

No suelo participar en concursos, porque me agobio mucho y yo cocino por placer, pero cuando el evento aquél del pepino español me quedé con el gusanito de hacer barcas de pepino rellenas, y aunque hay un antecedente en mi cocina (que no publiqué), pensaba en algo como esto. Hasta el mismo día de hacerlo me pregunté si estaría mejor el queso a la plancha u horneado (no he probado la variante con el queso a la plancha). Con este título tan largo he participado en el concurso de recetas con pepino español de canal cocina.
Vale, no es un queso muy ligero, pero tiene tanto carácter, que presta un sabor muy rico a la receta.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 pepinos españoles
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 pimiento verde
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas de pulpa de tomate
  • Vinagre de jerez
  • 1 queso rulo de cabra
  • Sal y pimienta
  • Pan rallado (opcional)
Lavamos los pepinos.
Cortamos los extremos del pepino para no amarguen y cortamos los pepinos por la mitad a lo largo.
Con un pelador, cortamos una capa de la piel de cada medio pepino para que la barca no se mueva en la bandeja o el plato.
Extraemos la pulpa del pepino con cuidado de no romper las barcas.
Mezclamos la piel del pepino con la pulpa del tomate en la batidora y reservamos.
Ponemos aceite en una sartén y rehogamos la cebolla y el ajo picados.
Cuando empiecen a transparentar, añadimos los pimientos picados y pochamos todo junto un rato.
Sazonamos y añadimos el zumo de pepino y tomate que habíamos reservado y damos un hervor.
Añadimos el vinagre y damos otro hervor.
Si esta farsa estuviera demasiado líquida como para rellenar las barcas de pepino, apelmazamos con un poco de pan rallado.
Ponemos el horno a tope en la función de gratinar.
Rellenamos las barcas de pepino y ponemos el queso en discos sobre ellas.
Metemos al horno hasta que se dore el queso en el punto que nos guste.
También es posible dorar el queso en la sartén y ponerlo tostado encima de las barcas, en cuyo caso no hace falta hornear.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Cazuela de patatas, hongos y huevo

Últimamente estoy que lo tiro con los hongos. Pero es una manera realmente sencilla de hacer feliz al Barbas, que es uno de los motivos por los que empecé a cocinar en serio hará cosa de ocho años. Ésta la vio el propio Barbas en el libro de Arguiñano, y le hicieron los ojos chiribitas. Hay que decir que el libro de Arguiñano es el fondo de armario perfecto, hagas lo que hagas de él siempre quedas bien. Y esta receta no fue la excepción. Además, aprovechamos parte de la trufa negra que trajo de Istria, como digo siempre, qué sufriditos somos. Con esta penitencia vuelvo al blog tras los exámenes que ¡aleluya! se acabaron, ahora queda el calvario de esperar las notas. pero las penas con platos como éste son menos.

La hice en cazuela de barro (debidamente tratado por el sutil procedimiento de frotarla con un ajo), que vale tanto para fogones como para horno; puede tener de inconveniente que hay que tener todos los ingredientes listos para que no se queme, porque el barro conserva muy bien el calor.
Ingredientes (por persona):
  • 2 chalotas
  • 1 diente de ajo
  • 2 patatas pequeñas
  • 3 ó 4 setas de chopo
  • un racimito de setas de flor
  • 1/2 trufa negra en conserva
  • 1 huevo
  • aceite
  • un vaso (de vino) de vino blanco
Picamos las chalotas y el ajo y las rehogamos en la cazuela con un poco de aceite.
Añadimos las patatas (peladas y laminadas con el pelador) y sazonamos (yo aprovecho este momento para salar).
Damos unas vueltas y agregamos las setas (las de flor desracimadas y las de roble desglosadas con la mano).
Mezclamos con la cuchara de madera y agregamos la mitad de la trufa cortada en trocitos.
Echamos el vino blanco y dejamos cocer unos 10 minutos.
En este momento ponemos el horno a precalentar a 200º.
Echamos el huevo (yo lo eché desde una taza para que no se rompiera la yema antes de tiempo) y la trufa rallada por encima y metemos al horno 2 minutos a mitad del horno.
Comprobamos que esté cocido, y si no fuera así, lo colocamos en la parte de arriba del horno 2 minutos más y servimos en la propia cazuela de barro.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Champiñones a la trasteverina

Van tres libros de cocina regional italiana que me trae mi padre. En italiano, que es parte del chiste, aunque a veces tarde un poco en enterarme de qué ingrediente es. En este caso estrenamos el libro de cocina romana; usé los champiñones del título en esta receta del Trastevere romano, aunque el libro especifica que son funghi porcini, es decir, boletus edulis.
Como plato único... o en un plato de pasta.
Ingredientes:
  • 1/2 bandeja de champiñones en rodajas
  • pulpa de tomate
  • cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso (de vino) de vinagre blanco
  • apio
  • perejil
  • tomillo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
Rehogamos los champiñones en la mitad del aceite; con la otra mitad rehogamos el ajo y la cebolla picados.
Cuando el sofrito esté listo, añadimos el vinagre y, cuando se evapore, la pulpa de tomate, sal y pimienta.
Tras un cuarto de hora cociendo, agregamos los champiñones y mezclamos bien para que se mezclen los sabores y servimos.

viernes, 2 de septiembre de 2011

¡Llegó el AIG 2011!

Llegó uno de los hitos del año. Esta vez la anfitriona del Amigo Invisible Gastronómico 2011 es Jo, de Mis recetas bordadas, la organizadora del esperado evento; como el año pasado, Carol, de Design with love, ha hecho el cartel, que a mí me parece muy alegre. Si queréis ver las bases, podéis hacerlo en este enlace.

A mi AIG, decirle que me encantan los moldes, los libros de cocina regional (tengo algunos, debo admitir) o cocina del mundo; me gustan los moldecitos para hacer pasta (raviolis y así), pero sé que lo harás con todo tu cariño y te agradezco el esfuerzo de antemano...

jueves, 1 de septiembre de 2011

Revuelto de verduras

Me encantan los revueltos: son ligeros, están ricos y te resuelven una cena. Aparte de por no aburrir al personal, me pregunto por qué no los hago más. Este en concreto lo vi en la revista comer bien hace un montón de meses, y el otro día lo puse en práctica. A ver qué os parece.

Y con el pan, plato del todo equilibrado.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 huevos
  • espárragos trigueros
  • ajetes
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • nata líquida 18% mg
  • aceite de oliva
  • 2 rebanadas de pan de molde integral
  • sal
Quitamos la parte leñosa de los espárragos y los cortamos en trozos.
Lavamos el pimiento, retiramos las semillas y nervaduras y lo cortamos en tiras.
Cortamos los ajetes limpios en rodajas.
Calentamos un poco de aceite en una sartén y salteamos los espárragos.
Cuando empiecen a dorarse, añadimos los ajetes y el pimiento, salpimentamos y rehogamos hasta que las verduras estén blanditas.
Cascamos los huevos en un bol, añadimos la nata, sazonamos y batimos.
Cuando las verduras estén en su punto, agregamos la mezcla de huevos y cuajamos, sin dejar de remover, hasta que estén cremosos.
Tostamos el pan y lo cortamos en triángulos.
Repartimos el revuelto en los platos y lo servimos caliente, acompañado del pan tostado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...