miércoles, 12 de junio de 2019

Terrina del cazador

Al principio no sabía de qué iba esto de las terrinas, pero a día de hoy va camino en convertirse en otra de mis religiones, junto a los carpaccios, los risottos y los estofados. Y para verano (aunque de momento los he visto en revistas de otoño) van de lujo, porque sí, para hacerlos se pasa calor (al horno, baño maría), pero se comen fríos. Y además para vagas como yo van bien, porque lo haces un día y a los dos días tienes la comida hecha y como una pepa, vamos.

Aquí lo asocio con los menúes de brasería, lo suelen poner de entrante. En este caso era plato único, de ahí las patatas, la ensalada y los pepinillos, que aquí suelen ser norma. Ah, y además es la manera de que yo coma conejo, porque no tiene huesos y así no me molesta comerlo. ¿Os apetece?

Ah, ésta es de la revista papilles de octubre-noviembre 2017.

Ingredientes (para 4-6 personas):
  • 230 gr de conejo
  • 4 longanizas
  • 300 gr de hígados de ave
  • 2 cucharadas de chalotas picadas
  • 2 cucharadas de nata espesa
  • 75 gr de pistachos (la receta dice el doble de varios frutos secos)
  • 40 ml de coñac
  • 40 ml de vino blanco
  • sal y pimienta

Precalentamos el horno a 180ºC y colocamos un recipiente con agua en el que quepa la terrina que vamos a usar.
Pasamos las carnes por el robot y las mezclamos con el resto de ingredientes.
Echamos la mezcla de ingredientes en la terrina y horneamos 1h 45 minutos.
Si se dora demasiado, tapamos con la tapa (si la hay) o con papel de aluminio.
Pasado el tiempo de cocción dejamos enfriar y refrigeramos 24 horas.
Emplatamos al gusto (en mi caso, ensalada verde con vinagreta con un punto de mostaza, unas patatas fritas "al horno" y unos pepinillos).

7 comentarios:

  1. Hoy me quedo con las patatas y los pepinillos.
    Seguro que está delicioso, pero sigo sin comer carne de conejo y ya si nombramos la palabra hígado salgo huyendo, jejeje. Nadie es perfecto!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay Su! que tu terrina tiene muy buen pinta,pero ni del los higados ni del conejo soy amiga. Si alguien la cocinara seguramente la probaría pero no me veo metiéndole mano y poniéndome a prepararla en casa ja ja ja

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. A mi me gustan las terrinas también, aunque no las hago mucho, pero reconozco la comodidad de tenerlas preparadas y poder tomarlas frías. Y al igual que tú, es una forma estupenda de comer conejo que no es de mis carnes preferidas.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. No tengo por costumbre hacer este tipo de terrinas ni cocinar con conejo, pero viendo la foto del plato creo que lo devoraría

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  5. A mi me encantan las terrinas por lo socorridas y versátiles que son!!! Ideales tanto de primero que de plato principal si les pones guarnición como estas patatas.
    ya estoy esperando nuevas ideas de este libro!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Hace años preparaba terrinas muy amenudo pero aqui ahora si no es por encargo no hay forma de conseguir los higados de pollo o de cerdo las he dejado de hacer al igual que el pate.
    Te ha quedado de relujo y ademas de ser un fantastico plato unico asi como lo has servido no dudo ni un segundo que este de rexupete.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  7. Nunca he preparado una terrina, pero comérmelas si que me gustan! jejeje...
    Te ha quedado fantástica!
    Un besote!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...