miércoles, 18 de enero de 2012

Patatas viudas

A veces mi blog interrumpe lo que esté haciendo. Por ejemplo, el pasado mayo estaba haciendo un examen de literatura contemporánea, concretamente hablando de un libro que se llama La camisa, sobre gente muy pobre que se plantea emigrar a Alemania, cuando mi mente se centra en las patatas viudas que mencionan en la obra, y pienso: tengo que pensar cómo se hacen las patatas viudas y hacerlas para el blog. Hecho esto, seguí haciendo el examen, y ya lo buscaría.

La encontré en un libro de cocina castellana. Pero esta receta no la podía hacer en verano (bueno, sí podía, pero el cuerpo no la pide), y me esperé un poco a que refrescara. Está rico, y yo creo que con un caldito casero tiene que estar tremenda (yo usé agua y una pastilla).

Ciertamente, no me han quedado muy caldosas, sino viudas del todo... Tienen que quedar más caldositas.
Ingredientes (por persona):
  • 100 gr de patata nueva
  • pimentón (dulce o picante, eso es al gusto)
  • 1 escalonia grande (para aprovecharlas y porque el original hablaba de una cebolla grande para 6 personas)
  • aceite de oliva
  • perejil picado
  • agua
  • una pastilla de caldo vegetal

Pelamos las patatas y las cortamos en trozos regulares.
Pelar y triturar las escalonias.
Ponemos aceite en una sartén de barro amplia y plana y doramos las escalonias.
Cuando estén transparentes, agregamos las patatas lavadas y escurridas.
Dejamos la cazuela a fuego medio y damos vueltas al guiso hasta que tome un poco de color.
Espolvoreamos sal y pimentón, volvemos a remover y rociamos con agua (puede ser caldo) sin llegar a cubrir las patatas.
Dejar a fuego muy lento hasta que las papas estén casi tiernas y el jugo casi absorbido y servimos en la cazuela de barro.

11 comentarios:

  1. Sin llevar nada extraordinario y lo buenas que están, el pimentón da muy buen sabor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Con lo que me gustan a mí las patatas! fáciles y ricas, seguro!
    Y los espaguetis Antonio, que no los vi, una delicia! :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Que receta mas estupenda y apetitosa, me apunto a una ración, que te parece acompañarlo con una ración de Pimientos de Padrón , aqui te dejo un enlace a mi blog, para que sepas un poco mas sobre ellos.
    http://unospicanyotrosno.blogspot.com/2012/01/el-pimiento-de-padron-entra-en-la-jet.html#comment-form

    ResponderEliminar
  4. me llevo esta recea,ya sabes que adoro lo sencillo y se ven tan ricas!
    un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Estos platos es que son lo mejor, que maravilla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Así estan bien,me gustan mucho las patatas viudas, un gran clásico que no hay que olvidar.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  7. Ummmmm pues a mi me gustan mas asi que muy caldositas seguro estaban de muete relenta.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  8. Que pinta!! nunca las he cocinado así, con tu permiso me lleva la receta ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me encantan las patatas viudas, mi madre me las hacía mucho cuando era pequeña, así que gracias por devolverme ese recuerdo.
    Te han quedado estupendas.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  10. Yo las papas me las como con lo que sea. Incluso me sucede una cosa, que hay días que mi cuerpo necesita comer papas y en otras ocasiones me pasa con el pan. También me pasa que no puedo estar ni un sólo día sin comer algo de verdura. Bueno, a lo que iba, curioso cuando uno tiene un blog, la mente nos traiciona. Te entiendo perfectamente. ¡Al final encontraste la receta y te ha quedado muy apetecible! Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  11. Viudas o caldosas seguro que estaban buenas ¿no? Quien las pillara ahora con un vinito...si es que a estas horas no se puede estar visitando blogs...mechachis !!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...