jueves, 31 de enero de 2013

Tartaletas de mascarpone y pera

Para cerrar este mes de enero, una receta para aprovechar excedentes de la nevera, concretamente obleas de empanadilla, una pera y mascarpone. El resultado es dulcecito sin empalagar, razonablemente ligero y muy presentable si tienes visitas. La saqué de una revista de cocina invernal de la que ya saqué la entrada anterior.

Supongo que la masa de empanadilla resta elegancia al resultado, pero cumple perfectamente su función.
Ingredientes (para 6 tartaletas):
  • 6 obleas de empanadilla
  • 200 gr de mascarpone
  • una pera
  • un limón
  • 50 gr azúcar
  • 2 huevos
  • 125 ml de nata líquida espesa

Lavamos el limón, lo secamos y rallamos.
Con las varillas de la batidora mezclamos el mascarpone, el azúcar, la ralladura y la nata.
Agregamos los huevos y batimos hasta obtener una crema homogénea.
Precalentamos el horno a 180º.
Pelamos las peras, le quitamos el corazón y la cortamos en cuadrados lo más homogéneos posible.
Mezclamos las peras con la crema obtenida.
En cada molde de tartaleta ponemos una oblea de empanadilla, cubrimos con la crema y horneamos 30 minutos.
Dejamos enfriar y servimos.

Se puede hornear la oblea sola 5 minutos antes de echar la crema; yo no lo hice porque acabo de leer ese paso al copiar la receta con mis modificaciones, pero seguramente quedaría mejor...

martes, 29 de enero de 2013

Corazones de alcachofa rellenos

En una de esas revistas de cocina que no paro de comprar mi Barbas vio esta receta y me pidió que si se la podía hacer. Más contento se quedó, aunque en la revista las huevas de lumpo no están teñidas, y yo sólo las encontré como falso caviar. Qué le vamos a hacer...

No se ve en la foto, pero en cada alcachofa hay un huevo de codorniz.
Ingredientes (por persona):
  • 4 alcachofas
  • 4 huevos de codorniz
  • huevas de lumpo
  • aceite de oliva
  • cebollino
  • sal y pimienta
  • 1/2 limón

Cortamos los tallos, las puntas y las hojas exteriores de las alcachofas hasta dejar los corazones, de los que sacamos el heno central.
Los hervimos 15 minutos en agua con sal y limón (o bien frotamos las alcachofas con el limón para que no se ennegrezcan).
Las escurrimos y pasamos por agua fría.
Picamos finamente el cebollino y lo mezclamos con las huevas de lumpo.
Vertemos unas gotas de aceite en cada alcachofa y cascamos un huevo de codorniz dentro.
Salpimentamos y cocemos 10 minutos en el horno precalentado a 180º.
Colocamos una cucharadita de hueva en el borde de cada alcachofa y servimos.

domingo, 27 de enero de 2013

Boquerones sorpresa

Esta receta es de Julius: me llevé su libro al dentista porque iba un poco nerviosa y planeando recetitas se me aligerarían los nervios. No recuerdo si fue así, pero se me antojaron muchos de los platos, y uno fue éste, hasta el punto de que a la vuelta me compré unos boquerones y la puse en práctica esa misma noche. Está llena de sabor y no es difícil.

Parece ligero, pero por la noche no conviene abusar. Además, es fritura...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 12 boquerones limpios y abiertos
  • pimientos rojos asados en tiras
  • harina
  • impulsor
  • 1 huevo
  • aceite para freír

Ponemos los boquerones con la parte brillante para abajo, cubrimos 6 con otros tantos pimientos de lata y hacemos un bocadillo con los otros 6 boquerones dejando la parte brillante para arriba; podemos asegurar su estabilidad con un palillo.
Mezclamos la harina con la levadura.
Los pasamos con harina, huevo y harina (se estabilizan mejor si hacemos esto con las manos y no con cubiertos) y los freímos en aceite caliente.
Escurrimos en papel de cocina y servimos.

viernes, 25 de enero de 2013

Milhojas de pollo con mahonesa aromática

Este plato lo vi en la web de gallina blanca, y rápido se me ocurrió cómo cambiarlo y hacerlo a mi manera, con masa de empanadillas (que tienen su hojaldrito) en vez de pasta filo. Aunque está muy bueno, el hecho de freír la masa a lo vivo hace que acumule algo de grasa.

El pollo es versátil y admite casi cualquier preparación.
Ingredientes (para dos personas):
  • 6 obleas de empanadilla
  • salsa perrins
  • hierbas provenzales picadas
  • el zumo de un limón
  • 2 cucharadas soperas de mahonesa
  • un vaso de caldo de pollo
  • 2 pechugas de pollo
  • aceite
  • sal y pimienta

Troceamos el pollo y lo sazonamos.
Doramos en un poco de aceite, regamos con el caldo y cocemos 5 minutos más.
Freímos en una cucharada de aceite caliente las obleas de empanadilla y escurrimos en papel absorbente.
Mezclamos la mahonesa con el zumo de limón, las hierbas aromáticas y unas gotas de salsa Perrins.
Formamos el milhojas alternando obleas de empanadilla con el pollo y la mahonesa, terminando con una oblea de empanadilla.

miércoles, 23 de enero de 2013

Espaguetis dos salmones

Esta receta es del programa de cocina francesa de canal cocina, que ya sabéis que me encantó porque lo he dicho y porque la cocina francesa es uno de mis pecados favoritos. La hice cuando el Barbas estaba fuera y luego me hizo repetírsela, y eso que no es el mayor fan de la pasta. Pero nuestra galofilia nos puede... Están muy muy buenos y es bastante rápida de hacer.

El salmón es tan fotogénico... Por cierto, que también podría hacerse con trucha.
Ingredientes (por persona):
  • 50 gr de cintas verdes
  • 50 gr de salmón fresco
  • 50 gr de salmón ahumado
  • 1 chalota
  • 100 ml de nata
  • mantequilla
  • estragón

Cocemos la pasta el tiempo que diga el fabricante.
En una cazuela de fondo grueso derretimos la mantequilla y rehogamos las chalotas hasta que se pongan transparentes.
Añadimos el salmón fresco en tacos y sellamos bien por todos lados.
Añadimos la nata.
Cuando esté a punto de hervir, bajamos el fuego y echamos el estragón.
Echamos los tallarines bien escurridos, removemos bien, añadimos el salmón ahumado cortadito y servimos.

lunes, 21 de enero de 2013

Ensalada griega con pasta

Esta ensalada tiene de griego el nombre y el queso que lleva. No es, ni de lejos, una horiatiki, pero es como en casa la llamamos, porque lleva feta. Razón de más. Pero se le pueden añadir olivas negras y pepino...

Sencilla y llena bastante...
Ingredientes (para 2 personas):
  • 100 gr de espirales de pasta multicolores
  • 200 gr de queso feta
  • 20 tomates cherry
  • aceite de oliva
  • vinagre balsámico (opcional)

Cocemos la pasta el tiempo que diga el fabricante y escurrimos.
Cortamos el queso en tacos del mismo tamaño (también se puede desmenuzar con los dedos) y los repartimos por los platos.
Cortamos los tomates por la mitad y los repartimos por los platos.
Distribuimos la pasta.
Aliñamos y servimos.

sábado, 19 de enero de 2013

Entrecot Angus a la piedra

Los Reyes, entre otras cosas, nos trajeron una raclette con piedra para asar y una plancha para asar tanto al fuego como al horno, y con eso y el microondas hicimos el plato de hoy, combinado y delicioso. Entré en una carnicería que ha abierto en mi pueblo y casi lloro de emoción al ver que tenían entrecots Angus (los probé en Londres hace casi dos años, y es la mejor carne de vaca que he comido en mi vida). Una estupenda manera de estrenar la piedra. Se lo dije al Barbas (es carne cara, conste) y le pareció bien.

Llegamos a casa sin saber cómo se asa a la piedra (qué aventureros somos a veces), pero mi amigo Carlos Arrikitown nos dio la pista: sazonar con sal gruesa 5 minutos para que vayan soltando jugos y luego retirar la sal y asar en la piedra. Para que diera tiempo (porque son entrecots gruesos) lo hicimos con Maldon.

Equilibrado y riquísimo.
Ingredientes (para 2 personas):
  • dos entrecots Angus
  • un calabacín hermoso
  • una patata hermosa
  • sal maldon
  • aceite de oliva

Asamos la patata al microondas durante 5 minutos (sabremos que está cocida cuando podamos atravesarla con un tenedor) y reservamos en el horno a 80º.
Cinco minutos antes de ponerlo en la piedra (para lo que seguimos las instrucciones del aparato), ponemos sal maldon por ambos lados del entrecot.
Pasados esos 5 minutos, limpiamos la carne por ambos lados y lo ponemos en la piedra (tarda unos 10 minutos para que quede rojo por el centro).
Mientras, hacemos el calabacín a la plancha con un poco de aceite.
Servimos la carne al punto que nos guste con el calabacín dorado y media patata asada con aceite o mantequilla, según el gusto.

jueves, 17 de enero de 2013

Albóndigas en microondas

Esta receta la hice para mi reseña del Mar de tinta del libro Microondas, comidas y cenas rápidas y sanas. Saben un poco distintas a las hechas en cazuela, pero siendo albóndigas, no me resisto fácilmente. Aunque creo que entre que me aclaraba y que mi microondas tiene sus buenos diez años y no los 900 watios del de la autora del libro, para mí que tardé más de 15 minutos. Yo pongo los tiempos para un micro de 750W, para cambiarlo, multiplicar los segundos por 750 y dividir entre el número de watios de vuestro micro: ésos son los segundos que tendreis que cocer. Y sí, yo he usado la calculadora.

Las albóndigas no saben a frito, pero se acentúan los sabores del plato.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 250 gr de carne picada de ternera
  • 2 huevos
  • 25 gr de miga de pan
  • una cucharada de mostaza
  • ajo en polvo
  • un poquito de perejil picado
  • 110 gr de vino blanco
  • sal, pimienta y nuez moscada en polvo
  • canela en polvo
  • un poco de clavo molido
  • 2 dientes de ajo
  • 1.5 cucharadas de buen aceite de oliva
  • media cebolla
  • 40 gr de almendras tostadas picadas
  • laurel
  • 75 ml de caldo
  • hebras de azafrán
  • comino en polvo
  • pan rallado con ajo y perejil

Preparamos la masa de las albóndigas deshaciendo la miga de pan con 40 gr vino y mezclándola con un huevo batido, la mostaza, el ajo en polvo, el perejil picado, parte de la canela en polvo, el clavo, sal, pimienta y nuez moscada.
Hacemos las bolitas y las envolvemos en pan rallado con ajo y perejil.
En un molde para escalfar huevos, pinchamos la yema y cocemos el huevo a 600 watios durante 30 segundos, repitiendo la operación hasta que esté hecho.
Reservamos.
En un recipiente apto para microondas echamos un ajo picado y el aceite y sofreímos 72 segundos, aparecerán ligeramente coloreados.
Agregamos la cebolla muy picada, removemos, tapamos y cocinamos 6 minutos a potencia máxima.
Picamos el huevo duro y machacamos las almendras.
En el mortero machacamos el otro diente de ajo con un poco de sal para que no salten, el azafrán, la canela y el comino y lo disolvemos con 75 ml de vino y el caldo y lo añadimos sobre el ajo con cebolla con la almendra y el huevo duro picado.
Removemos y cocemos dos minutos y medio a potencia máxima.
Sobre esta salsa hirviendo ponemos las albóndigas en una sola capa, de manera que queden cubiertas por todas partes con ella.
Según su tamaño, cocemos a máxima potencia de 6 a 8 minutos.
Servimos.

martes, 15 de enero de 2013

Ad calendas toscanas Enero 2013. Ribollita

Mi padre ha ido trayéndome libros de cocina italiana en sus últimos viajes a ese país, pero el verano pasado rizó el rizo y me trajo un calendario con 12 recetas de Toscana. El reto está cantado: una receta el 15 de cada mes.

Empezamos en enero con un guisote de cuchara muy bueno, todo un hallazgo: la ribollita. En virtud de su nombre y su realización, viene a llamarse "recocido", pues es una especie de minestrone con dos cocciones, una en cazuela y otra en horno.

Y, de nuevo, al ser plato de legumbre, mejor de un día para otro (el propio calendario lo dice). Le he quitado algunas verduras de las que marca, porque la cosa se estaba poniendo inmensa.

En condiciones normales yo gratino con queso filatto (queda más bonito al derretirse), pero sólo tenía queso en polvo. Eso sí, parmesano.
Ingredientes:
  • jamón en tacos (usé jamón ibérico)
  • 1 calabacín
  • berza
  • patata
  • zanahoria
  • apio
  • puerro
  • cebolla
  • una lata de tomate pelado
  • ajo
  • 50 gr de judías blancas por persona
  • 1 rebanada pequeña de pan de payés (o similar) por persona
  • aceite de oliva
  • queso rallado filatto
  • sal y pimienta

Ponemos las judías blancas en remojo 12 horas y las escurrimos y cocemos con el jamón 12 minutos en la olla exprés (también se puede hacer un sofrito con judías de bote y el jamón, para el uso que se le va a dar casi es más adecuado).
En una cazuela con aceite doramos la cebolla, el puerro el apio y el ajo. Añadimos la berza (o col, o repollo, o espinacas) y el resto de verduras cortadas, incluyendo los tomates de lata y una pastilla o cacito de caldo y cocemos 6 minutos en la olla exprés.
Añadimos las judías y el jamón escurridos y densamos el guiso aplastando parte de la patata.
Tostamos el pan por los dos lados (se le puede untar ajo) y le ponemos el queso por encima y lo colocamos en una fuente que pueda ir al horno.
Echamos el caldo en la misma fuente y gratinamos 5 minutos en el horno.
Listo para servir.

Si se hiciera de un día para otro, yo dejaría la segunda cocción, la del pan, para el momento anterior a servir.

sábado, 12 de enero de 2013

Cocido madrileño

Mi receta de cocido es la de mi madre, en mi opinión no lo hay igual. Es un manjar como pocos. Y es muy fácil, sólo hay que dejarlo cocer. Sólo hay que tener en cuenta algunas cositas para salirse del gráfico:

  1. Queda mejor de un día para otro. Como cualquier legumbre.
  2. Es de cajón, pero el único requisito es usar material de primera. Así, es imposible que salga mal.
Con algunas alteraciones, el texto es de mi madre.

Las carnes + el repollo.
Ingredientes para 6 personas (cantidades aproximadas, si se pone de más se puede aprovechar):
  • 1/2 Kg de garbanzos
  • 300 gr de morcillo
  • Una buena punta de jamón sin hueso
  • 150gr de tocino alto salado
  • una buena loncha de panceta fresca
  • un chorizo y una morcilla
  • media pechuga de pollo
  • una zanahoria y una patata grandecitas
  • Huesos:
  • 1 de caña
  • 1 de rodilla
  • 1 de jamón
  • 1 de espinazo (de cerdo) salado (por no encontrar, yo eché costilla)
  • Para acompañar:
  • 1/4 repollo
  • 1 huevo
  • 3 dientes de ajo y perejil
  • miga de pan de ayer
  • un tomate blandito
  • comino en polvo
La sopa de cocido, con sus garbanzos. Normalmente hago una mezcla y echo los garbanzos y el pollo, pero esta vez me corté un pelo.

La mañana de la víspera pondremos agua caliente en un recipiente y dentro, bien cubiertos, los garbanzos con el tocino salado y, si lo tenemos, el hueso de espinazo (en mi caso era costilla, que no puse a remojar).
Por la tarde ponemos la olla mediada de agua fría y le añadimos los huesos, las carnes (menos la morcilla), la patata (cortada a trozos grandes) y la zanahoria.
La ponemos a la lumbre y, cuando esté caliente, añadimos los garbanzos escurridos del agua del remojo (debe quedar bien cubierto de agua).
Dejamos cocer durante unos minutos sin tapar para retirar la espuma que se irá formando en la superficie del guiso hasta que ya no forme más.
Entonces cerramos la olla y dejamos cocer el tiempo que nuestra olla necesite (en mi caso, 10 minutos).
Despresurizamos, abrimos la olla, y sacamos a una cazuela mediana el pollo, la patata y los tocinos, los cubrimos de caldo y dejamos las dos cazuelas tal cual para que se enfríen y lo metemos todo en la nevera durante toda la noche (esto sirve para tener más caldo, yo me salté este paso, y luego lamenté quedarme sin más sopa).

En el sentido de las agujas del reloj: morcilla, patata, chorizo, relleno, garbanzos, jamón, más patata, morcillo y tocino.

Al día siguiente retiramos con una cuchara la capa de grasa mantecosa que cubre el guisote, para que no quede grasiento, y ponemos la olla a fuego lento, añadiendo agua hasta arriba, el tomate entero sin pelar y dos pastillas de caldo.
Dejamos cocer al mínimo de gas.
Aparte cocemos la verdura en agua, escurriendo cuando esté tierna y la rehogamos en aceite con el ajo frito.
Sazonamos, damos un hervor y reservamos.
En un plato hondo batimos el huevo, le echamos sal, ajo y perejil machacados en el mortero y un cucharón del caldo.
Quitamos la corteza al pan y desmenuzamos la miga en el huevo y mezclamos (tiene que quedar espeso, por lo que se puede ir añadiendo pan).
Cuando esté bien mezclado ponemos una sartén mediana al fuego con el aceite necesario para una tortilla francesa y freímos despacio la mezcla, bien a cucharadas como si fueran croquetas ó todo a la vez como si fuera una tortilla; cuando esté hecha, la sacamos, la escurrimos y la ponemos en la olla para que de un hervor con todo el cocido (esta tortilla se llama relleno, hay quien le añade garbanzos machacados).
Sacamos de la olla el tomate y sin quemarnos lo pelamos y lo ponemos en el mortero para triturarlo junto con un diente de ajo.
Añadimos sal, comino en polvo y un par de cucharadas de caldo, lo pasamos por la minipimer y obtenemos la salsa comina, que reservamos.
Cortamos la morcilla en rebanadas gordas y la freímos en un poco de aceite y reservamos.
Durante todos estos manejos, los garbanzos han estado cociendo muy suavemente por lo que estarán tiernos como mantequilla.
Sacamos de la nevera la cazuela con el pollo, la patata y los tocinos y lo añadimos con su caldo a la olla grande.
Probamos de sal y, de ser necesario, añadimos otra pastilla de caldo.
Mantenemos todo a buena temperatura (excepto la salsa comina, que puede estar a temperatura ambiente).

La salsa comina.

Para servir, colamos caldo en otra cazuela y cuando rompa a hervir, le ponemos fideo cabellín, tan espesa como gustemos (en mi caso, mucho).
En una fuente grande ponemos los garbanzos a un lado con la zanahoria y la patata todo escurrido y la verdura en el otro, y en una salsera la salsa comina.
En otra fuente, las carnes, los tocinos y la morcilla, todo convenientemente troceado, y el relleno cortado en lonchas como de un dedo de gruesas; dejamos los huesos los dejamos en la cocina, aunque siempre habrá quien pida el tuétano de la caña untado en pan.
Ponemos la sopa en la sopera y sacamos a la mesa con los garbanzos.
Para el segundo tiempo quitamos la sopera y la reemplazamos con las carnes.

jueves, 10 de enero de 2013

Pollo al horno

El domingo tuve un antojazo en el trabajo: un sencillo muslo de pollo al horno. Pensé bueno, esta semana la haré. El lunes mi relevo de la noche llegó una hora antes y me dijo hala, ya estoy yo, ya puedes irte. Al principio me dio corte, pero luego salí por patas directa a la tienda y a comprarme pantalones en las rebajas, que me hacían falta.

Es de las recetas más fáciles que tengo, pero desde que empecé con el blog no la hice, supongo que por sencilla, cuando está buenísima. Me la dio mi amiga Cristina, y es una de las razones por las que el blog se llama El horno de Su, porque el horno permite pequeños grandes manjares permitiéndote hacer otras cosas mientras.

En el tupper queda menos glamuroso, pero puse menos aceite para no engrasarme a lo memo.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 cuartos traseros de pollo
  • aceite de oliva
  • sal (o pastilla de caldo)

Precalentamos el horno a 200º C.
Ponemos los muslos por la parte de abajo, sazonamos y regamos con aceite de oliva.
Horneamos 45 minutos, dándole la vuelta a la mitad de la cocción.
Servimos.

martes, 8 de enero de 2013

Guisantes con escalonias y escarola

Este plato algo afrancesado de verdura lo saqué del libro de verduras en 3 pasos para aprovechar una escarola. Como viene siendo frecuente, me salté algún paso, por lo que para mí ese libro es verduras en 2 pasos. Los veganos pueden sustituir la mantequilla por margarina, y tutti contenti.

En wok o sartén, me gusta la verdura braseada más que hervida.
Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 escalonias
  • 200 gr de guisantes congelados
  • escarola cortada
  • zumo de limón
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta

Hervimos las escalonias en agua hasta que estén blandas sin que lleguen a deshaerse.
Las escurriimos.
En el wok las rehoagamos en mantequilla hasta que estén ligeramente doradas.
Añadimos los guisantes congelados (me gustan más si se descongelan directamente en el wok o sartén).
Añadimos la escarola deshojada al wok hasta que empiece a reblandecerse.
Sazonamos y añadimos un chorro de zumo de limón.
Servimos.

domingo, 6 de enero de 2013

Berenjena rellena de carne

Esta receta la adapté de una de Arguiñano. Tenía la carne y la berenjena, pero no tantos ingredientes como pone él en las berenjenas rellenas de carne, así que adapté sus berenjenas gratinadas poniéndoles esa carne y triunfé. Como no puede ser menos con las recetas de Arguiñano, que para mí son garantía de éxito.

El gratén que no les falte.
Ingredientes:
  • 1 berenjena
  • 100 gr de carne picada
  • tomate rallado
  • queso rallado
  • un trozo de mantequilla
  • aceite de oliva
  • sal
  • orégano

Lavamos la berenjena, la cortamos por la mitad a lo largo y hacemos unas incisiones en su carne, las rocioamos con un poco de aceite, las sazonamos y horneamos durante unos 20 minutos.
Pasado ese tiempo, las sacamos y las vaciamos con una cuchara, picamos su carne y la salteamos en una sartén con un poco de aceite, el tomate rallado y la carne, espolvoreando con sal y orégano, rehogando hasta que la carne deje de estar rosa.
Rellenamos las berenjenas con esta masa, colocamos mantequilla encima y espolvoreamos con queso rallado.
Gratinamos hasta que queden doradas y servimos.

viernes, 4 de enero de 2013

Risotto de naranja y setas

Seguimos con el libro de cocina para amigos exigentes, al que yo llamo "el de las estaciones". Esta receta es claramente otoñal, y típicamente no la seguí al pie de la letra. La publico en invierno porque estaba en cola, conste. Pero, siendo un risotto y con estos ingredientes, comprenderéis que está muy buena.

Como no queda muy anaranjado y tardé en descargar las fotos, me costó reconocer el plato y casi lo mando a la lista de "repetir".
Ingredientes:
  • un bote de moixernons (senderuelas) secos
  • 1/2 cebolla
  • aceite de oliva
  • 150 gr de arroz bomba o carnaroli
  • 50 ml de vino blanco
  • 375 ml de caldo de pollo
  • 1 naranja
  • una cucharada de mantequilla
  • parmesano en polvo
  • sal y pimienta

Rehidratamos las setas cociendolos 7 minutos en agua hirviendo y escurrimos en un colador.
Pelamos y picamos la cebolla y en una sartén con aceite a fuego suave la rehogamos 2 minutos sin dejar que se dore.
Añadimos las setas y movemos un minuto más.
Echamos el arroz y mezclamos otros dos minutos hasta que empiece a crepitar, agregamos el vino blanco y mezclamos un par de minutos más.
Echamos parte del caldo hirviendo y damos vueltas hasta que se absorba; repetimos la operación hasta que se consuma todo el caldo (unos 15 minutos).
Exprimimos la naranja y sacamos parte de la corteza.
Los tres últimos minutos agregamos al arroz el zumo, el parmesano y la mantequilla y mezclamos bien, a la espera de que el arroz coja el punto que nos guste (en casa nos gusta el punto que coge en 18 minutos de cocción).
Servimos.

miércoles, 2 de enero de 2013

San Millán de la Cogolla

Empiezo el año con una receta conceptualista sencilla como ella sola.

San Millán de la Cogolla es un monasterio riojano donde se encontraron los primeros testimonios de castellano y euskera escrito (las glosas emilianenses). Por si esto fuera poco, en ese monasterio vivió y escribió Gonzalo de Berceo, practicante del mester de clerecía en su estrofa más característico: cuarteto alejandrino (de 14 sílabas) monorrimo (en cada estrofa riman sus cuatro versos, aunque no necesariamente con el resto de estrofas); este tipo de composición se usaba para poemas narrativos, normalmente de temática religiosa.

Se me ocurrió de la forma más simple: pensé en el queso San Millán y en los cogollos de lechuga, y me dije: ahí va otra receta conceptualista. El pimiento se lo puse por darle color, y queda muy bien, no por rigor histórico, que en tiempos de Berceo (siglo XIII) todavía no se conocían por estos lares. Pero la huerta riojana es hoy famosa, y no me pareció descabellado incluirlos.

También queda bien como tapa, ¿no creeis?
Ingredientes:
  • una bandeja de cogollos
  • una tarrina de queso San Millán (normalmente no daría marcas, pero en este caso es consustancial a la receta)
  • pimientos del piquillo en tiras
Partimos los cogollos en cuatro.
Los untamos bien de queso san millán.
Decoramos con la tira de pimiento.
Servimos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...