martes, 29 de julio de 2014

Reto ad calendas galas: Julio 2014. Piperrada (País Vasco francés)

Vamos en picado: el mes pasado directamente ni reto galo hice (o no presentable); este mes, como no encontraba alguna de la materia prima, he decidido unilateralmente permutar el reto de julio y el de agosto. Poca diligencia, eso me pasa por dejarlo todo a última hora.

Este plato, así visto, me recuerda vagamente al pisto, por aquello de que hay que dejar las verduras pochando sus buenos 20 minutos (en el pisto es más tiempo, lo sé); pero, según el calendario de la discordia, se usan pimientos de Espelette, que es un pueblo del país vasco que, según parece, pican menos que la pimienta, aunque, a simple vista, parecen rabiosos. Como ya he dicho que en intendencia me lo monto fatal, tuve que usar pimentón dulce.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 1/2 cebolla blanca
  • un diente de ajo
  • un pimiento verde hermoso
  • un tomate
  • 4 huevos
  • 100 gr de jamón de Bayona (es tipo jamón serrano)
  • pimentón dulce (lo propio es pimiento de Espelette molido)
  • aceite de oliva

Cortamos el pimiento en tiras, el tomate en dados y picamos el ajo y la cebolla.
En una sartén amplia ponemos un poco de aceite y echamos ajo y cebolla hasta que empiecen a cambiar de color.
Agregamos el tomate y el pimiento y el pimentón picado y dejamos pochar 20 minutos a fuego medio-bajo.
Pasado ese tiempo añadimos los huevos batidos y el jamón en tiras y dejamos que se cuaje el huevo.
Servimos.

sábado, 26 de julio de 2014

Farfalle alla Norma

Empecé toda seria a hacer el siguiente paso del curso aquél de "aprenda italiano con la boca llena": tocaban ñoquis. La parte de "alla Norma" se la robé a Julius. Pero empecé tarde a hacer la cena, y de repente miré la hora y vi que era tarde, que quedaba todavía mucha película y no me pareció ni medio normal, porque los ñoquis no nos gustan hasta el punto de cenar muy tarde por hacer unos caseros. Vamos, que me he saltado el capítulo y he cambiado los ñoquis de patata que estaba haciendo por unos lacitos (farfalle); la parte de la Norma la seguí igual. La próxima vez que lo intente, será con ñoquis envasados, que es mucho más fácil.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 g de farfalle de colores
  • 5 tomates triturados
  • 150 g de ricotta
  • 1 berenjena
  • 1 diente de ajo
  • albahaca picada
  • sal y pimienta
  • azúcar
  • aceite de oliva virgen

Doramos el ajo picado en una cazuela con aceite de oliva, incorporamos el tomate y la albahaca.
Salpimentamos y añadimos un poco de azúcar y dejamos cocer a fuego medio mientras preparamos el resto de la receta.
Cocemos las farfalle en agua hirviendo con sal durante el tiempo que indique el fabricante.
Freímos la berenjena troceada en aceite caliente; una vez frita, la escurrimos sobre papel de cocina para retirar el exceso de grasa.
Incorporamos las farfalle y la berenjena escurrida a la salsa de tomate y mezclamos bien.
Servimos y ponemos encima unas cucharadas de ricotta y albahaca picada y regamos con un chorrito de aceite.

miércoles, 23 de julio de 2014

Carpaccio con fresas II

El otro día reservé 10 eurillos de lo que me devolvió hacienda para comprarme un libro de cocina de las estaciones, de la misma colección de cocina de bistrot y de cocina del mundo que tan buenos resultados me están dando. Y me pasó lo típico que me ocurre con los libros nuevos de recetas: no saber por dónde empezar. La otra cosa típica es que no me fijara en una receta de la estación en curso, esto es, verano: en este caso fue una primaveral, relacionada con ésta, que publiqué allá por abril. En aquélla se marinaban las fresas y aquí la carne.

En realidad, el libro dice de marinar todo el solomillo después de sellarlo en la sartén y, tras varias horas de marinado, lonchearlo y disponerlo en el plato. Pero yo compro el carpaccio ya en lonchas, por lo que no ha lugar el sellado. La marinada la dispongo sobre la carne y entonces me dedico a disponer las fresas y el queso.

Por cierto, que me hubiera gustado un queso de cabra con más carácter, éste salió muy tierno. Sin embargo, el contraste con las fresas y la carne estaba rico.

Ingredientes (para 2 personas):
  • dos raciones de carpaccio de ternera
  • ajo en polvo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 2 cucharadas soperas de vinagre balsámico
  • hojas de tomillo picadas
  • 250 gr de fresas
  • un rulo de cabra

Disponemos el carpaccio en los platos.
Hacemos la vinagreta con el ajo, el vinagre, el tomillo, la soja y el aceite y emulsionamos bien.
Cubrimos la carne con esta salsa.
Cubrimos el carpaccio con las fresas partidas por la mitad y el queso en taquitos y servimos.

domingo, 20 de julio de 2014

Muslos de pollo a la cerveza

Me encantan los guisos de pollo, yo creo que el pollo en salsita es mi forma favorita de comerlo, dentro de lo versátil que es el bicho. Y sin embargo, lo practico poco para lo mucho que me gusta. Debería prodigarme más...

Este plato lo hice porque me sobró más de media cerveza de unos aros de cebolla (fue publicarlos y que se me antojaran otra vez). Busqué en la app de canal cocina qué hacer con muslos de pollo y cerveza, y me salió una receta de Juan Pozuelo, que he retocado convenientemente según mis gustos (yo no quito la piel al pollo, uso el cuarto trasero entero y doy un hervor a las papas con la salsa). Espero que os guste y hacer guisitos de éstos más a menudo...

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 cuartos traseros de pollo
  • 2 ajos
  • media lata de cerveza
  • harina
  • azafrán
  • 1 patatas grandecita
  • 1 vaso de caldo
  • aceite
  • sal

Sazonamos el pollo y lo pasamos por harina.
Lo freímos en una cazuela con aceite hasta que se dore.
Mojamos con la cerveza y el caldo de ave, incorporamos el azafrán, hervimos 25 minutos y sazonamos.
Mientras, pelamos las patatas y las cortamos en dados.
Las freímos en una sartén con aceite moderadamente caliente hasta que estén casi doradas.
Agregamos el ajo partido en 4 y freímos 1 minuto.
Pasamos las patatas a la cazuela del pollo con una espumadera y damos un último hervor.
Rectificamos de sal y servimos.

jueves, 17 de julio de 2014

Prizza Margarita

Otra receta del curso aquél de italiano, esta vez cómo hacer una pizza de masa rápida. Es bastante verosímil esta pizza, aunque no tenga ese aroma a levadura tan rico... porque se hace con bicarbonato. Así nos ahorramos una hora de levado, es el equivalente a comprar masas congeladas de pizza, con la ventaja de que nosotros echamos los ingredientes que queremos, siempre será más sano. El nombre de la receta es, obviamente, un juego de palabras entre prisa y pizza.

Esta pizza es el segundo intento. El primero no me salió según las directrices del Cordon Bleu (intenté usar las mismas cantidades, pero como no hay levado, de entrada no basta con la cantidad de masa utilizada, así que la doblé y nos salía la masa por las orejas). Aunque reduje la cantidad de sal, la cucharada que recomienda esta mujer es demasiado, no sé si por el bicarbonato o por qué, que la sal no se distribuye igual, yo recomendaría un pellizco y nada más. En cuanto al tiempo (20 minutos prorrogable a 25 si la masa no suena a hueco al sacarla), y la temperatura sí la hice como las pizzas cordonbleras, aunque la del curso recomienda 200º si la queremos muy esponjosa y 300 si la queremos muy tostada. Eso ya es ir jugando a lo que nos gusta, dentro de las limitaciones del horno de cada cual, que en mi caso son muchas.

Ingredientes (para 2 personas):
  • salsa de tomate
  • un paquete de mozzarella
  • orégano picado
  • Para la masa:
  • 250 g harina
  • 1 cucharadas de postre de bicarbonato o impulsor royal
  • 215 ml de agua tibia
  • un pellizco de sal
  • una cucharada de aceite de oliva

Precalentamos el horno a 220ºC.
En un bol mezclamos los ingredientes secos de la masa, añadimos los húmedos (agua y aceite) y mezclamos con una cuchara (o, si tenemos amasadora, mezclamos todo en la amasadora).
Disponemos la masa extendida en la plancha que vayamos a usar, intentando que quede igual de gruesa por todas partes (si enharinamos el molde o placa, que sea también de forma equilibrada, o nos encontraremos los mazacotes de harina al comer la pizza).
Repartimos el tomate por la masa dejando un centímetro alrededor de la pizza.
Distribuimos la mozzarella.
Espolvoreamos orégano y metemos la fuente en el horno.
Horneamos 20 minutos a 220ºC.
La sacamos y tanteamos el borde con los dedos; si suena hueco, servimos; si todavía se nota blandito, horneamos 5 minutos más a la misma temperatura.

lunes, 14 de julio de 2014

Tarta de manzana

Llevaba mucho rato sin hacer postres, y no por falta de ganas. Pero es que el sábado era el cumple de mi cuñada Iliana, y aunque no hemos podido compartirla porque estamos desperdigados por el mundo, pero hace dos años me pidió una tarta de manzana y le hice los mini apple pies (cuando los vea me tendré que poner al día con toda la familia, una tarta tras otra). Ésta es parecida, pero en grande y sin canela, y también se toma con helado, y también va dedicada. La saqué del libro francés de cocina del mundo, es una apple pie del Reino Unido, país que tengo muy olvidado en lo culinario...

Ingredientes:
  • 2 láminas de hojaldre refrigerado
  • 5 manzanas hermosas (yo usé las pink lady)
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • 150 gr + una cucharada sopera de azúcar
  • 3 cucharadas soperas de harina
  • un huevo
  • un pellizco de sal

Precalentamos el horno a 220ºC.
Pelamos las manzanas y las cortamos en trozos grandes.
Mezclamos los 150 gr de azúcar con la harina y el pellizco de sal.
Echamos el zumo de limón sobre los trozos de manzana y encima la mezcla de harina, azúcar y sal y mezclamos bien.
Ponemos una de las planchas de hojaldre en un molde de tarta y lo rellenamos con las manzanas, amontonando más en el centro.
Cubrimos con la otra lámina de hojaldre asegurando los bordes con los dedos.
Hacemos 6 cortes en la superficie y espolvoreamos con el azúcar restante.
Cocemos media hora a 180ºC, bajamos la temperatura a 150ºC y cocemos media hora más.
Dejamos enfriar dos horas antes de servir.

viernes, 11 de julio de 2014

Aros de cebolla

Hoy os traigo un aperitivo -o una guarnición- muy sencillo. Esta receta concreta me ha encantado porque la cerveza aporta un punto de sabor muy rico (os lo dice una que no bebe cerveza) además de la levadura que hace que la masa se hinche y quede así, como tempurizada. La receta la saqué de un libro de cocina del mundo que me compré aquí, y el libro la califica de receta estadounidense...

Ingredientes:
  • 50 gr de harina + una cucharada
  • 100 ml de cerveza rubia
  • una cebolla

Cortamos la cebolla en rodajas y, empujando con los dedos, la deshacemos, logrando así tener aros de distintos tamaños.
Mezclamos a conciencia la masa de harina y cerveza.
Pasamos los aros de cebolla por la masa, los freímos y los escurrimos en papel de cocina.
Servimos.

martes, 8 de julio de 2014

Risotto funghi e salsiccia

Llevaba yo rato preguntándome si era posible hacer un risotto con carne picada o con salchichas, y aquí llegan estos del MIT y del curso de "habla italiano con la boca llena" a demostrarme que sí, que se puede y que está muy bueno. Ellos (ella, en realidad) propone o bien salchicha con achicoria (una especie de endibia morada) o funghi con azafrán, pero tenía un montón de moixernons y me compré salchichas presta a hacer la mezcla. Incluso caldo aneto tenía, lo que en París se acerca al despilfarro. El resultado, un plato completo, delicioso (me estoy haciendo ya con la maldita vitro, hasta los risotti me salen ya en el mismo tiempo que si fuera gas) y muy fácil; o tanto como cualquier otro risotto.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 gr de arroz arborio o bomba (que es el que he usado siempre)
  • 1/2 litro de caldo de ave caliente
  • 1/2 cebolla
  • 50 gr de funghi porcini secos
  • 6 salchichas frescas
  • aceite de oliva
  • una cucharada de mantequilla
  • 1/2 vasito de vino blanco
  • parmesano en polvo (yo no suelo hacer prisioneros y echo el paquete entero)
  • pimienta negra recién molida (toque de Subijana que pone la puntilla a cualquier risotto)

Por lo menos 20 minutos antes dejamos los funghi remojando en agua.
Picamos la cebolla y la salchicha sin la piel.
En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva y cuando se caliente doramos la cebolla hasta que se ponga transparente.
Añadimos la salchicha y la doramos bien.
Agregamos las setas escurridas (es posible, debidamente desenarenada, usar el agua de remojo de los hongos, para que tenga más sabor) y mezclamos bien.
Echamos el arroz y, cuando empiece a ponerse translúcido, el vino blanco.
Cuando se haya absorbido el vino, echamos parte del caldo y vamos removiendo hasta que se absorba.
Repetimos la operación hasta terminar con el caldo (en total, 18 minutos de cocción, probando el punto del arroz para que no quede duro, en cuyo caso dejaríamos cociendo hasta que quede al dente).
Sacamos del fuego y añadimos la mantequilla y el parmesano y movemos para que se mezcle bien y adquiera esa consistencia cremosa tan característica.
Servimos y echamos pimienta en cada plato.

sábado, 5 de julio de 2014

Huevos mimosa

Hoy os traigo un plato de bistrot, supersencillo, para fans irredentos de los huevos rellenos. Ayer estaba muy perezosa y, mira tú por dónde, este plato me salvó de una noche sin cena. A ver si os gusta.

Ingredientes (por persona):
  • 2 huevos
  • agua para cocer
  • mahonesa
  • mostaza

Cocemos los huevos 10 minutos (desde que rompe a hervir) y los sacamos al agua fría, cascándolos ligeramente para que sea más fácil pelarlos.
Los pelamos, los partimos por la mitad y extraemos la yema.
En un bol mezclamos la yema con mahonesa y mostaza (la proporción al gusto de cada cual, yo usé 2 cucharaditas de mostaza y una de mahonesa).
Mezclamos a conciencia las yemas y las salsas.
Las repartimos por las claras y servimos.

miércoles, 2 de julio de 2014

Pappardelle alla amatriciana

Una de las cosas que estoy haciendo este año es cursos por internet, en unas plataformas online de universidades de los EEUU. Entre las gozadas que hay, he visto uno que se llama "cómo hablar italiano con la boca llena", te enseñan italiano y recetas, y yo me quedo con la segunda parte, porque si mezclo italiano y francés me puede estallar el cerebro cualquier tarde de éstas.

Alguno de mi familia dirá ¿y tú qué haces poniendo pasta con tomate, si lo odias? Es cierto que no me entusiasma la pasta con tomate, pero

a) la salsa la he hecho yo;
b) tenía pocos tomates (culpa mía por no bajar, aunque no es que me moleste eso).
A las brigadas que ensalzan el tomate quizás les sepa a poco, pero para mi gusto está bueno así. Ahora, que cada cual en su cocina que eche el tomate que juzgue necesario. Respecto al queso, se me acabó en polvo y tenía en copos, y no voy a dejar una oportunidad para comer parmesano, lisa y llanamente...

Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 gr de pappardelle (cintas gruesas) al huevo (o cualquier otra pasta larga al gusto
  • aceite de oliva virgen + un poco de aceite a la guindilla (porque aquí no encuentro guindillas)
  • sal y pimienta
  • una cucharadita de postre de azúcar
  • un vaso de vino tinto
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 tomates picados (la receta original recomienda 175 gr para dos personas)
  • una bandejita de beicon en cubitos, en este caso ahumado
  • queso parmesano (en copos al no tener rallado)

Pochamos la cebolla hasta que se ponga transparente en el aceite de oliva (o en la mezcla de aceites).
Agregamos el beicon y doramos.
Echamos el vino y dejamos que se evapore el alcohol a fuego medio-alto.
Añadimos los tomates, medio vaso de agua y salpimentamos.
Cocemos esta salsa unos 20 minutos, mezclando cada tanto.
Ponemos a hervir el agua de la pasta.
Cuando esté a punto de hervir añadimos la sal y cuando rompa el hervor echamos la pasta, que cocemos el tiempo que diga el fabricante (después de escurrir se supone que se mezcla con la salsa, pero este paso me lo salté por pura distracción).
Servimos con el queso por encima.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...