domingo, 23 de abril de 2017

Ajos confitados

He cogido por banda todas las recetas que me apetecía hacer de Adriana Murari, del canal cocina y he empezado por un básico que ella usa mucho y que me voy a apropiar para mi vida, porque me va a solucionar un montón de platos con este toque. Según dice ella, se puede congelar, pero creo que se queda ahí, para que saque una cucharadita cada vez que lo necesite, y como el ajo tiene umami, no me hace falta ni avecrem, ni soja, ni nada. Se tarda media hora (40 minutos con la preparación previa).

Ingredientes:
  • una cabeza de ajos
  • aceite de oliva

Separamos los dientes de la cabeza (yo esta vez lo he hecho sin pelar los dientes, creo que la próxima vez los pelaré y quedará mejor aún).
Se trituran para que queden hechos casi una crema.
Se hacen a fuego muy bajo con aceite en una sartén durante 30 minutos (se doran bastante; si corren riesgo de quemarse, se baja el fuego).
Se guarda en un tarro hasta que se vaya a usar.

martes, 11 de abril de 2017

Cebiche de dorada

Como ahora tengo una nevera en condiciones con un congelador con un montón de capacidad, puedo planificar los menúes. Eso no quita que de vez en cuando me ponga el mundo por montera y cambie el orden de los factores... y las preparaciones. Así, saqué unos filetes de dorada para hacerlos a la plancha o rebozados (aún no lo había decidido). Estuve mirando cómo, y leí un cebiche, y me apropié la idea. Sé que tiene que ser con pescado ultrafresco y no descongelado y que lo habitual es corvina y no dorada, pero, francamente, no creo que venga la policía de las preparaciones exactas a arrestarme. Conseguí un aguacate para el día (tiene que estar oscuro y blando al tacto) y guindillas marroquíes -no en vinagre- para que quedara auténtico a la mexicana (porque lleva tomate). Y estaba muy bueno.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 filetes de dorada
  • un tomate
  • un aguacate
  • la capa exterior de una cebolla morada
  • zumo de lima
  • cilantro en hojas
  • aceite de oliva
  • un chile fresco

Cortamos los filetes de dorada y los ponemos en dos vasos.
Los cubrimos con zumo de lima y dejamos macerar hasta que cambie de color (tarda más o menos una hora).
Cuando haya cambiado, lo ponemos en los respectivos vasos con el tomate picado, la cebolla, el aguacate y el chile verde y lo mezclamos bien.
Espolvoreamos el cilantro y echamos un chorro de aceite de oliva y servimos.

sábado, 8 de abril de 2017

Sopa de guisantes y letras

El estilo sopero de los franceses no va mucho con el mío, porque tienden a triturar la sopa y ahí te las den todas; a mí me gustan más como las gastamos en Esoaña, con sus tropezoncitos y sus letras (aquí tienen briks de sopa de cabello de ángel, pero lo normal es remas y purés). Y de hecho hice la sopa en la que se basa ésta, que era de guisantes con taquitos de york y cebolla, y me salió sosa y sin chiste. Mira que mi Barbas tiene tragaderas con mis experimentos, pero ése no cuajó. Me saqué la espinita e hice una sopa con los mismos ingredientes más letras de pasta y me gustó bastante más, aunque estaba de rodríguez y el Barbas no pinchó ni cortó en el apartado de observaciones.

Ingredientes:
  • mantequilla
  • cebolla picada
  • beicon en taquitos
  • un puñado de letras
  • dos puñados de guisantes congelados

En una cazuela ponemos un poco de mantequilla y, cuando se haya derretido, añadimos la cebolla.
Rehogamos hasta que transparente, y añadimos el beicon.
Doramos un poco y agregamos el agua.
Cuando hierva, añadimos los guisantes y las letras y cocemos unos 6 minutos.
Servimos al momento.

miércoles, 5 de abril de 2017

Achicorias gratinadas

Ya se acabó la mudanza al piso nuevo (todavía quedan por instalar los fogones de gas, así que estoy cocinando en una hornilla eléctrica). Por eso he tardado una vida en prodigarme. Por eso y porque hasta ayer no nos pusieron el internet, y así, difícilmente. Ahora toca cocinar mucho para volver a llenar este horno (por cierto, que ahora tengo un horno de verdad; acostumbrada al chiquito para ir tirando, tengo que tener cuidado para que no se me quemen las cosas).

Esta receta la saqué de una revista muy antigua (no tanto, 2014) mientras estaba buscando recetas para hacer. En plan coleccionarlas, me gusta ir sacando recetas antiguas para irles dando salida, en teoría para hacerlas con cierto orden, pero tenía unas achicorias (endibias moradas) que corrían un peligro de ponerse malas importante y tenía carne picada en el congelador para otra cosa que haré en otro momento, los antojos funcionan así. Sólo tuve que bajar por queso para poder hacer esta receta. Cambié la nata por parmesano y para gratinarlo usé queso comté. Pero, como todo, esto va en gustos.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 3 achicorias (o 3 endibias)
  • 250 gr de carne picada
  • una cucharada sopera colmada de persillade (ajo y perejil picados)
  • un saquito de parmesano
  • queso franche comté (u otro que nos guste) rallado
  • aceite para engrasar la fuente de horno

Partimos las achicorias en 2 a lo largo y las cocemos al vapor 20 minutos.
Las escurrimos bien.
Engrasamos un molde de horno y ponemos las achicorias en el fondo.
Mezclamos la carne con la persillade y el parmesano y cubrimos las endibias con la mezcla.
Cubrimos con el queso rallado y horneamos 20 minutos en horno precalentado a 200ºC.
Sacamos (tras darle el punto de gratén que nos guste) y servimos.

sábado, 18 de marzo de 2017

Caballa al limón

Cuando estuve en Barcelona hice acopio de revistas de cocina (bueno, la Love cocina y la de lecturas de invierno). En la Love cocina de febrero venía esta receta de hoy, que me guiñó el ojo. Me gusta mucho comer pescado y siempre creo que como poco para lo que debería, por lo que aprovecho cualquier antojo. El señor Barbas es partidario de comerlo como sushi antes que de cualquier otra forma, y a veces me lo cocino para mí sola.

Dudé si seguir la receta al pie de la letra (finalmente lo hice... a grandes rasgos). Afortunadamente tuvo pocas espinas (normalmente la caballa es muy respondona) y el regusto a limón me gustó.

Ingredientes (por persona):
  • una caballa limpia, partida por la mitad
  • ajo
  • un tomate
  • un vaso de agua o caldo
  • una patata (unos 100 gr)
  • un vaso de vino blanco
  • aceite
  • romero
  • 2 rodajas de limón
  • sal y pimienta

Doramos las patatas peladas y cortadas en una sartén con un poco de aceite.
Echamos por encima el romero y removemos.
Añadimos el tomate picado y seguimos sofriendo.
Doramos las caballas en el mismo aceite.
Colocamos las rodajas de limón encima.
Echamos el vino y damos un hervor.
Agregamos el caldo y lo metemos en el horno precalentado a 180ºC durante 10 minutos.
Pasado ese tiempo, sacamos la caballa y servimos.

jueves, 9 de marzo de 2017

Alcachofas con foie

He andado pendoleando por ahí sin recetas que publicar (inaudito). Compré unas alcachofas para hacerle una receta al Barbas (porque yo no soy fan de las alcachofas, son muy trabajosas) y de repente me faltaba un ingrediente. Horror. A buscar otra receta. Encontré ésta de Iñaki Oyarbide en canal cocina, para lo que tenía todo (incluido el foie de una oferta navideña) y me dije "adelante con los faroles". ¡Y la seguí casi al pie de la letra!

Ingredientes:
  • 5 Alcachofas
  • láminas de foie gras
  • 200 ml de nata líquida
  • 1 yema de huevo
  • mantequilla
  • Harina
  • Aceite de oliva

Limpiamos las alcachofas, retiramos las hojas verdes y las partimos por la mitad (a lo largo).
En un recipiente ponemos agua con zumo de limón y sumergimos las alcachofas, para que no se ennegrezcan.
Ponemos a calentar en la olla exprés agua; cuando rompa a hervir, echamos la harina y la leche y cuando vuelva a hervir, las alcachofas.
Cerramos la olla y cocemos tres minutos y medio; despresurizamos y escurrimos.
Mezclamos en un bol la nata y la yema de huevo.
Colocamos las alcahofas en una fuente de horno.
Ponemos encima la mantequilla, un chorro de aceite, las escamas de foie y napamos con la crema.
Gratinamos en el horno precalentado y servimos.

martes, 28 de febrero de 2017

Cazuela de espárragos blancos con huevos escalfados

Estuvimos en Madrid y Barna unos días en parte por negocios y en parte para estar con la familia, y el sábado la mujer de mi padre, Eli (ya he publicado alguna receta suya) hizo este plato, que fotografié cumplidamente para el blog. Debatimos el nombre (pensaba ponerle el suyo, luego me dijo que era de la suegra de su jefe); finalmente he optado por ponerle un nombre descriptivo. Por lo demás, es una receta fácil, socorrida si se tienen conservas en casa y está muy buena. Es posible que se me haya pasado alguna cosa, pero es como lo haré yo en un futuro no muy lejano.

Ingredientes (para 6 personas):
  • una cebolla hermosa
  • aceite de oliva
  • 2 frascos de espárragos blancos (mejor si son gordos)
  • 6 huevos

Picamos la cebolla y la rehogamos en aceite durante 5 minutos con la cazuela tapada.
Escurrimos los espárragos y reservamos parte del líquido.
Cortamos los espárragos y los echamos a la cazuela con el líquido.
Dejamos reducir, echamos los huevos y dejamos cuajar al punto que nos guste y servimos.

sábado, 25 de febrero de 2017

Omelette de setas

Esta receta es de un libro de cocina de bistrot que tengo muerto de risa desde hace un par de años y del que no había hecho ninguna receta por no haberme decidido. Lo abrí con la intención de seguir la receta lo más posible, cosa que me cuesta mucho. Y de hecho casi no lo consigo, pero me obligué. El libro dice que hay que hacer las setas en ajo (y con mantequilla, por eso puse omelette y no tortilla), echar encima el huevo batido y cuajarla, pero mi sartén está hecha un desastre y temía que me saliera un revuelto y casi opto por la ruta tradicional, pero finalmente hice lo que decía el libro, y flipé un poco para cuajarla bien y darle la vuelta y doblarla sobre sí, se me estropeó un poco, por eso en la foto ha quedado así.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 huevos
  • una cucharada de postre de nata líquida
  • 150 gr de setas de cardo
  • ajo laminado
  • mantequilla

Lavamos las setas bajo el grifo, las secamos y las cortamos.
Calentamos un poco de mantequilla en una sartén y rehogamos las setas con el ajo hasta que se doren y pierdan el agua que puedan soltar.
En un bol batimos los huevos con la cucharada de nata y lo echamos en la sartén.
Cuajamos la tortilla al punto que nos guste y servimos.

lunes, 13 de febrero de 2017

Haddock en papillote con coles de Bruselas y crema de ajo

La receta de hoy la saqué de un libro de la biblioteca sobre recetas con verdura que ya estuve usando hace meses y que me he decidido a utilizar otra vez. Estamos ahora en el capítulo de las coles, que me dan bastante tirria así en abstracto, pero proponían ésta con coles de Bruselas y pensé ahí puedo hacer algo. Es increíble cómo engañamos a nuestros remilgos. De hecho, siempre que cocino coles de Bruselas (que no es que sea a diario) me acuerdo de mi padre, que acabó harto de comerlas en Inglaterra en 1974, y aún hoy le dura la manía; aunque seguramente ahí las hacían hervidas y sin chiste. Éstas tienen un susto en agua hirviendo y luego asadas en papillote, seguro que tienen mejor sabor.

Respecto al haddock, aparte de un personaje de los tebeos de Tintín, es eglefino ahumado; seguramente podáis usar bacalao ahumado o abadejo ahumado. Está bastante bueno. Y dicho esto, vamos al lío.

Ingredientes (para 2 personas):
  • un lomo de haddock (130 gr)
  • 12 coles de Bruselas
  • 4 tiras de beicon ahumado
  • 5 dientes de ajo
  • 200 ml de nata
  • pimienta negra
  • agua para hervir

Precalentamos el horno a 180º.
Asamos los ajos con la piel en papillote 15 minutos.
Cuando los saquemos los pelamos, los trituramos y los mezclamos con la nata.
Blanqueamos las coles en agua hirviendo durante 2 minutos.
Las escurrimos y las cortamos en cuatro.
Disponemos dos papillotes, ponemos un lecho de coles de Bruselas, encima el pescado y dos lonchas de beicon por encima.
Cerramos los papillotes y asamos 10 minutos a 180º.
En una cazuela ponemos la nata con el ajo triturado y hervimos hasta reducirla.
La ponemos en un recipiente, molemos pimienta y mezclamos.
Cuando acabe la cocción, sacamos los papillotes, los abrimos sobre el plato y regamos con un poco de la salsa.
Servimos inmediatamente con más salsa al lado.

viernes, 10 de febrero de 2017

Apofagiopita

Twitter tiene la culpa de esta receta. Estaba yo el domingo tuiteando; alguien comentó que se iba a aventurar con una spanakotyropita. Hubo intercambio de tuits entre varios sobre las diferencias entre la pasta brik y la pasta filo (la primera es un poco más basta). Leí mi propia receta de spanakotyropita, cuyos inconvenientes suelen ser lo inmanejable que es la pasta y que quede en su punto, ni muy húmeda ni muy crujiente.

De repente decidí que tenía ingredientes para hacer una, con brik en vez de filo, canónigos y un queso que no fuese feta, sino uno de los que pasean por mi nevera (al final fue el emental, querido Watson). No le puse el punto de leche ni ninguna hierba y me gustó mucho tanto por tamaño como por acabado. Tampoco herví los canónigos, sino que con la cocción de horno ya se hacen lo bastante.

El nombre se lo puso otra tuitera, @MargaretCastor. Significa "pita de restos de comida"...

Ingredientes (para dos personas):
  • 4 hojas de brik partidas por la mitad
  • canónigos
  • queso emental rallado
  • escalonia picada
  • aceite
  • un huevo

Precalentamos el horno a 180ºC.
Rehogamos la escalonia picada en un poco de aceite.
Picamos los canónigos.
Batimos un huevo y echamos los canónigos, la escalonia y el queso, mezclando bien.
Partimos la pasta brik por la mitad (quedan 8 láminas).
Cogemos un molde y lo pincelamos con aceite.
Ponemos una mitad de brik y la pincelamos con aceite; repetimos la operación con tres láminas más.
Ponemos el relleno y cubrimos con otra capa de brik, que pincelamos; repetimos la operación con las tres capas de brik restantes, pincelando también la parte de arriba.
Horneamos una hora a 180º.
Sacamos del horno y partimos por la mitad; se come mejor a temperatura ambiente.

martes, 7 de febrero de 2017

Blanqueta de ternera

Por los típicos melindres que me dan de vez en cuando no acababa de seducirme esta receta, y mira que la había seleccionado de una revista yo misma. La intenté hace semanas y me eché atrás, pero finalmente me he puesto. Sin embargo, me parecía un crimen desaprovechar toda esa verdura y decidí, en vez de colar el caldo, triturarlo con la minipímer, guardar parte para bebérmelo y dejar la cantidad justa para salsita. Así como dos veces en vez de una. También añadí un nabo (porque usé una de esas fuentes para caldo que venden y no iba a desaprovecharlo), así que el puré (y la salsa) tiene su sustancia. La guarnición adecuada sería arroz, pero estaba muy vaga y le puse unas onduladas de bolsa.

Ingredientes (por persona):
  • 250 gr de ternera blanca en trozos
  • 1 yema de huevo
  • 1 zanahoria
  • mantequilla + aceite
  • 1 puerro
  • un vaso de nata líquida
  • 1 cebolla
  • un nabo
  • un brik pequeño de vino blanco seco
  • agua o caldo
  • zumo de limón
  • una cucharada sopera de harina

Cortamos las verduras en trozos y la carne en pedazos que se puedan pinchar con un tenedor.
En la mantequilla con el aceite rehogamos la carne hasta que cambie de color.
Espolvoreamos la harina, echamos el vino y el agua y cuando hierva añadimos las verduras.
Tapamos la olla y cocemos 10 minutos desde que empieza a salir el vapor.
Despresurizamos, abrimos la olla y sacamos la carne.
Trituramos el caldo con la minipímer y damos un hervor.
Si queremos la cantidad de salsa, lo dejamos así; si no extraemos parte del puré (que podemos comer aparte).
Mezclamos la yema con la nata y el zumo de limón y lo echamos en el puré y damos un hervor.
Añadimos la carne, damos un hervor y servimos con la guarnición que hayamos elegido (en este caso, onduladas).

sábado, 4 de febrero de 2017

Albóndigas con frutos secos y ensalada de champiñones

Hice acopio de recetas de Diana Cabrera, del Canal cocina, éstas son las dos últimas, que en un plato combinado me parecía que quedaba más completo (soy de plato único, y no sólo por no tener lavaplatos). Es una buena combinación (habiendo albóndigas, con lo que me gustan, es buena combinación).

La hice hace unas semanas, pero me salté algún paso, y no me pareció la gran cosa, pero hoy, que estaba de rodríguez, he reincidido dispuesta a seguir los pasos en su mayoría, y la cosa mejora. Que está bien ponerle el toque de una, pero a veces hay que dejarse guiar por los profesionales. Aunque soy muy vaga y he comprado chalota cortada para no tener que picarla yo. Soy lo peor, lo sé.

Y cuando llego a casa veo que no tengo pistachos, que es el fruto seco que en realidad va con la receta. De verdad, tenéis que quererme así, aunque sólo sea porque a estas alturas ya no tengo remedio. Tenía almendras laminadas y allá que me he lanzado. Y a la manzana roja no le he añadido azúcar porque la fructosa ya basta para caramelizar. Realmente me ha gustado la combinación y así pasa a mis archivos para hacer mis programaciones domésticas.

Ingredientes (por persona):
  • 100 gr de carne picada
  • 1 huevo
  • un puñado de frutos secos (de preferencia pistachos, yo he usado almendra laminada)
  • una cucharada sopera de escalonia picada
  • pan rallado
  • ajo y perejil picados
  • harina
  • aceite
  • 1/2 manzana roja
  • vinagre de sidra
  • Para los champiñones:
  • un champiñón grandecito
  • aceite de oliva
  • vinagre de jerez
  • ajo en polvo
  • perejil picado

Rehogamos la escalonia en un poco de aceite hasta que cambie de color -sin dorarse- y la mezclamos con el huevo, la carne picada, el pan rallado, el ajo y el perejil y los frutos secos.
Formamos las albóndigas y las pasamos por harina.
Las freímos con un poco de aceite.
En otra sartén hacemos la manzana en gajos hasta que empiece a caramelizar por los dos lados y añadimos el vinagre de sidra.
Sacamos.
Laminamos el champiñón.
Hacemos una vinagreta con el ajo picado, el aceite y el vinagre (3 de aceite por cada una de vinagre) y aliñamos los champiñones; los espolvoreamos con perejil picado.
Ponemos en el plato las albóndigas con la manzana caramelizada y los champiñones al lado y servimos.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Pollo asado a la griega

Estando mi Barbas pocho, hice bastante acopio de revistas de cocina, y esta receta de la revista Saveurs me entró por los ojos. Así que la puse en práctica a la primera ocasión. Tuvo bastante éxito (aunque me pasé cuatro pueblos con las raciones y tuve para otro día). Es una receta fácil y muy resultona. No sé qué tan griega sea, pero la asumo como tal por el limoncito, los ajitos y el orégano.

Ingredientes:
  • cuartos traseros de pollo (muslos y contramuslos)
  • patata (100 gr por persona)
  • limón
  • 1/2 cabeza de ajos
  • orégano seco
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 220ºC.
Cortamos el limón en cuartos.
Pelamos la patata y la cortamos lo más laminada posible (para que se haga bien).
Disponemos la patata en el fondo de una fuente de horno y encima ponemos el pollo y los trozos de limón.
Ponemos los dientes de ajo sin pelar, echamos el aceite por encima y espolvoreamos con el orégano.
Horneamos media hora a 220ºC, damos la vuelta al pollo y horneamos media hora más.
Sacamos del horno y servimos.

domingo, 29 de enero de 2017

Risotto de ajo y perejil

Soy muy fan de los risottos y es uno de esos platos que colecciono, junto a estofados, albóndigas y carpaccios (y alguna cosa más que se me ha olvidado, seguro). La receta original es de Gordon Ramsay, aunque él usa ajo salvaje y el mío era domesticado, qué le vamos a hacer. En mi caso es perentorio usar toneladas de parmesano.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 gr de arroz arborio
  • 1/2 litro de caldo (vegetal o de ave)
  • ajo laminado seco
  • una chalota
  • mantequilla
  • parmesano rallado
  • perejil picado
  • aceite de oliva
  • pimienta negra

En un poco de mantequilla y aceite rehogamos la chalota picada y el ajo laminado sin que lleguen a dorarse.
Añadimos el arroz hasta que cambie de color y vamos agregando el caldo caliente y removiendo hasta que se absorba todo el caldo; entonces echamos más.
Cuando ya esté casi al dente (tarda unos 18 minutos) echamos el queso parmesano y el perejil y mezclamos bien (se puede echar más mantequilla, pero con queso se puede conseguir la misma cremosidad).
Emplatamos y molemos pimienta en cada plato y servimos.

jueves, 26 de enero de 2017

Sopa de mejillones II

Otra sopa para el coleto. Como usé mejillones congelados (pelados y tal), no he seguido la receta al pie de la letra.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 250 gr de mejillones sin su concha
  • mantequilla
  • cebolla
  • un vasito de vino blanco
  • perejil
  • sal y pimienta
  • 50 g de crema de leche

Pelamos y picamos la cebolla.
Derretimos la mantequilla en una cazuela.
Salteamos la cebolla picada y agregamos los mejillones.
Añadimos el vino blanco y dejamos evaporar el vino blanco.
Añadimos medio litro de agua y llevamos a ebullición.
Echamos la nata y salpimentamos.
Distribuimos en los cuencos, molemos pimienta en cada plato, espolvoreamos perejil picado y servimos inmediatamente.

lunes, 23 de enero de 2017

Toad in the hole

Una receta del larousse de cocina del mundo, concretamente de Inglaterra. Mi Barbas confía en mi cocina hasta el punto de que le digo hoy toca plato inglés y dice que vale. El nombre significa "sapo en el hoyo", que no suena muy sugerente la primera vez que lo oyes, pero si os cuento que son salchichas cubiertas con masa quebrada por encima seguro que cambiais de idea. Le añadí calabacín para darle un toque vegetal. Como la salchicha hay que pincharla suelta la grasaza según se cuece (se puede ir escurriendo al servir). Creo que si primero se doran en sartén y luego se asan ya con la masa puede quedar mejor. Todo por enmendarles la plana a los de las islas. Yo lo he hecho con masa quebrada de la tienda por pereza total.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 longanizas frescas
  • una masa quebrada
  • un calabacín

Precalentamos el horno a 180ºC.
Ponemos las longanizas en el fondo de la fuente de horno, las picamos con un tenedor y las asamos 10 minutos a 180ºC.
Sacamos las salchichas, bajamos la temperatura a 160ºC y cubrimos las salchichas con el calabacín lavado y cortado a lo largo y con la masa.
Asamos 40 minutos, la masa debe hincharse y dorarse.
Servimos inmediatamente.

viernes, 20 de enero de 2017

Sopa de escarola con salchichas

Sigo aprovechando revistas viejas y haciendo sopas sanas. En el original era con endibia, pero yo tenía escarola que se estaba quedando tiesa y un cogollo y me fastidiaba mucho que se pusieran malos y no aprovecharlos, y pensé las endibias y las escarolas por ahí se andan de amargor, así que no creo que quede mal si cambio una por otra. El gusto de la salchicha (que puede ser tipo cóctel o una cortada para la ocasión) pega bien con la sopa, que he hecho más simple que como indica la receta y en la olla exprés.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 salchichas tipo Frankfurt
  • mantequilla
  • media bolsa de escarola + 1 cogollo
  • 600 gr de caldo o agua
  • cebolla blanca
  • un pellizco de azúcar
  • albahaca
  • sal y pimienta

Diluimos el azúcar en un vaso de agua.
Rehogamos la cebolleta en la mantequilla, añadimos la escarola y el cogollo troceados con el agua azucarada y removemos bien.
Agregamos el caldo y ponemos la tapa de la olla y cocemos un minuto y 10 segundos a velocidad 2.
Mezclamos la sopa con la minipímer y damos un hervor.
Rehogamos las salchichas cortadas y la agregamos a la sopa.
Repartimos en los cuencos y espolvoreamos albahaca y servimos.

martes, 17 de enero de 2017

Calamares rellenos de níscalos

Antes decía que cocinaba para el blog, pero en realidad si no hay comensal que disfrute da un poco igual lo que se cocine, para qué engañarnos. Por eso cuando el señor Barbas vio una receta con este título se le antojó rápido. ¿Problema? En París los níscalos ni están ni se los espera. Mi madre me mandó una remesa por correo, pero nos los hicimos con ajo y perejil porque somos muy pardos. Pero fue el Barbas a Barna y trajo otra remesa, y ésta si la usamos para rellenar unos calamarcitos. Aunque la primera aproximación la hice sobre este blog, luego hice lo que me pareció, como viene siendo costumbre.

Ingredientes (por persona):
  • 250 gr de níscalos
  • 4 calamares (que ha limpiado el pescadero)
  • ajo
  • perejil
  • cebolla
  • tomate (o pulpa de tomate)
  • vino blanco
Limpiamos los níscalos bajo el grifo con un colador y los cortamos.
Los rehogamos con ajo y perejil y los tentáculos del pulpo y rellenamos los calamares, que pinchamos con un palillo para que no revienten y cerramos la abertura con otro palillo.
Hacemos la salsa con la cebolla, el tomate y el vino blanco.
En esta salsa hacemos los calamares unos 10 minutos (5 por cada lado) para que no queden duros y servimos con arroz blanco.

sábado, 14 de enero de 2017

Perritos calientes con espinacas

Esta receta la cogí de la web de canal cocina y es de Diana Cabrera, cuyas recetas me gustan mucho generalmente. Aunque yo no soy muy de operaciones bikini sino de hacerlo poco a poco, sano y gradual (o de comer definitivamente mal, el término medio no va conmigo), ésta va muy bien para cometer un pecadillo cuando estás a dieta pero acallar a la conciencia poniendo espinacas al perrito y decir pero lleva verdura, no es tan malo. La que no se consuela es porque no quiere, supongo. El original lleva nata y huevo, pero yo di salida a una ricotta que se estaba muriendo de risa en la nevera y quedó muy bien (de hecho, para mí más ligero que con nata y huevo). Para el gratinado me hubiera gustado más queso, pero el pan no se mantenía estable en la bandeja y no quise que se me desbaratara el invento.

Ingredientes (por perrito):
  • 1 pan de perrito
  • 1 salchicha knackwurst (o Frankfurt o bratwurst, según disponibilidad)
  • 50 g de espinacas frescas
  • aceite de oliva
  • ricotta

Abrimos el pan y lo tostamos.
Rehogamos las espinacas con el aceite hasta que hayan perdido casi todo su volumen, incorporamos la ricotta y cohesionamos bien.
Ponemos esta mezcla en el pan de abajo.
Ponemos la salchicha sobre las espinacas, ponemos el queso rallado encima y gratinamos a máxima potencia unos 5 minutos.
Servimos caliente.

domingo, 8 de enero de 2017

Sopa de brécol

El brócoli tiene una mala prensa de cuidado, aunque es muy sano. No es mi favorita, pero he aprendido a disfrutarla. Esta sopa es del libro de Gordon Ramsay, y va muy bien con rulo de cabra (el propio Ramsay lo recomienda así). Como tenía uno que se estaba secando en la nevera, le di salida y me quedé más contenta que unas pascuas.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 1/2 kilo de brócoli
  • 400 ml de agua
  • 1 patata pequeña
  • sal y pimienta
  • rodajas de rulo de cabra

Ponemos en la olla exprés el agua y la patata y cocemos 2 minutos y medio (contando desde que sale el vapor).
Despresurizamos y echamos el brócoli cortado en tallos.
Cocemos contando 1 minuto y medio desde que sale el vapor y despresurizamos de nuevo.
Trituramos el brócoli aparte y añadimos el agua hasta lograr la textura deseada (en mi caso el agua que quedó dio la textura que yo quería).
Damos un hervor a la mezcla y lo repartimos en los boles con las rodajas de rulo de cabra.

jueves, 5 de enero de 2017

Patatas con calamar

Un ragú de calamares con patatas (el original es con sepia) de Diana Cabrera. Como viene siendo habitual, le he metido cambios (como los guisantes, que en el original ni están ni se los espera). Queda muy bien y entra solo con el fresco.

Ingredientes:
  • 200 gr de anillas de calamar
  • una patata grandecita
  • cebolla
  • tomate triturado (puede ser de bote o tomate rallado para la ocasión)
  • pimentón
  • agua (o mejor fumet)
  • 2 dientes de ajo
  • sal
  • guisantes

Rehogamos las anillas con un diente de ajo y las retiramos.
Sudamos la cebolla 10 minutos, añadimos la patata y el pimentón y el tomate y mezclamos bien.
Cubrimos con el agua y cuando las patatas estén casi hechas (se nota pinchando con el tenedor) devolvemos las anillas y añadimos los guisantes.
Damos un hervor y servimos.

lunes, 2 de enero de 2017

Sopa de canónigos y espinacas y feliz 2017

En Francia se han acabado los fastos navideños y El Horno de Su vuelve al lío. Han sido unas semanas un tanto complicadas porque el Barbas ha estado pochín, por lo que poco ágape hemos tenido, pero felices de estar juntos, el resto me da totalmente igual. Esperemos que este año nos vaya bien y ciertos proyectitos se hagan realidad de una vez. Espero que vosotros tengáis un año sabroso en todos los sentidos.

Esta receta es de cuando el ordenador hizo zas, que me agobié sin mi planificación y decidí tirar del libro de menúes de Gordon Ramsay. Y topé con esta sopa, tan de mi gusto últimamente, y adelante con los faroles. Ramsay la pone como sopa fría por el procedimiento de guardarla en la nevera antes de servir, pero caliente entra sola.

Ingredientes (para 1-2 personas):
  • aceite de oliva
  • cebolla
  • 150 gr de patata (en realidad, 50 gr sería más adecuado para estas cantidades)
  • canónigos
  • espinacas
  • agua salada o caldo (vegetal o de pollo)
  • un chorro de zumo de limón

Calentamos el aceite en una cazuela y añadimos la cebolla y la patata y rehogamos sin que lleguen a dorarse.
Agregamos los canónigos y las espinacas y cubrimos las verduras con el agua (o el caldo).
Damos un hervor y salamos.
Retiramos del fuego, trituramos con la minipímer y damos un hervor.
Emplatamos, echamos un chorro de zumo de limón y servimos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...