martes, 27 de mayo de 2014

Reto ad calendas galas: Mayo 2014. Cassoulet de gambas (Mediodía-Pirineos)

Este mes casi no llego, y no por falta de ganas, sino por fallos de cálculo. De entrada, os traigo una variante rápida y abaratada de lo que es la receta original: es una cassoulet, sí (cosa muy propia de la zona de Toulouse, que está en la región que dieron en llamar Mediodía-Pirineos, que es la parte central de los Pirineos), pero la nena no se fía de la vitro así que usó judías cocidas y el original es con langosta. Sin entrar a considerar que mayo no es un mes con r, hay dos razones por las que no lo he hecho con langosta:

  1. No la he encontrado congelada;
  2. Las langostas son muy caras.
Por eso me estuve devanando los sesos y finalmente me dije que os explico lo que se hace con la langosta (se cuece en caldo corto cinco minutos y luego se saca de su concha, se corta y se gratina con el resto) y luego la hago con gambones, bueno, con colas de gambas de tamaño generoso. Que no es lo mismo ni de lejos, pero mi bolsillo lleva desde anoche dándome besitos, porque 35 euros por persona para este platillo me parecía un poco desproporcionado. Y esto he tardado una semana de mi vida en decidirlo, porque lo tendría que haber publicado el miércoles pasado. El sábado no publiqué porque estaba pendiente del fútbol (alguna vez hago esas cosas, todavía debo postre para celebrar que somos campeones de liga, que no es tampoco poca cosa), y anoche cenamos esta cassoulet casi impostora (claro, si encontrais una lata de langosta a buen precio se puede hacer en plan falsarius, que viste muchísimo; estando cocida sólo hay que gratinar al final).

Ingredientes (para 2 personas):
  • un bote de judías blancas cocidas
  • 4 tomates
  • 2 escalonias hermosas
  • sal
  • aceite
  • 300 gr de gambas congeladas
  • pan rallado
  • ajo y perejil picados

Ponemos las gambas a descongelar en agua fría.
Cortamos el tomate y lo rehogamos 20 minutos con la escalonia picada.
Precalentamos el horno a 210ºC.
Escurrimos las judías y las enjuagamos del líquido de conservación.
Mezclamos las judías y el tomate en una fuente de horno.
Encima ponemos las gambas escurridas y cubrimos con el pan rallado, la picada de ajo y perejil y un chorro de aceite de oliva.
Gratinamos 10 minutos a 210ºC y servimos.

10 comentarios:

  1. Que maravilla de receta ii esta de cine me encanta como te ha quedado.....Bessss

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado estupenda y me parece perfecta aunque no tenga la langosta. Un fuerte abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente no hay mas que ver la foto aunque no hayas usado la langosta ,seguro que con las gambas esta divinismo tambien , es una pena no poder dar buena cuenta de un plato.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  4. Interesante mezcla de sabores, no la conocía.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. una alternativa muy xo q muy rica y con una combinacion de sabor espectacular!!!

    ResponderEliminar
  6. Un plato muy bueno y seguro que mi marido le encantara.Besoss y buenas noches.

    ResponderEliminar
  7. Un plato de lujo, me encanta eta mezcla de ingredientes
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  8. Su cuanto me gustaría estar sentada en u mesa para comer.

    ResponderEliminar
  9. Has preparado una "versión, RIQUISIMA

    ResponderEliminar
  10. Con gambas no he probado nunca, claro que con langosta tampoco, a mi me parece perfecta tu versión y más económica, cosa que se agradece.
    Felicidades por ser campeones de liga!!!
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...