sábado, 31 de agosto de 2013

Judías verdes, aguacate, mango y pollo con jengibre

Hoy toca una ensalada tibia del libro de verduras en 3 pasos. De verdad, desde que vivo aquí no me cuesta nada usar aguacate porque son de pura mantequilla. Así, esta ensalada es sencilla para cenar, pero tiene sabor por arrobas. El original usa pechuga ahumada, pero yo de la que había... Os va a gustar, ya veréis.

Sabor, olor y color.
Ingredientes:
  • 200 gr de pechuga de pollo
  • un mango maduro
  • el zumo de una lima
  • 150 gr de judías verdes (pueden ser congeladas)
  • un aguacate
  • berros o canónigos
  • jengibre molido
  • aceite y vinagre
  • sal y pimienta

Pelamos el mango, lo laminamos y lo regamos con parte del zumo de lima.
Pasamos por el wok con un poco de aceite de guindilla las judías verdes y el pollo troceado.
Hacemos una vinagreta con el aceite, el vinagre, el resto de zumo de lima y el jengibre.
Pelamos el aguacate y le quitamos el hueso.
En un plato colocamos los canónigos, las judías, el pollo, el mango en lonchas y el aguacate en medias lunas y regamos con la vinagreta.
Servimos.

martes, 27 de agosto de 2013

Brochetas de pollo con coles de Bruselas

Yo llamaba a este plato de Julius las brochetas de los consuegros, porque el original es con conejo, que mi suegro odia desde la guerra civil, y mi señor padre odia las coles de Bruselas, porque cuando vivía en Inglaterra se los ponían siempre en el trabajo así, hervidas. Sin embargo, yo he comido más veces esta verdura -que tampoco es mi favorita, no exageremos- y disfrazada está bastante buena. Con un poco de arroz, se hace un plato original para dieta y, como suele pasar con el cocinero, fácil y rápido.

Superemos nuestros remilgos (los míos para empezar) y comamos sano.
Ingredientes (por persona):
  • 125 gr pollo en tacos
  • 4 coles de Bruselas
  • beicon en lonchas
  • caldo de carne
  • salvia
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • vinagre balsámico
  • una pizca de harina (mejor maizena)
  • arroz (para acompañar)

Cocemos las coles 5 minutos en la olla rápida con agua y sal y las escurrimos.
Salpimentamos el pollo, espolvoreamos con salvia y envolvemos con media loncha de beicon.
Ensartamos las brochetas alternando pollo y col.
Las freímos en una sartén y reservamos.
Mezclamos el jugo que han soltado las brochetas con el caldo de carne, el vinagre y la harina y ligamos la salsa.
Salseamos las brochetas y las servimos con el arroz.

jueves, 22 de agosto de 2013

Judías con salchichas

Gracias por vuestras felicitaciones, la verdad es que lo pasamos muy bien (aunque no hubo baile, porque no somos nada bailones). Aquí no se estila lo del sobre con los dineros, así que abrimos una lista de bodas con un montón de juguetes para cocinar, y ahora no sé con cuál empezar, si un creuset, o con la sandwichera-gofrera o con la plancha para bocatas que pienso usar para hacer brochetas. Es dura la vida de la gastrónoma recién casada, no me diréis que no.

En otro orden de cosas, tengo un montón de recetas pendientes. No me las acabo en lo que queda de año (será por eso que estoy dando nuevo impulso al proyecto Cordon Bleu). Este plato lo hice hace muchas semanas, y la verdad es que me sorprendió. Para más inri, compramos unas salchichas polacas ahumadas (los caminos de la intendencia mexicana) que le dan un punto delicioso. Lo propio hubiera sido usar mostaza a la antigua y no en granitos, pero el sabor queda igualmente rico. Ya sé que es agosto, pero yo duermo con dos mantas y estos platos de cuchara me entran solos. Lo saqué de un libro que se llama 500 platos rápidos, y que de momento está pendiente de reseña para el mar de tinta...

Cuando llegue el frío, me lo vais a agradecer.
Ingredientes:
  • un bote de judías blancas en conserva
  • un tomate (o tomate de lata triturado)
  • cebolla
  • caldo
  • una cucharadita de azúcar
  • 2 cucharaditas de mostaza
  • un paquete de salchichas ahumadas

Rehogamos la cebolla y el tomate cortados.
Agregamos todos los ingredientes menos las salchichas y cocemos que se integren los sabores, unos 5 minutos.
Añadimos las salchichas en rodajas y calentamos 5 minutos más.
Servimos.

jueves, 15 de agosto de 2013

Ad calendas toscanas Agosto 2013: fiorentina

He estado un poco ausente estas semanas, en parte por estar ocupada con movidas académicas y en parte porque el sábado 17 (dos días después de publicar la entrada) me caso con el Barbas, así que me he tomado vacaciones sin avisar con un inciso para publicar el reto toscano.

Que este mes va de carnes rojas. De verdad, si el calendario refleja la dieta típica toscana, no se caracteriza por comer demasiada carne (el lomo de cerdo y esto, daos cuenta), es razonablemente sana. En vez de comprar un pedazo chuletón, me decanté por entrecots, que ya no somos niños y no comemos tanto. Aunque se parece a la ternera que se suele comer, tiene un par de toques (más el hecho de que esta receta la hizo el Barbas, por ser el amo de las planchas) que le sientan bien, como la sal en los microcortes o el aceite pincelado tras el asado. A ver si os gustan los toques.

Guarnición sencilla: tempura de verdura y patatas fritas.
Ingredientes (por persona):
  • un entrecot
  • sal
  • pimienta negra
  • buen aceite de oliva

Aunque el calendario recomienda hacerlo al carbón, como segunda opción ofrece una plancha al grill, que calentamos al fuego (según el calendario, 10 minutos).
Hacemos microcortes en el entrecot.
Los asamos por los dos lados al punto que nos guste (en mi caso, poco hecho).
Sacamos y pimentamos.
Untamos con el pincel el aceite y disfrutamos.

lunes, 5 de agosto de 2013

Chuleta ahumada a la flamenca

Esta receta la hice a partir de dos conceptos: la existencia de chuleta ahumada de cerdo en México y una mirada a las cocinas regionales de Francia, concretamente al Flandes francés (versión sencilla y porcina de la carbonada de buey). Y es que esas chuletas te piden a gritos algo que se gasta mucho por esa zona: mostaza, cebollas (a mí todo plato salado me pide cebollas) y cerveza. Por lo que leí someramente algunos platos flamencos de mi libro Larousse regional francés y me puse al lío. Para esos ratos en los que la cocina evoca el Viejo Continente y ayuda a digerir la morriña, este plato viene pintiparado.

Una mezcla de texturas deliciosa, en Bélgica y aledaños me harían la ola.
Ingredientes:
  • una chuleta ahumada por persona
  • mostaza (mejor de Dijon, pero por motivos de intendencia usé a la antigua)
  • cebolla
  • cerveza oscura (se puede usar rubia)
  • aceite para freír
  • harina

Untamos las chuletas con mostaza y las pasamos por harina.
Las rehogamos por ambos lados y reservamos.
En ese aceite doramos la cebolla en rodajas.
Cuando se dore, añadimos las chuletas y la cerveza y dejamos cocer hasta que se consuma el alcohol y se reduzca.
Servimos con patatas fritas (que todo el mundo sabe que se inventaron en Bélgica, por lo que redondeamos la flamenquez del asunto).

viernes, 2 de agosto de 2013

Tallarines con espárragos y guisantes

Otra receta que nos demuestra que portarnos bien no es sinónimo de frugalidad ni de sufrimiento. Es del libro verduras en 3 pasos, y, típicamente, nada difícil. Me sorprende la mezcla de tropezones, quizás a una dietista le parecería sobredosis de hidratos...

Tiene que ser con queso. Cada día tengo más claro que la pasta, siempre con queso.
Ingredientes:
  • zumo y ralladura de medio limón
  • 150 gr de guisantes congelados
  • un manojo de espárragos verdes
  • perejil picado
  • 150 ml de nata espesa
  • 200 gr de tallarines
  • parmesano rallado

Cocemos la nata con el zumo de limón y la ralladura hasta reducirla a la tercera parte.
Cocemos los tallarines al dente
En un wok rehogamos espárragos y guisantes hasta que empiecen a dorarse.
Escurrimos los espaguetis, los ponemos en una fuente y mezclamos con guisantes, espárragos y salsa de nata.
Removemos con cuidado, espolvoreamos con el perejil y el queso rallado y servimos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...