viernes, 30 de diciembre de 2011

Feliz 2012

Me había propuesto publicar alguna receta, pero a la hora de la verdad, las vacaciones son muy ricas, y no lo he hecho. Me ha dado un poco de mono al ver algún blog, pero se me ha pasado rápido (jeje). Sin embargo, quiero agradeceros a los que me habéis felicitado las fiestas y el año y hacer lo propio: que paséis una estupenda Nochevieja y que se nos arregle un poco la vida a todos en este año 2012, a pesar de las predicciones de los agoreros de toda índole.

El curso del horno (y del proyecto Cordon Bleu) vuelve el día 9 con recetas (muchas llevan tiempo queriendo ser publicadas), hasta entonces espero que tengáis unos días muy gourmets, que los Reyes os colmen de regalos y que disfrutéis con vuestros amigos y familia.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Cocadas o escarpats de coco (Reto Film & Food)

Hoy es dia de publicacion en Film & Food, que este mes (bimestre seria mas correcto) viene dada por el libro recetas y confidencias y consiste en hacer unas galletas cuya receta te habra dado otro bloguero. Yo he hecho la que me envio Alba Colominas, del blog La flor del cacau. Como las hice dos dias antes de venirme a Mexico, no hice muchas y las comparti con mi cunyada, que me dijo que eran como las cocadas de Guate, de ahi el nombre de la entrada. Aunque Alba me puso otras raciones, use solo un huevo y el resto de ingredientes en consonancia.

Estas galletas de coco son para muy golosos, tiene mucho azucar...
Ingredientes (salen 6 galletas)
  • 1 clara de huevo (40 gr)
  • 40 gr de coco rallado
  • 84 gr azúcar moreno (12 terrones)
  • azucar glas

Precalentamos el horno a 180 grados.
En un cazo mezclamos todos los ingredientes menos el azucar glas y mezclamos segun se va derritiendo el azucar.
Cuando empiece a costar mezclar, retiramos del fuego y seguimos mezclando.
Extendemos sobre un plato y dejamos enfriar.
En la bandeja del horno ponemos papel de horno y sobre este la masa en seis montanyitas de masa, que espolvoreamos con azucar glas.
Horneamos hasta que se doren y dejamos enfriar en una rejilla.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Fajitas tailandesas

Esta receta la saqué de (cómo no) la revista comer bien, es bastante hipocalórica y la llamé así porque tanto el pollo como los pimientos van cortados como si fuera a hacer unas fajitas, pero luego el jengibre y el coco y el picante le dan un punto tailandés muy interesante, aunque los espaguetis de la guarnición se pueden sustituir por pasta de arroz, y el punto thai estará plenamente logrado. Además la hago en el wok, ese maravilloso invento oriental que ha venido para acelerar nuestras cocinas sin estropear el resultado.

En otro orden de cosas, mañana me voy de vacaciones y publicaré con menos frecuencia, espero que me guardeis la ausencia.

Hoy tocaba espaguetis verdes.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 150 gr de filetes de pechuga de pollo
  • 1 diente de ajo
  • jengibre molido
  • aceite de guindilla
  • 50 gr de espaguetis
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cucharada de almendras laminadas
  • canela molida
  • 10 gr de coco rallado
  • sal y pimienta
  • una guindilla seca

Cocemos la pasta en abundante agua salada el tiempo que indique el fabricante.
Lavamos y secamos el pollo, retiramos las partes grasas y lo troceamos.
Lo salteamos en el wok 5 minutos con unas gotas de aceite.
Pelamos y picamos los ajos y en aros la guindilla, los añadimos al pollo con el jengibre y dejamos cocer 2 minutos.
Limpiamos los pimientos, los lavamos y cortamos en juliana, los agregamos a la sartén y seguimos la cocción 2 minutos más.
Incorporamos las almendras y el coco rallado, salpimentamos y rehogamos un par de minutos
Escurrimos los espaguetis y los salteamos en unas gotas de aceite, disponemos el pollo en una fiente con los pimientos y lo servimos caliente con la pasta de guarnición.

martes, 6 de diciembre de 2011

Goulash de ciervo con ciruelas pasas

Nos volvemos a dar una vuelta por Croacia, esta vez con un estofado de ciervo. A veces compro las cosas (ragout de ciervo, en este caso) sin pensar cómo lo haré, pensando ya encontraré una receta. Echando un ojo al libro de cocina croata, que tiene una sección de cocina de caza interesante, me encontré tres estofados de gamo, pero me decanté por este goulash, ese plato de carne tan típico y extendido -con variaciones- por el centro de Europa.

Se dieron dos circunstancias a la hora de hacerlo:

  1. encontré nata agria, lo que es punto menos que insólito, no suele haberla en los supermercados españoles; y para más inri, la encontré el mismo domingo que la hice en la gasolinera donde voy a comprar las cosas que se me han olvidado.
  2. El plato lleva enebros, una baya que se usa para aromatizar la ginebra. Como no he encontrado -ni la he buscado, para qué engañarnos- la citada fruta, opté por echar una cucharada sopera de ginebra, para que le diera el saborcito.

Un plato completo con la típica guarnición del este de Europa para los estofados: la pasta.
Ingredientes:
  • un paquete de ragout de ciervo
  • aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 4 lonchas de beicon ahumado
  • 400 ml de caldo de carne
  • nata líquida ligera
  • una cucharada sopera de crema agria (se puede hacer mezclando crema fresca con limón y sal)
  • cintas de pasta
  • Para la marinada:
  • un puñado de ciruelas pasas
  • 4 clavos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de ginebra
  • vino tinto
Ponemos a marinar las ciruelas, el clavo, el laurel, la ginebra y el vino tinto; según el libro, media hora, pero yo lo he dejado una hora para que marinara mientras hacía el resto del guiso.
Secamos la carne de ciervo con papel de cocina (según Julia Child, así no se pierden los guisos en la cocción).
Calentamos aceite en una cocotte y doramos los trozos de ciervo.
Cuando esté dorado, añadimos la cebolla y el beicon y damos unas vueltas.
Agregamos la mitad del caldo (caliente) y cocemos un cuarto de hora.
Añadimos el resto del caldo y seguimos cociendo hasta que esté a medio cocer.
Entonces colamos el vino tinto y lo echamos junto con las pasas en la cazuela y dejamos de cocer hasta que esté tierno (se comprueba que está cocida la carne si puede cortarse con una cuchara o espátula de madera).
Cuando esté tierno, cocemos las cintas de pasta el tiempo que indique el envase.
Echamos la nata y la crema agria y damos un hervor.
Servimos el goulash con la pasta cocida.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Quiche de puerros y salmón

Esta quiche la hice un día que estaba bastante desanimada, y la verdad es que me levantó la moral. La saqué de Comer bien, aunque limité la nata y el huevo y me salió menos pesada. Además, usé salmón ahumado en taquitos, y me gusta más el resultado que con salmón en lonchas (que también lo he intentado). Además, en vez de hacer cuatro miniquiches hice una grande, yo creo que cunde más. A ver si os gusta esta propuesta.

Entre lo que me relajé haciéndolo y disfruté cenándolo, acabé como una seda...
Ingredientes:
  • 1 paquete de salmón ahumado en dados
  • 2 puerros
  • una plancha de masa quebrada
  • 2 puerros
  • 2 huevos
  • 100 ml de nata líquida
  • aceite de oliva

Estiramos la masa sobre un molde de tarta, la forramos y la pinchamos con un tenedor para que no suba.
La cubrimos con papel de horno, la rellenamos con legumbres secas y cocemos en el horno precalentado a 160º durante 10 minutos.
Mientras, cortamos la parte verde de los puerros, los lavamos y recortamos en rodajas.
Rehogamos el puerro hasta que se ponga transparente, añadimos el salmón y rehogamos 2 minutos más.
Añadimos la nata y calentamos sin que llegue a hervir.
Retiramos, añadimos los huevos y batimos con fuerza para que no se cuajen.
Sacamos la masa del horno, quitamos el papel con las legumbres y rellenamos con la mezcla de la sartén.
Horneamos unos 20 minutos (comprobaremos que al pinchar un tenedor sale limpios).
Servimos caliente o templado.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Falso tiramisú

Éste es el postre del día de nuestro aniversario. Me pareció una manera ingeniosa, aunque, obviamente, no es como el original. Pero como sucedáneo está logrado. Eso sí, hay que hacerlo al momento (en eso también se diferencia del original), aunque el café se puede dejar hecho antes de comer para no quemarse los dedos al mojar los bizcochos. Dicho lo cual, a ver si junto arrestos y hago un día un tiramisù de verdad... (me encanta y tengo miedo de que me salga mal).

La receta la saqué de un caprabo de navidad, pero, por favor, no me hagáis mirar el año porque me puede llevar un día... En la revista decían helado de nata, pero yo usé de stracciatella, y estaba muy bueno, sin hacer comparaciones con el original...

Supongo que con helado de tiramisú terminas de dar el pego.
Ingredientes:
  • bizcochos de soletilla
  • 1 barra de helado de stracciatella o nata
  • una taza de café expreso
  • un chorrito de amaretto u otro licor al gusto
  • barquillos
  • cacao en polvo sin azúcar (para cubrir)

En un plato hondo mezclamos el café expreso con el amaretto.
Mojamos 6 bizcochos de soletilla y los colocamos en la base del plato de servir.
Colocamos varios cortes de helado para cubrir los bizcochos.
Repetimos la operación.
Sobre la última capa de helado espolvoreamos el cacao en polvo y disponemos los barquillos.
Servimos al momento.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...