viernes, 22 de noviembre de 2013

Kulibiac de salmón y espinacas

Ayer este blog cumplió cuatro años de vida. Este año, con tanta ida y venida, lo he disfrutado de una manera nueva, volviendo a paladear las recetas que ya había hecho, de manera menos obsesiva y disfrutándolo. Aprendiendo los secretos de la intendencia en distintos sitios y viendo recetitas de otros cocinillas que también inspiran y enseñan cosas. En lo culinario ha sido un buen año -y con unos cuantos juguetitos nuevos que me esperan en México-. De momento empezamos este año 4 en París, donde estoy aprendiendo algunas cosillas que irán saliendo -como cocinar en microondas o las mil masas saladas horneadas-.

Ya metidos en faena, finalmente me compré aquel libro de cocina de bistrot del que hablé hace unas cuantas semanas. Y ya por esta receta valió la pena, porque me ha encantado, vale para comer en frío o en caliente y es muy fácil. Gordon Ramsay tiene una versión más currada (que intentaré hacer un día), pero vamos, para ir rápido, con ésta se triunfa. Lo de kulibiac no sé de dónde lo han sacado, pero bueno, si no os gusta, le llamáis hojaldre, y punto pelota. Ahora, atentos, que llega lo bueno:

El hojaldre sacado del horno en toda su majestad.
Ingredientes:
  • una plancha de hojaldre
  • espinacas (según el libro, un kilo, pero las que tengáis)
  • un lomo de salmón
  • aceite de oliva (mantequilla en el original)
  • un huevo
Y sí, este año me he propuesto poner en cada foto lo que es, para facilitarme a mí la labor para empezar...

Quitamos la piel al salmón (si la trae) y las espinas.
Extendemos el hojaldre y colocamos el salmón en medio, centradito.
Rehogamos las espinacas en aceite (en el original con mantequilla) durante unos 10 minutos y las colocamos sobre el salmón.
Cerramos el hojaldre y lo pintamos con el huevo.
Horneamos 30 minutos en el horno precalentado a 180º.
Servimos caliente (a sabiendas de que frío también está de muerte).

10 comentarios:

  1. Hasta que he leído tu entrada no tenía ni idea de lo que era pero ahora tengo que reconocer que me a enamorado y me muero por hincarle el diente!!!!.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha entrado el hambre Su. Es que me hablas de hojaldre y me pierdo, y lo rellenas con salmón y no me encuentro jaja. Esta la voy hacer.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  3. El kulibiac creo que es típico de la gastronomía rusa, me encanta esta versión super sencilla, la que prepara mi marido tarda un día y algo más jejeje
    Super festivo y rico, vamos que me alegro de este año tan benéfico en la cocina!!!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía, pero se ve interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Felicidades por estos cuatro años de blog, a mi me falta un mes justo para cumplirlos, qué jovencitas somos, jejeje!
    Si me pones estos ingredientes la que se va hacia París soy yo, aunque me va a salir más a cuenta hacerlo en casa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Su,
    felicidades por estos cuatro años y que sean muchos más.
    Me encanta el relleno de salmón con espinacas, queda muy bueno. te ha quedado genial!!!
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  7. ¡Muchísimas felicidades por estos 4 años y espero seguir compartiendo otros tantos contigo viendo tus fantásticas recetas, como esta delicia! Mira que tienes buen encaje con tanto viaje que llevas. Yo no sé si podría integrarlo tan bien como tú.
    Besos y feliz semana.
    http://comerespecial.blogspot.com.esría integrarlo tan bien como tú.

    ResponderEliminar
  8. La encuentro riquísima. El salmón es mi pescado estrella, me gusta de cualquier manera, hasta crudo me parece bien. Y con hojaldre y espinacas, tiene que estar de verdad bueno.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...