miércoles, 31 de diciembre de 2014

Reto ad calendas galas diciembre 2014: Pan de especias de Dijon (Borgoña)

Acabamos el reto y el año con una receta dulce. Aunque el pan de especias es una especialidad de Dijon, tiene su origen en China, donde no era un postre y se hacía con especias, trigo y miel, si bien los antiguos griegos también tienen un bollo similar con huevos además de trigo y miel. Para el caso, Gengis Kahn llevó el pastel a Occidente y los Cruzados lo conocieron en Tierra Santa. El primer sitio donde se hizo en Francia fue en Champagne, con miel del país. En el siglo XV el duque de Borgoña hizo llevar este pan a su preciosa capital, Dijon, para complacer a la duquesa, y desde entonces todo ha sido engrosar tanto la tradición como la producción.

Respecto al pastel, me he tomado un par de libertades: añadir ralladura de naranja a la masa y hacer la glasa con zumo de esa misma naranja. La mermelada que se usa es de naranja sí o sí. También he usado naranjas escarchadas únicamente, me parece que puede quedar muy bueno. Y para terminar con las transgresiones, he usado harina blanca y no integral.

Y tras tanto rollo, vamos al lío, esperando que este pastel (que sale fuertecito) os sirva para encarar un sabroso 2015.

Ingredientes:
  • 125 gr de harina
  • 75 gr de azúcar
  • Mezcla de especias (clavo, jengibre, cúrcuma, coriandro, nuez moscada, ralladura de naranja...)
  • 2 cucharadas rasas de miel
  • 1/2 cucharada de bicarbonato/impulsor
  • 125 ml de leche
  • 15 gr de mantequilla
  • Para decorar:
  • una cucharada de mermelada de naranja
  • 40 gr de azúcar glas
  • naranja escarchada
  • zumo de una naranja

Mezclamos el azúcar con las especias y la rallafura de naranja.
Echar la miel y la leche y batir bien.
Incorporamos la harina y el bicarbonato y mezclamos bien.
Engrasamos un molde y echamos la pasta en él.
Cocemos en horno precalentado a 180ºC durante 45 minutos.
Desmoldamos y, cuando se enfríe, lo abrimos por la mitad a lo ancho y untamos la mitad inferior de mermelada de naranja.
Volvemos a cubrir.
Con el azúcar glas y el zumo de naranja hacemos una glasa y untamos con ella la parte superior, cubriendo con las naranjas escarchadas.

Según mi hermano Jorge, untado con nocilla está muy bueno; según mi cuñada Iliana, es cocina india en pastel.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Ceviche de vieiras

Los ceviches (que siempre dudo si es con b o con v, lo pongo con uve porque es lo más común, diga lo que diga la RAE) son una preparación de pescado (o marisco, en este caso) marinado en zumo de lima o de limón, típico de varios países de Hispanoamérica y servido con aderezo diverso (en Guatemala, por ejemplo, le ponen aguacate). Me he inclinado por decir que es de México en parte por la cebolla y por el tomate cortado por encima, aunque los mexicanos me objetarían que no le he puesto picante. Lo hice con vieiras congeladas; en España se pueden conseguir zamburiñas congeladas (que no en vano son como vieiras pequeñas) en sitios como La sirena). La receta (que os puede servir en estas fiestas emplatadas, por ejemplo, en vasos de chato de vino, o como más os guste) la saqué del libro de cocina de bistrot a partir de una receta de tartar de vieira al jengibre. Esto me apetecía más.

Ingredientes (para dos versonas):
  • un paquete de vieiras congeladas
  • 1/2 cebolla morada
  • un tomate de ensalada
  • 2 limas
  • hojas de cilantro picadas
  • sal y pimienta

Picamos la cebolla y las vieiras y las vieiras y las maceramos durante media hora con sal, cilantro y el zumo de las limas (se puede añadir un chile, o pimienta de cayena, algo que añada picor al macerado).
Con ayuda de un molde, repartimos las vieiras y las cubrimos con el tomate y servimos.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Muslitos de pollo en pepitoria

De nuevo del libro de aves que me regaló mi AIG, una receta de pollo en pepitoria (gallina en el original) que quise hacer para comparar con la otra receta de pollo en pepitoria que tengo en el blog. Claro que hace una eternidad desde que lo publiqué y no me veo capaz de comparar ambas preparaciones. Las dos están muy buenas, eso sí. Aunque aquí me quedó la salsa mucho más espesa.

Ingredientes (para dos personas):
  • 6 jamoncitos de pollo
  • almendras en polvo
  • una cebolla
  • 1 diente de ajo
  • harina
  • un vaso de vino blanco
  • unas hebras de azafrán
  • laurel
  • perejil
  • aceite de oliva
  • sal
  • patatas fritas (para acompañar)

Rehogamos el pollo en un poco de aceite.
En esa misma sartén echamos un poco de agua, el vino blanco, el pollo, el ajo y perejil (preferiblemente aplastados en el mortero) y el laurel y hervimos media hora.
En otra sartén doramos las cebollas y les agregamos harina, dejando que pierdan el sabor a crudo, las almendras y el azafrán y mezclamos bien.
Lo echamos en la cazuela del pollo y se deja cocer ligeramente, hasta que se espese la salsa.
Servimos con las patatas fritas.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Pastel salado de creps

Los ingredientes de esta receta los saqué de una revista; en realidad, proponían un queso del Languedoc que en la tienda de abajo desde luego no tenían, así que usé rulo de cabra y me quedé tan oreada. La composición en pastel multicapas de creps la hice porque me veía incapaz de hacer la composición que proponía la revista, y me pareció que así me sería más fácil hornearla y servirla. Para creperos y queseros.

Ingredientes (para 2 personas):
  • un rulo de cabra
  • jamón serrano (o similar
  • rúcula
  • Para las creps:
  • 1 huevo
  • 60 gr de harina
  • 125 ml de leche
  • 60 ml de agua
  • sal
  • mantequilla

Precalentamos el horno a 210ºC.
En un bol mezclamos la rúcula con el rulo en taquitos.
Mezclamos los ingredientes de los creps (menos la mantequilla) y los hacemos en una sartén antiadherente.
Montamos el pastel poniendo, en una fuente para horno, un crep, jamón, la mezcla del bol, hasta terminar con un crep.
Horneamos 6 minutos y servimos.

martes, 9 de diciembre de 2014

Cortázar

Esta receta no nació como un plato conceptualista, pero luego resultó que implícitamente sí lo era. Es un librito de lomo, jamón y queso (un clásico doméstico), pero por el queso que usé, dónde la hice y dónde vivió el autor del título de la receta, estaba cantado el homenaje. Me explico: Julio Cortázar escribió Rayuela en París; un personaje del que se habla se llama Rocamadour, como el queso que yo usé para este librito. Es una tontada, lo sé, pero tanto maese Cortázar como yo hemos metido Rocamadour en un libro viviendo en París.

Ingredientes:
  • 4 filetes de lomo de cerdo
  • jamón serrano (o similar)
  • 2 rulos de queso cabécou de Rocamadour
  • harina
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • aceite para freír

Formamos los libritos con un filete de lomo, jamón, una rueda de rocamadour y el otro filete.
Los pasamos por harina, huevo y pan rallado y lo freímos.
Escurrimos sobre papel de cocina y servimos.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Pollo a la riojana

Esta receta la saqué del libro de aves y caza que me mandó mi AIG, y de inmediato pasó al Olimpo de las grandes recetas, hasta el punto de que el Barbas dijo Esto sustituye al pollo al chilindrón. Y esa receta le encanta,para que os hagáis una idea. Y por si esto fuera poco, la hice dos veces antes de publicarla (con mi toque, como viene siendo habitual). A ver si os gusta como a nosotros. De guarnición puse patatas en taquitos, que le va muy bien.

Ingredientes:
  • Muslitos de pollo o pollo en cuartos
  • chorizo picante
  • 1 pimiento rojo hermoso
  • cebolla
  • ajo
  • vino blanco
  • aceite de oliva (el original aade manteca de cerdo, pero no la he visto nunca por aquí)
  • perejil
  • sal y pimienta

Doramos el pollo salpimentado.
En la misma sartén doramos la cebolla,el ajo, el pimiento y el chorizo en rodajas.
Rehogamos hasta que se ablande el pimiento.
Ponemos el pollo en la cazuela, regamos con el vino y dejamos que se evapore el alcohol.
Corregimos de sal y dejamos hervir a fuego bajo durante 30 minutos.
Servimos con patatas fritas en cubitos.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Sacristanes

Esta receta es del libro de repostería parisina y viene bien cuando nos sobran recortes de masa hojaldrada. Aunque os sugeriría que engrasarais bien la bandeja donde lo horneais (toma ya error de principiante) para poder despegarlos bien. Se pueden dorar un poco más, yo pequé de escasa en ese punto...

Ingredientes
  • pasta de hojaldre sobrante
  • la cuarta parte del peso del hojaldre en almendras y pistachos
  • la décima parte del hojaldre en azúcar moreno
  • un huevo para pincelar

Precalentamos el horno a 220ºC.
Agrupamos toda la masa de hojaldre y con ayuda de un rodillo la extendemos formando un cuadrado.
Lo pincelamos y lo cortamos en tiras de 3 cm de ancho.
La enroscamos y los colocamos en una bandeja engrasada.
Espolvoreamos las tiras con almendras, pistacho y azúcar moreno.
Las volvemos a pincelar y a espolvorear con almendras y pistachos.
Horneamos de 12 a 15 minutos.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Reto ad calendas galas Noviembre 2014: Gratén normando (Normandía)

Este mes de noviembre ha resultado ser el mes del camembert. Además de la sopa del otro día, hoy un platazo para mojar pan y llenarse haga el frío que haga fuera. El calendario habla de una ración para 6, pero yo usé menos cantidad, porque yo no lo comí, pero el Barbas sí y tampoco era plan de que saliera rodando.

Ingredientes (para 1-2 personas):
  • 150 gr de patata
  • un camembert pequeño
  • 50 gr de beicon en trozos
  • 1/2 cebolla
  • un diente de ajo
  • 5 gr de mantequilla
  • 50 ml de nata (o crema fresca; yo opté por la nata)
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 180ºC.
Pelamos y cortamos las patatas en láminas finas (la mandolina o el pelador pueden servir para esto).
En una sartén doramos los tacos de beicon y los escurrimos en papel absorbente.
Untamos un molde que podamos meter en el horno con el ajo y, seguidamente, con la mantequilla.
Capeamos el fondo con las patatas, la cebolla y el beicon y lo napamos con la nata.
Salpimentamos ligeramente y ponemos el camembert en el centro.
Horneamos más o menos durante una hora.
Servimos al sacarlo del horno; se puede espolvorear con perejil.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Reblochon en costra hojaldrada

Gracias al reto galo conocí el reblochon, un queso de Saboya bastante graso pero con mucho chiste y que fundido está de muerte lenta. Cuando vi esta receta en una revista que compré en el súper me hicieron los ojos chiribitas y tardé cero coma en hacerla y cero coma en repetirla con dos quesos, uno para cada uno, porque está tan buena que sabe a poco. Supongo que se puede hacer con algún queso que funda bien. De hecho, eso es lo único difícil de la receta.

Ingredientes:
  • una masa de hojaldre
  • un queso reblochon
  • huevo

Precalentamos el horno a 210ºC.
Rallamos la costra del queso con un cuchillo.
Batimos el huevo.
Envolvemos el queso con el hojaldre pintando las junturas con el huevo y lo ponemos en una placa de horno sobre papel sulfurizado.
Pintamos la masa de hojaldre y horneamos 20 minutos, de manera que la pasta esté dorada.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Tarta Perla de Mishima y cumpleblogs

Mañana este blog cumple 5 años en antena y hace 10 días Mi Proyecto Cordon Bleu cumplió tres. Por eso lo del cumpleblogs. Y por eso esta tarta, que hice ayer, y que ahora explicaré el nombre y los porqués.

Hace cosa de 15 años leí una colección de cuentos del autor japonés Yukio Mishima. Uno de los cuentos era La perla, sobre unas señoras que se reúnen para tomar un pastel de cumpleaños y una perla que se pierde, y cómo se desarrollan las relaciones entre ellas. Al margen de la historia (totalmente recomendable), yo siempre me imaginé una tarta rosa, con relleno de trufa y perlitas por encima. Hace 15 años yo apenas cocinaba, pero ahora sí, y aquí en París vi las perlas de marras y decidí atreverme.

A pesar de mis dotes reposteras. A pesar de mi horno sandunguero. A pesar de que se me ha roto una varilla de la batidora. La tarta de aspecto es mejorable (sobre todo porque el frío de la nevera se ha comido un poco del rosa, anoche estaba más rozagante), pero de sabor no está nada empalagosa y sí muy buena. Sobre todo donde confluye la frambuesa con la trufa (quien me dijera que eran una combinación deliciosa, nunca se lo terminaré de agradecer).

La masa la adapté de esta receta; la trufa de mi experiencia, preparándola para distintos postes; la parte de la frambuesa, un poco de la mousse de frambuesa del CB, aunque sin la gelatina.

Ingredientes:
    Para cada capa de bizcocho (ya cada uno decide cuántas hace):
  • 1 huevo
  • 75 gr de azúcar
  • 42 gr de mantequilla ablandada
  • una cucharada (de postre) de coñac
  • 67 gramos de harina
  • 42 ml de leche
  • una cucharada de postre de impulsor
  • Para el relleno de trufa:
  • 110 ml de nata de montar muy fría
  • 25 gr de chocolate en polvo (queda bastante fuerte con esta cantidad)
  • azúcar glas (ir probando el grado de dulzor que nos guste)
  • Para la cobertura:
  • 125 gr de frambuesas
  • 220 ml de nata de montar muy fría
  • perlas de repostería

Para hacer la masa de bizcocho, precalentamos el horno (arriba y abajo) a 170ºC y mezclamos con la batidora el huevo con el azúcar.
Agregamos el brandy y la mantequilla y volvemos a batir.
Echamos la leche, la harina y el impulsor y batimos hasta que tenga una textura homogénea.
En un molde engrasado y enharinado echamos la mezcla y la horneamos 25 minutos.
Desmoldamos y dejamos enfriar en la rejilla y repetimos la operación tantas veces como capas queramos.
Ponemos 110 ml de nata y la montamos con las varillas de la batidora con una cucharada de azúcar glas (probando a medio montado por si queremos endulzar más).
Agregamos el cacao y mezclamos con la espátula.
Colocamos la primera capa en la fuente que vayamos a usar y la cubrimos con parte de la crema.
Repetimos la operación hasta que se acabe (la última capa ha de ser de bizcocho).
Trituramos las frambuesas con el robot y repetimos el montado de nata de los 220 ml restantes (probando para ver el punto de dulzor deseado).
Mezcamos esta nata con las frambuesas y mezclamos hasta que el color quede uniforme.
Cubrimos la tarta con esta crema, eliminando el excedete, intentando que quede lo más uniforme posible.
Adornamos con las perlas en la distribución que queramos (yo opté por el minimalismo) y refrigeramos durante al menos 12 horas.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Sopa de camembert

Cuando en agosto nos fuimos a Normandía y Bretaña un fin de semana, me dio pena no poder encontrar un recetario específico de Normandía (dicho esto, el de Bretaña está pendiente de estreno). Pero a finales de septiembre fuimos a Giverny, el pueblo de Monet, y ahí me hice con tres postales con otras tantas recetas. Sin la menor intención de enviarlas, para hacerlas yo. La más llamativa era ésta, la sopa de camembert, que sabía que a mi Barbas le ennantaría. La dosis de queso que recomiendo es, del camembert que venden en porciones, una porción y media si los comensales son muy queseros.

Ingredientes (por persona):
  • 1 porción de camembert
  • 100 gr de patata
  • 100 gr de cebolla
  • un puñado de picatostes
  • 1/2 litro de caldo de calidad
  • mantequilla
En un cazo de fondo grueso pochamos la cebolla en la mantequilla.
Agregamos la patata en los trozos más pequeños posible (para que se haga) y damos unas vueltas.
Echamos el resto de ingredientes y cocemos 15 minutos todo junto, mezclando bien.
Pasado ese tiempo, damos un hervor y servimos.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Ensalada de judías verdes con vinagreta de mostaza y mi AIG

Esta receta es de Gordon Ramsay y la hice porque me habían sobrado judías verdes y no sabía qué hacer con ellas. La receta salió en la revista love cocina de hace un año y pico. Como viene siendo habitual, he cambiado algo: vinagre blanco por tinto y las judías doradas en sartén en vez de hervidas.

Ingredientes (para 2 personas):
  • judías verdes redondas
  • almendras laminadas
  • 75 ml de aceite de oliva
  • una cabeza de ajos
  • una cucharada sopera de vinagre de vino tinto
  • una cucharada de postre de mostaza
  • una cucharada de postre de miel
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 180ºC.
Envolvemos el ajo en papel de aluminio y la asamos 25 minutos.
Pasado ese tiempo, la trituramos con el aceite, el vinagre, la miel, la mostaza, la sal y la pimienta y lo trituramos todo y reservamos.
En una sartén o un wok ponemos un poco de aceite y doramos las judías despuntadas y partidas por la mitad.
Cuando se hayan dorado, las ponemos en una ensaladera y en la misma sartén doramos las almendras, que ponemos junto a las judías.
Echamos la vinagreta, mezclamos bien y servimos.

En otro orden de cosas, ayer me llegó mi AIG. Este año ha sido Luz Hernando, de Cocinando... un abril encantado. Este año he sido un poco petarda y apenas había hecho carta al AIG, pero qué queréis, confiaba en el buen hacer de mi AIG, sin saberlo ni nada. Y creo que he hecho bien. Bueno, ahí va la lista de regalitos que han caído:

  • Una esterilla de sushi con una cuchara para remover el arroz (con las ganas que tengo que hacer esas entradas de LCB, me viene muy muy bien)
  • dos cervezas "La Cibeles", para demostrar al mundo que no sólo de Mahou vive Madrid
  • unos moldes de madalenas (con el mono de hacer madalenas que tengo, jijiji)
  • un tarro para poder espolvorear el cacao (esto es una adquisición buenísima, qué queréis que os diga; hasta ahora lo tamizaba con el colador)
  • brandada de bacalao (y me ha dicho unos usos que verás)
  • pulpa de pimientos choriceros (y me he acordado de antojo de hacer el estofado de Berasategui, no tengo remedio)
  • tarritos para comer helado (me lo guardo para cuando entre en contacto con mi heladora, jejeje, grandes experimentos requieren grandes presentaciones)
  • una carta donde me explicaba todo esto y alguna cosita más ;)
  • unas servilletas con motivos muy primaveral-veraniego (no en vano lo suyo es el abril encantado)
  • dos libros de cocina muy otoñales (en otoño la caza y las setas se dejan ver). De momento ya he pensado una receta para estrenar el de caza. El de setas requiere una elección con el Barbas, que es muy micófago...
Todo esto me ha deparado el AIG 2014. Yo creo que buen uso le puedo sacar. Doy de nuevo las gracias a Luz, que se lo ha currado mucho y me ha dado en todo el bebes sin lista de la compra ni nada. Chapeau!

martes, 11 de noviembre de 2014

Tiramisù

El tiramisù (que significa algo así como "tira de mí hacia arriba" en sentido figurado, levántame el ánimo) es mi postre favorito desde que lo probé, pero nunca me había atrevido. Bueno, hace unos años, pero no pasó bastante tiempo en la nevera y no quedó muy presentable, tenía la espinita clavada y todo aquello. Ahora, gracias al curso de "habla italiano con la boca llena", he conseguido dominar el noble arte del postre más rico del orbe, y que me perdonen los reposteros austriacos. Pero mi Barbas, que no es goloso, ha disfrutado un montón mi tiramisú, ¿necesitais que os diga más?

Ingredientes:
  • 375 gr de mascarpone
  • 1 huevo por cada 125 gr de mascarpone (3 en este caso) a temperatura ambiente
  • 5 cucharadas de azúcar
  • dos tazas de café
  • un chorro de coñac (o marsala, o amaretto, o licor al gusto)
  • bizccchos savoiardi (o de soletilla)
  • cacao en polvo

Ponemos el café con un chorrito del licor y reservamos.
Separamos las claras de las yemas y mezclamos las yemas con el azúcar y el mascarpone y mezclamos bien.
Batimos las claras a punto de nieve y las mezclamos con la crema de yema y mascarpone, cuidando para que no se bajen mucho.
Mojamos los bizcochos en el café licorizado y los disponemos en una fuente, cubriéndola.
Los tapamos con una capa de crema de mascarpone y repetimos la operación hasta que se nos acabe la crema (la última capa ha de ser de crema).
Con ayuda de un colador o tamiz, cubrimos todo con cacao en polvo y refrigeramos durante un dia antes de servir.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Cruasanes con salchicha y queso

Esta receta se la vi el otro día a Gordon Ramsay y lo hice esa misma mañana para el almuerzo mío y del Barbas. Es un bocata muy sugerente que no me quedó tan bonito como al chef, pero que bueno estaba un rato. En teoría no es difícil, pero tal como corté el cruasán ahuecarlo estuvo un poco en chino. Él usa queso fontina (ahumado), yo el primero que pillé en la tienda. A ver qué os parece.

Ingredientes (para 2 personas):
  • dos cruasanes
  • dos salchichas frescas
  • 1 diente de ajo
  • perejil picado
  • alcaparras
  • aceite de oliva
  • dos lonchas de queso de fundir

Cortamos las salchichas en trozos y las rehogamos con el ajo y el perejil picado 5 minutos; cuando falte uno, añadimos una cucharadita de alcaparras escurridas y reservamos todo en un plato.
Quitamos el sombrerillo al cruasán y lo doramos en la sartén que hemos usado para hacer la salchicha.
Abrimos la masa un poco e introducimos la salchicha con el perejil y el ajo, lo cubrimos con el queso y lo gratinamos en el horno.
Sacamos los cruasanes, les colocamos el sombrerillo y servimos.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Magdalenas de nata

Después del desastre del bizcocho de yogur griego (que no fue un desastre en sí mismo, porque aproveché la masa) me quedé con la espinita clavada. Que yo quería magdalenas, y vaya si me las iba a hacer. Que a cabezona no me gana mi horno. Busqué y busqué y encontré dos cosas:

  1. la receta de estas magdalenas de nata, en directo al paladar;
  2. la manera de poder hacerlas sin que acabe el horno hecho un cristo: poner el molde madalenero (que es de silicona, y por eso blandito) dentro del molde de tartas, que es de cristal. Un poco pedestre, pero sin mi antojo no me voy a quedar.
He cambiado los huevos de medianos a grandes y la ralladura de naranja por la de limón, que es lo que tenía en casa. Pero con naranja tiene que quedar de lujo. También he tenido que añadir 10 minutos a la cocción porque en 15 no me salieron.

Ingredientes (para 12 magdalenas):
  1. 200 g de harina
  2. 125 g de azúcar
  3. 2 huevos grandes
  4. 125 g de mantequilla
  5. 75 ml de nata
  6. 1 sobre de levadura química
  7. ralladura de limón

Calentamos el horno a 180º calor arriba abajo.
Derretimos la mantequilla y la reservamos para que se temple un poco.
Montamos los huevos junto al azúcar y la ralladura hasta que esponjen y tengamos una masa ligeramente blanquecina.
Agregamos la nata y la mantequilla y seguimos batiendo (yo he usado las varillas en todo momento, porque así quedan con el aire justo, sin variaciones ni cansancio).
Por último echamos la harina tamizada junto a la levadura.
Repartimos la masa en las cápsulas sin llenarlas del todo.
Espolvoreamos con azúcar y horneamos durante 25 minutos (hasta que las magdalenas hayan subido y estén doradas).
Retiramos a una rejilla y dejamos que se enfríen antes de consumir.

jueves, 30 de octubre de 2014

Reto ad calendas galas Octubre 2014: Sopa con pistou (Provenza)

No nos movemos de la Provenza para el reto galo de este mes (respecto a la entrada del lunes, al menos), una sopa provenzal que parece una variante del minestrone italiano. El pistou, primo hermano del pesto, es un aliño que no lleva piñones y que puede acompañarse de queso (aunque aparte). Algo tiene que influir la proximidad de Liguria, tierra oficial del pesto...

No encontré judías pintas y las hice con blancas, pero que sepáis que en el original lleva 3 blancas por cada 2 pintas. He usado la variante local de fideos perla y, a diferencia de lo que dice la receta, he asustado las judías antes de cocerlas como dios manda. Por cierto. al ir a escribir la receta me he dado cuenta de que se me ha olvidado ponerle un tomate. Se echa a la vez que las judías verdes y el calabacín.

Ingredientes (para dos personas):
  • 2 puñados de judías blancas
  • un puñado de judías verdes redondas
  • hierbas provenzales
  • un calabacín
  • dos puñados de fideos perla
  • albahaca
  • un diente de ajo
  • aceite de oliva
  • parmesano rallado

La noche antes, ponemos las judías en remojo en agua fría.
Pasadas unas 12 horas, las ponemos a cocer en agua fría; cuando rompa a hervir, las escurrimos y las volvemos a poner en agua fría; repetimos la operación otra vez y ya las cocemos 10 minutos en la olla rápida.
En ese tiempo, cortamos las verduras (no os olvidéis del tomate; yo no lo he incluido porque se me ha olvidado ponerlo, pero os quedará mejor) y, cuando despresurizamos, las echamos junto a las hierbas provenzales y cocemos todo a presión 5 minutos más.
Pasado ese tiempo y despresurizada la olla, echamos la pasta y la cocemos el tiempo que diga el fabricante.
Hacemos el pistou con el ajo, la albahaca y el aceite en el mortero o con la batidora y, cuando se termine de cocer la pasta, echamos este aliño en la sopa, ya fuera del fuego.
Servimos y acompañamos con queso rallado.

lunes, 27 de octubre de 2014

Pissaladière

Hoy, una receta salada provenzal, la célebre pissaladière, a medio camino entre la pizza y la coca. Lo propio sería haber hecho la masa, pero la hice un poco para unas prisas. Para el relleno usé en parte el libro de cocina de bistrot y algunas recetas que vi en internet (concretamente, la parte que sugiere echar la anchoa al mar de cebollas, que se va disolviendo sola). En teoría se come fría, pero me sé de uno que repitió en caliente.

Ingredientes:
  • una masa brisa
  • 1/2 kg de cebollas moradas (son aproximadamente 4)
  • anchoas en aceite
  • hierbas de provenza
  • olivas negras deshuesaadas
  • aceite

Cortamos las cebollas en plumas y las rehogamos media hora a fuego medio en un poco de aceite.
A media cocción agregamos 4 anchoas y las hierbas de provenza para que se mezclen bien.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Ponemos la masa en un molde para tarta engrasado y la pinchamos con un tenedor.
Cubrimos la masa con la cebolla rehogada y agregamos unas cuantas anchoas y las olivas.
Horneamos 15 minutos.
En teoría hay que dejarla enfriar antes de comerla, pero caliente también triunfa.

viernes, 24 de octubre de 2014

Flan pastelero

Esta receta la preparé para una reseña de El Mar de tinta, concretamente para el libro Un cruasán en París. Yo había visto estos pasteles con crema cuajada en mi panadería y me llamaba muchísimo la atención y cuando este libro llegó a mi poder y vi lo que era, me apeteció mucho. Pero cometí un error, echar agua de azahar no natural (la receta recomienda una vaina de vainilla, y me hubiera gustado más). En cualquier caso, si usamos la vaina de vainilla queda un postre sencillo y casero con el que seguro que triunfais.

Ingredientes:
  • 400 gr de harina
  • 200 gr de mantequilla
  • 1 cucharadita de café de sal
  • un poco de agua fría
  • 1 litro de leche
  • una cucharada de agua de azahar
  • 100 gr de azúcar
  • 4 huevos
  • 90 gr de maizena

Engrasamos un molde de tarta.
Con la mantequilla cortada en dados, la harina y la sal hacemos una masa brisa (o quebrada), amasando con la punta de los dedos.
Cuando la masa adquiera la apariencia de grandes migas, añadimos 5 ó 6 cucharadas de agua fría y ligamos la pasta con ayuda de una espátula, añadiendo más agua si fuera necesario.
Le damos forma de bola con las manos, sin trabajarla mucho la envolvemos en film transparente y la dejamos reposar en la nevera una hora como mínimo.
Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 180ºC y forramos el molde engrasado con la masa extendida, recortando de los bordes la masa que sobresalga.
Ponemos papel de horno y alubias sobre la masa y horneamos 15 minutos; quitamos el papel y las alubias y horneamos otros 5 minutos.
Hacemos una crema al fuego calentando la leche con el agua de azahar y una cucharada sopera de azúcar.
Batimos los huevos, la maizena y el resto del azúcar y le añadimos un poco de la leche caliente, diluimos bien y lo vertemos en el cazo, cociendo todo junto dos minutos.
Rellenamos la masa que hemos cocido y lo cocemos todo durante 40 minutos.
Cuando lo saquemos dejamos enfriar y guardamos en el refrigerador.

martes, 21 de octubre de 2014

Rollos de pollo al vino blanco

Aunque en un principio me inspiro en el curso de italiano con la boca llena, para esta receta he hecho de mi capa un sayo y la he modificado, quitándole el horno la he hecho en sartén toda ella) y, más importante, la parte de leche y/o nata, que en casa no nos hace felices, y aquí se trata de disfrutar. El resultado son una especie de saltimbocca de pollo con una salsita que pide pan.

Ingredientes:
  • pechuga escalopada
  • jamón de Parma (o serrano, yo quise ser más papista que el papa, aunque aquí igual de caro me sale el serrano que el de parma)
  • queso en lonchas (ahumado en mi caso)
  • hierbas
  • un vaso de vino blanco
  • un vaso de caldo
  • tornillos de pasta para acompañar aunque tengo entendido que los italianos pueden matarte por mezclar pasta corta con pollo)
  • aceite de oliva

Aplanamos los escalopes, les ponemos una loncha de jamón y otra de queso y los enrollamos, sujetándolos con un palillo.
En una sartén calentamos aceite y doramos el pollo por todos lados.
Agregamos el vino y cuando se evapore el caldo caliente.
Espolvoreamos con las hierbas, damos un hervor y servimos con la guarnición que hayamos elegido.

sábado, 18 de octubre de 2014

Milanesa con pasta (Schnitzel mit nudeln)

Francia me parece un país la mar de equilibrado, con una cocina dulce y una salada de quitar el hipo de cualquiera. Italia y España, si bien se basan en cocina más tradicional, tienen cierto equilibrio entre la cosa dulce y la salada, y comer mal en cualquiera de los tres países puede llegar a tener mucho mérito.

Sin embargo, en Austria son dioses de la pastelería. Sus konditorei me parecen la mismísima entrada al paraíso; al terrenal y al otro. Ingredientes tremendos y presentaciones lujuriantes. Tartas como la sacher que son un capítulo en la historia de la cocina por sí mismas. Pero en salado no despuntan. El plato nacional es éste que os traigo hoy. Nacional porque te lo ponen en cualquier parte. En la canción "My favourite things" de Sonrisas y lágrimas (que estoy convencida de que está subvencionada por el ministerio austriaco de turismo), una de las cosas que hacen feliz a la fraulein es el schnitzel with noodels, y la baronesa admite que come muchos cuando está en casa del capitán.

Creo que al Barbas no le quitan el sueño, pero a mí me encantan las milanesas, los schnitzel, llamadlos como queráis. No para comerlos a diario, pero de vez en cuando están muy buenos. Son típicos de cerdo, pero con ternera o pollo también triunfas. He metido un par de trucos del Cordon Bleu que suelo usar en mis empanados, sobre todo si los hago con un poco de tiempo.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 filetes de ternera (no hace falta que sean los mejores de la tienda)
  • harina
  • huevo
  • queso rallado
  • pan rallado ajo y perejil
  • pasta larga (en este caso tallarines)
  • ajo picado
  • perejil picado
  • mantequilla
  • aceite para freír
  • aceite de oliva

Si los filetes son gruesos o imperfectos, los aplanamos hasta que estén de nuestro gusto.
Los pasamos por harina, huevo, queso rallado y pan rallado y con un cuchillo les hacemos un dibujo de enrejado en el rebozado.
Dejamos reposando una hora en el frigorífico (si tenemos el tiempo, ganan en sabor).
Pasado ese tiempo, cocemos la pasta el tiempo que diga el fabricante y la escurrimos.
En el recipiente de cocer la pasta echamos un poco de aceite y doramos el ajo y el perejil.
Rehogamos la pasta y la repartimos en los platos.
En una sartén calentamos la mantequilla y el aceite y freímos los filetes por ambos lados a fuego medio.
Servimos todo junto y acompañamos con una rodaja de limón.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Tarta de patata y panceta

Otra tarta salada de la revista francesa. Cómo me va la marcha, pero es que son socorridísimas cuando no sabes qué poner de cena y quieres algo que esté bueno. Lo que pasa es que he hecho un par de cambios: el primero, cambiar las papas al vapor con otras hechas como para tortilla. Y como en materia de tortillas yo soy concebollista, he tenido que añadir cebolla, o iba a quedar incompleto. Dicho esto, queda bien de un día para otro y es muy fácil. Es como una tortilla de patatas con un toque afrancesado.

Ingredientes:
  • 400 gr de patatas nuevas
  • 1/2 cebolla
  • aceite vegetal (para dorar patatas y cebolla)
  • 6 lonchas de tocineta
  • ajo molido
  • 2 huevos
  • 200 ml de crema fresca (crème fraîche)
  • 2 cucharadas soperas de leche
  • parmesano en polvo
  • una placa de masa quebrada (pasta brisa)
  • parmesano en polvo
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 180ºC.
En un molde de bordes altos ponemos la pasta brisa y la pinchamos con el tenedor.
La reservamos en lugar fresco.
Pelamos las patatas, las cortamos en láminas como para tortilla y las doramos unos 6 minutos con la cebolla.
Dejamos reposar sobre papel de cocina y forramos el fondo de la masa con esta mezcla.
Mientras, batimos la crema fresca con la leche y los huevos.
Echamos el ajo molido y salpimentamos y volvemos a mezclar.
Echamos esto sobre las patatas y colocamos encima las lonchas de beicon.
Cubrimos con el queso rallado y horneamos 25 minutos.
Lo óptimo es tomarla al salir del horno, pero del tiempo también queda estupenda.

domingo, 12 de octubre de 2014

Lasaña marinera

Sabiendo que no soy lasañera, me compré un paquete de placas de lasaña para una receta que tengo por ahí. Y claro, ahora tengo un paquete casi entero de placas de lasaña esperando a ver la luz del día. De suerte que en una de las revistas Love Cocina que guardo en la tablet tienen un especial lasañas y pude mirar a placer cuál me gustaba. Y me gustó ésta, pero como sólo hice para mí, usé poco marisco y sólo dos placas. Otro de los problemas es que es pasta precocida que tiene que estar 20 minutos en el horno a 220º, y eso no hay cuerpo que lo aguante, la salsa corre el peligro de secarse. Por lo que, si no tenéis pasta precocida, pasará menos tiempo en el horno -aunque sea de mentira- y quedará más jugoso.

Ingredientes:
  • 2 placas de lasaña precocida
  • 125 gr de marisco variado congelado (mejillones, gambas, calamarcitos)
  • 2 tomates
  • 1/2 cebolla
  • aceite de oliva
  • un chorrito de vino blanco
  • sal

Precalentamos el horno a 220ºC.
En el fondo de la fuente echamos un chorro de aceite y ponemos encima una placa de lasaña.
En el vaso de la batidora trituramos los tomates y la cebolla.
Ponemos en la sartén un chorro de aceite y rehogamos el marisco.
Cuando se consuma el líquido que suelta, agregamos el tomate con la cebolla triturados y dejamos reducir.
Echamos un vasito de vino blanco y dejamos reducir, pero no demasiado, o se nos quemaría en el horno.
Ponemos el contenido de la sartén sobre la placa de lasaña, dejando un poco de líquido para la placa superior.
Tapamos el marisco con otra placa de lasaña, que bañamos con la salsa restante.
Horneamos 20 minutos a 220ºC, sacamos y servimos con la ayuda de una espumadera.

jueves, 9 de octubre de 2014

Ensalada de pasta, pimientos y gambas

Hace siglos que no publico una ensalada, no porque no haga, sino porque suelo hacer las que ya tengo publicadas. Pero seleccionando recetas de la revista del quiche del otro día vi ésta, y pensé que caía. Le pregunté al Barbas si farfalle (lacitos) como en el original o tornillos de colores, que le gustan mucho, y la respuesta está en la foto. Una ensalada sencilla y muy sabrosa. Las gambas las hice a la plancha porque me gustan más que cocidas, cuestión de gustos.

Ingredientes:
  • pasta corta al gusto
  • pimientos rojos en conserva
  • gambas congeladas
  • aceite de oliva
  • sal
  • cebolla morada
  • vinagre balsámico

Dejamos las gambas en agua fría hasta el momento de usarlas (se descongelan mejor y sin estropearse).
Picamos la cebolla y los ponemos en la ensaladera con los pimientos escurridos y cortados.
Hacemos la pasta el tiempo que indique el fabricante y la escurrimos.
La mezclamos con el contenido de la ensaladera.
Escurrimos las gambas del agua y las pasamos por la plancha hasta que cambien de color.
Si las gambas sueltan agua, las sacamos con espumadera y las ponemos en la ensaladera.
Hacemos una vinagreta con el balsámico y el aceite de oliva y aliñamos y servimos la ensalada.

lunes, 6 de octubre de 2014

Bizcocho de yogur griego

Hice un yogur griego para el cordon bleu (que tenía que haber sido queso, así que no lo voy a publicar) y luego me puse a pensar cómo usarlo. Quise hacer unas magdalenas, pero estaba un poco ofuscada (era el cumple de mi sobri y por lejanía no lo podía celebrar con él), y se me salió la masa en el horno, de manera que el resto lo enmoldé y lo cocí como bizcocho. Así que pongo las medidas que usé (no sabría cuantificar la pérdida) y os pongo este bizcocho que saqué de El toque de Elena, aunque usé la mitad de ingredientes y la ralladura de naranja. El vaso de medida usé uno de nutella de 200 gr.

Ingredientes:
  • 1 yogur griego
  • 3 huevos
  • 1/2 vaso de aceite de oliva
  • 1 vaso de azúcar
  • 3 vasos de harina
  • ralladura y zumo de una naranja
  • una cucharada de bicarbonato

Precalentamos el horno a 180ºC.
Batimos los huevos con el azúcar hasta que espese.
Mezclamos los demás ingredientes y batimos todo, hasta conseguir una masa homogénea.
Engrasamos un molde y echamos la mezcla; aquí, he echado un poco más de azúcar espolvoreada con el colador.
Horneamos 30 minutos, hasta que al meter un cuchillo no se manche.
Sacamos del horno y dejamos enfriar.
Dura jugoso 3 días (no sé más porque me lo acabé).

viernes, 3 de octubre de 2014

Tarta de tres quesos

Si algo me está gustando de vivir aquí (bueno, una cosa más) son las tartas saladas. Están buenas y te solucionan una comida o una cena. Y encima con la variedad de quesos que gastan, hay para todos los gustos.

Por otro lado, con el paso del tiempo, voy comprando revistas y libros y luego los dejo macerando y no los aprovecho. Hace poco me puse a revisar la primera revista que compré aquí a ver qué podía sacar en claro, y entre otras recetas vi ésta. Ha sido un exitazo total. Como no sé si podéis encontrar los quesos que he usado, os digo que el St nazaire bien puede sustituirse por un queso de raclette (que es más dulzón, pero bueno) o por un camembert muy suave (que falte mucho para que caduque, por ejemplo), porque el camembert funde muy bien; para el tomme, un ahumado tipo idiazábal, por ejemplo. El emental rallado -y sus sucedáneos- se encuentra con facilidad.

Por una vez (y sin que sirva de precedente) he seguido la receta prácticamente al pie de la letra, y me ha encantado que queda crujiente por arriba y fundida por dentro.

Ingredientes:
  • un paquete de masa brisa
  • un paquete de queso st nectaire
  • un paquete de queso ahumado en lonchas
  • un paquete de emental rallado
  • 3 huevos
  • 100 ml de crême fraîche
  • 150 ml de leche
  • hierbas de provenza
  • 200 gr de beicon ahumado en taquitos
  • mantequilla para el molde
  • sal
  • pimienta blanca recién molida

Precalentamos el horno (arriba y abajo) a 180ºC.
Untamos un molde con mantequilla y ponemos la masa, dejándolo reposar mientras preparamos el relleno.
En una sartén sin aceite rehogamos el beicon 5 minutos y dejamos reposar.
Batimos los huevos, agregamos la crême fraîche y la leche y mezclamos y las hierbas, salpimentamos y mezclamos.
Quitamos la cáscara del queso st nazaire y lo cortamos en lonchas, que distribuimos sobre la masa brisa junto con el queso tomme (o el ahumado que hayamos escogido).
Mezclamos el beicon con los huevos batidos y mezclamos bien; echamos esta mezcla sobre los quesos, intentando distribuir bien por toda la superficie.
Cubrimos de queso emental y horneamos 30 minutos (tiene que quedar la superficie dorada).
Pasado ese tiempo, servimos.

martes, 30 de septiembre de 2014

Reto ad calendas galas Septiembre 2014: Fiadone (Córcega)

Ya estamos aquí, con el reto galo de septiembre. En fecha, todo adecuado, volvemos a la normalidad, no me salto un mes por falta de posibles, ni otras pifias del pasado.

Aunque una pequeña objeción sí podéis hacerme: el fiadone (que es una tarta de requesón que puede encontrarse en Córcega y en la costa oriental de Italia) se hace en la isla que vio nacer a Napoleón con un requesón local, el broccio, que en París no se encuentra. Quien dice París, dice fuera de Córcega, supongo. Pero me había hecho a la idea y había pensado un plan alternativo: usar ricotta. Pero encontré un requesón provenzal, que es lo más cercano geográficamente a Córcega en territorio francés, y por coherencia usé ése. Pero podéis usar ricotta, quesó mató... el requesón que prefiráis. Aunque usé 100 gr menos (la receta dice medio kilo y el requesón provenzal eran 400 gr), la receta sale buena y consistente.

Ingredientes:
  • 400 gr de requesón (lo óptimo es 1/2 kg, pero con 400 gr también sale)
  • 2 huevos + 2 yemas
  • 120 gr de azúcar
  • una cucharada sopera de ralladura de limón
  • un chorro de aceite de oliva

Precalentamos el horno a 210ºC.
Ponemos el requesón en un bol y lo removemos.
Agregamos las yemas de los huevos, el azúcar y la ralladura de limón y mezclamos bien.
Batimos las claras a punto de nieve firme y las incorporamos con cuidado al bol.
Echamos aceite en un molde y echamos la pasta encima.
Horneamos de 25 a 30 minutos.
Lo sacamos del horno y dejamos enfriar (lo óptimo es desmoldar entonces, pero en mi caso se rozaba la tragedia en este último caso).
Servimos tibio o frío.

Según la receta, se puede añadir una cucharada sopera de licor al gusto antes de agregar las claras a punto de nieve.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Salchichas al vino 3.0

- Susana, ¿las has visto bien? Son albóndigas en una salsa oscura y densa.

- La salsa adecuada para unas salchichas al vino.

- Pero... yo no veo las salchichas. Veo bolas, lo que comúnmente llamamos albóndigas.

- Ya, bueno, la composición de esas albóndigas... son las salchichas.

En este momento, una delira un poco y se imagina música épica para lo que en realidad sólo es un delirio culinario para dar salida a la enésima imprudencia a la hora de comprar comida. Porque yo pensaba hacer unos huevos a la escocesa, pero luego pensé ¿y si no me gustan? Luego tuve que maquinar a ver qué hacía con la carne, y se me ocurrió hacer albóndigas. Lo de aplicar lo de "al vino" ya se me ocurrió porque las recetas que vi de albóndigas de cerdo no me acabaron de gustar.

Decir que están buenas, pero, siendo carne de salchicha, no es lo más hipocalórico del mundo. Y con esa salsa, apetece el pan.

Ingredientes:
  • una bandeja de carne de salchichas
  • 2 huevos
  • pan rallado
  • ajo y perejil
  • harina
  • una cebolla mediana
  • vino tinto
  • un cacito de caldo de carne
  • aceite vegetal

Mezclamos los huevos, la carne de salchichas, el pan rallado, el ajo y el perejil y dejamos macerar un rato.
Formamos las albóndigas, enharinamos y freímos.
En una cazuela (o en la misma sartén con aceite limpio) rehogamos la cebolla hasta que empiece a dorarse.
Agregamos las albóndigas, el cacito de caldo de carne y cubrimos con vino tinto.
Dejamos cocer hasta que la salsa se espese en el punto que nos guste.
Servimos.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Creps de espinacas

Otra receta del curso de italiano. Aunque yo lo he simplificado y aligerado. La receta de crepes es más ligera que la otra que yo uso, y me han salido 6 crepes, pero sólo he usado 4 (las otras dos ya no existen en el momento de redactar esta entrada). Y como aquí no he encontrado queso fontina, he usado otro queso alpino, el reblochon, que en casa adoramos, además del parmesano (uno de mis quesos de planta) y emental para gratinar (y que igual se me estropeaba si no lo aprovechaba, si bien en hilos es como más me gusta para gratinar). Ese día cenamos tardísimo (no pongo la hora por decencia), y aun así, el Barbas pidió repetir.

Esta entrada se la dedico a Jorge, mi otro hermano, que tiene mucho antojo de creps, espero que estas navidades hagamos una noche especial del crep bretón para resarcirnos de antojos y distancia.

Ingredientes (para 4-6 creps):
  • una bolsa de espinacas
  • un diente de ajo
  • parmesano en polvo
  • tres lonchas de reblochon
  • emental en hilos
  • aceite de oliva
  • Para la masa:
  • un huevo
  • 60 gr de harina
  • 125 ml de leche
  • 60 ml de agua
  • sal
  • mantequilla

Precalentamos el horno a 175º (o 180º, que mi horno no conoce esas sutilezas), la parte de arriba y de abajo.
Mezclamos el huevo, la harina, la leche, el agua y la sal con unas varillas.
Aunque en otras ocasiones he reposado la masa, esta vez las he hecho directamente en una sartén de teflón (a falta de crepera).
Calentamos la sartén y echamos un trozo de mantequilla para que se derrita y se esparza por toda la supeficie.
Cubrimos la superficie con la masa mezclada y esperamos a que ses cuaje y se pueda separar del fondo; volteamos con una pala o espumadera y dejamos que se cuaje por el otro lado; si se rompe, se añade un poco de masa en el roto y se espera a que se integre con el resto del crep; la sacamos a un plato mientras hacemos el resto.
Repetimos la operación hasta terminar la masa.
En otra sartén calentamos un poco de aceite, echamos el ajo y, seguidamente, las espinacas, que se reducirán bastante.
Fuera del fuego, agregamos el parmesano en polvo e integramos bien.
Ponemos espinaca en un borde del crep, lo enrollamos y lo colocamos en una fuente que pueda ir al horno.
Repetimos la operación hasta que se terminen las espinacas.
Cortamos tres lonchas de reblochon y las colocamos en el intersticio entre crepes y cubrimos de emental rallado.
Metemos al horno un cuarto de hora.
Pasado ese tiempo, doramos 5 minutos más con el horno a tope para que se dore del todo y servimos.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Pastel de carne (meat loaf)

Llevo unos días muy tontita haciendo platos gringos a gogó. Que si alitas con salsa buffalo, alguna que otra hamburguesa, se me han antojado chicken tenders y mozzarrella fingers... Solemos mirar por encima del hombro todo eso, pero cuando nadie nos mira, nos lanzamos, porque tiene su gracia, aunque luego digamos "como en España, en ningún sitio" y otros ripios del estilo. La receta la saqué de una revista Elle à table que compré hace seis meses. Está bueno para comer así con tenedor, aunque se me deshacía un poco, y ayer se me ocurrió hacer una cheeseburger con él (reciclaje de un plato lleno de sabor), y queda tremendo.

Ingredientes (en teoría para 3 personas, pero pueden comer más)
  • 1/2 kg de carne picada de ternera
  • 50 gr de pan rallado
  • 1 cebolla
  • una cucharada sopera de perejil picado
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas soperas de ketchup
  • 1 cucharada sopera de mostaza
  • 2 cucharadas soperas de salsa Worcestershire
  • un terrón de azúcar moreno
  • 50 ml de leche
  • sal y pimienta negra recién molida

Precalentamos el horno a 180ºC.
Picamos y mezclamos los ingredientes en el robot de cocina.
Forramos un molde con papel de horno, de manera que sobre por todos lados.
Ponemos laurel encima del pastel y cerramos el papel sulfurizado y lo cocemos una hora al baño maría.
Pasado ese tiempo, pasamos el pastel a una bandeja de servir; podemos servir caliente, tibio o frío.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Croquetas de berenjena, atún y huevo duro

Estas croquetas me salieron un poco de chiripa: hice estas berenjenas rellenas con velouté, y ésta era tan espesa y abundante, que pensé aprovechar el excedente para unas croquetas. Allá por enero intenté hacerlas de pollo, pero no me quedó nada tupida la bechamel, y a otra cosa mariposa; esta vez, sin comerlo ni beberlo, a la primera. Y con velouté en vez de bechamel, ver para creer. Una semana después hice otras de pollo, que quedaron igual de buenas (o mejores, porque para la velouté usé caldo de pollo), por lo que quedó claro que así hago yo la masa de croquetas.

Según las hacía, pensaba en mi hermano Fer, que se puede comer la masa cruda a tus espaldas, de tanto que le gusta. Y pensaba yo si le gustarían éstas, si se las comería crudas, o qué. Dentro de unos meses espero poder hacer el experimento y ver qué me dice (que esto de emigrar tiene los inconvenientes de no poder compartir las croquetas con ninguno de tus hermanos croqueteros).

Ingredientes:
  • mantequilla
  • harina multicereales
  • agua
  • un cacito de caldo vegetal knorr
  • berenjena asada
  • atún al natural desmigado
  • huevo duro picado
  • huevo batido
  • pan rallado conajo y perejil
  • aceite para freír

En un cazo de fondo grueso derretimos 2 cucharadas de mantequilla, intentando que no se queme.
Echamos una cucharada sopera de harina y mezclamos bien con una espátula de madera, intentando disolver los grumos que se formen.
Echamos el cacito de caldo vegetal y mezclamos.
Agregamos un poco de agua y mezclamos; añadiremos más agua hasta que parezca un engrudo que se despega de las paredes de la cazuela.
Echamos la berenjena, el atún y el huevo bien troceados y mezclamos un par de minutos más.
Dejamos enfriar fuera del fuego, lo metemos en una fuente y lo metemos en la nevera toda la noche.
Al día siguiente formamos las croquetas con dos cucharas y las pasamos por el huevo batido y el pan rallado.
Las freímos en aceite (que no esté hirviendo) y doramos por todos lados.
Escurrimos en papel de cocina y servimos.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Buey a la provenzal y sugerencias para mi AIG

Ya sabéis que ha empezado el plazo de inscripción del AIG, que lo organiza Jess y os podéis apuntar en su blog Decogalletas, y que el logo lo han hecho este año Delia Carballo y Freepik. Tenéis hasta el 30 de septiembre para apuntaros. Yo, por mi parte, voy a dar unas pistas a mi AIG: en general, me gustan mucho los recetarios regionales, sea ésta la región que sea. Otra cosa es que la intendencia me permita poner en práctica las recetas. Los accesorios de cocina y en general cualquier cosica. Sorpréndeme, que me dejo.

Otro estofado de ternera, dos en un mes... y otro que queda. Éste es el último que hice antes de comprarme la olla exprés (qué gran invento), aunque se hace en buena parte en el horno. Incluso en uno de mentiritas como el mío. Para suplir la carencia de tomates, usé lo que me quedaba de un brik de gazpacho, y quedó muy bueno (de veras, hacer sofritos o usar el gazpacho para salsas da vidita a los guisos). Éste plantea la novedad de las olivas y las alcaparras en el emplatado final. También dice "puré de patata, pero en eso no estoy yo por la labor...

Ingredientes:
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • aceite
  • 1/2 brik de gazpacho (el original dice tomates enlatados)
  • salsa worcester
  • pimentón
  • orégano
  • perejil
  • olivas negras
  • alcaparras
  • sal y pimienta
  • 50 ml de coñac

Precalentamos el horno a 150ºC.
Picamos el ajo y la cebolla.
Cortamos la carne en tacos.
Calentamos el aceite en una cazuela que pueda ir al horno y pochamos el ajo y la cebolla de 2 a 3 minutos.
Agregamos la carne y doramos.
Añadimos el gazpacho, el coñac, la salsa worcester, el pimentón, el orégano, la sal y la pimienta.
Cubrimos la cazuela y horneamos a 150º de hora y cuarto a hora y media, que la carne estñe tierna.
Freímos las patatas en cubitos y, cuando saquemos el estofado de horno, agregamos las olivas, las alcaparras al estofado, servimos y espolvoreamos de perejil.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Berenjenas a la parmesana

Otro plato de El italiano a través de sus recetas que tan buen resultado me está dando. La verdad es que este curso me ha reconciliado con la salsa de tomate... siempre que la haga yo. No es que sea la mejor salsa del mundo, tampoco quiero echarme flores ajenas, pero yo controlo lo que lleva y me cuesta mucho menos comerla. La única pega es que no tenía bastantes tomates (estaban a punto de ponerse malos, al menos los aproveché a tiempo), con un par más me habría quedado perfecta. Aún así, me gustó el plato, y al no llevar carne, no es tan pesado como temía.

Ingredientes (para 2 personas):
  • una berenjena hermosa
  • dos dientes de ajo
  • 3 tomates (mejor si son 4, pero yo digo lo que usé)
  • parmesano rallado
  • mozzarella en rodajas
  • albahaca
  • sal
  • azúcar

Lavamos la berenjena y la cortamos en rodajas de 1 cm de ancho.
Asamos las rodajas en el horno a 200 durante 10 minutos.
Mientras, hacemos una salsa de tomate con los tomates triturados en la batidora, un poco de aceite, el ajo, la sal y el azúcar.
Cubrimos el fondo de una fuente de horno con la salsa de tomate.
Ponemos una capa de berenjenas en el fondo y cubrimos con la mozzarella en lonchas, el parmesano y albahaca picada.
Repetimos la operación (tomate, berenjena, queso), acabando con una capa de mozzarella y parmesano.
Horneamos durante 30 minutos a 200ºC, cuidando de que se gratine el queso y servimos.

martes, 9 de septiembre de 2014

Terrina marinera y AIG 2014

Este año me he flipado con las terrinas (hice una para el Cordon Bleu y otra de pollo aquí), y cuando encontré en mi librito de cocina bistrotera una marinera, no pude resistirme. Luego estaba demasiado salada para mi gusto (soy una sosa irredenta, el Barbas me dice que tengo que sazonar más), pero al Barbas le encantó. Veréis que no es nada difícil, sólo necesita unas horas de nevera para pillar textura, y ya. Y como no necesita calor, para lo que queda del verano, visto y no visto. El libro da raciones para 6, pero yo lo he adaptado a tres (o dos que coman mucho).

Ingredientes:
  • 100 gr de mantequilla + un poco para engrasar el molde
  • eneldo
  • 25 gr de anchoas
  • ralladura de limón
  • 25 gr de alcaparras
  • 200 gr de salmón ahumado
  • sal y pimienta

Metemos en el vaso de la batidora la mantequilla en pomada con el eneldo, las anchoas -limpias y secas con papel de cocina-, la piel de limón y las alcaparras escurridas y lo mezclamos bien.
Engrasamos el molde que vayamos a usar y lo forramos con film, de manera que sobresalga al menos 6 centímetros por todos lados.
Cubrimos el fondo con salmón ahumado de manera que sobresalga por los bordes de la tarrina.
Echamos el contenido del vaso de la batidora en el molde y replegamos el salmón ahumado de manera que quede cubierto.
Terminamos de cerrar la terrina con el film que sobresale.
Envolvemos con un trapo de cocina y ponemos encima un peso (yo usé una cazuela vacía) y reservamos en la nevera al menos 12 horas.
Desmoldamos y cortamos para servir; se puede decorar con eneldo y alcaparras (yo lo usé todo en el molde).

En otro orden de cosas, ya está aquí el Amigo Invisible Gastronómico del año, o AIG 2014. Este año lo organiza Jess de Decogalletas (pinchando en el nombre del blog podréis acceder además al formulario para inscribiros, siempre después de leeros las normas de uso). El logo se lo debemos este año a Delia Carballo y Freepik (podéis pinchar en los respectivos nombres para acceder a sus webs). Tenéis hasta el 30 de septiembre para apuntaros (quedan 21 días, pero no lo dejéis para última hora, que luego llega el llorar y el crujir de dientes). Por si todo esto no os abre el apetito de participar, mirad el logo, que lo estáis deseando:

sábado, 6 de septiembre de 2014

Carbonada flamenca

La primera vez que cociné este plato dudé si llamarlo cabronada o carbonizada. Lo primero, por la vitro, que no tenía yo controlada aún -ya me voy aclarando-, y quedó aquello hecho un carboncillo que sabía de aquella manera. Pero siendo un estofado de morcillo y yo una cabezona sin remedio, resolví que aquello no quedaría así, y lo intenté de nuevo. Esta vez, con ternera blanca, porque es la que encontré. Como tarda menos en hacerse, no di oportunidad de que se quemara. Y ahí va, un nuevo estofado para mi colección: con cerveza rubia. Lo saqué del librito de cocina del mundo que me compré aquí.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 1/2 kg de morcillo para brasear
  • 1 cebolla
  • una cucharada de mantequilla sin sal
  • dos cucharadas de vinagre
  • una cucharada sopera de azúcar
  • tocino en tacos
  • un tercio de cerveza rubia o ámbar
  • 200 ml de agua o caldo
  • laurel
  • tomillo
  • champiñones
  • sal y pimienta

Cortamos la carne en cubos.
Picamos la cebolla.
Derretimos la mantequilla en una sartén y doramos en ella la carne en dados.
Retiramos la carne y pochamos la cebolla durante 5 minutos.
Añadimos el tocino en tacos y doramos ligeramente.
Salpimentamos y echamos el vinagre y el azúcar.
Volvemos a echar la carne en la sartén junto a la cerveza, 200 ml de caldo, el laurel y el tomillo.
Cubrimos y dejamos hacer hasta que la carne esté tierna (echando agua si se seca mucho).
Cuando esté casi a punto (2 horas 45 minutos según el libro, 55 minutos en olla exprés 20 en olla rápida), agregamos los champiñones laminados, damos un hervor y servimos caliente.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Albóndigas embroquetadas de calabacín y atún

Otra receta del curso de italiano con la boca llena. Cuando me encasquillo con algo puedo ser muy insistente, pero me está brindando la oportunidad de variar sobre platos caseros. En este caso, con cómo he hecho las albóndigas y cómo las presento. Están buenas, se comen en un suspiro y no son difíciles de hacer. Típicamente, cambié la forma original de hacerlas y preferí pasar todas por la sartén.

Ingredientes:
    Para las albóndigas de calabacín:
  • 1 calabacín
  • 1 diete de ajo
  • 1 huevo
  • pan rallado
  • parmesano en polvo
  • cebollino
  • aceite de oliva
  • sal
  • Para las albóndigas de atún:
  • una lata de atún en aceite o al natural (depende de si queremos usar el aceite para freír las albóndigas)
  • 1 huevo
  • parmesano en polvo
  • 2 cucharadas soperas de ricotta
  • pan rallado
  • perejil en polvo
  • aceite de oliva
  • sal

Lavamos y rallamos el calabacín.
Lo mezclamos con el ajo molido, el huevo, el queso y el cebollino.
Agregamos el pan rallado (sin excedernos, para que no roben sabor al calabacín).
Formamos albóndigas gruesas y las freímos. Las ensartamos en dos brochetas (una por comensal).
Drenamos la lata de atún y lo combinamos con el parmesano, el huevo, el requesón, el pan rallado, un pellizco de sal y el perejil picado.
Hacemos albóndigas del tamaño que nos guste y las doramos en aceite.
Las ensartamos y servimos una brocheta con cada tipo de albóndiga.

domingo, 31 de agosto de 2014

Reto ad calendas galas Agosto 2014: Ensalada con salchicha de Morteau y queso Morbier (Franco Condado)

Os lo dije el mes pasado: por motivos de intendencia, cambio la de agosto por la de julio. Y aquí está, una ensalada del Franco Condado. Aprovechando que los comercios de mi barrio han vuelto a abrir y he podido avituallarme adecuadamente. Incluso me dijeron cómo tratar la salchicha de Morteau, una salchicha ahumada que hay que cocer antes de usarla. No sé si se pueda comprar fuera de Francia, la verdad...

Ingredientes:
  • 1/2 salchicha de Morteau
  • un taco de queso Morbier
  • ensalada mezclum
  • aceite de oliva
  • vinagre balsámico
  • sal
  • pimienta blanca molida

Ponemos la salchicha en agua fría y cocemos 40 minutos.
Cuando esté lista, la cortamos en rodajas.
Ponemos la ensalada en el fondo de una fuente y encima la salchicha y el queso en dados.
Hacemos una vinagreta con el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta y mezclamos bien.
Echamos la vinagreta en la ensalada y servimos.

jueves, 21 de agosto de 2014

Hamburguesa con alcaparras y cebolla morada

Empecé a hacer hamburguesas caseras y ahora desconfío plenamente de las de cadena de hamburguesería, sea de las típicas de comida basura o de las gourmet. Cierto que en un bistrot de los de aquí te pueden poner delicias de carne picada, pero me gusta más experimentar en casa. Y con esta estoy encantada de la vida, pese a que no le he puesto ni beicon ni queso, dos ingredientes típicos en mis burgers caseros. La hamburguesa tiene mucho carácter (la cebolla morada, las alcaparras y la mostaza). La saqué de una revista de lecturas de verano, y creo que no he cambiado nada, lo que, como mínimo, es raro.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 gr de carne picada
  • 1/2 cebolla morada
  • 2 cucharaditas de alcaparras
  • ajo en polvo
  • perejil picado
  • 1 huevo
  • unas hojas de lechuga
  • 1 tomate
  • 2 panes de hamburguesa
  • aceite
  • una cucharada de mostaza
  • 1 cucharada de mahonesa (que en Francia es a la mostaza, o sea que doble mostaza)
  • harina
  • sal y pimienta

Cortamos las cebollas en plumas y las sofreímos 20 minutos hasta que se pochen.
Mezclamos la carne, el ajo, el perjil, el huevo y la mitad de las alcaparras escurridas, salpimentamos y removemos.
Dividimos la carne en dos porciones y les damos forma de hamburguesa.
Las pasamos por harina y las asamos en la plancha engrasada y bien caliente 2 ó 3 minutos por cada lado.
Lavamos las hojas de lechuga y el tomate y cortamos éste en rodajas.
Abrimos los panecillos y untamos las bases con la mahonesa y la mostaza, cubrimos con la lechuga y el tomate.
Añadimos las hamburguesas, la cebolla y el resto de las alcaparras, cubrimos con la parte superior de los panecillos y servimos.

martes, 12 de agosto de 2014

Libritos de berenjena y trucha ahumada

Este mes de agosto me estoy tomando lo de publicar con mucha calma, estoy un poco vaga estos días, y no es por tener calor, eso os lo aseguro.

Esta receta es de una revista de recetas veraniegas que me mandó mi madre. El original es con salmón ahumado, pero preferí ahorrar un poco. Tampoco le puse la rodaja de tomate que dice la receta y el queso, uno suave al gusto, pero en lonchas, y lo hice en sartén en vez de en horno. Sorprenderá a todo reacio a la verdura y el pescado, ¡2 en 1!

Ingredientes (para 2 personas):
  • una berenjena
  • queso en lonchas
  • trucha ahumada (o salmón ahumado, al gusto)
  • harina
  • huevo
  • pan rallado
  • aceite para freír

Lavamos, despuntamos y laminamos las berenjenas y las asamos dos minutos en el horno a 200ºC.
Formamos libritos con la berenjena el queso, la trucha y otra lámina de berenjena.
Pasamos estos libritos por harina, huevo y pan rallado (se mantiene unido más de lo que temía) y los freímos en aceite caliente, hasta que se dore el pan rallado.
Escurrimos en papel de cocina y servimos.

viernes, 1 de agosto de 2014

Hojaldre de cordero con frutos rojos

Esta receta la saqué de la revista caprabo de hace unos cuantos veranos, y me llama la atención que no la llamen empanada, cuando pasaría por tal si una se aviniese a hacer la masa y todo aquello. Como viene siendo habitual, no la seguí al pie de la letra, dado que la carne no está picada, sino troceada. Pero la mezcla de sabores es curiosa, levemente especiada. La comimos templada, pero quizá sirva para ir de picnic y comerla del tiempo, sin recalentar...

Ingredientes:
  • 600 gramos de paletilla de cordero deshuesada
  • 100 gramos de cerezas
  • 100 gramos de grosellas
  • 2 rollos de hojaldre
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 limón
  • cilantro picado
  • menta picada
  • canela, pimienta, nuez moscada y clavo
  • aceite de oliva
  • sal
  • un huevo (para pintar el hojaldre)

Pelamos y picamos el ajo y la cebolla.
Lavamos las frutas y deshuesamos y troceamos las cerezas.
Cortamos la carne en dados.
Doramos en una sartén la cebolla y el ajo con 3 cucharadas de aceite y una pizca de sal.
Agregamos la carne, subimos el fuego, salteamos y añadimos las frutas.
Ponemos la mezcla en un recipiente y añadimos una pizca de cada especia, el cilantro y la menta; removemos y dejamos enfriar.
Lavamos el limón y rallamos la piel sobre la carne.
Calentamos el horno a 200º.
En un molde engrasado disponemos una de las masas de hojaldre, rellenamos con la carne y terminamos con la otra hoja de hojaldre, encajándolo a modo de tapa, humedecemos los bordes del hojaldre con agua y presionar con los dedos para cerrar.
Agujereamos el centro de las tapas e insertamos un canutillo de papel sulfurizado (para que salga la humedad del relleno y el hojaldre quede crujiente).
Pintamos la tapa con el huevo batido.
Cocer en la parte baja del horno unos 30 minutos y servimos.

martes, 29 de julio de 2014

Reto ad calendas galas: Julio 2014. Piperrada (País Vasco francés)

Vamos en picado: el mes pasado directamente ni reto galo hice (o no presentable); este mes, como no encontraba alguna de la materia prima, he decidido unilateralmente permutar el reto de julio y el de agosto. Poca diligencia, eso me pasa por dejarlo todo a última hora.

Este plato, así visto, me recuerda vagamente al pisto, por aquello de que hay que dejar las verduras pochando sus buenos 20 minutos (en el pisto es más tiempo, lo sé); pero, según el calendario de la discordia, se usan pimientos de Espelette, que es un pueblo del país vasco que, según parece, pican menos que la pimienta, aunque, a simple vista, parecen rabiosos. Como ya he dicho que en intendencia me lo monto fatal, tuve que usar pimentón dulce.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 1/2 cebolla blanca
  • un diente de ajo
  • un pimiento verde hermoso
  • un tomate
  • 4 huevos
  • 100 gr de jamón de Bayona (es tipo jamón serrano)
  • pimentón dulce (lo propio es pimiento de Espelette molido)
  • aceite de oliva

Cortamos el pimiento en tiras, el tomate en dados y picamos el ajo y la cebolla.
En una sartén amplia ponemos un poco de aceite y echamos ajo y cebolla hasta que empiecen a cambiar de color.
Agregamos el tomate y el pimiento y el pimentón picado y dejamos pochar 20 minutos a fuego medio-bajo.
Pasado ese tiempo añadimos los huevos batidos y el jamón en tiras y dejamos que se cuaje el huevo.
Servimos.

sábado, 26 de julio de 2014

Farfalle alla Norma

Empecé toda seria a hacer el siguiente paso del curso aquél de "aprenda italiano con la boca llena": tocaban ñoquis. La parte de "alla Norma" se la robé a Julius. Pero empecé tarde a hacer la cena, y de repente miré la hora y vi que era tarde, que quedaba todavía mucha película y no me pareció ni medio normal, porque los ñoquis no nos gustan hasta el punto de cenar muy tarde por hacer unos caseros. Vamos, que me he saltado el capítulo y he cambiado los ñoquis de patata que estaba haciendo por unos lacitos (farfalle); la parte de la Norma la seguí igual. La próxima vez que lo intente, será con ñoquis envasados, que es mucho más fácil.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 g de farfalle de colores
  • 5 tomates triturados
  • 150 g de ricotta
  • 1 berenjena
  • 1 diente de ajo
  • albahaca picada
  • sal y pimienta
  • azúcar
  • aceite de oliva virgen

Doramos el ajo picado en una cazuela con aceite de oliva, incorporamos el tomate y la albahaca.
Salpimentamos y añadimos un poco de azúcar y dejamos cocer a fuego medio mientras preparamos el resto de la receta.
Cocemos las farfalle en agua hirviendo con sal durante el tiempo que indique el fabricante.
Freímos la berenjena troceada en aceite caliente; una vez frita, la escurrimos sobre papel de cocina para retirar el exceso de grasa.
Incorporamos las farfalle y la berenjena escurrida a la salsa de tomate y mezclamos bien.
Servimos y ponemos encima unas cucharadas de ricotta y albahaca picada y regamos con un chorrito de aceite.

miércoles, 23 de julio de 2014

Carpaccio con fresas II

El otro día reservé 10 eurillos de lo que me devolvió hacienda para comprarme un libro de cocina de las estaciones, de la misma colección de cocina de bistrot y de cocina del mundo que tan buenos resultados me están dando. Y me pasó lo típico que me ocurre con los libros nuevos de recetas: no saber por dónde empezar. La otra cosa típica es que no me fijara en una receta de la estación en curso, esto es, verano: en este caso fue una primaveral, relacionada con ésta, que publiqué allá por abril. En aquélla se marinaban las fresas y aquí la carne.

En realidad, el libro dice de marinar todo el solomillo después de sellarlo en la sartén y, tras varias horas de marinado, lonchearlo y disponerlo en el plato. Pero yo compro el carpaccio ya en lonchas, por lo que no ha lugar el sellado. La marinada la dispongo sobre la carne y entonces me dedico a disponer las fresas y el queso.

Por cierto, que me hubiera gustado un queso de cabra con más carácter, éste salió muy tierno. Sin embargo, el contraste con las fresas y la carne estaba rico.

Ingredientes (para 2 personas):
  • dos raciones de carpaccio de ternera
  • ajo en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 2 cucharadas soperas de vinagre balsámico
  • hojas de tomillo picadas
  • 250 gr de fresas
  • un rulo de cabra

Disponemos el carpaccio en los platos.
Hacemos la vinagreta con el ajo, el vinagre, el tomillo, la soja y el aceite y emulsionamos bien.
Cubrimos la carne con esta salsa.
Cubrimos el carpaccio con las fresas partidas por la mitad y el queso en taquitos y servimos.

domingo, 20 de julio de 2014

Muslos de pollo a la cerveza

Me encantan los guisos de pollo, yo creo que el pollo en salsita es mi forma favorita de comerlo, dentro de lo versátil que es el bicho. Y sin embargo, lo practico poco para lo mucho que me gusta. Debería prodigarme más...

Este plato lo hice porque me sobró más de media cerveza de unos aros de cebolla (fue publicarlos y que se me antojaran otra vez). Busqué en la app de canal cocina qué hacer con muslos de pollo y cerveza, y me salió una receta de Juan Pozuelo, que he retocado convenientemente según mis gustos (yo no quito la piel al pollo, uso el cuarto trasero entero y doy un hervor a las papas con la salsa). Espero que os guste y hacer guisitos de éstos más a menudo...

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 cuartos traseros de pollo
  • 2 ajos
  • media lata de cerveza
  • harina
  • azafrán
  • 1 patatas grandecita
  • 1 vaso de caldo
  • aceite
  • sal

Sazonamos el pollo y lo pasamos por harina.
Lo freímos en una cazuela con aceite hasta que se dore.
Mojamos con la cerveza y el caldo de ave, incorporamos el azafrán, hervimos 25 minutos y sazonamos.
Mientras, pelamos las patatas y las cortamos en dados.
Las freímos en una sartén con aceite moderadamente caliente hasta que estén casi doradas.
Agregamos el ajo partido en 4 y freímos 1 minuto.
Pasamos las patatas a la cazuela del pollo con una espumadera y damos un último hervor.
Rectificamos de sal y servimos.

jueves, 17 de julio de 2014

Prizza Margarita

Otra receta del curso aquél de italiano, esta vez cómo hacer una pizza de masa rápida. Es bastante verosímil esta pizza, aunque no tenga ese aroma a levadura tan rico... porque se hace con bicarbonato. Así nos ahorramos una hora de levado, es el equivalente a comprar masas congeladas de pizza, con la ventaja de que nosotros echamos los ingredientes que queremos, siempre será más sano. El nombre de la receta es, obviamente, un juego de palabras entre prisa y pizza.

Esta pizza es el segundo intento. El primero no me salió según las directrices del Cordon Bleu (intenté usar las mismas cantidades, pero como no hay levado, de entrada no basta con la cantidad de masa utilizada, así que la doblé y nos salía la masa por las orejas). Aunque reduje la cantidad de sal, la cucharada que recomienda esta mujer es demasiado, no sé si por el bicarbonato o por qué, que la sal no se distribuye igual, yo recomendaría un pellizco y nada más. En cuanto al tiempo (20 minutos prorrogable a 25 si la masa no suena a hueco al sacarla), y la temperatura sí la hice como las pizzas cordonbleras, aunque la del curso recomienda 200º si la queremos muy esponjosa y 300 si la queremos muy tostada. Eso ya es ir jugando a lo que nos gusta, dentro de las limitaciones del horno de cada cual, que en mi caso son muchas.

Ingredientes (para 2 personas):
  • salsa de tomate
  • un paquete de mozzarella
  • orégano picado
  • Para la masa:
  • 250 g harina
  • 1 cucharadas de postre de bicarbonato o impulsor royal
  • 215 ml de agua tibia
  • un pellizco de sal
  • una cucharada de aceite de oliva

Precalentamos el horno a 220ºC.
En un bol mezclamos los ingredientes secos de la masa, añadimos los húmedos (agua y aceite) y mezclamos con una cuchara (o, si tenemos amasadora, mezclamos todo en la amasadora).
Disponemos la masa extendida en la plancha que vayamos a usar, intentando que quede igual de gruesa por todas partes (si enharinamos el molde o placa, que sea también de forma equilibrada, o nos encontraremos los mazacotes de harina al comer la pizza).
Repartimos el tomate por la masa dejando un centímetro alrededor de la pizza.
Distribuimos la mozzarella.
Espolvoreamos orégano y metemos la fuente en el horno.
Horneamos 20 minutos a 220ºC.
La sacamos y tanteamos el borde con los dedos; si suena hueco, servimos; si todavía se nota blandito, horneamos 5 minutos más a la misma temperatura.

lunes, 14 de julio de 2014

Tarta de manzana

Llevaba mucho rato sin hacer postres, y no por falta de ganas. Pero es que el sábado era el cumple de mi cuñada Iliana, y aunque no hemos podido compartirla porque estamos desperdigados por el mundo, pero hace dos años me pidió una tarta de manzana y le hice los mini apple pies (cuando los vea me tendré que poner al día con toda la familia, una tarta tras otra). Ésta es parecida, pero en grande y sin canela, y también se toma con helado, y también va dedicada. La saqué del libro francés de cocina del mundo, es una apple pie del Reino Unido, país que tengo muy olvidado en lo culinario...

Ingredientes:
  • 2 láminas de hojaldre refrigerado
  • 5 manzanas hermosas (yo usé las pink lady)
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • 150 gr + una cucharada sopera de azúcar
  • 3 cucharadas soperas de harina
  • un huevo
  • un pellizco de sal

Precalentamos el horno a 220ºC.
Pelamos las manzanas y las cortamos en trozos grandes.
Mezclamos los 150 gr de azúcar con la harina y el pellizco de sal.
Echamos el zumo de limón sobre los trozos de manzana y encima la mezcla de harina, azúcar y sal y mezclamos bien.
Ponemos una de las planchas de hojaldre en un molde de tarta y lo rellenamos con las manzanas, amontonando más en el centro.
Cubrimos con la otra lámina de hojaldre asegurando los bordes con los dedos.
Hacemos 6 cortes en la superficie y espolvoreamos con el azúcar restante.
Cocemos media hora a 180ºC, bajamos la temperatura a 150ºC y cocemos media hora más.
Dejamos enfriar dos horas antes de servir.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...