martes, 25 de julio de 2017

Fideos a la marinera sencillos

Llevo una temporada (el verano, principalmente) en que me apetecen platos sencillos. Pero también me apetece comer como si estuviera en el Elíseo. Como servidora no tiene a su merced a los mejores obradores de Francia y se tiene que gestionar la comida ella solita, ha optado por el rollo Falsarius chef para comer bien sin cansarse física o emocionalmente (lo sé, soy una teatrera).

Este plato lo intenté hace unas semanas, pero no apunté las medidas y no me quedó perfecto, tuve que echar más agua, y así no se podía publicar, sobre todo si aspiraba a repetirlo más pronto que tarde. Por lo que la otra noche hice las mediciones et voilà! Sencillo, tremendo y se tardan unos 20 minutos, dependiendo de cómo nos gusten los fideos de duros.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 gr de fideos tipo perla (aquí los llaman maccaroni)
  • un bote de bisque de langosta
  • un vasito (de los de vino) de vino blanco o rosado (yo ayer usé rosado por razones de intendencia)
  • 250 gr de marisco variado (en mi caso, gambas, anillas de calamar y mejillones)
  • agua
  • 1/2 cebolla picada
  • aceite de oliva

Medimos la cantidad de bisque de langosta y completamos hasta llegar al medio litro de agua.
Rehogamos en una sartén la cebolla hasta que transparente.
Añadimos el marisco escurrido hasta que cambie de color.
Echamos los fideos y rehogamos hasta que empiecen a cambiar de color.
Echamos el vino y dejamos evaporar el alcohol.
Echamos el bisque con el agua y cocemos el tiempo que indique el fabricante de la pasta.
Pasado ese tiempo, servimos.

miércoles, 19 de julio de 2017

Pollo al zumo de manzana

¿Para qué sirven las revistas de cocina? Para desatascarnos cuando no sabemos qué poner de comer/cenar. Para darnos ideas. Para llenar cajas y hacerlas pesadísimas cuando estamos de mudanza (esto lo averigüé el pasado marzo). Para cambiar casi cada ingrediente que nos dicen cuando vamos a hacer una receta.

El plato de hoy era con conejo. Ya sabéis que el conejo no me encanta si no es en tarrina, y es casi intercambiable con el pollo, por lo que mutatis mutandis, ya hemos cambiado una cosa. Tampoco puse manzana de guarnición, sino patata al microondas. Y el puerro de la foto en la revista (que era de navidades de 2013, voy muy al día con mi hemeroteca) es cebolla.

Como platillo de diario para salir de sota, caballo y rey que a veces acampa en las cocinas funciona muy bien. Aunque en nuestro caso hubiera funcionado mejor si hubiera tenido más soja (error de intendencia).

Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 contramuslos de pollo
  • la parte blanca de un puerro (o dos puñados de puerro congelado)
  • un brik pequeño de zumo de manzana
  • salsa de soja (yo le eché una cucharada porque se me acabó, sería conveniente unos 60 ml)
  • una cucharadita de mostaza
  • una patata asada 5 minutos en el micro para acompañar

Rehogamos el puerro con los contramuslos de pollo durante unos 10 minutos.
Añadimos el zumo de manzana y cocinamos una media hora (la receta dice que una hora, pero es excesivo).
Agregamos la soja y la mostaza y cocemos un ratito más.
Servimos con los puerros y la patata asada al microondas.

jueves, 13 de julio de 2017

Bocadillo de atún, anchoa y guindilla

Otro sandwich para la comida del Barbas, éste es del ebook de Robin Food, lo estuve mirando y pensé éste al Barbas le gusta seguro, y aquí estamos. Es de 1º de soltero, como digo yo.

Ingredientes (por bocadillo):
  • Pan al gusto (en nuestro caso, tradición; con chapata también puede quedar muy bueno)
  • ventresca en lata
  • anchoas
  • guindillas
  • mahonesa

Tostamos el pan y lo untamos con la mahonesa.
Ponemos la ventresca, las anchoas encima y la guindilla por encima.
Tapamos el bocadillo y servimos.

lunes, 10 de julio de 2017

Penne alla putanesca

Otra receta de Adriana Murari. Me contengo para no hacerlas todas seguidas, porque son un valor seguro, pero sé que el Barbas me miraría raro si ahora me limito a hacer pasta a todas horas. Lo dosifico y cada vez lo cojo con ganas.

Tengo otra receta de macarrones a la putanesca que no es demasiado distinta; aunque la receta lo especifica no le he puesto picante, pero que sepáis que una guindilla le va muy bien. Puse las olivas enteras, pero lo suyo es ponerlas partidas.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 200 g de penne o macarrones
  • anchoas
  • 20 g de parmesano rallado
  • 40 g de bonito en aceite escurrido
  • orégano
  • aceitunas negras
  • albahaca
  • alcaparras
  • Para la salsa:
  • 1 lata de tomate triturado
  • cebolla picada
  • 5 cl de aceite de oliva
  • mantequilla
  • orégano
  • albahaca
  • perejil picado

Rehogamos la cebolla picada en aceite de oliva.
Incorporamos el tomate triturado y lo removemos todo.
Añadimos la mantequilla, el orégano, la albahaca y el perejil picado.
Ponemos a punto de sal y lo removemos.
Dejamos que se haga todo (yo lo hice en 30 minutos porque se quedaba sequísima). Sacamos del fuego y añadimos alcaparras, aceitunas negras cortadas por la mitad, el bonito desmigado, orégano, las anchoas (en trozos o en crema), albahaca y perejil picados y las guindillas, si las ponemos.
Cocemos la pasta en abundante agua hirviendo con sal el tiempo que indique el fabricante.
Ponemos la sartén al fuego, escurrimos la pasta y la añadimos a la salsa putanesca y removemos todo para que se mezclen bien los ingredientes.
Servimos en un plato hondo con queso parmesano por encima.

viernes, 7 de julio de 2017

Pastel Victoria con kiwi y nata

Estuvo mi Barbas ingresado por una movida y en la cena del segundo día le pusieron dos kiwis. En casa no somos muy frugívoros fuera de los platos salados y lo de pelar kiwis no entra en nuestros planes casi nunca. Me miró con cara de ¿tú puedes hacer algo con esto? Yo puse cara de seguro y los guardé en mi mochila.

Llegué a casa agotada y los metí en la nevera. ¿Qué iba a hacer con ellos? A saber. Miré en la app de canal cocina y había una propuesta que me interesó, "brazo de gitano de nata y kiwi". Pero qué pereza, hacer un genovés, rellenarlo, enrollarlo... La idea es buena, pero dispara otra idea, el pastel Victoria, mucho más fácil (según se vio en el Proyecto Cordon Bleu, aunque adornar pasteles nunca fue ni será mi fuerte, niños y niñas). Y en este marasmo de preguntas y respuestas estuve una semana de calendario deshojando la margarita del brazo de gitano, pastel victoria.

Casi otra semana después por fin me atreví a hacerla. Milagro que los kiwis hayan durado tanto, pero eran tantas sus ganas de ver en qué acababa todo, que resistieron como jabatos. Y la verdad, ha valido la pena, porque, aunq todavía no controlo este horno y 25 minutos de cocción es mucho para este bizcocho, la nata lo mantiene suave y el punto de dulzor (no mucho en el bizcocho, un poco en la crema) pega bien con el kiwi. Como algo he aprendido en estos años, puse los kiwis más feos en lel medio y los más aparentes por encima. Pero creo que con tres kiwis hubiera quedado mejor.

Ingredientes:
  • 150 ml de nata para montar muy fría
  • un sobre de azúcar avainillada
  • 2 kiwis
  • Para los 2 bizcochos
  • 2 x 56 gr de harina (más un poco para enharinar el molde)
  • 2 x 56 gr de mantequilla ablandada (más un poco para engrasar el molde)
  • 2 x 56 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 2 sobres de impulsor

Precalentamos el horno a 190ºC (parte de abajo con ventilador en este caso), engrasamos el molde con mantequilla y enharinamos el molde engrasado.
Mezclamos un huevo, la mitad de la harina, de la mantequilla fundida, el azúcar y el bicarbonato con las varillas de la batidora.
Echamos la masa en el molde y horneamos 20 minutos (según el horno, en el anterior necesité 25 y en éste con 20 ya estaba listo).
Sabremos que está cocido si al tocar con el dedo, se hunde un poco y luego vuelve a la posición original.
Desmoldamos sobre una rejilla y repetimos la operación.
Montamos la nata con el azúcar avainillada y reservamos en la nevera.
Pelamos los kiwis con un pelador y los cortamos lo más finamente que podamos.
Separamos los trozos más feos de los más aparentes.
En el plato en que vayamos a servir ponemos uno de los bizcochos, lo cubrimos con la nata y con los trozos más feos de kiwi.
Ponemos encima el otro bizcocho, lo cubrimos de nata y posteriormente adornamos con el kiwi.
Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

martes, 4 de julio de 2017

Sandwich de cecina, queso gouda y tomates secos

Me cansé de pegarme con el software ése de tratamiento de imagen y finalmente pude volver a trabajar con photoshop, y no es que haya vuelto a respirar, pero casi.

Hoy os traigo un sandwich que sirvió para almuerzo del Barbas. Yo me hice uno para mí y decir que me gustó es quedarme corta. Lo saqué de un libro de bocatas que saqué de la biblio para la cosa del tupper e hice los consabidos cambios:

  1. usé un pan sólo integral porque no encontré el integral con semillas
  2. el original es carne de los Grisones, que es una cecina que hacen en la parte de los Grisones, en Suiza. Yo usé esta carne, pero podéis usar cecina o bresaola si os sale más barato.
  3. En el libro el gouda era con comino y yo usé un gouda envejecido.
  4. usé canónigos en vez de rúcula porque es lo que tenía y pasé de gastar de más.
  5. usé tomates secos en vez de confitados por intendencia.
  6. usé mostaza de Dijon porque la de Meaux que predicaba el libro no sabía ni que existiera.
  7. pasé de cortarlo en dos triángulos.
Vamos, que me inspiré en libro, pero hice lo que me pareció. Como siempre, por otro lado.

Ingredientes (por sandwich):
  • 2 rebanadas de pan integral
  • 3 lonchas de la cecina que hayamos escogido
  • 1 loncha de queso gouda (si no son grandes, se pueden usar dos)
  • canónigos
  • mostaza al gusto
  • tomates secos en conserva

Tostamos el pan y untamos con mostaza un lado de cada rebanada.
Ponemos canónigos sobre uno de los panes.
Cubrimos con la cecina, el queso y los tomates.
Cerramos el sandwich y listo.

sábado, 1 de julio de 2017

Magdalenas de apio, beicon y queso

Ahora el señor Barbas (que ya está mucho mejor de lo suyo) se lleva tupper porque en este curro la cafetería no tiene precios tan baratos para comer ahí a diario y sale más barato que se lleve la tarterita, el bento o lo que haga falta. Y con tan magna excusa perpetré estas magdalenas saladas que vi en una revista y adapté: en la revista era un cake salado, pero me pareció mejor la opción magdalenas: más manejables. Sirven para picnics y meriendas. Llena bastante por la masa que traen. El original era con zanahoria y jamón dulce, pero tenía apio muerto de risa en la nevera y soy la reina del beicon. Para el queso, vale cualquiera rallado, porque así da menos trabajo, que a veces apetece comer sin mucho sufrir. Aguantan bastantes días sin ponerse duras. Y no es necesario añadir sal, el beicon y el queso ya traen.

Ingredientes (salen 6 magdalenas):
  • una rama de apio
  • un sobre de levadura química
  • un paquete de taquitos de beicon
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 huevos
  • 40 gr de queso rallado
  • 75 gr de harina

Precalentamos el horno a 180 °C (yo he puesto la parte de abajo con ventilador).
En un bol batimos los huevos con un batidor, añadimos la harina y la levadura.
Añadimos el apio en taquitos, el beicon, el aceite y el queso.
Vertemos la mezcla en un molde y horneamos durante 25 minutos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...