miércoles, 29 de abril de 2015

Reto del calendario 2015: Gnocchi al pommodoro

Como diría Mafalda, sonamos: ñoquis otra vez. En este caso, la lección del cordon bleu me sirvió para darme cuenta de que no me hacen demasiada gracia salvo que tengan un acompañamiento que quite el hipo, y que tirarme una mañana haciéndolos me parece una pérdida de tiempo, dado que me salen de aquella manera y me gustan más los que venden envasados. Totalmente herético, lo sé, pero se me ocurren cosas mejores que hacer con una patata, qué queréis que os diga. Así que para esta entrada del calendario -y aprovechando que al Barbas le hacía otra cosa, porque le hacen aún menos gracia que a mí- cayeron estos ñoquis con tomate que el calendario italiano nos propone este mes.

Ingredientes:
  • un paquete de ñoquis
  • 2 tomates
  • aceite de oliva
  • albahaca
  • un pellizco de sal y otro de azúcar
  • queso rallado

Trituramos los tomates en la minipímer.
Ponemos a calentar una cucharada de aceite de oliva y rehogamos en ella los tomates con la albahaca, la sal y el azúcar, hasta que tenga consistencia de salsa.
Preparamos los ñoquis siguiendo las instrucciones del fabricante.
Escurrimos los ñoquis y lo servimos con la salsa y el queso rallado.

domingo, 26 de abril de 2015

Blinis burger de salmón

A mí me gusta mucho comer pescado, aunque me consta que puede dar bastante pereza. Sin embargo, esta presentación me pareció simpática y fácil; se pueden hacer cambios (hacer una hamburguesa de salmón en condiciones o usar salmón ahumado, por ejemplo) y, si se encuentran los blinis hechos (tal es mi caso), nos ahorramos hacer creps con bicarbonato. La saqué de una revista y le metí los cambios de rigor, no vaya a ser que me dé por hacer una receta al pie de la letra alguna vez...

Ingredientes (para dos personas):
  • 4 blinis medianos
  • un limón
  • 2 filetes de salmón
  • eneldo picado
  • queso fresco tipo philadelphia
  • mostaza
  • sal
  • canónigos

Hacemos un salsa con la mostaza, el queso, la ralladura del limón y un poco del zumo, el eneldo picado, sal.
Calentamos los blinis en la tostadora y mientras doramos el salmón en la sartén.
Untamos un blini con la crema, ponemos encima los canónigos y encima el salmón.
Cerramos con el otro blini y lo sujetamos con un palillo.

viernes, 17 de abril de 2015

Filetes tempurizados de salmonete

Cuando me fui a México de repente empecé a echar de menos muchos pescados que comía en España. Luego nos vinimos a París y toda esa nostalgia se fue por el sumidero, y me he tirado un buen rato sin comer salmonetes, así, con la tontá. El otro día los vi fileteados y pensé "bien, así tendrán menos espinas". Y sí, menos espinas tenía, pero de repente no se me ocurría cómo hacerlas y busqué sugerencias en la app de Canal cocina. En tempura, adjudicado. Un poco pedestre la tempura, porque no tenía agua con gas, le eché bicarbonato (que químicamente es el mismo efecto), y vamos adelante...

Ingredientes:
  • filetes de salmonete
  • agua fría
  • harina
  • sal
  • bicarbonato
  • aceite para freír
Preparamos la masa de tempura mezclando 1/4 l de agua con la levadura y la sal y vamos añadiendo harina y mezclando hasta que tenga una textura espesa pero sin llegar a grumosa.
Sumergimos los filetes de salmonete en esta masa y calentamos el aceite.
Probamos la temperatura del aceite echando un poco de masa: si empieza a freír sin irse al fondo, vamos friendo los filetes en pequeñas tandas para que nos se enfríe el aceite.
Escurrimos en papel de cocina y servimos.

martes, 14 de abril de 2015

Cordero en costra

Cuando el Barbas volvió de México, hice tiempo hasta que salió con las maletas -nadie se la llevó esa vez por error, menos mal- tomándome un café caro y horroroso y leyendo revistas de cocina, concretamente la marmitton y la elle à table, que aquí son bimensuales. En la primera vi el plato de hoy, me hicieron los ojos chiribitas, y pensé hacerla en Viernes Santo, siguiendo una tradición doméstica.

La parte usada es lo que en Francia se llama souris, viene a ser la pantorrilla del cordero, que de tamaño va estupendo por persona. Es muy fácil teniendo horno y queda muy chulo el emplatado. Yo recomendaría unas papas fritas (o mejor, panadera) y una ensalada verde como guarnición, pero como lo hice tardísimo, con la costra va que arde...

Ingredientes (por persona):
  • 2 sourisde cordero
  • 1/2 cebolla
  • 1 masa quebrada
  • 1 huevo
  • tomillo
  • hierbas de Provenza
  • Sal y pimienta

Precalentamos el horno a 210ºC (aprox, que mi horno es analógico).
Pelamos y cortamos la cebolla en plumas y lo ponemos en una bandeja de horno con el cordero, lo salpimentamos y espolvoreamos con las hierbas.
Echamos agua hasta alcanzar la mitad de la carne y horneamos durante 1 hora y cuarto.
Secamos el cordero con papel de cocina.
Cortamos la masa quebrada en dos (se puede espolvorear con hierbas de provenza, pero me salté este paso).
Envolvemos la carne con cada mitad de manera que sobresalga el hueso.
Pintamos la masa con el huevo batido y horneamos las piezas en una bandeja cubierta con papel sulfurizdo durante media hora.

sábado, 11 de abril de 2015

Albóndigas con queso y hierbas

Hay veces que se me mete una idea en la cabeza -en este caso, comer albóndigas-, pero aparecen limitaciones -quiero una receta nueva y rápida- y el hecho de que no me apetecía salsa, pero tampoco soserío. Me puse a buscar recetas en canal cocina y salió esta receta sencilla, rica y bastante rápida. Otras veces he acompañado conceptos similares con salsa de yogur, pero esta vez metí el queso en la receta y no hizo falta añadir más.

Ingredientes:
  • carne picada de ternera
  • una cucharada sopera de queso crema
  • menta
  • albahaca
  • ajo picado
  • cebolla picada
  • pan rallado
  • un huevo
  • aceite para freír

Mezclamos la carne con el huevo batido, el ajo y la cebolla picados, la menta y la albahaca.
Hacemos bolas y las pasamos por pan rallado.
Freímos en aceite y escurrimos en papel de cocina.
Servimos.

domingo, 5 de abril de 2015

Salmón en salsa de whisky

Hace meses, por mi cumple me regaló mi Barbas un libro de cocinas del mundo de Larousse; es el típico libro que da cierto vértigo por el montón de recetas llamativas que tiene, y no sabía cómo encarar el desafío, hasta que un día hice una lista de las que quería hacer (uno por país/región), y salieron unas cuantas, que iré sacando. Pero oficialmente el libro se inaugura con ésta, que decir que me ha encantado es poco. No sabía cómo podía quedar, y la respuesta es bien. La salsa es una especie de holandesa con sus particularidades, como que no usa mantequilla clarificada sino "entera" y la presencia del güisqui del título. No es nada difícil, lo importante es la materia prima y ponerle ganitas. Precisamente por la emulsión de la salsa no creo que sea para hacer si tienes visitas, pues se puede cuajar de más, y adiós plato. Por mi parte, hice primero el pochado (como especifica el libro), pero cuando añadí el salmón a la sartén puse al Barbas a hacer la salsa para ganar tiempo y no hacer el salmón más de la cuenta ni calentarlo de más, y creo que es más que acertado, a jugar por el resultado. Por cierto, en teoría hay que usar una cucharada del pochado para la salsa, pero en mi caso se había absorbido todo y no quedó a la hora de añadirlo...

Ingredientes (para dos personas):
  • una buena cola de salmón con su piel
  • Para el pochado:
  • una zanahoria
  • una cebolla
  • 4 cucharadas soperas de guisqui
  • 90 ml de agua
  • zumo de 1/2 limón
  • pimienta molida
  • laurel picado (en teoría es una hoja, pero yo lo tenía picado)
  • sal
  • Para la salsa:
  • una yema de huevo
  • zumo de medio limón
  • 25 gr de mantequilla en cubitos
  • una cucharada de güisqui
  • una cucharada del contenido de la sartén (en mi caso, opcional)
  • sal
  • pimienta blanca molida

En una sartén a fuego medio ponemos la zanahoria en rodajas finas, la cebolla picada, el güisqui, el agua el laurel, el zumo, la sal y la pimienta y cocemos a fuego medio durante 20 minutos.
Pasado ese tiempo, ponemos la cola de salmón con la piel hacia abajo y dejamos cocer sin modificar la temperatura durante 10 minutos (dándole la vuelta a media cocción).
Mientras, al baño maría ponemos la yema de huevo con el zumo de limón emulsionando con unas varillas.
Agregamos la mantequilla en cubitos hasta que forme una emulsión bien integrada.
Sacamos el baño maría del fuego y añadimos el güisqui, el líquido del pochado (si nos queda), la sal y la pimienta recién molida y mezclamos sin dejar que se cueza.
Servimos el salmón con el pochado y napamos con la salsa.

jueves, 2 de abril de 2015

Ebikatsu burger

Estas navidades hice un par de quedadas para desvirtualizar blogueros en un caso y tuiteros en el otro. En una de ellas, al quedar con miotraella (a la que ya había desvirtualizado), conocí a Anita cocinitas (quien, por cierto, fue la primera seguidora de mis dos blogs culinarios) y a Gastromaniac, a quien no ciberconocía, en este caso el proceso ha sido el inverso que el habitual en esto de los gastroblogs. Gastromaniac sabe un montón de cocina japonesa, y hace unas semanas publicó en tuiter un enlace a la ebikatsu burger que intento imitar hoy: una hamburguesa de langostinos según se toman en algunos establecimientos nipones. Se me antojó mucho (soy culo veo culo quiero) y me puse a buscar mi adorado sake y el pan rallado japonés o panko. Tardé un poquito en encontrarlos, pero bien está lo que bien acaba. A la hora de usar la mahonesa japonesa, usé la receta de pintxo en directo al paladar, aunque no tenía vinagre de arroz, por lo que que queda auténtica a medias, y para el glutamato confié en el que la salsa de soja traía de serie. Tampoco usé col china ni mucho menos repollo y gambas en vez de langostinos, por lo que es una ebikatsu un poco tararí que te vi, pero como sucedáneo funcionó muy bien en casa.

El señor Barbas se puso la gotica verde de wasabi, porque aguanta el picante.
Ingredientes (para dos personas):
  • 200 gr de gambas peladas
  • panko (pan rallado japonés)
  • sal y pimienta
  • una cucharada sopera de sake
  • una cucharada sopera de harina
  • 1 huevo
  • pan para hamburguesa
  • aceite vegetal
  • Para la mahonesa japonesa (sale 1/4 l aprox):
  • 1 huevo
  • 200 ml de aceite vegetal
  • una cucharada de salsa de soja
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz (puse de jerez por no tener mirin)

Hacemos la mahonesa mezclando la soja y el huevo y añadiendo poco a poco el aceite y batimos con la batidora.
Finalmente agregamos el vinagre, mezclamos bien y reservamos.
Con el robot, trituramos las gambas y las mezclamos con una cucharada de mahonesa, harina y sake y hacemos una masa.
Formamos la hamburguesa y dejamos reposar mínimo 15 minutos (lo óptimo es en nevera, pero a veces soy un poco cafre).
Pasado ese tiempo, y mientras tostamos el pan de hamburguesa, pasamos éstas por harina, huevo batido y panko y las freímos.
Sobre los panes tostados ponemos la mahonesa, la col china/hojas vegetales escogidas, encima la hamburguesa y un poco más de mahonesa y, si nos atrevemos, un poco de wasabi (o ketchup, pero en casa no somos muy fans de ese invento).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...