martes, 28 de febrero de 2017

Cazuela de espárragos blancos con huevos escalfados

Estuvimos en Madrid y Barna unos días en parte por negocios y en parte para estar con la familia, y el sábado la mujer de mi padre, Eli (ya he publicado alguna receta suya) hizo este plato, que fotografié cumplidamente para el blog. Debatimos el nombre (pensaba ponerle el suyo, luego me dijo que era de la suegra de su jefe); finalmente he optado por ponerle un nombre descriptivo. Por lo demás, es una receta fácil, socorrida si se tienen conservas en casa y está muy buena. Es posible que se me haya pasado alguna cosa, pero es como lo haré yo en un futuro no muy lejano.

Ingredientes (para 6 personas):
  • una cebolla hermosa
  • aceite de oliva
  • 2 frascos de espárragos blancos (mejor si son gordos)
  • 6 huevos

Picamos la cebolla y la rehogamos en aceite durante 5 minutos con la cazuela tapada.
Escurrimos los espárragos y reservamos parte del líquido.
Cortamos los espárragos y los echamos a la cazuela con el líquido.
Dejamos reducir, echamos los huevos y dejamos cuajar al punto que nos guste y servimos.

sábado, 25 de febrero de 2017

Omelette de setas

Esta receta es de un libro de cocina de bistrot que tengo muerto de risa desde hace un par de años y del que no había hecho ninguna receta por no haberme decidido. Lo abrí con la intención de seguir la receta lo más posible, cosa que me cuesta mucho. Y de hecho casi no lo consigo, pero me obligué. El libro dice que hay que hacer las setas en ajo (y con mantequilla, por eso puse omelette y no tortilla), echar encima el huevo batido y cuajarla, pero mi sartén está hecha un desastre y temía que me saliera un revuelto y casi opto por la ruta tradicional, pero finalmente hice lo que decía el libro, y flipé un poco para cuajarla bien y darle la vuelta y doblarla sobre sí, se me estropeó un poco, por eso en la foto ha quedado así.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 4 huevos
  • una cucharada de postre de nata líquida
  • 150 gr de setas de cardo
  • ajo laminado
  • mantequilla

Lavamos las setas bajo el grifo, las secamos y las cortamos.
Calentamos un poco de mantequilla en una sartén y rehogamos las setas con el ajo hasta que se doren y pierdan el agua que puedan soltar.
En un bol batimos los huevos con la cucharada de nata y lo echamos en la sartén.
Cuajamos la tortilla al punto que nos guste y servimos.

lunes, 13 de febrero de 2017

Haddock en papillote con coles de Bruselas y crema de ajo

La receta de hoy la saqué de un libro de la biblioteca sobre recetas con verdura que ya estuve usando hace meses y que me he decidido a utilizar otra vez. Estamos ahora en el capítulo de las coles, que me dan bastante tirria así en abstracto, pero proponían ésta con coles de Bruselas y pensé ahí puedo hacer algo. Es increíble cómo engañamos a nuestros remilgos. De hecho, siempre que cocino coles de Bruselas (que no es que sea a diario) me acuerdo de mi padre, que acabó harto de comerlas en Inglaterra en 1974, y aún hoy le dura la manía; aunque seguramente ahí las hacían hervidas y sin chiste. Éstas tienen un susto en agua hirviendo y luego asadas en papillote, seguro que tienen mejor sabor.

Respecto al haddock, aparte de un personaje de los tebeos de Tintín, es eglefino ahumado; seguramente podáis usar bacalao ahumado o abadejo ahumado. Está bastante bueno. Y dicho esto, vamos al lío.

Ingredientes (para 2 personas):
  • un lomo de haddock (130 gr)
  • 12 coles de Bruselas
  • 4 tiras de beicon ahumado
  • 5 dientes de ajo
  • 200 ml de nata
  • pimienta negra
  • agua para hervir

Precalentamos el horno a 180º.
Asamos los ajos con la piel en papillote 15 minutos.
Cuando los saquemos los pelamos, los trituramos y los mezclamos con la nata.
Blanqueamos las coles en agua hirviendo durante 2 minutos.
Las escurrimos y las cortamos en cuatro.
Disponemos dos papillotes, ponemos un lecho de coles de Bruselas, encima el pescado y dos lonchas de beicon por encima.
Cerramos los papillotes y asamos 10 minutos a 180º.
En una cazuela ponemos la nata con el ajo triturado y hervimos hasta reducirla.
La ponemos en un recipiente, molemos pimienta y mezclamos.
Cuando acabe la cocción, sacamos los papillotes, los abrimos sobre el plato y regamos con un poco de la salsa.
Servimos inmediatamente con más salsa al lado.

viernes, 10 de febrero de 2017

Apofagiopita

Twitter tiene la culpa de esta receta. Estaba yo el domingo tuiteando; alguien comentó que se iba a aventurar con una spanakotyropita. Hubo intercambio de tuits entre varios sobre las diferencias entre la pasta brik y la pasta filo (la primera es un poco más basta). Leí mi propia receta de spanakotyropita, cuyos inconvenientes suelen ser lo inmanejable que es la pasta y que quede en su punto, ni muy húmeda ni muy crujiente.

De repente decidí que tenía ingredientes para hacer una, con brik en vez de filo, canónigos y un queso que no fuese feta, sino uno de los que pasean por mi nevera (al final fue el emental, querido Watson). No le puse el punto de leche ni ninguna hierba y me gustó mucho tanto por tamaño como por acabado. Tampoco herví los canónigos, sino que con la cocción de horno ya se hacen lo bastante.

El nombre se lo puso otra tuitera, @MargaretCastor. Significa "pita de restos de comida"...

Ingredientes (para dos personas):
  • 4 hojas de brik partidas por la mitad
  • canónigos
  • queso emental rallado
  • escalonia picada
  • aceite
  • un huevo

Precalentamos el horno a 180ºC.
Rehogamos la escalonia picada en un poco de aceite.
Picamos los canónigos.
Batimos un huevo y echamos los canónigos, la escalonia y el queso, mezclando bien.
Partimos la pasta brik por la mitad (quedan 8 láminas).
Cogemos un molde y lo pincelamos con aceite.
Ponemos una mitad de brik y la pincelamos con aceite; repetimos la operación con tres láminas más.
Ponemos el relleno y cubrimos con otra capa de brik, que pincelamos; repetimos la operación con las tres capas de brik restantes, pincelando también la parte de arriba.
Horneamos una hora a 180º.
Sacamos del horno y partimos por la mitad; se come mejor a temperatura ambiente.

martes, 7 de febrero de 2017

Blanqueta de ternera

Por los típicos melindres que me dan de vez en cuando no acababa de seducirme esta receta, y mira que la había seleccionado de una revista yo misma. La intenté hace semanas y me eché atrás, pero finalmente me he puesto. Sin embargo, me parecía un crimen desaprovechar toda esa verdura y decidí, en vez de colar el caldo, triturarlo con la minipímer, guardar parte para bebérmelo y dejar la cantidad justa para salsita. Así como dos veces en vez de una. También añadí un nabo (porque usé una de esas fuentes para caldo que venden y no iba a desaprovecharlo), así que el puré (y la salsa) tiene su sustancia. La guarnición adecuada sería arroz, pero estaba muy vaga y le puse unas onduladas de bolsa.

Ingredientes (por persona):
  • 250 gr de ternera blanca en trozos
  • 1 yema de huevo
  • 1 zanahoria
  • mantequilla + aceite
  • 1 puerro
  • un vaso de nata líquida
  • 1 cebolla
  • un nabo
  • un brik pequeño de vino blanco seco
  • agua o caldo
  • zumo de limón
  • una cucharada sopera de harina

Cortamos las verduras en trozos y la carne en pedazos que se puedan pinchar con un tenedor.
En la mantequilla con el aceite rehogamos la carne hasta que cambie de color.
Espolvoreamos la harina, echamos el vino y el agua y cuando hierva añadimos las verduras.
Tapamos la olla y cocemos 10 minutos desde que empieza a salir el vapor.
Despresurizamos, abrimos la olla y sacamos la carne.
Trituramos el caldo con la minipímer y damos un hervor.
Si queremos la cantidad de salsa, lo dejamos así; si no extraemos parte del puré (que podemos comer aparte).
Mezclamos la yema con la nata y el zumo de limón y lo echamos en el puré y damos un hervor.
Añadimos la carne, damos un hervor y servimos con la guarnición que hayamos elegido (en este caso, onduladas).

sábado, 4 de febrero de 2017

Albóndigas con frutos secos y ensalada de champiñones

Hice acopio de recetas de Diana Cabrera, del Canal cocina, éstas son las dos últimas, que en un plato combinado me parecía que quedaba más completo (soy de plato único, y no sólo por no tener lavaplatos). Es una buena combinación (habiendo albóndigas, con lo que me gustan, es buena combinación).

La hice hace unas semanas, pero me salté algún paso, y no me pareció la gran cosa, pero hoy, que estaba de rodríguez, he reincidido dispuesta a seguir los pasos en su mayoría, y la cosa mejora. Que está bien ponerle el toque de una, pero a veces hay que dejarse guiar por los profesionales. Aunque soy muy vaga y he comprado chalota cortada para no tener que picarla yo. Soy lo peor, lo sé.

Y cuando llego a casa veo que no tengo pistachos, que es el fruto seco que en realidad va con la receta. De verdad, tenéis que quererme así, aunque sólo sea porque a estas alturas ya no tengo remedio. Tenía almendras laminadas y allá que me he lanzado. Y a la manzana roja no le he añadido azúcar porque la fructosa ya basta para caramelizar. Realmente me ha gustado la combinación y así pasa a mis archivos para hacer mis programaciones domésticas.

Ingredientes (por persona):
  • 100 gr de carne picada
  • 1 huevo
  • un puñado de frutos secos (de preferencia pistachos, yo he usado almendra laminada)
  • una cucharada sopera de escalonia picada
  • pan rallado
  • ajo y perejil picados
  • harina
  • aceite
  • 1/2 manzana roja
  • vinagre de sidra
  • Para los champiñones:
  • un champiñón grandecito
  • aceite de oliva
  • vinagre de jerez
  • ajo en polvo
  • perejil picado

Rehogamos la escalonia en un poco de aceite hasta que cambie de color -sin dorarse- y la mezclamos con el huevo, la carne picada, el pan rallado, el ajo y el perejil y los frutos secos.
Formamos las albóndigas y las pasamos por harina.
Las freímos con un poco de aceite.
En otra sartén hacemos la manzana en gajos hasta que empiece a caramelizar por los dos lados y añadimos el vinagre de sidra.
Sacamos.
Laminamos el champiñón.
Hacemos una vinagreta con el ajo picado, el aceite y el vinagre (3 de aceite por cada una de vinagre) y aliñamos los champiñones; los espolvoreamos con perejil picado.
Ponemos en el plato las albóndigas con la manzana caramelizada y los champiñones al lado y servimos.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Pollo asado a la griega

Estando mi Barbas pocho, hice bastante acopio de revistas de cocina, y esta receta de la revista Saveurs me entró por los ojos. Así que la puse en práctica a la primera ocasión. Tuvo bastante éxito (aunque me pasé cuatro pueblos con las raciones y tuve para otro día). Es una receta fácil y muy resultona. No sé qué tan griega sea, pero la asumo como tal por el limoncito, los ajitos y el orégano.

Ingredientes:
  • cuartos traseros de pollo (muslos y contramuslos)
  • patata (100 gr por persona)
  • limón
  • 1/2 cabeza de ajos
  • orégano seco
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 220ºC.
Cortamos el limón en cuartos.
Pelamos la patata y la cortamos lo más laminada posible (para que se haga bien).
Disponemos la patata en el fondo de una fuente de horno y encima ponemos el pollo y los trozos de limón.
Ponemos los dientes de ajo sin pelar, echamos el aceite por encima y espolvoreamos con el orégano.
Horneamos media hora a 220ºC, damos la vuelta al pollo y horneamos media hora más.
Sacamos del horno y servimos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...