lunes, 30 de abril de 2012

Macarrones gratinados con gambas

Últimamente tengo unas ganas locas de comer macarrones casi de cualquier manera. En una revista de primavera encontré ésta y rápido se me antojó. El Barbas introdujo una variante mucho más interesante que la original: quitó la nata y flambeó un poco de brandy y le dio un puntazo al plato. A ver si os gusta.

El Barbas decidió cambiar flambeado por nata, y yo creo que fue un acierto...
Ingredientes:
  • 75 gr de macarrones por persona
  • ajetes
  • 1 puerro
  • un vasito de vino blanco
  • 50 gr de gambas peladas por persona
  • un cazo de brandy
  • queso emmental rallado

Precalentamos el horno a tope (sólo la parte de arriba).
Cocemos la pasta 2 minutos menos del tiempo que indique el envase.
Picamos los ajetes y los puerros y reservamos.
Rehogamos las gambas peladas hasta que cambien de color y reservamos.
Rehogamos los ajetes y el puerro y cuando empiecen a cambiar de color echamos el vino y dejamos que se evapore.
Añadimos las gambas.
Calentamos el brandy en un cazo de acero hasta que prenda la llama, y entonces lo echamos sobre el sofrito.
Cuando se apaguen las llamas, mezclamos el sofrito con los macarrones en una fuente de horno.
Cubrimos con queso emmental hilado y lo metemos en la parte de arriba del horno hasta que se dore el queso.
Servimos.

La nata se cuece con el sofrito cuando se ha absorbido el vino, le añadimos las gambas, lo mezclamos con los macarrones y gratinaríamos, por si os gusta más esta variante.

sábado, 28 de abril de 2012

Torrijas de payés

Este año he hecho torrijas por primera vez. Las veía en tantos blogs que decidí poner mi granito de arena. Intenté hacer un pan y no me salió, por lo que cogí cuatro rebanadas de pan de payés -que es lo que desayuna el Barbas- y, siguiendo la receta de Sergio Fernández de Cocinamos contigo hice mi propia versión, con el helado de vainilla de Santi Santamaría que hice cuando su homenaje (receta aquí), ya que no encontraba helado de vainilla en el súper.

Preferí no ponerle mucho azúcar, y sí canela y un poco de cacao en polvo.
Ingredientes:
  • 1/2 l leche
  • 2 huevos
  • 70 gr de azúcar
  • 4 rebanadas de pan de payés
  • ralladura de limón
  • ralladura de naranja
  • canela en rama y polvo
  • aceite para freír
  • helado de vainilla
  • cacao en polvo (opcional)

Calentamos en un cazo la leche, el azúcar, una ramita de canela y las ralladuras de limón y naranja.
Dejamos entibiar y mojamos en ella las rebanadas de pan y dejamos que se empapen bien.
Las congelamos para poderlas manipular sin que se rompan.
Batimos los huevos y pasamos el pan congelado por el huevo batido.
Freímos en abundante aceite caliente, escurrimos y espolvoreamos con el azúcar, la canela en polvo y, si gustamos, el cacao.
Servimos una torrija por plato con una bola de helado de vainilla encima.

jueves, 26 de abril de 2012

Calçotada indoors

En febrero empieza la temporada de calçots, una especie de cebolletas típicas de Tarragona; lo típico es hacerlas a la brasa, pero cuando las compré hacía mucho frío para encender la barbacoa, y decidimos hacerlas dentro de casa. Como los pelillos se encendían si los poníamos en la brasa, la solución -que vi en Directo al paladar- estaba en el horno. No quedan igual, pero para matar el antojo sirve.

Se sirven con salsa romesco (que en mi caso es de bote), y calçotada dentro de casa.
Ingredientes:
  • un manojo de calçots
  • salsa romesco
Lo normal hubiera sido poner papel de cocina debajo para evitar que la bandeja se llene de tierra, a veces peco de ingenua.

Ponemos el horno a tope y cubrimos la bandeja con papel de cocina.
Colocamos los calçots sobre el papel de cocina.
Asamos hasta que se doren, sacamos y servimos con romesco.

martes, 24 de abril de 2012

Entrecot para 2 en brasero eléctrico

Cuando vamos a Madrid solemos hacer una escapadita a La vaca argentina y comernos un bife para dos en braserito de carbón; el otro día compré un entrecot gordísimo en el mercadona, y cuando llegué a casa me hacían los ojos chiribitas, en plan uno solo se come eso y revienta, por muy carnívoro que quiera ser. Entonces pensé imitar lo de la vaca argentina, pero con la plancha eléctrica, y nos gustó mucho. Tanto, que hoy hemos repetido.

Tan romántico como una fondue de carne, pero menos graso. Además, el braserito evita que la carne se quede fría y se disfruta al punto deseado (desde sangrante hasta zapato).
Ingredientes (para 2 personas):
  • un entrecot de ternera grueso
  • 2 patatas grandes
  • 4 pimientos verdes alargados
  • sal
  • aceite de girasol

En una sartén freímos las patatas a la francesa al punto que nos guste, y las escurrimos en papel de cocina.
Reservamos dos cucharadas del aceite para marcar la carne, y en la misma sartén de las patatas freímos (tapado, para que no salte) los pimientos verdes, y los escurrimos en papel de cocina.
Marcamos el entrecot en la plancha caliente y lo escalopamos.
Calentamos la plancha eléctrica y echamos un poco de aceite (o algún gordito que tengamos de la carne).
Servimos las patatas y los pimientos y ponemos la carne al lado para ir pasándola por la plancha y comiéndola.

domingo, 22 de abril de 2012

Goulash italiano

Me encantan los estofados, sobre todo los de morcillo, y en el cuadernillo de cocina italiana encontré este goulash que, tras alguna duda superficial, no dudé en abordar. Es fácil y resultón, veréis como os gusta. He dorado la patata en vez de hervirla porque nos gusta más así.

Y con salsita para mojar pan...
Para dos personas:
  • 300 gr morcillo en tacos
  • manteca de cerdo
  • cebolla
  • ajo
  • orégano
  • apio
  • un vaso de vino blanco
  • salsa de tomate (o tomate rallado)
  • caldo
  • patata
  • sal y pimienta

Derretimos en la olla una cucharada de manteca de cerdo.
Salpimentamos la carne y la rehogamos.
Cuando empiece a cambiar de color doramos la cebolla, el ajo, el orégano y el apio en ramas (para poder retirarlo después).
Añadimos el vino blanco y hervimos hasta que se consuma.
Echamos el tomate, el caldo, tapamos la olla y cocemos a velocidad 2 unos 12 minutos.
Mientras, pelamos las patatas y las cortamos en trozos y las doramos en aceite.
Despresurizamos la olla y echamos las patatas escurridas, mezclamos todo y damos un hervor para que se mezclen los sabores.
Servimos.

viernes, 20 de abril de 2012

Dos tapas con masa de empanadilla para el #DiaDeLaTapa

Pasar del aire ha convocado ahora el #DiadelaTapa en twitter, con este cartel que veis aquí al lado.

Yo participo con dos recetas hechas con masa de empanadilla: unas sencillas empanadillas (de calabacín y beicon, no me va a dar por rellenarla de atún en la vida) y una tarta tatin de chalotas; decidí usar masa de empanadilla porque es ligeramente hojaldrada, más manejable y barata. Y ha sido un acierto.

las fotos son un tanto horrorosas, porque no me basta hacerlas mal con la cámara buena, así que las hice con la blackberry, y no ha habido photoshop que las arreglara.

Tatin de chalotas
La saqué del libro de cocina para amigos exigentes; era una guarnición para una carne, pero como tapa o entrante da el pego de lleno; la masa de empanadilla está hojaldrada, es manejable y más barata que un hojaldre pequeño. Casi pan comido.

¿Qué rellenos se os ocurren para una mini-tatin?
Ingredientes (por tatin):
  • una oblea de empanadilla grande
  • 4 chalotas
  • una cucharada de mantequilla + un poco para engrasar el molde)
  • 75 ml de leche (el libro dice entera, yo usé semidesnatada)

Precalentamos el horno a 210º.
En un cazo o sartén de fondo grueso derretimos la mantequilla y echamos las chalotas partidas por la mitad o en cuartos.
Cuando cambien de color, echamos la leche y cocemos 10 minutos.
Engrasamos los moldes con mantequilla y echamos el relleno bien repartido.
Cubrimos con la masa de empanadilla, remetiendo los bordes para que se haga bien y sin gotear y pinchamos la masa con un tenedor para que no reviente.
Cocemos en el horno 20 minutos y desmoldamos cada tatin en un plato individual y servimos.

Empanadillas de beicon y calabacín
Está visto que no soy capaz de hacer empanadillas de atún, siempre prefiero otras cosas. Aquí estuve dudando si echarle rulo de cabra, pero al final me limité al beicon y el calabacín. Están muy buenas, son fáciles y en el horno tienen menos grasa y manchan menos, así que opté por hornear y no por freír.

Salieron 14 porque dos obleas las había usado para la tatin...
Ingredientes (para 14 empanadillas):
  • 14 obleas de empanadilla
  • medio paquete de beicon en lonchas
  • medio calabacín
  • 1 huevo (para pintar las masas)

Precalentamos el horno a 200º y sacamos las obleas de la nevera para que estén maleables y no se rompan.
Partimos el calabacín y el beicon.
Rellenamos las obleas con calabacín y beicon y las cerramos con un tenedor, con cuidado de que no se rompan (algunas se rompen).
Las ponemos en la bandeja de horno sobre papel satinador.
Batimos un huevo con una brocha y pintamos todas las empanadillas (sólo las pinto por un lado, porque no les doy la vuelta).
Horneamos 20 minutos y servimos.

miércoles, 18 de abril de 2012

Chuletas California

La entrada anterior me ha servido para darme cuenta de dos cosas: que los champiñones tiene muy buenos defensores (hasta mi Barbas me dijo que era mala por decir eso, jeje) y que me falta la receta puntera para adorarlos. Ahora buscaré una receta para congraciarme con ellos...

Mientras, os traigo otra receta del cuadernillo de asados; ésta la tenía vista desde pequeña, total, sólo he tardado 30 años en hacerla. La he servido con rúcula y patatas fritas para que fuera un plato completito además de rico.

Me encantan las papas fritas, pero no consigo darle el punto 10... Igual caen, de todos modos.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 chuletas de cerdo
  • 2 naranjas
  • perejil
  • mantequilla
  • sal y pimienta

Mezclamos el perejil picado con una cucharada de mantequilla, sal y pimienta; lo batimos muy bien y lo mezclamos con el zumo de la naranja; reservamos.
Untamos las chuletas con mantequilla y las asamos en el horno precalentado a fuego medio.
Damos a la vuelta a los 6 minutos.
Las untamos con la salsa hecha al principio y las servimos con una ensalada y unas patatas.
Se puede decorar con rodajas de naranja.

lunes, 16 de abril de 2012

Pollo aldeano

Esta receta la tengo guardada hace mes y medio, no es tan reciente porque el viernes es el día de la tapa y ahí voy a publicar dos tapitas curiosas que he hecho este finde. Ésta la saqué del cuadernillo de las carnes asadas; le tenía el ojo echado hace mucho tiempo, y ésta ha sido mi ocasión. Aunque me gustan las setas, los champiñones me parecen la hermana pobre y, de paso, fea y aburrida. Pero mira, en vez de comprar una bandeja con otras setas, preferí usar champis, y a ver... No está mal, pero son muy sosos, los pobres. A cambio, usé muslos en vez de un pollo entero; total, no hay que rellenarlo y asarlo, sólo rehogarlo, y para dos, los cuartos traseros son mucho más manejables.

Ya sé que con la fritura es más pesado, pero ¿tiene los tres grupos o no?
Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 cuartos traseros de pollo
  • una bandeja de champiñones laminados
  • aceite de oliva
  • una nuez de mantequilla
  • una taza de caldo (o agua caliente con una pastilla)
  • un vaso de vino tinto
  • sal y pimienta
  • patatas

En una cazuela de fondo grueso doramos los muslos.
Cuando hayan tomado colorcirto, añadimos el caldo y el vino tinto, sazonamos y cocemos con la tapa puesta durante media hora a fuego bajo.
Añadimos los champiñones, mezclamos bien y cocemos otros diez minutos.
Freímos las patatas cortadas en cuadros y las escurrimos en papel de cocina.
Sacamos el pollo y los champiñones de la cazuela, subimos el fuego y reducimos la salsa, añadiendo al apagar una nuez de mantequilla y mezclando bien.
Servimos el pollo con los champiñones y las patatas fritas.

sábado, 14 de abril de 2012

Magdalenas de coco

Hasta el último momento he dudado si llamarlo bizcochos de coco, como hace el cuadernillo, o magdalenas de coco, que es lo que parecen; en realidad, es un pastelito de ésos que en teoría tiene una guinda encima, pero la propia fuente dice que se pueden usar magdalenas, y con lo que me gustan, las llamé magdalenas y punto. No sé si llegan a cupcake, pero casi preferiría que no, me gustan las magdalenas con toda su humildad. Lo saqué del cuadernillo de comida rápida.

Yo supongo que, si se pone en un molde rectangular o redondo, se puede sacar en formato bizcocho y entonces ponerle los aderezos por encima...
Ingredientes (para unas 12 magdalenas):
  • 100 gr de harina
  • sal
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar glas
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de mermelada de fresa
  • coco rallado

Precalentamos el horno a 160º.
Batimos la mantequilla y el azúcar hasta que se forme una crema espumosa.
Añadimos los huevos uno a uno mezclando bien.
Echamos la harina y la sal y volvemos a mezclar bien.
Llenamos hasta la mitad 12 papeles rizados de magdalena y horneamos 12 minutos, hasta que estén hechos y dorados (probamos con la agujita, que cada horno es un mundo).
Calentamos la mermelada y cubrimos las magdalenas con ella.
Espolvoreamos el coco rallado por encima de las magdalenas.
Podemos decorar cada magdalena con una cereza confitada.

jueves, 12 de abril de 2012

Ensalada de escarola y naranjas

La ensalada de hoy encantó al Barbas, aunque a mí me pareció muy amarga, creo que la próxima vez usaré una mezca colorista de lechugas, quedará más suave y todos contentos. La saqué de los cuadernillos coleccionables, concretamente del de comida rápida. A ver qué os parece...

Vitaminas no se puede decir que no tenga... Una cena ligerísima y para todos los públicos... salvo si te parece amarga.
Ingredientes:
  • escarola
  • 1 naranja
  • cebolla o cebolleta
  • aceite de oliva
  • vinagre de jerez
  • sal y pimienta

Lavamos la escarola.
Cortamos la cebolla en juliana.
Cortamos la naranja en rodajas asegurándonos de no perder el zumo que se desprenda.
Hacemos una vinagreta con el aceite y el vinagre.
En una ensaladera ponemos el zumo al fondo, colocamos encima la escarola (o la mezcla de lechugas), la cebolla en juliana y la naranja y regamos con la vinagreta.
Mezclamos y servimos.

martes, 10 de abril de 2012

Lomos de dorada con semillas de cilantro

Casi siempre tiro de recetas guardadas hace tiempo (un mes, últimamente), pero me he propuesto que la primera receta de cada semana sea la última que he fotografiado, para que parezca un diario de verdad. Hay que ver cómo me como la olla con las publicaciones del blog, jeje.

Esta receta es de un libro que compré el año pasado, Mi cocina para amigos exigentes, de Coco Jobard. En la tienda me sedujo un montón, pero luego pasé de él al llegar a casa. Está estructurado por estaciones (no sé pa qué, si paso de las estaciones y hago las cosas cuando me viene bien), y desde el día del padre he empezado a verlas con otros ojos. Hoy os pongo la cena de anoche, que se puede hacer con doradas enteras, y entonces hay que cocer la dorada el mismo tiempo que las patatas.

El limón le da un puntazo a la guarnición. Y se puede comer.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 1 dorada en dos filetes
  • 1/2 cebolla
  • una patata grande
  • aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera semillas de cilantro
  • 1 limón
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 240º.
Pelamos la cebolla y las cortamos en rodajas.
Untamos el fondo de una bandeja con una cucharada de aceite, ponemos encima las rodajas de cebolla y la mitad de las semillas de cilantro y rociamos con una cucharada de aceite y cuatro de agua.
Horneamos 10 minutos.
Lavamos y secamos el limón y lo cortamos en rodajas.
Pelamos las patatas y las laminamos con el pelador.
Sacamos la fuente del horno y ponemos encima la patata laminada y el limón en rodakas.
Echamos una cucharada de aceite y salpimentamos.
Horneamos 30 minutos.
Pasado ese tiempo, metemos la dorada en filetes con la piel hacia arriba, rociamos con otra cucharada de aceite, sal y pimienta y las semillas de cilantro restantes.
Horneamos 5 minutos (un poco más si son filetes gruesos), sacamos y servimos.

sábado, 7 de abril de 2012

Chuletas de cerdo con almendras

Llevaba ya un rato sin publicar recetas de carne, no porque no las haya habido, sino porque se me acumula el trabajo...

Esta receta la saqué del coleccionable en cuadernos de mi madre, y me apetecía hacerlas hace tiempo. Como me sobró aliño, lo usé para la ensalada y acerté de lleno.

Plato completo con las patatitas y la ensalada. Me he enganchado al plato único...
Ingredientes (por persona):
  • una chuleta de cerdo
  • 100 gr de patata
  • aceite para freír
  • mostaza
  • azúcar moreno
  • almendras laminadas
  • sal y pimienta
  • lechugas variadas
  • aceite y vinagre

Cortamos las patatas a la francesa y las freímos y escurrimos sobre papel de cocina.
Mezclamos la mostaza con el azúcar y untamos las chuletas con ellas.
Las pasamos por ambas caras por la sartén.
Rebozamos las chuletas por las almendras y las salpimentamos.
Pasamos las chuletas de nuevo por la sartén para que se doren las almendras.
Con la mostaza que haya sobrado, el aceite y el vinagre hacemos una vinagreta.
Servimos las chuletas con las patatas y la ensalada, que aliñamos con la vinagreta de mostaza.

martes, 3 de abril de 2012

Los macarrones de Julia

La verdad, me precipité en pensar que el trabajo ya estaba ahí, la cuestión se ha pospuesto de momento. Como a corto plazo me he agobiado mucho, he hecho caso a mi cuerpo serrano y preparado este plato, en el que llevaba días pensando, a raíz de un anuncio de la tele.

Hoy, con la magna excusa de que necesitaba cocinoterapia para no agobiarme con mi situación laboral, me regalé estos macarrones que cocinaba Julia en casa de mi abuela. A ellos debo parte de mi fama de melindrosa, porque mientras la pasta con tomate no me entusiasma, en estos macarrones sí. Llamadme rara, que tendréis razón.

La receta en sí no me la sabía, pero no tenía misterio (y tanto que no, a la primera ha salido). Sí hay que destacar que, como hay que gratinar, los macarrones tienen que estar al dente, porque luego en el gratinado se hacen un poco más...

Momento proustiano (con todos los recuerdos aflorando en cada bocado) garantizado...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 250 gr de macarrones
  • 250 gr de tomate frito
  • queso rallado en hilos
  • 150 gr de chorizo en taquitos
  • aceite de oliva
  • sal

Precalentamos el horno a tope con sólo el grill encendido.
Cocemos la pasta en agua hirviendo con sal el tiempo que diga el fabricante (si pone dos tiempos distintos, escogemos el menor).
Escurrimos la pasta y reservamos.
En la misma cazuela ponemos un poco de aceite, echamos el chorizo y damos unas vueltas y añadimos el tomate.
Mezclamos bien, echamos los macarrones y volvemos a mezclar bien.
Ponemos la mezcla en una fuente refractaria y cubrimos con el queso rallado.
Metemos en el horno hasta que se dore el queso, como aparece en la foto.
Servimos.

Qué queréis que os diga, me dio pena -al principio- romper la corteza de queso fundido...

domingo, 1 de abril de 2012

Piquillos rellenos de gorgonzola y nueces con risotto carbonara

Ya sabéis que me gusta ver pelis y series, y en cualquier momento se me puede antojar un plato que mencionen, saquen o insinúen. En este caso se me ocurrió viendo Bienvenidos al sur, la historia de un jefe de una oficina de correos que le toca la plaza donde no quiere y mientras intenta el traslado se integra en el pueblo; es un remake de la francesa Bienvenidos al norte, e igualmente simpática.

Para el caso, en un momento dado, el señor lleva un gorgonzola a unos conocidos que tienen en el sur, y cuando se va éstos dicen: Sácalo a la ventana, que huele a pies. Mejor que esto, comemos unos pimientos rellenos. Para qué queremos más. Mi chip culinario volvió a mezclar conceptos y rápido hizo la conexión: pimientos rellenos de gorgonzola... esto tiene que ir con un risotto.

Creo que no queda muy del sur de Italia, sobre todo si le ponemos risotto a la carbonara (que vi al cocinero italiano de canal cocina), pero es un plato de saltarse la boina.

Esto es un delicioso plato único.
Ingredientes:
    Para los pimientos:
  • una lata de pimientos del piquillo
  • una cuña de gorgonzola
  • nueces
  • nata ligera
  • una nuez de mantequilla
  • Para el risotto carbonara:
  • 200 gr de arroz bomba
  • 100 gr de panceta
  • 1 huevo por cada 100 gr de arroz
  • parmesano
  • 250 ml de caldo vegetal por cada 100 gr de arroz
  • 75 gr de mantequilla
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Empezamos con el risotto (porque los pimientos no tardan casi nada) echando la tercera parte de la mantequilla en una sartén de fondo grueso con un poco de aceite (para que no se queme).
Rehogamos el arroz a fuego vivo hasta que transparente.
Añadimos poco a poco el caldo caliente, mientras removemos con una cuchara de madera para que el arroz vaya soltando el almidón.
Cuando el caldo se haya absorbido, echamos más.
Doramos la panceta en una sartén con un poco de aceite y reservamos.
Cocinamos durante 18 minutos (probando para ver si está al dente).
Agregamos la panceta, el huevo batido, el parmesano y el resto de la mantequilla y mezclamos bien fuera del fuego.
Mientras, para hacer los pimientos, en el vaso de la batidora mezclamos bien el gorgonzola con las nueces.
En una sartén calentamos un poco de mantequilla y echamos la mezcla de gorgonzola y nueces para que se mezcle bien; para suavizarlo, le echamos un chorrito de nata, mezclamos bien, retiramos del fuego y dejamos atemperar fuera del fuego.
Rellenamos los pimientos y reservamos.
Al excedente de la sartén le echamos un poco más de nata y hacemos una salsa ligera al fuego.
Servimos el risotto junto a los pimientos, napados con un poco de la salsa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...