sábado, 21 de diciembre de 2013

Blinis de salmón ahumado y rocamadour

Esta receta es del libro de cocina de bistrot, aunque en el original era un sandwich. Os prometo que pensaba hacerme un sandwich cuando vi los blinis en el super y decidí que mejor blinis. Entre los quesos de cabra escogí el Rocamadour, con tan buena dicha que no lo metí en la nevera y quedó de lo más coulant. Puede servir de entrante navideño (aunque yo no estoy haciendo ninguna receta en ese sentido) o, como hace Itzi-miotraella, (que hoy es su cumple y acaba de aprobar el curso intermedio del Cordon Bleu, así que la entrada va dedicada a ella), un desayuno de princesa imperial.

Ingredientes:
  • salmón ahumado en lonchas
  • blinis
  • queso rocamadour
  • tomate

Metemos los blinis en la tostadora para que se calienten un par de minutos.
Ponemos encima de cada blini una loncha de salmón ahumado, una rodaja de rocamadour (que habremos dejado fuera de la nevera) y una rodaja de tomate.
Servimos.

Respecto a dónde conseguir los blinis, en España los he visto en El corte inglés, pero se pueden hacer añadiendo royal o bicarbonato a una masa de crepes y haciéndolos en una sartén pequeña.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Salchichas a la sidra

Lo mío con los platos de salchichas es como lo de Georgie Dann con la canción del verano: un formato, cambio un par de cosas y a triunfar. Pero qué queréis, triunfaban con vino blanco (nunca las publiqué), con vino tinto, quitándoles el aceite y ahora cambiando el vino por la sidra (que se estaba muriendo de risa en la alacena después de las albóndigas de la entrada anterior). Es una receta casera, fácil, para triunfar y que con el fermentado (vino y sidra, todavía tengo que intentarlo con cerveza para tener el siguiente bombazo) que haya en casa y con tapa sale tremendo. Y fácil no, lo siguiente.

Ingredientes:
  • salchichas blancas frescas
  • sidra natural
  • cebolla

En el fondo de la sartén ponemos la cebolla en juliana lo más fina posible.
Encima colocamos las salchichas.
Cubrimos con la sidra y cocemos con la tapa puesta hasta que se consuma el alcohol.
Servimos.

Va muy bien con arroz y rúcula.

martes, 17 de diciembre de 2013

Albóndigas a la sidra en microondas

Esta receta es del reto microondero del grupo de FB "cocinando con el microondas". Es una receta razonablemente rápida (más que la otra de albóndigas en microondas que tengo, desde luego), aunque las albóndigas han quedado demasiado hechas para mi gusto, me gustan un poco más jugosas. Me ha gustado cómo la sidra carameliza ligeramente la cebolla. El conjunto bien (soy super fan de las albóndigas, bien lo sabéis). La receta original antes de mis alteraciones es de Virtu, de La cocina de Virtu.

Ingredientes:
  • 200 gr carne picada
  • 1/2 cebolla
  • aceite de oliva
  • 1 huevo
  • perejil
  • ajo
  • pan rallado
  • harina
  • 1 tomate
  • sidra natural

Ponemos a macerar la carne con el huevo, el pan rallado y el ajo y el perejil picados.
Formamos las albóndigas y las enharinamos.
En una fuente para microondas calentamos dos cucharadas de aceite un minuto a 900W.
Ponemos las albóndigas y las hacemos dos minutos a 900W.
Les damos la vuelta y las hacemos otros dos minutos a 900W.
Agregamos la cebolla (poniéndola debajo de las albóndigas) y lo hacemos todo un minuto más a 900W.
Agregamos la pulpa del tomate y el vaso de sidra y hacemos todo 15 minutos a 540W.
Dejamos que repose dos minutos y servimos.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Ad calendas toscanas Diciembre 2013: cantucci

Pues no me he quedado muy contenta con la despedida del reto. No sé si es el horno, si son mis dotes amasadoras, la fuente de aluminio, que cambié el amaretto por oporto + calvados (que no sería la primera vez que se me muere un amaretto en un armario por falta de uso) o una suma de todos estos motivos y alguno más que no haya contemplado yo aquí. Os dejo la receta, que de no haber sido parte del reto, no hubiera visto la luz, no os digo nada y os lo digo todo. Tienen que quedar parecidos a los carquinyolis catalanes (al menos de aspecto) y teóricamente se mojan en vino dulce.

Ingredientes:
  • 100 gr de almendra
  • 150 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de oporto
  • 2 cucharadas de calvados
  • 83 gr de mantequilla
  • 1/2 sobre de levadura
  • 333 gr de harina

En una fuente ponemos la harina y hacemos un volcán, en el que echamos el azúcar, los huevos, la mantequilla derretida, los licores, la levadura y las almendras.
Mezclamos todo y formamos un pan no demasiado blando.
Horneamos a 180º durante media hora.
Lo sacamos, lo dividimos y horneamos a 180º otra media hora.
Servimos con vino dulce.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Quiche sin masa de roquefort y beicon

Esta receta la saqué de un recopilatorio de recetas baratas que compré el primer mes aquí, en París. Me pareció un puntazo y seguidamente le cambié la mitad de ingredientes, a saber, el queso y el jamón. Según sale del horno parece un enorme suflé, pero se le puede dar la vuelta, y queda con un aspecto más profesional, si no se te desbarata, claro (que en caliente ya pasa). Usé la 1/3 parte de medidas de la revista, que indica raciones para 6, y nosotros somos 2.

Ingredientes:
  • 25 gr de tocino en taquitos
  • 1 huevo
  • 130 ml de leche
  • 30 gr de roquefort (u otro queso azul de nuestro gusto)
  • 7 gramos de mantequilla
  • 35 gr de harina
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 210º.
En un bol mezclamos el huevo, la harina, la leche, el queso, la sal y la pimienta.
Engrasamos un molde en el que echamos los dados de beicon.
Agregamos la mezcla y horneamos 30 minutos.
Servimos caliente.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Crema de rúcula y rulo de cabra en microondas

Esta crema es prima de la de lechuga del otro día, pero con algunas variaciones: rúcula (que se estaba poniendo mala) en vez de lechuga, rulo de cabra (que da mucha fuerza al plato) en vez de emental y la patata se cuece aparte y luego se echa a la crema para darle cuerpo. Además, le he echado menos agua de entrada, porque el otro día me sobró un montón de caldo. En mi opinión el rulo sazona bastante, pero cada cual tiene que probarla para darle el punto de sal.

Vale, he hecho una pequeña parte en sartén, porque tenía ganas de añadirle patatita frita...
Ingredientes:
  • mantequilla
  • una cebolla pequeña
  • una patata
  • una taza de agua o caldo
  • rúcula
  • un dedo de rulo de cabra
  • aceite de oliva
  • aceite para freír

Asamos la patata 5 minutos en el micro a 900W.
Pelamos y reservamos.
En un cuenco derretimos la mantequilla un minuto a 900W.
Agregamos la cebolla en cuadraditos y rehogamos otro minuto a 900W.
Agregamos la rúcula y la taza de agua y cocemos 5 minutos a 900W.
Pasado ese tiempo, agregamos la mitad de la patata y el queso y trituramos a conciencia con la batidora.
Cocemos esta mezcla un minuto en el micro a 900W mientras doramos en un poco de aceite el resto de la patata cocida.
Servimos la crema en cuencos con la patata dorada y un chorro de aceite.

lunes, 9 de diciembre de 2013

Tártar de atún y wakame

Esta receta es de las que más éxito han tenido entre las que he hecho para reseñar un libro de El Mar de Tinta. Pertenece al libro "Adelgaza sin hambre y con humor con mis recetas proteicas", del blog de Carmen Albo (Guisándome la vida). Casi me alegré de no tener todos los ingredientes en casa cuando lo hice en Santcu, porque implicaba que lo tenía que repetir. Aunque en México lo del atún rojo es un nombre, es más bien atún de aleta amarilla, que según mi cuñada tiñen para venderlo como si fuera rojo. Para el caso, compré un carpaccio de atún de aleta amarilla para hacer esta receta, que queda deliciosa, palabrita de bloguera.

Es una mezcla de sabores tremenda y con una personalidad inmensa, nos ha encantado.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 gr de atún
  • 2 cucharadas de alga wakame deshidratada
  • 1/2 lima
  • salsa de soja
  • pasta wasabi
  • salsa perrins
  • sésamo para decorar

Hidratamos el alga wakame según indique el fabricante.
Cortamos el atún en daditos y reservamos.
Picamos el alga hidratada y la mezclamos con el atún que habíamos reservado.
Marinamos media hora el pescado y el alga con el zumo de lima, la soja y la perrins en dosis al gusto más un poco de wasabi.
Tras el tiempo de marinado ponemos el pescado con el alga en un molde y emplatamos con sésamo por encima.

viernes, 6 de diciembre de 2013

Carpaccio al queso azul

Otra foto que andaba perdida y ahora ya está en buenas manos (las mías). La receta es del libro de cocina de bistrôt, y es un carpaccio más para mi colección. Es muy fácil, como vais a ver ahora, si os interesa la carne cruda o el queso con carácter. El original es con piñones, pero no los vi en la tienda (nuevo país, nuevo supermercado).

En otro orden de cosas, el buscador por ingredientes vuelve a darme pegas. Ufff a ver si pronto lo restituyo a pleno rendimiento. Qué hartura con estos de blogger/google...

Plato con horror vacui. ¡Que no se vea la loza!
Ingredientes (para 2 personas):
  • una bandeja de carpaccio
  • rúcula
  • aceite de oliva
  • queso azul
  • nueces

Sacamos el carpaccio de la nevera un rato antes de servir.
Repartimos el carpaccio en los platos.
Echamos la rúcula lavada por los platos.
Desmigamos el queso con las manos y lo repartimos por la ensalada.
Doramos la nuez en la sartén sin aceite y lo echamos en el carpaccio.
Regamos con aceite de oliva y servimos.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Macarrones al queso azul

El finde pasado fue satisfactoriamente agotador: el sábado fuimos a comprar cositas de cocina (quién puede resistirse a eso) y el domingo fuimos a eurodisney. Al descargar las fotos del domingo de repente encontré unas fotos de las que ni me acordaba, y eso que son del mes pasado: dos platos al microondas que tampoco son demasiado memorables (aparte de lo que aprendí de ellos, que no fue poco) y estos macarrones, que me estaba yo preguntando dónde estaba la foto, y mira, en la carpeta que no era. Es una receta riquísima de aprovechamiento y fácil como ella sola.

Creo que he hecho alguna parecida alguna vez o he usado una salsa en alguna receta parecida, pero es que lo que está bueno está bueno...
Ingredientes:
  • macarrones
  • queso azul
  • nueces
  • escalonia
  • nata
  • mantequilla

Cocemos la pasta en agua el tiempo que diga el fabricante y escurrimos.
En una sartén ponemos un poco de mantequilla y rehogamos la escalonia hasta que se quede transparente.
Agregamos la nuez troceada, damos unas vueltas y añadimos el queso, desmenuzándolo con la cuchara de madera.
Agregamos poco a poco nata de cocinar hasta que quede de la textura que nos guste.
Echamos los macarrones escurridos y mezclamos todo a conciencia para que los macarrones se impregnen bien de la salsa y servimos.

He aquí los juguetitos que me compré: unos moldes para hacer donuts, una rasqueta (o similar, mi intención es usarla para eso), unos moldes de muffins (que no falten, parece que los colecciono), unas planchas para hacer el borde de los pasteles, ya sea liso o dentado, unos cuencos para servir la sopa de cebolla (sólo hay uno en la foto), dos ramequines para tener aquí, un rodillo para agujerear hojaldre y una taza de Minnie Mouse; ésta última, obviamente, es de eurodisney. Elegí a Minnie porque soy una tía mimosa, y el otro día estuve viendo fotos de mi preciosa sobrina, que justo hoy cumple un añito, con una camiseta de Minnie. Y como llevo diez meses sin verla (emigrantes nosotros y emigrantes ellos), se me ocurrió que Minnie Mouse era la mejor manera de sentirme cerca de ella. Al hilo, la taza es muy chula, Minnie está como en relieve con brillitos. Ha tenido que venir mi sobrina a demostrarme lo que mola la ratoncita...

lunes, 2 de diciembre de 2013

Estofado de morcillo a la cerveza negra

El estofado de hoy se lo robé a Anita Cocinitas, cuyo blog acaba de cumplir cuatro años; ella es más de ideas fijas con los estofados y a mí me gusta coleccionarlos y hacerlos según la ocasión, y cuando vi éste de cerveza negra, me hicieron los ojos chiribitas, no porque me pierda la cerveza -ninguna cerveza-, sino porque tenía que tener un sabor fuertecito y apetecible, como efectivamente fue. También a diferencia de ella, en vez de poner las papas al final, las freí y luego les di un hervor en el guiso, pero eso ya es cada uno en su cocina.

Sin embargo, como ella en Austria, yo en Francia me las vi un poco para encontrar la marca de cerveza negra. Con mi francés que sirve para sacarme del paso sin alharacas le pregunté a uno dónde encontrar las cervezas negras tipo guinness. El tipo me mandó al estante de cervezas y busca, Su, busca. Encontré una que parecía negra -al menos la lata lo era- y me la agencié. El resultado es melosito, hecho a fuego no tan lento -porque la vitro no quiere, oiga-, para mojar pan y tan fácil como esto:

Textura ideal para un estofado. Aunque la vitro se resista al fuego lento.
Ingredientes:
  • morcillo de ternera
  • una lata de cerveza negra
  • 1 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • cebolla
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
  • una patata

Pelamos y cortamos las zanahorias.
Picamos el pimiento, la cebolla y el ajo.
Ponemos en una cazuela ancha un chorro de aceite con la zanahoria y el pimiento.
Salteamos un par de minutos y añadimos el ajo y la cebolla.
Salamos y rehogamos hasta que la cebolla cambie de color.
Enharinamos la carne troceada y la añadimos a la cazuela.
Vamos dando unas vueltas hasta que tome algo de color por todas partes y añadimos la cerveza y un vaso de agua.
Cocinamos hora y media o hasta que la salsa se haya engordado (se consuma la cerveza y la salsa esté densa).
Durante la última media hora añadimos las patatas fritas en dados, dejando que se integren los sabores.
De un día para otro está todavía mejor.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Crema de lechuga con emmental en microondas

Esta crema me ha dejado muy contenta, porque a partir de mi experiencia con el micro la he creado de principio a fin, vagamente inspirada por una crema que tengo ya, aunque en mi opinión mejorada. Se puede hacer en la olla si preferís, pero que sepáis que en el micro se puede. Ya empiezo a darle vida al juguete de marras y es razonablemente rápido.

Elegí de guarnición la cebolla morada, que ya me había dado buen resultado, pero yo creo que irían bien torreznos o picatostes.
Ingredientes (por persona):
  • 1/4 de cebolla
  • 1/8 de cebolla morada
  • una patata pequeña
  • una cucharada sopera de mantequilla sin sal
  • las hojas exteriores de una lechuga
  • 500 ml de agua o caldo de verduras
  • dos puñados de queso emental rallado (iría mejor en polvo que en rapé para triturarlo luego)
  • un poco de aceite de cocinar
  • un chorreón de buen aceite de oliva

Cortamos en taquitos la cebolla y la patata.
En un cuenco derretimos la mantequilla 45 segundos a 900W.
Echamos la cebolla y rehogamos de 30 segundos a un minuto, mezclando bien con una cuchara.
Añadimos la patata en cubitos, mezclamos y cocemos otro minuto.
Añadimos la lechuga, que habremos cortado con la mano, y cubrimos con el caldo.
Cocemos durante 5 minutos a 900W.
Añadimos el queso y cocemos otro minuto.
Echamos el contenido sólido en el robot y un cazo del caldo y lo trituramos a conciencia con la batidora.
Si queremos que esté más fino, lo pasamos por el chino (yo no lo he hecho).
Cocemos un minuto más y servimos en los platos que vayamos a usar.
En un plato ponemos un par de cucharadas del aceite de cocinar y calentamos 10 segundos a 900W.
Echamos la cebolla morada cortada en taquitos y ponemos en el microondas 30 segundos.
Echamos la cebolla en la crema de lechuga, decoramos con un chorro de un buen aceite y servimos.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Fondue de camembert con bayas en microondas y mi AIG

Aquí os traigo una de las primeras recetas con microondas. El primer shock al llegar al piso es que el horno no era exactamente un horno, sino un microondas con prestaciones añadidas. Al principio torcí el gesto, no os voy a engañar, pero luego pensé en aprender a usar el micro y probar nuevas recetas. El horno ha resultado tener la función de convección, por lo que, en cierto sentido, tengo horno, pero pienso usar la función de microondas para aprender nuevas recetas y nuevas formas de conseguirlas.

Por ejemplo, con esta fondue, totalmente hecha en micro. Seguramente se pueda hacer en horno con un delicioso resultado, pero hoy vamos a hacerla en micro y servirla con un rico pan francés al lado. Es fácil y rápida. La saqué del programa "El microondas" de Canal Cocina y, típicamente, le puse mi toque.

El pan está arriba a la izquierda.
Si lo queréis hacer en horno convencional, unos 15 minutos a 200º pueden bastar.
Ingredientes:
  • 1 queso camembert entero
  • un puñado de almendras laminadas
  • un puñado de bayas al gusto

Tostamos las almendras en un plato durante 2 minutos al 100%.
Quitamos la capa superior del queso y metemos las bayas en él.
Metemos al micro al 100% durante 2 minutos o hasta que se funda.
Sacamos y espolvoreamos con las almendras laminadas.
Servimos con el pan para mojar.

Un delantal y una manopla -que me vienen de lujo en esta cocina a medio hacer- unos moldes que se me antojan muy caribeños, una preciosa cuchara de servir pasta lunga y dos libros: un clásico entre los clásicos -que nunca se termina de descubrir y que siempre viene bien-, las 1080 recetas de Simone Ortega y un libro de cocina cubana que abrirá nuestros paladares a la cocina de la mayor de las Antillas.

Respecto a mi AIG, creí que este año no llegaba. Menudo periplo. Pero doy las gracias a Lulú, de Lulu's kitchen y a Jess, la organizadora, creo que hemos formado un buen equipo y conseguido que llegara. Confieso que no lo puse fácil. Ansiosa de participar, di la dirección de mi primo, donde llegamos a París al principio, y luego nos mudamos a donde estamos ahora, un poco más al norte. Claro, si yo les doy la dirección anterior, lo mandan a la dirección anterior. Tampoco tienen una bola de cristal.

Hace dos jueves me escribe Jess: que no me han podido encontrar en la dirección. Doy la nueva y mi móvil y espero, ansiosa, la llegada. Pero pasa una semana. ¿Para eso tanta prisa? Escribo a Jess, que escribe a Lulú (yo todavía no conozco su identidad), que llama a Fedex, le dicen un teléfono y el número de pedido, se lo manda a Jess y me lo manda a mí. Llamo. Para mi alivio -porque en ese momento mi escaso francés decide esconderse en un lugar por determinar- hablan inglés, y ahí les pregunto qué onda con mi paquete. Les doy mi móvil y la dirección nueva. Pero miro su web y flipo, porque según vieron que no estaba mandaron el paquete a algún lugar del aeropuerto y ahí se queda, si no llego a llamar se pudre en el aeropuerto. Y todavía dicen que la clienta ha perdido derecho a reembolso, un poco papones éstos de fedex.

El martes miro la web -no quería mirar por si decían quién era ella, pero la curiosidad me pudo; no dicen quién es el remitente, para dejar la I de AIG como incógnita- y vi que lo habían vuelto a sacar del aeropuerto y que -lo importante- ya estaba en el camión de reparto. Y yo, como los niños chicos cuando sonaba el ascensor. Finalmente suena la puerta, abro, y ahí está, Lulú se lo ha currado, me ha traído algo de sus dos países, Cuba y España y un atisbo de sus dotes reposteras -porque hace unas cositas de flipar-. Me han gustado mucho, son fáciles de transportar entre dos continentes y encima queda bien en las fotos ;).

lunes, 25 de noviembre de 2013

Rollitos de berenjena con feta y tomate

Del libro de cocina bistrotera de la entrada anterior, esta cena ligera y llena de sabor del mediterráneo. La verdad, tras varios meses con sucedáneo de feta fue un agradable encuentro con esta delicia griega. El original es con tomates secos, pero yo soy muy farruca y los usé frescos.

Comida rápida, tanto para hacer como para degustar.
Ingredientes:
  • una berenjena
  • aceite de oliva
  • una hojas de rúcula
  • tomates cherry
  • feta

Lavamos la berenjena y la cortamos en tiras lo más finas posibles.
Las asamos sobre el grill o en el horno con un poco de aceite untado en cada loncha (yo lo asé a 200º en el horno).
Las colocamos sobre una fuente.
Colocamos la rúcula lavada y escurrida sobre cada loncha de berenjena.
Agregamos los tomates en mitades y el feta desmigado.
Enrollamos las rebanadas de berenjena, aliñamos con el aceite y pimentamos.
Servimos.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Kulibiac de salmón y espinacas

Ayer este blog cumplió cuatro años de vida. Este año, con tanta ida y venida, lo he disfrutado de una manera nueva, volviendo a paladear las recetas que ya había hecho, de manera menos obsesiva y disfrutándolo. Aprendiendo los secretos de la intendencia en distintos sitios y viendo recetitas de otros cocinillas que también inspiran y enseñan cosas. En lo culinario ha sido un buen año -y con unos cuantos juguetitos nuevos que me esperan en México-. De momento empezamos este año 4 en París, donde estoy aprendiendo algunas cosillas que irán saliendo -como cocinar en microondas o las mil masas saladas horneadas-.

Ya metidos en faena, finalmente me compré aquel libro de cocina de bistrot del que hablé hace unas cuantas semanas. Y ya por esta receta valió la pena, porque me ha encantado, vale para comer en frío o en caliente y es muy fácil. Gordon Ramsay tiene una versión más currada (que intentaré hacer un día), pero vamos, para ir rápido, con ésta se triunfa. Lo de kulibiac no sé de dónde lo han sacado, pero bueno, si no os gusta, le llamáis hojaldre, y punto pelota. Ahora, atentos, que llega lo bueno:

El hojaldre sacado del horno en toda su majestad.
Ingredientes:
  • una plancha de hojaldre
  • espinacas (según el libro, un kilo, pero las que tengáis)
  • un lomo de salmón
  • aceite de oliva (mantequilla en el original)
  • un huevo
Y sí, este año me he propuesto poner en cada foto lo que es, para facilitarme a mí la labor para empezar...

Quitamos la piel al salmón (si la trae) y las espinas.
Extendemos el hojaldre y colocamos el salmón en medio, centradito.
Rehogamos las espinacas en aceite (en el original con mantequilla) durante unos 10 minutos y las colocamos sobre el salmón.
Cerramos el hojaldre y lo pintamos con el huevo.
Horneamos 30 minutos en el horno precalentado a 180º.
Servimos caliente (a sabiendas de que frío también está de muerte).

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Lasaña vegetal

Con la pasta que me sobró de la lasaña de gambas -y que guardé en la nevera en un tuper con agua- hice esta lasaña con las verduras ultracongeladas que me quedaban, justo antes de venir a París -de hecho, el señor Barbas ya se había venido-. Así, tras hacer unos trámites en la oficina de migración, me puse manos a la obra y terminé la operación congelador, más pequeña que otras veces. Es una receta muy fácil, y como siempre la pasta de arriba se me cuarteó un poco, aunque menos, porque el queso en lonchas lo impidió.

Este año he hecho varias lasañas, y debo decir que la que menos me apetece es la boloñesa...
Ingredientes:
  • Pasta para lasaña
  • queso en lonchas (el que más nos guste, pero que gratine bien)
  • verduras ultracongeladas al gusto (en mi caso, judía verde y guisante)

Precalentamos el horno a tope en modo gril.
Hacemos la pasta el tiempo que indique el fabricante (en mi caso, la escurrimos).
En un wok con un poco de aceite rehogamos la verdura ultracongelada y reservamos.
Escurrimos la pasta.
Cubrimos el fondo de un molde engrasado con la pasta, ponemos dos lonchas de queso y parte de la verdura.
Repetimos la operación hasta terminar con una capa de pasta y otra de queso.
Gratinamos y servimos.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Tortilla de maíz

Este título llamaría a engaño en sitios como México o Guatemala, donde una tortilla de maíz es un pan plano hecho con maíz y frito en comal (aquí tenéis la entrada del Cordon Bleu donde explico cómo hacerlas). Así que, si eres mexicano o centroamericano, puedes pensar en un omelette de elote, con un excedente de este último que tenía en el conge, y se me ocurrió darle salida de esta forma en un plato completo y resultón. Aunque en México son de cuajar más el huevo que una servidora, pero bueno, eso va en gustos.

Los granos de maíz son tímidos y no querían salir en la foto, pero nada que una tortilla poco cuajada no pueda lograr.
Ingredientes:
  • 2 huevos por persona
  • maíz en grano congelado o en lata
  • aceite para cuajar la tortilla

Si el maíz es de lata, lo escurrimos; si es congelado, seguimos las instrucciones del fabricante y lo escurrimos.
Batimos los huevos y los mezclamos con los granos de maíz.
En una sartén antiadherente cuajamos la tortilla al punto que nos guste y servimos.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Ad calendas toscanas Noviembre 2013. Minestra di farro

El título miente, no es farro, porque no es espelta, sino grano de trigo. Una de las características de este reto ha sido ir encontrando los ingredientes (salvia en España, marisco en México) o sustituyéndolos por otros de similares características. Con tanta mudanza, micro o macro, debía añadir al hecho de que no estaba habituada a algunas cosas de Italia, que tampoco lo estaba a otras del sitio donde estaba (salvo en el caso de España, que me la sé un poco mejor). Pero creo que, salvo que nos pongamos puristas, lo he logrado casi del todo, y he traído un platazo de alubias (la otra, que he cambiado pintas por blancas por motivos de intendencia y he puesto algunas verduras distintas de las que indica el calendario) con trigo que estaba muy bueno, a ver si os gusta el último plato salado del reto toscano.

Las legumbres tienen muy mala prensa y no son tan pesadas como dicta su leyenda.
Ingredientes:
  • 2 puñados de alubias blancas
  • 2 puñados de trigo en grano
  • un tomate
  • salsa de tomate
  • 2 dientes de ajo
  • hierbas
  • panceta
  • zanahoria
  • puerro
  • cebolla
  • apio
  • apionabo
  • perejil
  • aceite de oliva
  • agua o caldo

La noche anterior ponemos las judías a remojar en agua fría.
Por la mañana ponemos a hervir las judías en agua fría y, cuando rompa a hervir, las escurrimos y repetimos la operación una vez (las asustamos).
Ya debidamente asustadas, ponemos las judías en agua fría con un tomate picado y un diente de ajo picado y cocemos hora y media (no pongo tiempos de olla exprés porque aquí no tengo y lo he hecho todo en plan artesanal).
En una cazuela grande rehogamos con un poco de aceite la panceta con el otro diente de ajo picado y añadimos las hierbas.
Cuando cambie de color, agregamos todas las verduras troceadas y la salsa de tomate, damos unas vueltas y cubrimos con el caldo.
Cocemos media hora y agregamos el contenido de la cazuela de las judías.
Cocemos otra media hora.
Agregamos el trigo y herviríamos el tiempo que indica el fabricante (este paso y los sucesivos yo los dejé para la noche).
Servimos en los platos y adornamos con perejil picado y un chorro de un buen aceite de oliva.

Si se hace con espelta, hay que remojarla en frío 4 horas antes de usarla y cocerla 20 minutos, no sólo 10.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Lasaña de gambas al pesto

Me salen mal las lasañas y la capa de arriba siempre me queda dura y más tiesa que la mojama. La primera vez me llevé un disgusto morrocotudo, la siguiente me resigné, y en ésas he tirado el resto de veces. Nunca he sido lasañera, la verdad, por lo que tampoco me voy a pasar el resto de mi existencia intentando mejorar esto. Normalmente cambiaría la pasta de lasaña por otra, pero compré un paquete y tenía que sacarlo, y qué mejor que una operación congelador. En esta ocasión me pasé con la pasta, así que la guardé en un taper con agua para otra entrada, digo para otro plato. Respecto a las gambas con pesto, habrá quien rechiste por poner marisco con una salsa con queso, que al parecer en dieta mediterránea es un tabú mayúsculo. Pero yo pensé que era una mezcla interesante, y seguí mi instinto, y queda interesante, eso por decir lo menos. Que los puristas coman lo que les plazca, a mí esta mezcla me gusta...

De frente y de perfil se ve un poco lo caótica que quedó, pero no lo buena que estaba.
Ingredientes:
  • placas de lasaña
  • gambones pelados
  • un bote de pesto
  • ajo picado
  • aceite de oliva
  • queso rallado

Preparamos la pasta como diga el fabricante y la dejamos reposar.
Rehogamos las gambas con el aceite de oliva y un poco de ajo hasta que cambien de color.
Mezclamos las gambas con el pesto a conciencia.
Alternamos en una fuente de horno una capa de pasta y la mezcla de pesto y gambas, terminando con una capa de pasta.
Cubrimos con queso rallado y gratinamos hasta que se dore.
Servimos.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Conejo al horno con berenjena y calabacín

Ya estamos con la operación congelador de las cosas que quedaban en México antes de venirnos. Habíamos comprado conejo, que allí no te creas que se consigue ni demasiado joven ni demasiado barato. Éste era de unos granjeros asturianos o algo así afincados allá, y según me dijeron los que lo comieron, estaba bastante bueno. La receta la saqué del libro de Gordon Ramsay (que usa dos cazuelas, una normal y otra para horno) y la original es con pollo, así que si os apetece pero no queréis conejo, en esta ocasión el cambio pollo/conejo está más que justificado. Con lo que venía en la bandeja (menos la cabeza) comieron tres.

Queda bastante jugosito, ¿no?
Ingredientes:
  • una berenjena
  • sal y pimienta
  • un conejo en cuartos u octavos
  • 2 escalonias
  • 2 dientes de ajo
  • tomillo
  • romero
  • 2 calabacines
  • un vaso de vino blanco
  • pulpa de tomate

Salamos la berenjena en rodajas y colocamos sobre un colador para que suelte el amargor; pasada media hora, la pasamos por agua fría y la secamos, y lista para usarse.
Precalentamos el horno a 190ºC.
En una cazuela que pueda ir al horno echamos dos cucharadas de aceite y rehogamos el conejo salpimentado 4 minutos por un lado y 3 por el otro.
Reservamos el conejo y en ese aceite echamos las escalonias y el ajo picados, la berenjena y un un poco de romero y tomillo.
Cocemos 5 minutos, hasta que las escalonias estén traslúcidas y blandas y la berenjena empiece a ablandarse.
Añadimos los calabacines y el vino y cocemos hasta que se reduzca a la mitad.
Echamos la pulpa de tomate, mezclamos bien, ponemos el conejo de vuelta en la cazuela y metemos al horno.
Horneamos de 5 a 10 minutos, según el tamaño del conejo, y dejamos reposar 5 minutos antes de servir.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Crepes de espárrago gratinados

Esta receta la saqué de una revista caprabo de primavera y la hice en verano. Por esa lógica tan mía la publico en otoño.

Se puede hacer en modo falsarius chef con obleas de crepes compradas (aunque sólo las he visto en Francia, seguro que las venden en más sitios), espárragos verdes de bote y el consabido queso. A mí para gratinar me gusta más el filato emental, no sé por qué usé queso en lonchas, supongo que el entorno sabanil me inspiró.

La masa la hice a partir de la publicada en LCB, que voy a poner en la entrada, claro. Para esta ocasión me he dado cuenta de que haciendo crepes la prisa es mala consejera. ¿Que se te hace un siete al darle la vuelta? Se le añade un poco más de masa y muuuucha paciencia para que todo esté en su sitio. Como bretones de toda la vida, vamos.

Los espárragos están más ricos si los pasamos por la plancha en vez de hervirlos, así es como nos gustan en casa, conservan todo el sabor (con la mejora del doradito) y se quedan derechos como velas.

En los extremos de la foto se nota la crep...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 8 espárragos verdes gorditos
  • queso emental en lonchas
  • Para las crepes (salen 4 en una crepera de 24 cm de diámetro):
  • 125 gr de harina normal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos batidos
  • 300 ml de leche
  • mantequilla (para hacer cada crêpe)

Hacemos la masa mezclando los ingredientes con la minipimer y dejamos reposar una media hora.
Engrasamos la crepera con mantequilla y hacemos la crep por los dos lados; la sacamos a un plato.
Repetimos el paso anterior hasta que se nos acabe la masa.
Dejamos reposar las crepes y mientras so asamos en otra sartén los espárragos (sin la parte dura) hasta que se doren.
Precalentamos el horno (modo gratinar) a 200ºC.
Enrollamos los espárragos de dos en dos en los crepes y los ponemos en una fuente de horno.
Cubrimos con el queso y lo metemos en el horno.
Sacamos cuando se haya dorado el queso y servimos.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Brownie de M&M's

Este postre lo llevé a una comida familiar. Tenía un montón de m&m's para hacer la tarta kitkat, pero nunca llegué a hacerla, siempre me daba pereza. Finalmente tiré por el camino de en medio y resolví hacer un brownie con los m&m's, a ver qué tal. Tenía de tres tipos: los de chocolate, los de cacahuete y unos rellenos de galleta salada que prometían mucho. La receta la saqué de aquí, pero alteré las raciones y el tiempo de cocción. En el link tenéis las medidas originales y yo os voy a dar las mías.

Al comer se nota el m&m, en la foto sólo en la parte de abajo.
Ingredientes:
  • una taza + 1/3 de harina
  • una cucharada sopera de bicarbonato (o royal)
  • 1/2 cucharada sopera de sal
  • una tableta hershey (150 gr) de chocolate de repostería
  • 125 gr de mantequilla sin sal
  • una taza de azúcar
  • 1/3 de taza de azúcar glas (se me acabó de la otra, por eso eché ésta en menor cantidad, porque endulza más)
  • 4 huevos grandes
  • 2 cucharadas de extracto líquido de vainilla (siempre echo de más, y no voluntariamente)
  • 1/2 taza de cada tipo de M&M
No me quedan con acabado pastelero, pero fueron irresistibles. Yo me quedé con los bordes para picotear entre semana.

Por un lado, mezclamos la harina, el royal, la sal y el azúcar.
Por otro, en modo descongelación y en intervalos de 45 segundos (para que no se quemen), derretimos en el microondas la mantequilla y el chocolate y mezclamos bien.
Añadimos la vainilla al chocolate, una vez bien mezclado.
Echamos los huevos al bol de la harina y mezclamos bien con las varillas.
Agregamos el chocolate y volvemos a mezclar bien.
Echamos los m&m's y realizamos la última mezcla.
Precalentamos el horno de convección (quiero aprender a usarlo, con motivo de la boda hay dos hornos de Su) a 175ºC.
Forramos un molde de silicona con papel de horno y con una espátula repartimos el contenido del bol.
Cocemos una hora (menos tiempo salía el palillo sucio, y más empieza a oler a quemado), lo sacamos, dejamos enfriar y desmoldamos.
Cortamos un centímetro por cada lado (para intentar regularizar) y luego cortamos en cuadritos y servimos.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Molde de salmón con alga wakame

La receta de hoy se la robé al reto algas de Palmira, de Come conmigo, el blog de Palmira, que os recomiendo que visiteis, porque tiene unas cositas de quitar el hipo, no me extraña que este año enhebre un concurso con otro. Fui su AIG el año pasado, y aunque en general nuestra dieta es un poco distinta -yo soy más carnívora y me gusta el queso, por ejemplo-, había probado el alga wakame y me encanta el salmón, por lo que vi otra manera de cocinar con wakame y pensé: ésta es la mía, ésta la pruebo. Lástima que mi comprensión lectora y las prisas que a veces meto a las cosas hicieran que se me olvidara el limón en el molde. Para compensarlo, hice un aliño Lennon & McCartney (limón y buen aceite de oliva), y aunque no es exactamente lo mismo, queda rico, lleno de sabor y muy sano. Y aunque ella lo hace como molde de verano (consumir frío), yo creo que no esperamos a que se enfriara del todo e igual nos gustó.

Con el aliño una vez saqué el molde de la silicona...
Ingredientes:
  • 350g de salmón fresco (sin pieles ni espinas)
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1CS* de algas wakame
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva para untar el molde, si no es de silicona
  • Sal, pimienta
  • limón y aceite de oliva para emplatar
Cuando compro patatas ultracongeladas me entra un poco de complejo de culpa y hago lo posible por darles salida.

Precalentamos el horno a 200º.
Hidratamos el alga según instrucciones del fabricante.
En el robot trituramos la cebolleta, el salmón y el alga rehidratada y lo mezclamos con el huevo batido y ajustamos de sal y pimienta.
Untamos un molde de silicona de aceite y echamos la masa en él.
Horneamos al baño maría el molde tapado (si no tuviera tapa, usamos papel de aluminio) y dejamos templar antes de servir.
Hacemos un aliño con aceite, zumo de limón y sal y servimos con la guarnición que hayamos elegido (en mi caso, papas fritas).

jueves, 31 de octubre de 2013

Pilau de gambas

Esta receta la saqué del libro de menúes de Gordon Ramsay. Me llamó la atención, aunque estábamos empacando cajas y no me dio tiempo a hacerla antes de la Gran Migración a México. Una vez allí me pareció que me faltaban algunas especias, hasta que se me ocurrió mirar los ingredientes del bote etiquetado como "curry" y vi que las tenía todas, y me lancé a hacer esta especie de paella indostánica en horno. Para alguien tan poco aventurero como yo, he de decir que está muy buena, es fácil y te sales un poco de la norma de los arroces típicos.

En vez del book habitual, sólo hice esta foto. Me encanta cómo quedaron las gambas, que son unos señores gambones.
Ingredientes:
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 200 gr de arroz basmati
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • una cebolla morada picada
  • un diente de ajo pelado y picado
  • tomillo
  • curry de bote al gusto (debe contener comino, coriandro y cardamomo, o usar estas especias por separado)
  • 20 gambones pelados

Precalentamos el horno a 200ºC.
Cogemos papel de horno que pueda cubrir una cazuela apta para horno y fogones y, doblándolo, le recortamos un boquete en el centro para que salga el vapor.
Ponemos a hervir el caldo.
En la cazuela calentamos el aceite y sofreímos las especias, las hierbas, la cebolla y el ajo y rehogamos a fuego medio de 2 a 3 minutos.
Añadimos el arroz, salpimentamos y lo tostamos durante un minuto.
Echamos el caldo caliente y disponemos las gambas peladas sobre el arroz en una sola capa.
Cubrimos con el papel vegetal y metemos la cazuela en el horno.
Cocemos durante 10-12 minutos o hasta que el arroz esté tierno y haya absorbido casi todo el líquido.
Reposamos, todavía cubierto con el papel de horno, durante 5 minutos antes de servir.

lunes, 28 de octubre de 2013

Estofado de morcillo

Esta entrada la estoy escribiendo desde el salón del piso que estrenamos el sábado, ¡al fin! Da gusto estar en tu casa, aunque sea tu casa para un rato. Tiene ascensor (cosa rara en París), pero justo el sábado con todos los maletones que traíamos, ¡zas! Uno estaba en obras y el otro se había roto justo esa mañana, por lo que nos tocó hacer toda la mudanza a pie, 5 pisos para arriba, 5 pisos para abajo. Lo bueno es que ya no tengo los brazos blandurrios que traía hace cosa de un mes. Mi gimnasio se llama París :)

Este estofado estupendo lo saqué del ebook de Robin Food: típicamente había sacado algo del congelador (morcillo, por las dudas), y de repente me encontraba sin la receta que yo quería, o me había pillado el toro con la hora, que también me pasa con cierta frecuencia. He cambiado el pimiento rojo por el verde (otra vez la intendencia), pero en general he respetado la receta, y, como buen estofado tremendo, está buenísimo. De un día para otro tiene que estar de saltarse la boina.

Soy muy fan del morcillo. Los estofados no quedan igual con otras carnes.
Ingredientes (para 3 personas):
  • 750 gr de morcillo
  • un pimiento verde
  • cebolla
  • puerro
  • zanahoria
  • ajo
  • un vaso de vino tinto
  • una copita de coñac
  • 3 vasos de caldo
  • harina
  • aceite de oliva
  • sal

Cortamos las verduras en dados.
Cortamos la carne en dados, la enharinamos (yo la meto con una cucharada colmada de harina en un taper, lo cierro, lo agito y se impregna todo regularmente).
Doramos la carne con aceite y retiramos.
En ese aceite y un poco más pochamos las verduras sazonadas durante 10 minutos.
Agregamos la carne y rehogamos 3 minutos.
Vertemos el coñac y reducimos.
Añadimos el vino y cocinamos 10 minutos.
Echamos el caldo, bajamos el fuego, ponemos la tapa de la olla y cocemos a velocidad 2 durante 27 minutos (4 horas si lo hacemos a fuego lento).
Pasado ese tiempo despresurizamos, destapamos, ponemos al punto de sal y servimos.

viernes, 25 de octubre de 2013

Flamenquines Gorgonzola y Argote

Llevo un rato sin platos conceptualistas, o más bien este plato lleva unos meses esperando ver la luz. Está dedicada al poeta cordobés Góngora, y se me ocurrió a partir de una cosa que me comentó Dolorss, del Blog de cuina, y es que ella le llamaba gorgonzola cuando estudiaba, y a partir de ahí empecé a pergeñar un plato que debía tener las siguientes características:

  1. Llevar gorgonzola, para representar al autor Góngora con una licencia sonora.
  2. Debía llevar jamón, por las broncas con Quevedo en las que éste lo despreciaba por su supuesto origen judío (es un poco triste recurrir a eso y no a su obra para diseñar el plato, pero no de algún sitio debía yo tirar... y ríase la gente)
  3. Debía ser un plato cordobés, como el poeta.
Como dice el anuncio del huevo kinder, pero ésas son tres recetas. No, más bien son unos flamenquines con gorgonzola y serrano. Una delicia, vamos. Un poco calórica, pero rica.

Pimiento verde frito y huevo tonto para acompañar.
Ingredientes:
  • jamón serrano
  • queso gorgonzola
  • huevo
  • pan rallado
  • harina
  • aceite para freír

Untamos con gorgonzola las lonchas de jamón serrano.
Las enrollamos y las pasamos por harina, huevo y pan rallado, de manera que queden bien cubiertas.
Freímos en aceite, escurrimos en papel de cocina y servimos.

miércoles, 23 de octubre de 2013

Ensalada trigarante

La ensalada en origen se llamaba italiana, pero como lleva aguacate, que es más mexicano que italiano, y tomate, que viene de allí también, le cambié el nombre (la bandera mexicana se llamaba la trigarante). Por lo demás, está muy buena. La hice en junio (se me ha acumulado el trabajo), por si ahora os destempláis al verla, y la saqué del ultra-amortizado libro "Verduras en 3 pasos".

En la foto del libro ponía cada color por su cuenta, pero mezclado me gusta más.
Ingredientes:
  • tomates cherry
  • un aguacate
  • albahaca
  • queso blanco (mozzarella, burgo de arias, el que tengáis u os apetezca)
  • sal y pimienta
  • vinagre blanco
  • aceite de oliva

Lavamos los cherries y los cortamos por la mitad.
Cortamos el queso en cubitos.
Pelamos el aguacate, le sacamos el hueso y lo cortamos en gajos.
Mezclamos los ingredientes en los platos, aliñamos con el aceite y el vinagre y espolvoreamos con la albahaca.
Servimos.

lunes, 21 de octubre de 2013

Fattoush

No me entusiasma la cocina de Oriente Medio, por eso esta ensalada fue un sorpresón mayúsculo. Los prejuicios son malos consejeros, especialmente en cocina. Significa algo así como pan húmedo, y por eso sería prima hermana de la Panzanella del reto toscano, pero esta me gustó muchísimo más, quizá porque el pan se queda de una pieza. También es prima de esta ensalada persa, pero con el pan en la ensalada. Y la que más me ha gustado de las tres.

Con todo ese pan además llena.
Ingredientes:
  • zumo de medio limón
  • un tomate grande picado
  • 1/2 pepino en dados
  • albahaca picada
  • perejil picado
  • pan de pita
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • olivas negras
  • pimiento verde picado

Mezclamos el zumo con las verduras picadas y las hierbas y lo rociamos con aceite de oliva.
Doramos el pan de pita y lo cortamos en cuadritos y lo regamos con aceite de oliva.
Mezclamos, salpimentamos y servimos.

viernes, 18 de octubre de 2013

Huevos rotos con trigueros y patatas

La verdad, hasta que no lo vi en el blog de mi querida María Alonso Rebañar hasta acabar no se me ocurrió que pudiera hacer huevos rotos en casa. No me acuerdo para qué compré los ingredientes de esta receta, pero se me antojó otra cosa. Eso pasa, a mí me pasa con cierta frecuencia. En vez de resistirme prefiero dejarme llevar y seguir hacia delante, en este caso con este plato tan de bar español.

Esenciales el pan y la buena compañía.
Ingredientes (para 2 personas):
  • Patata
  • Espárragos
  • 3 huevos
  • aceite para freír
  • Cebolla

Cortamos las papas en trozos regulares y las freímos para tortilla con la cebolla cortada en trozos durante 6 minutos.
Rehogamos los espárragos (sin la parte dura) hasta que se doren.
Con parte del aceite de las patatas freímos los huevos.
Ponemos los espárragos al fondo del plato con cristales de sal pulverizadas por encima.
Encima ponemos las patatas con la cebolla escurridas en papel de cocina.
Ponemos los huevos fritos encima y cortamos las yemas con un cuchillo.

martes, 15 de octubre de 2013

Ad calendas toscanas octubre 2013: salmonetes a la livornesa

Las vueltas que da la vida: cuando me fui a México, pensaba, en esas tonterías que se te ocurren, a ver cómo hacía yo el reto en octubre, si allí no hay salmonetes. Pero el mundo da sus vueltas, y aquí estoy, en París, a día 15, con una nueva entrada del reto toscano.

Ya lo dije en la entrada de abril, que Livorno es el puerto de mar de la Toscana, habida cuenta que las dos recetas con pescado y frutti di mare vienen de allí.

Los salmonetes son muy delicados, se rompen con mirarlos (en la sartén), tienen un mar de espinas y si son pequeños están más ricos, no se puede tener todo, aunque los míos malos no estaban, desde luego. Es una receta fácil con resultado poco fotogénico. Influye que se me olvidó pedirle al pescadero que lo limpiara y tuve que hacerlo yo, que sé, pero es una actividad que no me encanta. Por el camino no sé si quedaron muy deteriorados...

Lo salmonetes, doraditos en la sartén, me parecen irresistibles.
Ingredientes (por persona):
  • 2 salmonetes
  • un diente de ajo
  • perejil plano
  • un tomate
  • aceite de oliva

En una sartén con un poco de aceite de oliva doramos el ajo picado con el perejil.
Añadimos el tomate picado y rehogamos 5 minutos.
Agregamos los salmonetes limpios y salpimentados y dejamos cocer 20 minutos sin dar la vuelta para que no se deshagan.
Al terminar de cocer ponemos un poco más de perejil y servimos.

viernes, 11 de octubre de 2013

Lentejas con tocino

Lo mío con las lentejas viene de antiguo, siempre me han chiflado, para horror de mi hermano, que hoy ve con satisfacción cómo su hijo repite el mismo esquema y con 3 años escasos se puede poner tibio (a mí me entra orgullo de tía, está claro). Todas las recetas que pruebo me gustan, y aunque me gusta más el rollo puchero, en ensalada tienen su tela también. Hoy es casi receta con sobras en olla exprés, de otro de aquellos cuadernillos. Me hubieran gustado más caldosas, pero bueno...

Las lentejas tienen que venir con patata o qué es esto...
Ingredientes:
  • 125 gr de lentejas por persona
  • panceta ahumada en tacos
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • vinagre
  • 2 tazas de agua o caldo
  • patata

Cocemos en la olla rápida las lentejas con el caldo y la patata en cubos durante 6 minutos (desde que echa el vapor) y despresurizamos.
En una sartén doramos el tocino troceado, agregamos a las lentejas y damos un hervor con la olla destapada.
Probamos y rectificamos de sal y servimos con vinagre.

lunes, 7 de octubre de 2013

Costillas al horno con manzana y beicon ahumado

Con la semana recomienza la búsqueda. Sin embargo, este finde hemos pateado como descosidos, y como aquí guarreo menos chucherías, yo creo que a la vuelta alguna mejora física notaré. Incluso estoy adquiriendo ciertas costumbres locales como morirme de sueño a las 11 de la noche. ¿Será que ya soy europea de verdad?

Ayer estuvimos en una librería, que, como diría una canción italiana, es el pericollo numero uno. Aunque la compañía aérea pone el límite de peso, mi voluntad es frágil, va a ser difícil irme sin medio gastroParís en la maleta...

Esta receta, si os gusta roer hueso, os va a encantar. Es una mezcla de sabores deliciosa, la saqué de uno de aquellos cuadernillos de mi madre de los que he hablado alguna vez, pero la versioné a conveniencia, y mi versión se hace en el horno, que es más sano (a pesar de la tocinada que lleva) y fácil.

Con el azúcar de la manzana se carameliza.
Ingredientes:
  • 3 costillas de cerdo por persona
  • una manzana verde
  • tocino ahumado en lonchas
  • sal y pimienta

En una fuente de horno se colocan las lonchas de tocino y encima las manzanas.
Se colocan las costillas y horneamos a 200ºC hasta que estén doradas; les damos la vuelta y les damos la operación.
Servimos.

viernes, 4 de octubre de 2013

Risotto milanesa

Ya estoy en París, a la caza de un piso amueblado. Me acuerdo de cómo se pitorreó la gente cuando aquella ministra dijo aquéllo de los pisos de 30 metros. Aquí los quisiera yo ver. Tras mucho discutir con el Barbas, prácticamente busco que tenga una cocina mínima (horno, 2 hornillas y micro + frigo, y para una bloguera basta y sobra; si tiene conge mejor, porque habrá operación congelador en este caso también), y a ver si lo consigo. Hemos visto uno (por internet, de momento) que nos ha encantado, a ver si tenemos suerte, cruzad los dedos...

Ya en lo culinario, me gustan los risottos como pocas cosas en esta vida. Ésta es, probablemente, la variante más famosa, pero todas son deliciosas. Es fácil, sólo requiere estarse sus buenos 18 minutos dándole vueltas al tema, para que se absorba el líquido y se suelte el almidón. Pero a mí me vale, no es un esfuerzo. Ojalá todo saliera tan bien con tan poco. La idea la saqué del verduras en 3 pasos, pero la hice con mis propios vicios.

Arroz cremoso al dente. Aunque a veces hago concesiones y lo hago más blandurrio...
Ingredientes:
  • cebolla
  • mantequilla
  • aceite de oliva
  • azafrán en hebras
  • 100 gr de arroz para risotto (carnaroli, arborio o bomba son los que mejor van)
  • 250 ml de caldo de pollo
  • vino blanco
  • sal y pimienta
  • parmesano rallado

Calentamos el caldo y echamos el azafrán para que tome color.
Picamos la cebolla finamente y la rehogamos hasta que transparente en una cazuela de fondo grueso con la mantequilla y el aceite.
Echamos el arroz y damos unas vueltas.
Echamos vino para que justo cubra el arroz y damos unas vueltas hasta que se absorba el líquido.
Echamos parte del caldo y repetimos la operación hasta que se absorba.
Volvemos a echar caldo y seguimos dando vueltas (yo suelo cocer con caldo de 16 a 18 minutos, probando el punto al dente que me gusta en el arroz).
Cuando casi esté a punto, echamos el queso y movemos para que se quede cremoso.
Servimos al momento, a ser posible con un poco de pimienta para acentuar el sabor.

lunes, 30 de septiembre de 2013

Fricandó de tía Alia

Este mes vuelvo a participar en el reto de tía Alia con un fricandó. Es un poco distinto del mío: yo le pongo setas y vino, y aunque en lo de las setas he hecho la vista gorda, le he puesto fino, que ha sido el primer vino que he pillado en la nevera, y ha quedado rico. También he traicionado la sana costumbre de acompañar con arroz y he arramblado con las últimas existencias de cintas verdes.

Esta receta está programada porque, probablemente mientras tú leas esto, yo esté metida en un avión entre Dallas y Londres o entre Londres y París (no había México-París con más escalas, y mira que busqué, jajaja), o, si estoy en París, tendré el cuerpo como un 4 y no creo que me ponga a teclear.

Ingredientes:
  • 4 bistecs
  • harina
  • cebolla
  • un tomate
  • perejil
  • azafrán
  • pimienta
  • almendras
  • ajo
  • un chorro de fino
  • un vaso de caldo
  • pasta para acompañar

Enharinamos la carne y la freímos por ambos lados.
Sacamos y reservamos.
En la misma cazuela rehogamos la cebolla y el tomate hasta que se ablandan.
Volvemos a poner la carne en la cazuela.
Hacemos una picada con el azafrán, el perejil, el ajo, la pimienta y un poco de almendra, le añadimos un poco de fino y lo echamos todo sobre la carne.
Damos un hervor hasta que se evapore el alcohol y echamos un vaso de caldo.
Se deja cocer hasta que se queda tierno y se sirve con pasta con un poco de aceite.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Brócoli con queso fresco, limón y pecorino

Semanita intensa. A mi Barbas le ha salido un curro en París y se fue el martes. Yo me voy el domingo, así que he tenido que hacer varios manejos burocráticos: como me estaba sacando la residencia, había que pedir un permiso de salida, lo pedimos el viernes pasado y había que recogerlo hoy viernes, pero si no estaba había que ir el día antes a pedir audiencia con un técnico. Cuando el miércoles busqué el papel y no lo vi casi me da algo, pero mi Barbas, por el chat del feisbuc, me dijo dónde podía estar. Como de todos modos no estaba el procedimiento, fuimos mi suegro y yo a la oficina, y me dicen:

- Abjura de esta petición y mañana te damos la residencia, previo pago.

Como buena sumisa, le hice caso, si bien mi suegro no acababa de creérselo. Pero ahí fuimos, esta mañana a las 9, a ver cómo se las gastaban. A las 11 salía con la tarjeta de residente legal en territorio mexicano. Justo ahora me voy a París unos 6 meses, como veis colecciono nacionalidades y residencias como quien colecciona vitolas de puro. Y en este tráfago estupendo, he tenido este blog abandonaico esta semana, sin hacer comentarios a nadie... una descastada de lo peor...

La recetita ligera de hoy es del libro de verduras en 3 pasos, que a estas alturas está bastante amortizado. El original es con ricotta en vez de queso fresco, pero el resultado es rico, se hace rápido y es sano. Y como sirve para llevar en el tuper (o tartera quizás sería un término más adecuado) -siempre que se aliñe en destino-, participo con ella en memòries d'una cuinera, que este mes va de recetas para el tuper.

Después de la col de bruselas, el brócoli. Me estoy haciendo mayor y tal.
Ingredientes:
  • brócoli
  • ralladura de limón
  • zumo de limón
  • queso fresco
  • pecorino (o parmesano)
  • aceite de oliva virgen
  • sal y pimienta

Desgajamos las ramas del brécol y los cocemos al vapor 5 minutos.
Desmenuzamos el queso fresco.
Disponemos los tallos de brécol caliente en los platos y echamos el queso por encima.
Espolvoreamos la ralladura de limón y regamos con zumo de limón, acabando con virutas de pecorino, un chorro de aceite de oliva, sal y pimienta.
Servimos.

lunes, 23 de septiembre de 2013

AIG 2013

Llega una época del año que todos esperamos, en que somos más amables con el prójimo, hacemos regalos y los recibimos. Esa época es la del AIG, o Amigo Invisible Gastronómico, que este año organiza Jessi, de decogalletas. Ya sabéis cómo funciona: escribís a Jessi, ella os asigna algún bloguero al que regalar, hacéis un gastroobsequio (o varios) y hay un intercambio más o menos sorpresa de regalos. Pueden surgir amistades (yo estoy "en tratos" con mi primera AIG, Thermomiss, y con Palmira, a quien regalé el año pasado: a todas nos une el amor por la cocina y el horror por las mudanzas).

Hablando de lo cual, para este AIG me mudo otra vez. Es más bien una micromudanza de 6 meses a París, por lo que el volumen de cosas se limita a lo permitido por la aerolínea de turno (23 kilos + un trolley). Estoy ya en modo operación congelador (digamos que mis ritmos son operación congelador - recetas para hacerme a la nueva cocina - operación congelador. Al tiempo) y tengo muchas esperando a ver la luz, por lo que el horno no se cierra. Además, me voy a llevar el libro del Cordon Bleu para hacer cosillas allí que no puedo hacer aquí -la intendencia, ya se sabe-, además del calendario toscano, que en octubre tocan salmonetes a la livornesa y no quiero dejar pasar la ocasión.

Dicho esto, aquí va mi carta-desafío a mi AIG:

Por los motivos expuestos, voy a tener la cocina en cuadro y tienen que ser cosas que entren en la maleta -o en el trolley de mano, tanto da-. Me encantaría que me desafiaras marcando el reto del año que viene. Este año es toscano por el calendario que me regaló mi padre, ¿por qué no me marcas tú el reto de la cocina de tu tierra? Adornará mi pared, mi mesa y mi blog, me ha encantado lo del reto toscano y quiero ampliar mis fronteras. Puedo cocinar recetas en inglés, francés, catalán, castellano, italiano y gallego, y para el resto de idiomas, google translate. También me gustaría ajuar (delantales, manoplas y tal) de tu tierra y algún mug (la taza del café mañanero), estaría estupendo a la par que funcional. Si esto no fuera bastante, voy a llevar uno o dos libros más dos ebooks (el de robin food y el del cocinero fiel) por todo ajuar, además de un ordenador con acceso a la blogosfera, por si te da alguna pista de por dónde ir.

El logo ha sido creado por Jessi de decogalletas, Patricia de From Sweetland with love y Cristina de Sweet Emy.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Ensalada de canónigos, rábanos y feta

Esta receta es del libro de Mary McCartney "Mis recetas caseras", de nuevo reseñado para El Mar de tinta. La verdad, yo no había comido rábanos en mi vida, y me gustaron. La original es con berros, pero me gustan más los canónigos, y en España (donde la hice) todavía los encontraba, así que, sin mediar provocación, los cambié.

Me hace gracia que la hija de Paul McCartney use el aliño que yo llamo Lennon & McCartney (limón + aceite) desde que publiqué esta receta; pero supongo que ella y los hijos de John Lennon son los más indicados, ¿no?

Suelo mezclar con más ahínco, pero quería que se vieran los ingredientes...
Ingredientes (para 2 personas):
  • una bolsa de canónigos
  • 8 rábanos
  • un paquete de queso feta
  • 2 cucharadas de buen aceite de oliva
  • una cucharada de zumo de limón
  • sal y pimienta

Sacamos los tallos duros que puedan quedar a los canónigos.
Cortamos los rábanos en rodajas.
Ponemos los canónigos y los rábanos en una ensaladera y desmigamos el queso feta.
Hacemos una vinagreta con el aceite, el limón, la sal y la pimienta, aliñamos la ensalada, mezclamos bien y servimos.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Ad calendas toscanas septiembre 2013: tallarines con champiñones

Este mes toca por fin un plato de pasta. Mis amigos vegetarianos pueden estar contentos, porque con un par de cambios (mínimos) pueden disfrutar una receta vegana y, sin cambiarla, una ovolactovegetariana. Como está siendo la mayoría del reto, por otro lado. Me gustan más los funghi porcini, pero opté por unos champis, sencillos ellos (ya nos llevamos bien y nos hemos hecho amiguitos los champis y yo, aunque me gustan más sus primos las setas de verdad). Veréis que rico, ligero y toscano es el plato de hoy.

Pide queso a gritos, eso es un hecho.
Ingredientes:
  • 225 gr de tallarines
  • una bandeja de champiñones laminados
  • un calabacín en medias lunas.
  • una cucharada de mantequilla (se puede cambiar por margarina)
  • 2 dientes de ajo
  • perejil
  • zumo de limón
  • albahaca
  • sal y pimienta

Mientras calentamos el agua de cocer la pasta, rehogamos en la mantequilla un diente de ajo picado durante 30 segundos.
Agregamos los champiñones y el zumo de limón y rehogamos otro medio minuto.
Agregamos el calabacín, la labahaca, el perejil, salpimentamos, mezclamos y tapamos la cazuela.
Cocemos a fuego medio durante 10 minutos.
Mientras, cocemos la pasta el tiempo que diga el fabricante.
Escurrimos y guardamos en un bol.
Echamos la salsa por encima (se le puede echar un poco más de ajo, perejil y mantequilla), mezclamos bien y servimos.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Bizcocho de mandarina

Este bizcocho tan rico lo saqué del libro de Mary McCartney (la hija del beatle), que lo hacía su madre, Linda, con limones. Yo lo hice con las mandarinas que hay en el patio de casa, que, aunque son amargas, con el azúcar el amargor se mitiga y le da un sabor delicioso. Le tenía echado el ojo, y las mandarinas dieron el pistoletazo de salida.

Un cake de manual.
Ingredientes:
  • 125 gr de mantequilla blanda + un poco para engrasar el molde
  • 180 gr de harina más un poco para espolvorear el molde
  • 150 gr de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • ralladura de un limón y zumo de 3 mandarinas
  • 2 cucharaditas de impulsor o bicarbonato
  • 4 cucharadas de leche
  • 50 gr de azúcar glas
El corte da un bizcocho muy esponjoso.

Precalentamos el horno a 180ºC y untamos de mantequilla un molde de plumcake, espolvoreando harina en él.
En un bol batimos la mantequilla derretida y el azúcar granulado con las varillas eléctricas.
Incorporamos los huevos y batimos hasta que quede ligero y espumoso.
Agregamos la ralladura, la harina y el bicarbonato y mezclamos.
Echamos dos cucharadas del zumo de mandarina, mezclamos y echamos la leche.
Vertemos la mezcla en el molde y horneamos 45 minutos.
Mientras, mezclamos el zumo restante con el azícar glas y batimos para obtener un jarabe.
Sacamos el molde del horno, dejamos que se enfríe 5 minutos y desmoldamos.
Pasamos el bizcocho a una bandeja y pinchamos la parte superior por todas partes con un palillo largo.
Con una brocha de repostería pintamos toda la parte superior del bizcocho con el jarabe hasta que se absorba por completo, que estará listo.

lunes, 9 de septiembre de 2013

Albóndigas con beicon ahumado y habitas

Ya he dicho alguna vez lo feliz que soy comiendo albóndigas. No las hago todos los días, o las aborrecería, pero cuando tocan, tan contenta que me quedo. Las de hoy son del libro 4x20, de Diana Cabrera. Tenía habitas y tenía beicon ahumado, así que, aunque la carne fuera de vacuno, decidí aprovechar ese milagro de la intendencia doméstica. Veréis qué fáciles. Como las habitas ya tienen fécula, no les puse arroz, que es el acompañante estándar de las albóndigas.

Con salsita, que no falte.
Ingredientes:
  • carne picada
  • beicon ahumado
  • 1 diente de ajo
  • cebolla
  • caldo de ave
  • un bote de habitas cocidas
  • pan rallado
  • huevo
  • leche
  • harina
  • sal y pimienta
  • aceite

Picamos el beicon y lo mezclamos con el huevo, la carne, la leche y el pan rallado, y lo mezclamos bien.
Formamos las albóndigas pasándolas por harina y las freímos.
Reservamos.
En el mismo aceite pochamos la cebolla picada.
Agregamos las habas, el caldo y cocemos 2 minutos.
Decoramos con salvia y servimos.

sábado, 31 de agosto de 2013

Judías verdes, aguacate, mango y pollo con jengibre

Hoy toca una ensalada tibia del libro de verduras en 3 pasos. De verdad, desde que vivo aquí no me cuesta nada usar aguacate porque son de pura mantequilla. Así, esta ensalada es sencilla para cenar, pero tiene sabor por arrobas. El original usa pechuga ahumada, pero yo de la que había... Os va a gustar, ya veréis.

Sabor, olor y color.
Ingredientes:
  • 200 gr de pechuga de pollo
  • un mango maduro
  • el zumo de una lima
  • 150 gr de judías verdes (pueden ser congeladas)
  • un aguacate
  • berros o canónigos
  • jengibre molido
  • aceite y vinagre
  • sal y pimienta

Pelamos el mango, lo laminamos y lo regamos con parte del zumo de lima.
Pasamos por el wok con un poco de aceite de guindilla las judías verdes y el pollo troceado.
Hacemos una vinagreta con el aceite, el vinagre, el resto de zumo de lima y el jengibre.
Pelamos el aguacate y le quitamos el hueso.
En un plato colocamos los canónigos, las judías, el pollo, el mango en lonchas y el aguacate en medias lunas y regamos con la vinagreta.
Servimos.

martes, 27 de agosto de 2013

Brochetas de pollo con coles de Bruselas

Yo llamaba a este plato de Julius las brochetas de los consuegros, porque el original es con conejo, que mi suegro odia desde la guerra civil, y mi señor padre odia las coles de Bruselas, porque cuando vivía en Inglaterra se los ponían siempre en el trabajo así, hervidas. Sin embargo, yo he comido más veces esta verdura -que tampoco es mi favorita, no exageremos- y disfrazada está bastante buena. Con un poco de arroz, se hace un plato original para dieta y, como suele pasar con el cocinero, fácil y rápido.

Superemos nuestros remilgos (los míos para empezar) y comamos sano.
Ingredientes (por persona):
  • 125 gr pollo en tacos
  • 4 coles de Bruselas
  • beicon en lonchas
  • caldo de carne
  • salvia
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • vinagre balsámico
  • una pizca de harina (mejor maizena)
  • arroz (para acompañar)

Cocemos las coles 5 minutos en la olla rápida con agua y sal y las escurrimos.
Salpimentamos el pollo, espolvoreamos con salvia y envolvemos con media loncha de beicon.
Ensartamos las brochetas alternando pollo y col.
Las freímos en una sartén y reservamos.
Mezclamos el jugo que han soltado las brochetas con el caldo de carne, el vinagre y la harina y ligamos la salsa.
Salseamos las brochetas y las servimos con el arroz.

jueves, 22 de agosto de 2013

Judías con salchichas

Gracias por vuestras felicitaciones, la verdad es que lo pasamos muy bien (aunque no hubo baile, porque no somos nada bailones). Aquí no se estila lo del sobre con los dineros, así que abrimos una lista de bodas con un montón de juguetes para cocinar, y ahora no sé con cuál empezar, si un creuset, o con la sandwichera-gofrera o con la plancha para bocatas que pienso usar para hacer brochetas. Es dura la vida de la gastrónoma recién casada, no me diréis que no.

En otro orden de cosas, tengo un montón de recetas pendientes. No me las acabo en lo que queda de año (será por eso que estoy dando nuevo impulso al proyecto Cordon Bleu). Este plato lo hice hace muchas semanas, y la verdad es que me sorprendió. Para más inri, compramos unas salchichas polacas ahumadas (los caminos de la intendencia mexicana) que le dan un punto delicioso. Lo propio hubiera sido usar mostaza a la antigua y no en granitos, pero el sabor queda igualmente rico. Ya sé que es agosto, pero yo duermo con dos mantas y estos platos de cuchara me entran solos. Lo saqué de un libro que se llama 500 platos rápidos, y que de momento está pendiente de reseña para el mar de tinta...

Cuando llegue el frío, me lo vais a agradecer.
Ingredientes:
  • un bote de judías blancas en conserva
  • un tomate (o tomate de lata triturado)
  • cebolla
  • caldo
  • una cucharadita de azúcar
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • un paquete de salchichas ahumadas

Rehogamos la cebolla y el tomate cortados.
Agregamos todos los ingredientes menos las salchichas y cocemos que se integren los sabores, unos 5 minutos.
Añadimos las salchichas en rodajas y calentamos 5 minutos más.
Servimos.

jueves, 15 de agosto de 2013

Ad calendas toscanas Agosto 2013: fiorentina

He estado un poco ausente estas semanas, en parte por estar ocupada con movidas académicas y en parte porque el sábado 17 (dos días después de publicar la entrada) me caso con el Barbas, así que me he tomado vacaciones sin avisar con un inciso para publicar el reto toscano.

Que este mes va de carnes rojas. De verdad, si el calendario refleja la dieta típica toscana, no se caracteriza por comer demasiada carne (el lomo de cerdo y esto, daos cuenta), es razonablemente sana. En vez de comprar un pedazo chuletón, me decanté por entrecots, que ya no somos niños y no comemos tanto. Aunque se parece a la ternera que se suele comer, tiene un par de toques (más el hecho de que esta receta la hizo el Barbas, por ser el amo de las planchas) que le sientan bien, como la sal en los microcortes o el aceite pincelado tras el asado. A ver si os gustan los toques.

Guarnición sencilla: tempura de verdura y patatas fritas.
Ingredientes (por persona):
  • un entrecot
  • sal
  • pimienta negra
  • buen aceite de oliva

Aunque el calendario recomienda hacerlo al carbón, como segunda opción ofrece una plancha al grill, que calentamos al fuego (según el calendario, 10 minutos).
Hacemos microcortes en el entrecot.
Los asamos por los dos lados al punto que nos guste (en mi caso, poco hecho).
Sacamos y pimentamos.
Untamos con el pincel el aceite y disfrutamos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...