miércoles, 13 de junio de 2012

Recetas euro-rescatadas: spanakotyropita

La segunda receta del rescate es para Grecia. Tengo un cariño especial a este país, ya que ahí pasé mi luna de miel con el Barbas en 2004 (no estamos casados, pero igual fue nuestra luna de miel), y los griegos nos cayeron muy bien, nos encantó su país y tenemos muchas ganas de volver (¿cómo es posible tener nostalgia de un país que no es el tuyo?), aunque de momento no se ha dado el caso. La verdad es que nos da tremenda pena lo mal que lo están pasando y de vez en cuando nos damos un ágape (palabra griega, por cierto) a su salud. Con todo lo que Grecia ha dado al mundo y que se vean en éstas...

La receta se la he robado a El comidista, que a su vez lo cogió de La cocina de Vefa, manual de cocina griega, una especie de Escoffier helénica. Por lo que decía Mikel, me tenía un poco desasosegada el tema de aplicar la pasta filo, pero no es tan chungo como me temía (qué aficionada soy a ponerme en lo peor).

Es muy importante escurrir bien las espinacas, o corremos el riesgo de que se ablande la pasta...
Ingredientes:
  • un paquete de pasta filo (unos 250 gr)
  • 300 gr de espinacas
  • 200 gr de queso feta (que sea griego, no un sucedáneo de Président)
  • una cucharada de eneldo
  • dos cucharadas de perejil picado
  • dos cucharadas de leche
  • aceite de oliva
  • una cebolla morada
  • una cucharada de mantequilla
  • un huevo

Precalentamos el horno a 180º.
Picamos la cebolla y la rehogamos en mantequilla durante 10 minutos y dejamos enfriar.
Escaldamos la espinaca 1 minuto en agua hirviendo, escurrimos y mojamos en agua fría; las apretamos para que suelten el agua y las cortamos un poco con el cuchillo.
Mezclamos en un bol el huevo ligeramente batido, la cebolla, las espinacas, el eneldo, el perejil y el feta desmigado (no he sazonado porque el feta suele ser salado) y mezclamos ligeramente.
Untamos aceite en un molde para horno y ponemos una hoja de pasta filo; pintamos con aceite de oliva y ponemos otra capa de filo.
Ponemos el contenido del bol y tapamos con otra hoja de filo; la pintamos y ponemos otra capa; la pintamos y ponemos la última capa, que también pintamos con aceite de oliva.
Doblamos los bordes, salpicamos con un poco de agua, trazamos cuatro cortes sobre la capa superior de pasta filo y horneamos una hora.
Se come a temperatura ambiente...

6 comentarios:

  1. ¡Qué rico! Que ganas de pegarle un mordisco, seguro que está buenísimo!

    ResponderEliminar
  2. Que buen plato.

    PD: Pues nosotros nos vamos pareciendo poquito a poco

    ResponderEliminar
  3. A la fuerza tiene que estar buena esta receta. A veces la pasta filo nos hecha un poco para atrás, pero con paciencia conseguimos hacer buenos platos con ella.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No he estat mai a Grècia però ja m'agradaria!
    Si vaig a un restaurant grec l'acostumo a demanar, m'agrada molt.
    Petons.

    ResponderEliminar
  5. me tengo que estrenar un dia con la pasta filo,esto tiene una pinta de muerte!! de la buena claro jeje
    saluditos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta este tipo de recetas, que ricas! la pasta philo da mucho de si, la rellenes con lo que la rellenes todo queda estupendo.

    Besitossss

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...