miércoles, 5 de abril de 2017

Achicorias gratinadas

Ya se acabó la mudanza al piso nuevo (todavía quedan por instalar los fogones de gas, así que estoy cocinando en una hornilla eléctrica). Por eso he tardado una vida en prodigarme. Por eso y porque hasta ayer no nos pusieron el internet, y así, difícilmente. Ahora toca cocinar mucho para volver a llenar este horno (por cierto, que ahora tengo un horno de verdad; acostumbrada al chiquito para ir tirando, tengo que tener cuidado para que no se me quemen las cosas).

Esta receta la saqué de una revista muy antigua (no tanto, 2014) mientras estaba buscando recetas para hacer. En plan coleccionarlas, me gusta ir sacando recetas antiguas para irles dando salida, en teoría para hacerlas con cierto orden, pero tenía unas achicorias (endibias moradas) que corrían un peligro de ponerse malas importante y tenía carne picada en el congelador para otra cosa que haré en otro momento, los antojos funcionan así. Sólo tuve que bajar por queso para poder hacer esta receta. Cambié la nata por parmesano y para gratinarlo usé queso comté. Pero, como todo, esto va en gustos.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 3 achicorias (o 3 endibias)
  • 250 gr de carne picada
  • una cucharada sopera colmada de persillade (ajo y perejil picados)
  • un saquito de parmesano
  • queso franche comté (u otro que nos guste) rallado
  • aceite para engrasar la fuente de horno

Partimos las achicorias en 2 a lo largo y las cocemos al vapor 20 minutos.
Las escurrimos bien.
Engrasamos un molde de horno y ponemos las achicorias en el fondo.
Mezclamos la carne con la persillade y el parmesano y cubrimos las endibias con la mezcla.
Cubrimos con el queso rallado y horneamos 20 minutos en horno precalentado a 200ºC.
Sacamos (tras darle el punto de gratén que nos guste) y servimos.

8 comentarios:

  1. En primer lugar enhorabuena por ese estreno de piso. También porque veo que le estás dado un buen uso a tu nuevo horno. Estas endivias no las conozco, pero soy una gran consumidora de las otras, las verdes. Me gusta tu preparación, yo nunca las he cocinado de esta forma, a ver si me animo con ella porque creo que pueden quedar muy ricas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Las mudanzas son un tostón, acabas no sabiendo donde están las cosas, pero hay que seguir alimentándose y estas endibias están pero que muy bien para darle estreno al horno, que no falte el queso!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Las mudanzas es lo que tienen, que nos fastidian pero que bien lo pasamos después :o) Por cierto, ¿donde estáis ahora?
    Así cocinadas quedan muy ricas, una receta de aprovechamiento por todo lo alto y dolbe (por la revista y la nevera!).
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Que bien que hayas terminado con todo eso, ahora a disfrutarlo todo de nuevo, y quiero verte de nuevo por aquí como siempre, nunca he gratinado las achicorias y me han encantado, se ven deliciosas....Bess

    ResponderEliminar
  5. Hola, Su. ¡Qué alegría leerte de nuevo y saber que ya terminaste la mudanza! Estoy completamente segura de que le cogerás el punto al horno. La de tiempo que hace que no como endibias. Estas tuyas tienen una pinta estupenda, para chuparse los dedos. Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  6. Que sepas, que te he encontrado a faltar.
    Me alegro que ya estés instalada en tu nuevo hogar.
    En cuando a la receta, me parece que ha de estar deliciosa.

    ResponderEliminar
  7. Bueno ahora que ya habeis terminado con la mudanza toca disfrutar del nuevo piso , poco a poco le iras cogiendo el truco al horno.
    Uummmmmmmmmmmm que ganas de ir a cenar a tu casa ,te ha quedado un plato de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Su! Tras la mudanza poco a poco ¡ya mismo te sentirás como pez en el agua con tu nueva cocina!

    Esta receta te ha quedado muy bien ¡tiene una pinta deliciosa!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...