miércoles, 27 de noviembre de 2013

Fondue de camembert con bayas en microondas y mi AIG

Aquí os traigo una de las primeras recetas con microondas. El primer shock al llegar al piso es que el horno no era exactamente un horno, sino un microondas con prestaciones añadidas. Al principio torcí el gesto, no os voy a engañar, pero luego pensé en aprender a usar el micro y probar nuevas recetas. El horno ha resultado tener la función de convección, por lo que, en cierto sentido, tengo horno, pero pienso usar la función de microondas para aprender nuevas recetas y nuevas formas de conseguirlas.

Por ejemplo, con esta fondue, totalmente hecha en micro. Seguramente se pueda hacer en horno con un delicioso resultado, pero hoy vamos a hacerla en micro y servirla con un rico pan francés al lado. Es fácil y rápida. La saqué del programa "El microondas" de Canal Cocina y, típicamente, le puse mi toque.

El pan está arriba a la izquierda.
Si lo queréis hacer en horno convencional, unos 15 minutos a 200º pueden bastar.
Ingredientes:
  • 1 queso camembert entero
  • un puñado de almendras laminadas
  • un puñado de bayas al gusto

Tostamos las almendras en un plato durante 2 minutos al 100%.
Quitamos la capa superior del queso y metemos las bayas en él.
Metemos al micro al 100% durante 2 minutos o hasta que se funda.
Sacamos y espolvoreamos con las almendras laminadas.
Servimos con el pan para mojar.

Un delantal y una manopla -que me vienen de lujo en esta cocina a medio hacer- unos moldes que se me antojan muy caribeños, una preciosa cuchara de servir pasta lunga y dos libros: un clásico entre los clásicos -que nunca se termina de descubrir y que siempre viene bien-, las 1080 recetas de Simone Ortega y un libro de cocina cubana que abrirá nuestros paladares a la cocina de la mayor de las Antillas.

Respecto a mi AIG, creí que este año no llegaba. Menudo periplo. Pero doy las gracias a Lulú, de Lulu's kitchen y a Jess, la organizadora, creo que hemos formado un buen equipo y conseguido que llegara. Confieso que no lo puse fácil. Ansiosa de participar, di la dirección de mi primo, donde llegamos a París al principio, y luego nos mudamos a donde estamos ahora, un poco más al norte. Claro, si yo les doy la dirección anterior, lo mandan a la dirección anterior. Tampoco tienen una bola de cristal.

Hace dos jueves me escribe Jess: que no me han podido encontrar en la dirección. Doy la nueva y mi móvil y espero, ansiosa, la llegada. Pero pasa una semana. ¿Para eso tanta prisa? Escribo a Jess, que escribe a Lulú (yo todavía no conozco su identidad), que llama a Fedex, le dicen un teléfono y el número de pedido, se lo manda a Jess y me lo manda a mí. Llamo. Para mi alivio -porque en ese momento mi escaso francés decide esconderse en un lugar por determinar- hablan inglés, y ahí les pregunto qué onda con mi paquete. Les doy mi móvil y la dirección nueva. Pero miro su web y flipo, porque según vieron que no estaba mandaron el paquete a algún lugar del aeropuerto y ahí se queda, si no llego a llamar se pudre en el aeropuerto. Y todavía dicen que la clienta ha perdido derecho a reembolso, un poco papones éstos de fedex.

El martes miro la web -no quería mirar por si decían quién era ella, pero la curiosidad me pudo; no dicen quién es el remitente, para dejar la I de AIG como incógnita- y vi que lo habían vuelto a sacar del aeropuerto y que -lo importante- ya estaba en el camión de reparto. Y yo, como los niños chicos cuando sonaba el ascensor. Finalmente suena la puerta, abro, y ahí está, Lulú se lo ha currado, me ha traído algo de sus dos países, Cuba y España y un atisbo de sus dotes reposteras -porque hace unas cositas de flipar-. Me han gustado mucho, son fáciles de transportar entre dos continentes y encima queda bien en las fotos ;).

11 comentarios:

  1. Su, si es que con solo mirar las fotos, se me hace la boca agua.

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches Su, que disfrutes de tus regalitos y esta receta tan rica y sencilla seguro que la pongo una noche en casa de mi hijo que seguro que le gusta.Besossss

    ResponderEliminar
  3. La leche! Qué pinta! Con lo que me gusta a mi el queso! xD

    Bss
    *Con Especias

    ResponderEliminar
  4. Queso!!!!! Me encanta la receta, adoro el queso y además es una receta rápida, para no dedicar mucho tiempo en cocinarlo y más tiempo en comerlo! Besitos!

    ResponderEliminar
  5. jajaja Menudo viajecito se ha pegado tu paquete, no se lo has puesto fácil a tu AIG jejeje
    Me encantan tus regalos así que a disfrutar mucho de ellos (por cierto, la teteta ya la tengo, me la regaló...¡mi primera AIG en serio!!! Ya ves cada día con mis AIG...
    Y la idea de experimentar con el micro me parece genial aunque para vivir sin horno no sé no sé si podría!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Pues esto lo tengo que probar, que delicia, solamente con pensarlo se me hace la boca agua.
    Oye, que pedazos de regalos, que afortunada.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  7. Se ve delicioso y muy buenos regalos que te han llegado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. El regalo es super bonito, espero que lo disfrutes muchísimo....y la receta de las que más me gustan, rápida, fáci y deliciosa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Si ese paquete hablara tendría una buena y larga historia que contar! Me alegra muchísimo que ya esté en el destino final y que te haya gustado. Que sepas que tenemos delantal a juego. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  10. Nena yo la pasta de achiote la compre en una tienda que venden productos latinos (además de golosinas, frutos secos) regentada por latinos, tipo las que hay de chinos... Pero claro en París no tengo ni idea de donde podrás encontrarlo, imagino que habrá tiendas de latinos, no??? Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué fácil! En 2 minutos tienes cena de lujo para tortolitos...

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...