domingo, 29 de junio de 2014

Terrina de pollo

Este mes no hay reto galo porque se me ha estropeado por el camino, o sea, me salió un desastre. Era un postre auvernés con lentejas verdes que tampoco me quitaba el sueño, pero me había puesto a hacerlo en el micro y cuando ya estuvo cocido me dije que no había manera de convertir eso en crema y que no me apetecía tanto como había pensado. Así que como vino se fue. Prefiero ponerme una vez roja que ciento amarilla. Hay cosas que no salen.

Pero como sigo afrancesada perdida, hoy os traigo una receta que he aprendido gracias al proyecto cordon bleu. Tenía una carne picada de pollo y no quería repetir preparación (hamburguesas, y tal), y me lancé por una terrina, porque, a pesar de mis reticencias iniciales, me gustó, y eso que era de conejo (claro que no tenía huesitos, que es lo que me echa para atrás del conejo). Se puede hacer con carne de ave o con el citado conejo, y en verano o si tienes una brasserie es muy socorrida. Aunque requiere horno.

Ingredientes:
  • 1/2 pechuga de pollo picada
  • beicon ahumado en tiras (yo usé 3 paquetes en estos moldes)
  • queso ahumado (o del que nos guste) en lonchas
  • 1/2 cebolla
  • nueces
  • 2 huevos
  • pan rallado con ajo y perejil picado
  • patatas para acompañar

Precalentamos el horno a 180ºC.
En un bol ponemos los huevos batidos, la carne picada, el pan rallado con el ajo y el perejil, la cebolla cortada pero sin llegar a picarlo y las nueces partidas y lo mezclamos a conciencia.
Forramos un molde con el tocino ahumado de forma que se cubra bien (aquí muestro cómo he dispuesto el beicon, para que luego resulte más fácil taparlo) y ponemos en el fondo una loncha de queso.
Cubrimos con la mitad del relleno que hemos hecho, ponemos más queso y echamos el resto del relleno.
Volvemos a poner una loncha de queso y cubrimos con el beicon (yo puse encima otra loncha de queso, pero no es muy ortodoxo).
Envolvemos el molde en papel de aluminio y cocemos al baño maría a 180ºC durante dos horas.
Sacamos, dejamos que se atempere y metemos en la nevera hasta que se compacte.
Servimos con la guarnición al gusto.

8 comentarios:

  1. Que buen plato, nunca lo he preparado y no se porque.

    ResponderEliminar
  2. Qué susto cuando he leído conejo, pero viendo que es con pollo digo si quiero y más con queso ahumado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno con pollo o conejo a mi me encantaria por igual por que ambos me encantan ,me llevo un trocito de esta para la cena por que me has puesto los dienteeeeeeees largoooos largooooooos.
    Tienes que volver a repetir ese postre con lentejas por que me has dejado con ganas de hacerlo y eso que ni lo he visto jajaaa , seguro que no fue tan desastre como dices , veras como poco a poco te familiarizas con el micro y te sale todo genial.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  4. Buenisimo0o plato para estos dias...
    Me gustan mucho este tipo de platos que aun que te llevan un poco de tiempo, puedes dejar listos y servir cenando con todos.
    Yo con ese estupendo queso ahumado...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. HOLA
    ,YO PREFIERO POLLO,,CONEJO NO ME GUSTA,,ESTA TERRINA DE POLLO BUUUEENISIMA

    ResponderEliminar
  6. Pues has tenido una idea genial, estas tarrina esta para chuparse los dedos.

    ResponderEliminar
  7. A veces hay recetas que se nos atascan, espero que si vuelves a hacer el postre con lentejas (qué curioso) te salga bien. En cuanto a la receta decirte que la probaría con conejo, pero me la comería mejor con pollo, como tú has hecho.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  8. Muy buen gusto para esta terrina, a mi me encantan!!
    besitos

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...