viernes, 29 de junio de 2012

Recetas euro-rescatadas: afelia

Dicen que no hay quinto malo, pero seguro que si preguntas a los chipriotas, los refranes taurinos no se ajustan a su situación actual de rescatados.

Chipre está dividido en dos a causa de un conflicto de los 70 (zona turca y zona grecochipriota); si atendemos a la mitología, Afrodita, diosa del Amor, nació en Chipre. ¿Qué podemos decir de un país que fue la cuna de la diosa del amor?

Culinariamente también son muy próximos a Grecia. Sin embargo, en Media hora para cocinar, de donde saqué este plato, dicen que, a causa de la colonización inglesa, a veces se hace con mantequilla, lo que chirría, definitivamente. También dice que tienden a usar semilla de cilantro/coriandro sin triturar (y eso he hecho) y solomillo (casi me cierran la tienda y cogí cinta de lomo en un visto y no visto). Es un plato sencillo, con un impactante aroma a coriandro (me encanta cómo lo ha impregnado todo). Y facilito.

No me ha quedado rebosante de salsa, pero un poco de pan sí se puede mojar...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 8 filetes de cinta de lomo
  • una cucharada de coriandro en grano
  • vino tinto
  • aceite de oliva
  • un cacito de caldo de carne

Cortamos los filetes con unas tijeras y los cubrimos con el vino; marinamos durante 3 ó 4 horas.
Pasado ese tiempo, escurrimos la carne y la secamos, reservando el vino de la marinada.
En una sartén o cazuela de fondo grueso echamos aceite de oliva y pasamos la carne hasta que cambie de color.
Retiramos y reservamos.
Echamos el coriandro, damos un par de vueltas y volvemos a echar la carne, uniendo el vino y el cacito de caldo de carne.
Cocemos al mínimo hasta que se reduzca la salsa.
Servimos con ensalada, patatas fritas o arroz, según nos apetezca.

miércoles, 27 de junio de 2012

Rape con piña

Me llamó mi hermano de un día para otro: que si os va bien que vayamos. Le contesté que claro que sí, pero que no había alta cocina, sólo un plato con lo que había, que en este caso era rape. Pero me dijo que no le importaba, que la compañía importaba más.

Tenía unas rodajas de piña y mezcladitas con el rape según una receta de los cuadernillos coleccionables de mi madre salió esta receta, bastante sorprendente. Como tiene piña, es una receta con mucha fibra, y a los que nos gusta la fruta en platos salados, es un aciertazo.

Y yo que pensaba que la piña sólo pegaba con cerdo o pollo...
Ingredientes:
  • 2 filetes de rape por persona
  • 2 rodajas de piña al natural por persona
  • una cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • aceite
  • vinagre

Lavamos y escurrimos el rape, lo sazonamos, enharinamos y freímos y lo colocamos en los platos.
Cortamos la cebolla en rodajas finas con la mandolina (y hacemos que se separen las arandelas) y la freímos.
Ponemos las rodajas de piña en la plancha, las hacemos vuelta y vuelta y las ponemos junto a los filetes de rape, con la cebolla frita por encima.
Doramos los ajos en aceite y retiramos la sartén del fuego, agregamos perejil picado y un chorro de vinagre.
Regamos el pescado con piña con esta salsa y servimos.

lunes, 25 de junio de 2012

New Jersey Strawberry Cheesecake

La tarta de queso y fresa es de Nueva York, todo el mundo lo sabe. Pero yo me fui a Nueva Jersey porque el único queso que uso en ella es mascarpone, italiano; en NJ hay muchos italianos, como el horroroso Jersey Shore y la estupenda Los Soprano demuestran. Y mi tarta es, aunque no lo parezca, algo a medio camino entre el tiramisú y el la New York Strawberry Cheesecake. De hecho, es un tiramisú fallido. Me dio pereza hacerlo -ya he hecho un par, aún no dignos de reseña- y tiré para los EEUU sin pestañear.

Sabe a strawberry cheesecake, aunque mezclé un par de elaboraciones que ya había hecho (tarta de mascarpone y fresón y tarta ciclotímica de fresa) con el lecho de galleta -que en realidad son bizcochos de los que no usé pal tiramisú- y me salió esto, más pequeño, idéntico de sabor.

Y con esta tarta culmino (¡por fin!) uno de los hitos que me había planteado para este año...

Menos ingredientes, por eso la línea de queso es más fina que en la de Nueva York típica ;)
Ingredientes:
  • 180 gr de bizcochos de soletilla
  • 25 gr de mantequilla derretida
  • una tarrina de 250 gr de queso mascarpone
  • un sobre de gelatina en polvo
  • una cucharada de leche (opcional)
  • 50 gr de azúcar glas
  • 300 gr de fresón
  • 100 gr de azúcar
  • el zumo de medio limón
  • 2 hojas de gelatina

Con el rodillo hacemos polvo los bizcochos de soletilla y los ponemos en una bandeja untada de mantequilla.
Echamos la mantequilla derretida, apelmazamos bien y guardamos en la nevera mientras hacemos el siguiente paso.
Mezclamos el mascarpone con el azúcar glas, la gelatina en polvo y, si se quiere o está demasiado sólido, con la leche, hasta que quede una crema.
Lo ponemos sobre la base de bizcocho y guardamos en la nevera.
Hacemos la confitura poniendo al fuego el fresón (al que quitaremos los rabitos), el azúcar y el zumo de limón, dando vueltas para que no se quemen (al principio) y se mezclen bien (al final).
Ponemos las hojas de gelatina en agua fría.
Cuando la confitura esté hecha (se tarda 10 ó 15 minutos), la pasamos por la batidora y echamos las hojas de gelatina, dejamos enfriar unos 10 minutos y lo echamos sobre la tarta, repartiendo bien la cobertura de fresa.
Metemos en la nevera hasta el momento de servir.

sábado, 23 de junio de 2012

Filetes a la pizzaiola del Barbas

Si ya era un desastre organizativo en paro, ahora que tengo trabajo la cosa se agrava, porque me come el tiempo por todos lados. Y para acabar de amolarla, volvimos al gimnasio-que-a-la-vez-es-sauna (mientras estás es la cinta sudas por el calor húmedo que hace en la sala). Resultado: al volver me tenía que ir a trabajar y no me daba tiempo a nada. Dejé al Barbas la receta encima del sillón -es del coleccionable de cocinas del mundo de El País- y me fui.

Me llamó diciendo: el bote de tomate de la nevera estaba malo, y he tirado de uno que encontré y luego vi que era concentrado de tomate, así que busqué otro, lo mezclé... Al final me gustó. Y cuando llegué a casa me dijo hice fotos del plato. Hice varias. ¡Hay un bloguero dentro de este hombre!

De las fotos he preferido esta toma cenital. Estoy considerando nombrarlo fotógrafo oficial, las cuatro fotos están bastante bien.
Ingredientes (por persona):
  • un diente de ajo
  • 1 bistec de vaca (o 3 pequeños que formen uno grande)
  • 1/2 lata de tomate concentrado
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • aceite de oliva
  • pasta para acompañar
  • queso rallado

En el aceite doramos el ajo fileteado y lo sacamos para que no amargue.
Doramos la carne por ambos lados y reservamos.
Añadimos el concentrado de tomate y mezclamos con el aceite.
Agregamos la salsa de tomate y mezclamos.

El Barbas dijo que era buena idea mezclarlo fuera y añadirlo a la sartén.
Dejamos que reduzca el tomate y mientras vamos haciendo la pasta el tiempo que diga el fabricante.
Cuando se haya reducido la salsa, echamos la carne para que se mantenga caliente y servimos espolvoreando con el queso.

jueves, 21 de junio de 2012

Provolone fundido con calabacín y picatostes (hemc #57)

Llena bastante y tiene los tres grupos, es un plato único ideal.
Este mes el hemc trata del calabacín; de pequeña no me gustaba nada, pero ahora me chifla, y no me costaba nada participar (me encanta el hemc); así que me dispuse a participar con esta receta, pero a la hora de ver las fotos estaban mal, y pensé jaja, habrá que repetir esta delicia. El segundo día me quedó mejor que el primero, y es que las texturas y los sabores combinan perfectamente. Es un plato del sur de Italia, y aunque tiene pinta de ser plato de pobre es un plato muy rico.

Es una receta del programa de cocina italiana de Canal cocina.
hemc #57 - calabaciín
Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 rodajas de queso provolone
  • harina
  • 1 calabacín grande
  • aceite para freír
  • vinagre balsámico
  • menta picada
  • una minichapata

Cortamos el calabacín en bastones y lo freímos, lo escurrimos y lo reservamos con un chorro de vinagre balsámico y la menta picada, mezclando bien.
Cortamos el pan en picatostes grandes y los freímos con aceite y pimienta.
Pasamos el queso por harina por ambos lados y lo hacemos a fuego fuerte en la plancha para que se dore por ambos lados (la harina impide que el queso se despendole del todo).
Servimos.

martes, 19 de junio de 2012

Tosta de gulas en vinagreta

Esta receta la saqué del tocho mediterráneo de Alain Ducasse; él coge las angulas (yo me conformo con unas gulas y tan feliz) y les aplica una receta nizarda, la poutine, que se hace con alevines de sardina. Mi opción es mucho más barata que la suya y para un aperitivo quedas bien (aunque yo lo hice para cenar), saliéndote de la norma de gulas a la bilbaína (con ajo y guindilla).

Se me escapan las gulas del pan...
Ingredientes:
  • un paquete de gulas
  • perejil
  • cebolla morada
  • una rebanada de pan por persona
  • vinagre balsámico
  • buen vinagre de vino tinto
  • aceite de oliva
  • sal maldon

Picamos la cebolla y el perejil y reservamos.
Ponemos a calentar agua en un cazo y cuando rompa a hervir echamos las gulas y cocemos un minuto.
Las colamos y secamos con papel de cocina.
Tostamos las rebanadas de pan.
Mezclamos las gulas con la cebolla, el perejil, el aceite y los vinagres, salpimentamos ligeramente y las repartimos por los panes.
Servimos.

domingo, 17 de junio de 2012

Recetas euro-rescatadas: desayuno irlandés

Espero acabar con esta entrada lo de las recetas rescatadas, aunque vista la avidez de los inversores hay más países en peligro... O más bien más ciudadanos, porque los gobiernos, con que sus bancos estén tranquilos, suben impuestos y bajan sueldos y pensiones y se quedan más anchos que largos.

Bueno, vamos a Irlanda y su desayuno hipercalórico (que por sensatez convertí en un brunch para no irme rodando al curro, y eso que yo tomé la versión reducida). Esto lo tomamos ayer porque era Bloomsday, que no es festivo, simplemente se celebra el Ulises de Joyce siguiendo los pasos de sus protagonistas por todo Dublin todos los 16 de junio; en Dublin se celebra desayunando riñones de ternera, pero me apetecía más esta opción, mucho más porcina.

El desayuno irlandés (de nuevo lo miré en la wikipedia para instruirme) lleva: pan de soda de miga integral (aquí tenéis la versión en pan blanco con yogur y leche; si queréis hacerlo con buttermilk, aquí tenéis la receta del suero de mantequilla y aquí la receta del pan de soda hecha con el suero), salchichas, tocino o beicon, pudding blanco y negro y dos huevos. Lo del pudding -lo miramos- era embutido con avena, pero usamos un par de embutidos catalanes (bull negro y blanco) que llevan patata, que es un producto típicamente irlandés.

Como es brunch, permite acompañar con una guinness...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 6 salchichas frescas
  • un paquete de beicon
  • 4 rodajas gruesas de morcilla (o cualquier embutido hecho con sangre y cereal)
  • 4 rodajas de embutido tipo bull blanco
  • 4 huevos
  • 2 panecillos integrales de bicarbonato

Freímos en un poco de aceite las salchichas frescas, dándoles la vuelta para que no se quemen.
En el mismo aceite hacemos el beicon dándoles el punto que nos guste.
Hacemos las rodajas de embutido blanco y negro (vuelta y vuelta).
Freímos los huevos en aceite.
Servimos todo junto en un plato con el pan de bicarbonato.

viernes, 15 de junio de 2012

Recetas euro-rescatadas: buñuelos de bacalao

Hoy toca Portugal, nuestros vecinos, a los que normalmente damos la espalda, y no sabemos lo que nos perdemos...

Estuve hace unos años, y recuerdo especialmente los tranvías de Lisboa, los azulejos, tan típicos y expresivos, la vista de Alfama desde el castillo de San Jorge, Oporto con sus cuestas y su estación del ferrocarril...

Respecto a la gastronomía, lo que más resalta son las sardinas y el bacalao; mi suegra odia ambas cosas, y en una ocasión que estuvo con mi suegro y el Barbas, le dijo uno: no le gustan las sardinas, no le gusta el bacalao, ¿para qué ha venido a Portugal? Pero a mí sí me gustan. Ambas cosas. Las sardinas las hago en todo caso en la barbacoa (los vecinos se quedan el olor y tú te quedas el sabor, me dijo mi madre), pero estos buñuelos, que no son tan chungos como dice el coleccionable del que lo saqué, se pueden hacer en casa, tanto de tapa como de plato principal. No son todo lo ligeros que sería de desear, pero están muy buenos.

Según el coleccionable es difícil, pero no cuesta tanto encontrar la textura exacta de la masa...
Ingredientes (para 10 buñuelos/2 personas):
  • 240 gr de bacalao desmigado desalado
  • leche
  • zumo de 1/2 limón
  • 1/4 de cebolla
  • 1 huevo
  • 50 gr de harina
  • perejil
  • sal (no mucha, que al bacalao algo le queda)
  • agua
  • aceite de oliva (para la masa)
  • aceite para freír

En un cuenco ponemos el bacalao desmigado, el zumo de limón y echamos leche hasta cubrir el pescado.
Dejamos macerar 3 horas.
Al cabo de 3 horas trituramos el bacalao con la cebolla en el robot.
En un bol mezclamos el huevo batido con la harina, el perejil y el aceite y mezclamos bien.
Añadimos agua hasta que quede una masa homogénea y echamos el bacalao con la cebolla y mezclamos a conciencia.
Dejamos macerar 20 minutos.
Calentamos aceite en una sartén y vamos echando porciones (sacadas con una cuchara) de 5 en 5 para que no se enfríe el aceite.
Escurrimos en papel de cocina y servimos.

miércoles, 13 de junio de 2012

Recetas euro-rescatadas: spanakotyropita

La segunda receta del rescate es para Grecia. Tengo un cariño especial a este país, ya que ahí pasé mi luna de miel con el Barbas en 2004 (no estamos casados, pero igual fue nuestra luna de miel), y los griegos nos cayeron muy bien, nos encantó su país y tenemos muchas ganas de volver (¿cómo es posible tener nostalgia de un país que no es el tuyo?), aunque de momento no se ha dado el caso. La verdad es que nos da tremenda pena lo mal que lo están pasando y de vez en cuando nos damos un ágape (palabra griega, por cierto) a su salud. Con todo lo que Grecia ha dado al mundo y que se vean en éstas...

La receta se la he robado a El comidista, que a su vez lo cogió de La cocina de Vefa, manual de cocina griega, una especie de Escoffier helénica. Por lo que decía Mikel, me tenía un poco desasosegada el tema de aplicar la pasta filo, pero no es tan chungo como me temía (qué aficionada soy a ponerme en lo peor).

Es muy importante escurrir bien las espinacas, o corremos el riesgo de que se ablande la pasta...
Ingredientes:
  • un paquete de pasta filo (unos 250 gr)
  • 300 gr de espinacas
  • 200 gr de queso feta (que sea griego, no un sucedáneo de Président)
  • una cucharada de eneldo
  • dos cucharadas de perejil picado
  • dos cucharadas de leche
  • aceite de oliva
  • una cebolla morada
  • una cucharada de mantequilla
  • un huevo

Precalentamos el horno a 180º.
Picamos la cebolla y la rehogamos en mantequilla durante 10 minutos y dejamos enfriar.
Escaldamos la espinaca 1 minuto en agua hirviendo, escurrimos y mojamos en agua fría; las apretamos para que suelten el agua y las cortamos un poco con el cuchillo.
Mezclamos en un bol el huevo ligeramente batido, la cebolla, las espinacas, el eneldo, el perejil y el feta desmigado (no he sazonado porque el feta suele ser salado) y mezclamos ligeramente.
Untamos aceite en un molde para horno y ponemos una hoja de pasta filo; pintamos con aceite de oliva y ponemos otra capa de filo.
Ponemos el contenido del bol y tapamos con otra hoja de filo; la pintamos y ponemos otra capa; la pintamos y ponemos la última capa, que también pintamos con aceite de oliva.
Doblamos los bordes, salpicamos con un poco de agua, trazamos cuatro cortes sobre la capa superior de pasta filo y horneamos una hora.
Se come a temperatura ambiente...

lunes, 11 de junio de 2012

Recetas euro-rescatadas: tortilla de patatas

Finalmente nos han rescatado. En vez de mostrar mi (enorme) inconformidad con este hecho, prefiero iniciar una serie de recetas para expresar mi solidaridad, empatía, como lo queráis llamar, con la gente de los distintos países intervenidos mediante recetas típicas. Empiezo con la tortilla de patatas por motivos de intendencia.

La tortilla de patatas es un monumento. Une y divide por igual. Une porque quienes pitan el himno y la bandera nunca pitarían una tortilla de patatas, esto es así. Y divide porque en una tortilla de patatas hay tres elementos de desacuerdo:

  1. Cómo se cortan las patatas. A mí me gustan tipo oblea, pero, por comodidad, tiendo a quebrarlas según las estoy cortando y no quedan con forma regular.
  2. Con cebolla o sin cebolla. A mí me gusta con cebolla, sale más jugosita.
  3. Punto de cocción. Si me das una tortilla muy hecha me la como, pero menos hecha me gusta más...
El origen de la tortilla de papas es incierto. Yo lo he puesto en la categoría Navarra por una historia que leí por ahí, aunque no sé si fiarme de ella: durante una de las guerras carlistas (siglo XIX), un militar de alto rango llega a una granja navarra y pide algo de comer; le trajeron este manjar de dioses y queda registrado su primer uso oficial (en más de un sentido). Por último diré que es una receta muy apta para una crisis: huevos, cebolla y patata son ingredientes que se pueden encontrar prácticamente siempre).

Lo de cortarla con una porción de menos es, únicamente, para mostrar el punto de cocción que me gusta en las tortillas...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 3 patatas medianas
  • 1/2 cebolla
  • 4 huevos grandes
  • aceite
  • sal

Pelamos las patatas con un pelador y las cortamos como nos guste (yo sigo la veta con el cuchillo y luego la parto).
Freímos la patata en aceite caliente y a los 4 minutos añadimos la cebolla en trozos medianos.
Sacamos el contenido de la sartén y lo escurrimos sobre papel de cocina.
Batimos 4 huevos y los mezclamos con la patata y la cebolla.
En una sartén pequeña pero honda echamos un poco del aceite de freír las patatas y echamos el huevo con la patata y la cebolla a fuego medio-alto.
Pasados dos minutos, le damos la vuelta con ayuda de un plato (con decisión, la tortilla huele el miedo y basta que dudes para que se desparrame).
La volvemos a meter en la sartén y la hacemos por el otro lado otros dos minutos.
Sacamos y servimos.

viernes, 8 de junio de 2012

Alitas de pollo al ajillo

Ya sé que es un plato facilísimo y básico en tantas cocinas, pero yo no sabía hacerlo, y eso que mi madre intentó enseñarme, pero ese día no estaba yo muy cocinillas y me enteré a medias. Pero vamos, del coleccionable de mi madre saqué esta receta, aunque casi la estropeo, porque me dejé el toque final. El Barbas, como tantas veces, vino a ponoer sensatez y me dijo: es pollo, no se pasa, haz el último paso y nos lo comemos luego. Bingo. Quedó muy bueno y mi neura se diluyó totalmente...

Ingredientes:
  • una bandeja de alitas de pollo
  • 4 dientes de ajo
  • un pedacito de guindilla
  • un vasito de jerez
  • aceite
  • sal

Sazonamos el pollo y freímos en aceite.
Reservamos y freímos en ese aceite los ajos y la guindilla picados.
Añadimos el jerez, echamos el pollo, damos unas vueltas y servimos.

miércoles, 6 de junio de 2012

Ensalada de alubias con jamón de pato para el #diadelaensalada

Hoy, 6 de junio de 2012, es el día de la ensalada en twitter. Le he cogido el gusto a estos hitos twitteros...

Esta receta llevaba un buen rato sin hacerla; la saqué de un libro de Arguiñano, pero al principio la hacía sólo con escarola, judías y jamón de pato. Con el tiempo me abrí a nuevos sabores, y tengo que decir que menos mal, porque gana mucho si se hace como dice el gran Karlos. Es una ensalada que vale para verano o para invierno (la vinagreta es tibia, pero el conjunto refresca, para cena romántica o cena gourmet. Vamos, que es una ensalada redonda. Pasad y leed...

Siempre hago que el jamón tape la ensalada. ¿Estáis dispuestos a ver lo que hay debajo?
Ingredientes (para 2 personas):
  • un bote de judías blancas
  • una bolsa de lechuga gourmet
  • un paquete de jamón de pato
  • 1/2 cebolleta
  • 1 zanahoria
  • sal
  • perejil
  • Para la vinagreta:
  • un puñado de nueces peladas
  • un vasito de vino tinto
  • 1 cucharada de vinagre
  • aceite de oliva
  • 1 chalota
  • sal

Ponemos en la ensaladera las lechugas, las judías escurridas, la zanahoria picada y la cebolleta en juliana.
Hacemos la vinagreta picando la chalota y pochándola en aceite de oliva; añadimos el vino, el vinagre y una pizca de sal y dejamos reducir 10 minutos.
Echamos la vinagreta sobre la ensalada y cubrimos con el jamón de pato.
Removemos y servimos.

lunes, 4 de junio de 2012

Judías con pimientos y bacalao

Señoras que, con calor y todo, llegan y te hacen un puchero de judías. Esas señoras. Yo, concretamente. Pero es que, amigos míos, he vuelto a currar, y esta receta era uno de mis fijos en el taper. No la hice para el día del taper porque no me lo pidió el cuerpo (como si sólo pudiera hacerla en caso de tener trabajo), pero ahora que he vuelto al ruedo, he querido inaugurar esta etapa con este clásico de mi tupperware...

La saqué de una revista de caprabo de primavera de hace unos 6 años (a ojo, no es exacto); rápido esta receta pasó a formar parte de mi inventario; es fácil, bastante rápida y equilibrada...

Por cierto, hace poco vi una receta de ensalada con los mismos ingredientes, pero versión verano, es decir, en ensalada. Porque así no la voy a repetir hasta que vuelva el frío...

A la original yo le he añadido cebolla. Sin cebolla casi no soy persona...
Ingredientes (para 2 personas):
  • un bote pequeño de judías blancas cocidas
  • una bandeja de bacalao desalado desmigado
  • un pimiento rojo
  • un pimiento verde
  • agua
  • 1/2 cebolla
  • una pastilla de caldo vegetal (opcional)
  • aceite de oliva

Cortamos los pimientos y la cebolla.
Rehogamos 2 minutos los pimiento, añadimos la cebolla y rehogamos otros 2 minutos.
Añadimos las judías con el líquido de conservación, rellenamos el tarro de agua y lo agregamos a la cazuela.
Echamos el caldo vegetal.
Cuando el agua rompa a hervir, echamos el bacalao y cocemos 10 ó 15 minutos.

Según la receta original hay que servir caliente, pero se puede meter en el taper y recalentar y queda muy bueno, amén de que el caldito tiene más color tras un rato de reposo.

viernes, 1 de junio de 2012

Xató de Sant Cugat

Si hago caso de la wikipedia, el xató es la salsa que acompaña a la ensalada, y no al revés; pero tenía ganas de hacer la ensalada, y con el romesco que me sobró de esta calçotada de interior, decidí servir esta ensalada y quedarme más ancha que larga. Bueno, más ancha aún me quedé cuando aliñé mi ensalada con una vinagreta tradicional porque el romesco no me gusta.

Por cierto, la wikipedia nos cuenta el origen de la palabra xató: es un plato de zona vinícola, pues se preparaba cuando se ponía un pequeño grifo (l'aixeta) para que saliera el vino, ceremonia bastante importante en el mundo vinatero. Existen variedades canónicas de xató (Vilanova i la Geltrù, Sitges, Vendrell y Vilafranca). Yo llamo al mío de Sant Cugat porque no es nada canónico, empezando por que la salsa es de bote, pero seguí una receta de xató de Sitges del cocinero Isma Prados.

La salsa romesco lleva tomates y ajos asados, pulpa de pimiento choricero, avellanas y almendras peladas, sal y piemienta y aceite de oliva, pero dado que la venden hecha, de momento no entra en mis planes intentarlo...

Supongo que el grifo se pone más para otoño, pero con este tiempo no digáis que no os apetece...
Ingredientes:
  • escarola
  • olivas negras
  • bacalao desalado
  • ventresca de atún en aceite
  • cebolleta
  • tomate de ensalada
  • romesco de bote (cantidad al gusto)
Mezclamos todos los ingredientes de la ensalada en un bol.
Echamos el romesco por encima y disfrutamos.
Isma recomienda hacer una vinagreta con aceite y vinagre de jerez y mezclarlo con el romesco, pero nosotros deconstruimos esta opción: el Barbas se llevó el romesco y yo la vinagreta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...