miércoles, 13 de noviembre de 2013

Lasaña de gambas al pesto

Me salen mal las lasañas y la capa de arriba siempre me queda dura y más tiesa que la mojama. La primera vez me llevé un disgusto morrocotudo, la siguiente me resigné, y en ésas he tirado el resto de veces. Nunca he sido lasañera, la verdad, por lo que tampoco me voy a pasar el resto de mi existencia intentando mejorar esto. Normalmente cambiaría la pasta de lasaña por otra, pero compré un paquete y tenía que sacarlo, y qué mejor que una operación congelador. En esta ocasión me pasé con la pasta, así que la guardé en un taper con agua para otra entrada, digo para otro plato. Respecto a las gambas con pesto, habrá quien rechiste por poner marisco con una salsa con queso, que al parecer en dieta mediterránea es un tabú mayúsculo. Pero yo pensé que era una mezcla interesante, y seguí mi instinto, y queda interesante, eso por decir lo menos. Que los puristas coman lo que les plazca, a mí esta mezcla me gusta...

De frente y de perfil se ve un poco lo caótica que quedó, pero no lo buena que estaba.
Ingredientes:
  • placas de lasaña
  • gambones pelados
  • un bote de pesto
  • ajo picado
  • aceite de oliva
  • queso rallado

Preparamos la pasta como diga el fabricante y la dejamos reposar.
Rehogamos las gambas con el aceite de oliva y un poco de ajo hasta que cambien de color.
Mezclamos las gambas con el pesto a conciencia.
Alternamos en una fuente de horno una capa de pasta y la mezcla de pesto y gambas, terminando con una capa de pasta.
Cubrimos con queso rallado y gratinamos hasta que se dore.
Servimos.

14 comentarios:

  1. Pues mira Su, lo que cuenta es el resultado y si dices que estaba de vicio, pues ya está. Has sido valiente al mostrarnosla y yo personalmente te lo agradezco, no podías privarnos de ésta delicia. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. No veo mala la combinación, seguro que estaba riquísima!

    ResponderEliminar
  3. Pues estoy de acuerdo contigo, esa mezcla tiene que estar buenísima, digan lo que digan los puristas. Un besote.
    Aliño con cariño

    ResponderEliminar
  4. Jajajaj, un día vi en un programa de comida para llevar de no se que canal de estos que hay ahora que un hombre (ex-bombero) había tuneado su camión y ahora servía por las calles (EEUU) ostras a la parrilla con muuuucho queso por encima que se fundía y parecía de todo menos una ostra, yo me indigné pero a los 2 segundos pensé que la verdad es que tenían muy buena pinta! Así que ole al instinto y los puristas que hagan lo que quieran, yo también veo esa lasaña al pesto con gambas un plato de lo más rico! Besitos!

    ResponderEliminar
  5. Anda!

    Que interesante... una lasaña riquísima, así con el pesto, super original.

    ResponderEliminar
  6. una buenisima idea y xa darle un aire diferente a la lasaña. me lo apunto

    ResponderEliminar
  7. Super interesante receta! una lasaña la mar de original! desde luego me llevo la idea, porque me ha encantado!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado de capricho, qué sabrosa!! Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  9. ¡Ohhhhhhhhhhhhhhhh! Hoy te hago la ola, que rico tiene que estar esto.
    besos. Lola

    ResponderEliminar
  10. Una lasaña de lujo, me gusta la idea mucho

    ResponderEliminar
  11. Cuando la lasaña lleva bechamel no queda la parte superior tan seca, en esta ocasión quizás podías haber puesto una fina capa de pesto.
    Pero lo importante es el sabor y si este no le falta ya es suficiente.
    No hay que ser purista con los sabores, hay que probar y si nos gusta pues repetimos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. En casa la lasaña me gusta de todas las maneras y no soy nada purista de si esto y esto combina o no, se prueba y si a una le gusta, se repite, ¿o no? El pesto con las gambas tiene que ser la mar de original con lasaña y me ha llamado la atención así que me llevo la idea... Me imagino que la lasaña por encima será por falta de salsa para que quede húmeda pero en casa nos gusta que queda crujiente la parte superior, ya te digp, gustos!!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  13. Como te dice la cocinera de Betulo, puedes añadirle salsa por toda la lámina superior, así no se te va a resecar tanto. Intenta, también, no gratinar. La tercera opción (y la más útil) es decir a los comensales que es lasaña crujiente XD

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...