domingo, 30 de junio de 2019

Carpaccio con almendras

Pasamos a otra revista. Estamos en octubre de 2016, por lo que más recetitas otoñales. Y más hacer de mi capa un sayo, claro.

Por ejemplo, con ésta: la receta era con carpaccio de ternera blanca, pero no sabía si podría conseguirlo y con ternera roja yo ya soy lo bastante feliz como para intentarlo. Luego en vez de avellanas le puse almendras en capas tostadas en sartén. Y le añadí queso parmesano. Un carpaccio sin queso es como un jardín sin flores, en lo que a mí respecta. Para estos calores voy a agradecer yo esta receta...

Ingredientes (para 2 personas):
  • un paquete de carpaccio de ternera
  • almendras laminadas
  • parmesano en copos
  • albahaca
  • aceite de oliva
  • zumo de limón

Repartimos el carpaccio por los platos.
Hacemos una emulsión con el zumo y el aceite (yo suelo usar una proporción 3 a 1).
Doramos las almendras en una sartén sin aceite y las echamos sobre los platos de carpaccio.
Regamos con la salsa y espolvoreamos con albahaca.
Repartimos el queso por encima y servimos.

lunes, 24 de junio de 2019

Wellington con solomillo de cerdo

De la misma revista que la entrada pasada, me llamó la atención en cuanto la vi. Cierto que el título es "Wellington de solomillo de cerdo con setas, pero al poner ese título en la foto así lo dejé. Como somos dos, nos sobró medio solomillo y a la tartera del trabajo que fue, pero si sois más cae a la primera. No le he puesto papas porque ya con el hojaldre cubrimos el cupo de harina.

Ingredientes (para 4 personas):
  • un solomillo de cerdo
  • 250 gr de espinacas (en mi caso, congeladas)
  • 200 gr de setas
  • 1 chalota
  • una yema de huevo
  • 10 gr de mantequilla
  • dos pastas de hojaldre (la receta dice cuadrada, pero sólo encontré redonda, por lo que usé dos)
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

En una sartén con un poco de mantequilla rehogamos la chalota picada.
Cuando transparente, añadimos las setas y rehogamos 10 minutos, hasta que pierdan el líquido y reservamos.
Doramos el solomillo por todas partes en un poco de aceite de oliva.
Rehogar las espinacas debidamente picadas en un poco de mantequilla hasta que se evapore el líquido que sueltan; como las mías eran congeladas, fue necesario escurrirlas de todo líquido que pudiera quedarles.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Extendemos la masa de hojaldre y en el centro disponemos los champiñones.
Colocamos encima el solomillo y cubrimos con las espinacas.
Cubrimos con la otra masa de hojaldre y cerramos bien los bordes, ayudándonos de un poco de agua.
Pintamos con la yema de huevo mezclada con una cucharada de agua y horneamos 30 minutos.
Servimos de inmediato.

martes, 18 de junio de 2019

Rollo de rape y jamón sobre cama de setas

Más de una vez y más de dos os he dicho que tengo el termostato y el calendario revirados y publico las cosas cuando sale, porque la cocina estacionaría no es para mí. En este caso sigo con la Operación Revistas, y de nuevo con una revista llena de recetas navideñas (porque puse la pila de revista papille ordenada al revés y salen primero las de otoño, y normalmente en noviembre ya empiezan a anunciar recetas navideñas. Pues dales la vuelta, diréis. Pero para los pocos números que tengo de esta revista en concreto no merece la pena.

Aunque este número concreto parece que podré aprovecharlo bastante. ¡3 recetas he encontrado! Empiezo con esta, porque para una cena sencilla a la par que postinera da el tipo muy bien.

Lo he llamado rollo porque he enrollado el rape con el jamón, pero en sentido estricto no es un rollo.

Ingredientes (para 2 personas):
  • 2 lomos de rape
  • 2 lonchas de jamón serrano
  • un poco de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • 300 gr de setas al gusto (en mi caso eran congeladas)
  • un vasito de vino blanco
  • aceite de oliva

Precalentamos el horno a 210ºC.
Envolvemmos cada lomo de rape con una loncha de jamón serrano, lo espolvoreamos de tomillo y ponemos una hoja de laurel encima.
Ponemos un poco de aceite al fondo de una fuente y ponemos encima los lomos envueltos y horneamos 15 minutos.
Rehogamos las setas en aceite hasta que estén hechas y las ponemos (sin el líquido) de cama en los platos.
Desglasamos la sartén con el vino blanco y cuando hayamos sacado los jugos y se haya evaporado el alcohol, los echamos sobre el pescado.
Ponemos el pescado sobre las setas y un poco del caldillo y servimos.

miércoles, 12 de junio de 2019

Terrina del cazador

Al principio no sabía de qué iba esto de las terrinas, pero a día de hoy va camino en convertirse en otra de mis religiones, junto a los carpaccios, los risottos y los estofados. Y para verano (aunque de momento los he visto en revistas de otoño) van de lujo, porque sí, para hacerlos se pasa calor (al horno, baño maría), pero se comen fríos. Y además para vagas como yo van bien, porque lo haces un día y a los dos días tienes la comida hecha y como una pepa, vamos.

Aquí lo asocio con los menúes de brasería, lo suelen poner de entrante. En este caso era plato único, de ahí las patatas, la ensalada y los pepinillos, que aquí suelen ser norma. Ah, y además es la manera de que yo coma conejo, porque no tiene huesos y así no me molesta comerlo. ¿Os apetece?

Ah, ésta es de la revista papilles de octubre-noviembre 2017.

Ingredientes (para 4-6 personas):
  • 230 gr de conejo
  • 4 longanizas
  • 300 gr de hígados de ave
  • 2 cucharadas de chalotas picadas
  • 2 cucharadas de nata espesa
  • 75 gr de pistachos (la receta dice el doble de varios frutos secos)
  • 40 ml de coñac
  • 40 ml de vino blanco
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 180ºC y colocamos un recipiente con agua en el que quepa la terrina que vamos a usar.
Pasamos las carnes por el robot y las mezclamos con el resto de ingredientes.
Echamos la mezcla de ingredientes en la terrina y horneamos 1h 45 minutos.
Si se dora demasiado, tapamos con la tapa (si la hay) o con papel de aluminio.
Pasado el tiempo de cocción dejamos enfriar y refrigeramos 24 horas.
Emplatamos al gusto (en mi caso, ensalada verde con vinagreta con un punto de mostaza, unas patatas fritas "al horno" y unos pepinillos).

jueves, 6 de junio de 2019

Risotto de gambas al azafrán

No sé resistirme a un risotto, así que cuando ojeé la revista de la receta de hace dos semanas lo primero en lo que me fijé fue en esta receta (la del magret la encontré en una segunda lectura). Pero no podía dejarla como venía, le hice tres cambios:

  1. Cambié las cigalas de su receta por gambas;
  2. hice el caldo con la cáscara de la gamba en vez de con la gamba entera y eché la carne del bicho directamente al arroz, y así no se recuece;
  3. le añadí queso parmesano.
Me ha gustado mucho y a la colección de risottos que ha ido.

Ingreduentes (para 2 personas):
  • 6 gambas hermosas
  • cebolla
  • cebolla
  • una zanahoria
  • un puerro
  • 200 gr de arroz arborio
  • una pastilla de mantequilla (unos 15 gr)
  • 75 ml de vino blanco
  • aceite de oliva
  • azafrán
  • sal y pimienta
  • parmesano

Hacemos un caldo con la cáscara y la cabeza de las gambas, el puerro, la zanahoria y la cebolla y 2 litros de agua agua durante 20 minutos (si nos sobra caldo para el risotto, lo podemos usar para otra cosa).
En una cazuela echamos un chorro de aceite y la pastilla de mantequilla y, cuando ésta se haya derretido, echamos la cebolla picada.
Cuando empiece a transparentar, echamos el arroz.
Cuando empiece a ponerse traslúcido, echamos el vino y dejamos que se absorba, sin dejar de remover.
Echamos caldo y removemos hasta que se absorba.
Añadimos las gambas picadas y el azafrán y volvemos a echar caldo (en total, cuece en unos 18 minutos).
Cuando la cocción esté a punto de terminar, echamos el queso rallado y mezclamos bien.
Servimos de inmediato.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...