martes, 1 de marzo de 2011

Cordero asado

En este mes de marzo he visto que, por un lado, me quedan muchas recetas por publicar y por otro hay muchas recetas que publiqué y apenas hago, a la caza como voy de otras nuevas; por eso, os voy a poner platos que hice en enero y febrero mientras en casa comemos clásicos que por "culpa" del blog han pasado a la historia.

La de hoy es el cordero que hago todas las navidades, sea en casa de mi padre o de mis suegros. Le prometí a mi cuñada Elisa y a mi suegra que la publicaría, pero no me gusta cómo quedó la foto (manda huevos, ya lo sé) y decidí hacerla otra vez en casa con una pierna de lechal.

A la gente le gusta mucho esta receta; tanto es así, que se suponía que haría la receta el 24, pero Air France nos la jugó cancelando el vuelo del 24 por la mañana (después de los famosos tres días en París), y bastante que llegamos por la noche. La familia nos esperó, y el cordero también. Pero en México venden corderos neozelandeses, y aunque el de mi suegra estaba deshuesado, aquello era enorme y sobró un montón de carne; lo congeló y lo tomamos después de año nuevo, y la verdad es que resiste muy bien el paso del tiempo. Vamos, que es un valor seguro...

Siempre le digo a la carnicera que haga uno o dos cortes, es más fácil repartirlo y se impregna de la salsita...
Ingredientes:
  • 1 pierna de cordero
  • 100 gr de patata por comensal
  • agua
  • cebolla
  • ajo
  • limón
  • vino blanco
  • sal
  • aceite de oliva
Frotamos la pierna con un diente de ajo, sal y un limón y dejamos macerar una media hora.
Pelamos la patata, la cortamos en obleas y las doramos en aceite de oliva.
En un cazo ponemos a hervir a fuego muy lento la cebolla (mejor con un clavo de especia insertado), el limón, el aceite, una pastilla de caldo y el vino blanco.
Precalentamos el horno a 200º y en una bandeja ponemos la pierna de cordero con un chorro de aceite y sazonado.
Colocamos la pierna en la parte media del horno y dejamos cocer 20 minutos.
Entonces bajamos la temperatura del horno a 180º.
A los 10 minutos de bajar la temperatura sacamos la bandeja, ponemos las patatas debajo de la pierna de cordero y volvemos a colocarla en el horno.
Cuando el cordero esté dorado por arriba, le damos la vuelta.
A lo largo de la cocción (una hora aproximada), vamos bañando con el caldo que tenemos en el cazo.
Estos tiempos son para piernas de cordero lechal; para cordero añojo es recomendable doblar la duración de cada fase de asado.

20 comentarios:

  1. Sin mucha complicación y tiene que estar gustoso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que rico se ve que te ha quedado, de lujo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. A mi me encanta el cordero asado, es mi plato preferido. Yo lo hago a temperatura baja 100º-120º unas cuantas horas y luego lo subo de temperatura poco a poco.
    El tuyo tiene un colorcito fantastico, seguro esta delicioso, me comeria una racion hoy para comer!!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Yo también tengo recetas pendientes por publicar... ;S

    Pero este corderito... puff, una delicia! En mi casa tampoco suele faltar en navidades!

    Bedsotes

    ResponderEliminar
  5. se me ha hecho la boca agua... ¡que hambre me ha dado!!
    besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Su, guapa tu

    me encanta el plato, pero yo seguro que tendré que poner más patatas, pues asadas así están de miedo, y los mios son muy patateros, je,je

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  7. A mi el cordero no me gusta... pero a mi marido le vuelve loco... igual le doy una sorpresita con esta receta :-)
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. En mi casa seguro que triunfas porque nos encanta el cordero, así que me la apunto.
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Diste en el clavo, me encanta el cordero y casi lo hacemos igual, solo que yo no le pongo cebolla, pero he de probar la siguiente vez.

    Qué doradito y rico te ha quedado, ha merecido la pena repetir ehhh

    besitos

    ResponderEliminar
  10. A mi me pasa lo mismo. Buscando nuevas recetas me olvido de las de toda la vida. Pero es cierto que con el cordero no puedo, a mi amorsote le encanta pero a mi me sabe muy fuerte... ufff... aún está esperando a que yo le preparé algo así. Para la próxima avisa que lo mando para tu casa y que cene contigo y el barbas. Jjjj... ;-D
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Su, me encanta el cordero y esta receta tiene muy buena pinta con sus papitas y con el caldo, de lujo. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Menuda pintaza! vaya rollo lo del avión hija! recuerdo las noticias, que faenón! menos mal que esta receta resiste bien el paso del tiempo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. se ve super rico. Me encanta el cordero al horno. Bss y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. LA COCINERA DE BETULO, la verdad es que es sencillo y muy agradecido...

    jose manuel, los asados suelen ser una delicia...

    ORI, tú lo haces a la segoviana, horas y horas y con un dorado delicioso, que ya vi el que publicaste, y tenía una pinta como para comerse la pantalla.

    Alicia, jajaja, el único problema de las antiguas es elegir cuál va primero... El cordero es mucho más tradicional que el pavo aquí en España.

    quechuloalgodulce, jejeje, mi sobrino de 7 años me dijo "te sale muy bien el borrego". Y ya se sabe que los niños son sinceros.

    ResponderEliminar
  15. antonia, pues sírvete a gusto ;) La verdad es que deja satisfecha.

    SUSANNA, lo de las patatas va en cada cual; yo pongo 100 gr por persona porque intento moderarme, pero con esta salsita quedan estupendas.

    Trini Altea, simplemente dime a qué hora vas a pasarte, y te pongo plato.

    Mª Robledo, veo que no soy la única que cocina cosas a su marido que ella no piensa comerse... Seguro que él queda contento...

    Anna, jejeje, pues te animo, para que triunfes tú, porque no cuesta nada.

    ResponderEliminar
  16. Isabel - Frabisa, yo es que cebolla se la pongo a casi todo, menos a los postres... Por supuesto, tampoco remoloneamos mucho a la hora de repetir plato... Menudos somos.


    Amanda
    , jajaja, pues si te parece fuerte el lechal de aquí, el de nueva zelanda ya olvídate. Esta receta se puede exportar a pollo, y así coméis los dos asado... O si no, dime a qué hora llega ;)

    Pablo, como buen asado, es fácil en sí mismo, y el resultado compensa totalmente.

    Cuinera, bueno, después de 3 días, ver qu no volábamos nos dejó de piedra, Pero al final llegamos, y tenemos historias que contar... y recetarios nuevos.

    luisa, la verdad, a mí me gusta mucho, pero trincharlo después suele dar quebraderos de cabeza...

    ResponderEliminar
  17. Tengo que ir a comprarme el cordero ya, pedazo de receta.
    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Jejeje, pues es una inversión que vale la pena...

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...