martes, 31 de julio de 2012

Minestrone Fray Luis de León con verduras de primavera

Otra entrada conceptualista y literaria. Cuando hice la de Lope y Garcilaso me empecé a devanar los sesos con qué otros platos encajarían con nuestras glorias literarias, y pensé en el minestrone para Fray Luis por varios motivos, relacionados con su obra además de con su persona:

  • Fray Luis de León era catedrático en Salamanca. Durante unos años dejó su cátedra, no por voluntad propia, sino por un proceso inquisitorial: seguramente un envidioso que quería su cátedra le denunció por traducir parte de la biblia a una pariente monja. Cuando salió de su cautiverio no recuperó su cátedra, sino que tuvo que esperar a que otra quedara libre; por eso, lo de decíamos ayer de su supuesto primer día al volver a Salamanca es muy bonito, pero totalmente apócrifo.
  • En el siglo XVI, cuando vivia, abundaba el tema literario de menosprecio de corte, alabanza de aldea, que retomaba un tema del autor latino Horacio, y donde se elogiaba la vida retirada del campo frente al frenesí capitalino. Fray Luis lo hacía con una estrofa italiana denominada lira, y en la más famosa de sus estrofas me basé para hacer mi platillo-homenaje:
    Del monte en la ladera
    por mi mano plantado tengo un huerto
    que con la primavera
    de bella flor cubierto
    ya muestra en esperanza el fruto cierto.
Para hacer la receta me basé, pues, en:
  1. León y Salamanca: usé chorizo de León, en parte porque no lo encontré de Salamanca; al fin y al cabo, Salamanca es parte del reino de León, por lo que tampoco era tan descabellado.
  2. Hice minestrone porque es una sopa italiana (como la lira) de verduras, en este caso de primavera, mencionada en el poema.
  3. Como en el XVI ya se conocía América, usé judías blancas, patatas y pimientos, desconocidos antes del Descubrimiento.
Y ahora, vamos al lío:

En el libro de Simone Ortega consulté verduras del mes de abril y justo hace 3 meses (perdón por el fiebrón que os habrá dado al verla).
Ingredientes (para 2 personas):
  • 1/2 chorizo picante de León
  • 50 gr de judías blancas
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla
  • pimiento verde
  • judías verdes
  • puerro
  • tomate
  • un litro de caldo (cualquiera menos de pescado)
  • queso parmesano

Ponemos las judías blancas en remojo la noche anterior.
Cortamos Cortamos en lonchas o daditos las verduras (menos tomate y patata) y el chorizo en rodajas.
En la olla exprés doramos las legumbres hasta que empiecen a tomar color, añadimos el chorizo, damos unas vueltas y agregamos las verduras y el caldo.
Ponemos la tapa de la olla y cocemos 10 minutos a velocidad 2.
Despresurizamos y añadimos la patata y el tomate, pelados y cortados, y salpimentamos.
Ponemos la tapa y cocemos otros 5 minutos a velocidad 2.
Probamos y sazonamos, si procede.
Servir caliente con queso parmesano rallado.

4 comentarios:

  1. La verdad es que ver este plato ahora tiene un efecto sauna, pero con un buen aire acondicionado la cosa cambia. Qué literaria estás con estos calores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado lo que nos cuentas, y el plato estupendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡Cuánta creatividad reunida en un solo plato! ¡Me has dejado maravillada! Una capacidad de inventiva increíble, pasar de Fray Luis de León a un plato como el que has preparado sólo se consigue con una mente tan ágil como la tuya. Lo reitero, ¡una maravilla, Su! Besos.

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado una entrada estupenda! Un plato lleno de historia y matices... Genial!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...