lunes, 8 de julio de 2013

Tarta de cerezas

Los domingos que no recibo en casa llevo el postre más por vicio mío que por imperativo de la familia del Barbas. Por eso compré cerezas con la sana pero temeraria idea de hacer una tarta Selva Negra. Pero entonces vi las recetas que había y me hicieron los ojos chiribitas y tomé contacto con mi realidad repostera: demasiado para mí. Miré el libro que pensaba usar de la cocina a lo largo del Danubio (tan antiguo que todavía existen Checoslovaquia y Yugoslavia, como ha cambiado Europa en 25 años) y, de la misma región de la Selva Negra alemana, encontré esta tarta de cerezas, más humilde en su elaboración, pero, a pesar de mis libertades, que unas cuantas me he tomado, perfectamente resultona. Y deliciosa. Y no empalaga.

Entre las libertades que me he tomado está la de hacer un solo bizcocho. Lo llamo libertad por no llamarlo error, conste. Pero pensé que lo podía enrollar, y tampoco: es demasiado firme, y se rompe, más hubiera valido que lo partiera por la mitad con un cuchillo. Menos mal que tuve crema de sobra (hasta el punto de tener para otra receta que publicaré pronto) para tapar los desperfectos. El original usa guindas y guindas al marrasquino, pero yo soy muy parda y usé sólo cerezas, que están muy buenas en estas fechas.

Cambié el kirsch por mirabelle, que es licor de ciruela, y el resultado es riquísimo (el Barbas y sus consejos culinarios, aun cuando no es nada goloso). Ahora tengo ganas de probarla con sus dos bizcochos, porque es tarta postinera. Y ahora que me atrevo con la manga a que me salgan churritos de nata, es el momento...

Lo de la comprensión lectora no es lo mío, pero tapo agujeros y defectos cada vez mejor.
Ingredientes (para hacerla bien bien, usad el doble de lo aquí especificado, tanto en cantidad como en número de moldes; la taza medidora de la panificadora es muy útil para las medidas tan esotéricas que os pongo):
    Para el bizcocho genovés:
  • 3 huevos
  • 3/8 taza de azúcar granulado
  • 1/2 cucharada sopera de zumo de limón
  • 1/2 taza + 1/3 de harina
  • 1/6 taza mantequilla clarificada enfriada
  • Para el relleno:
  • 1+1/4 pinta de nata para montar
  • unas gotas de extracto de vainilla
  • cucharada y media de licor (en mi caso mirabelle)
  • cerezas
  • una taza de cerezas deshuesadas
Al corte no se distingue la crema con las cerecitas que lleva en medio... hasta que se saborea.

Para clarificar la mantequilla, la ponemos a calentar en un cazo y, con una estameña (colador de tela) separamos la grasa de la lactosa (la espumita blanca, es proteína láctea) y reservamos la primera; guardamos la cantidad que necesitemos para el pastel y el resto para otra preparación.
Precalentamos el horno a 175ºC.
Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con harina.
Batimos los huevos con las varillas eléctricas hasta que tripliquen su volumen.
Añadimos el limón y seguimos batiendo otro minuto.
Vamos echando mantequilla y harina de manera que se integren perfectamente.
Lo echamos en el molde y cocemos 30-35 minutos, o hasta que salga la varilla limpia.
Enfriamos y desmoldamos.

Llegados a este punto, si mi comprensión lectora trabajara a tiempo, habría leído que cada una de las capas se divide en dos, de manera que obtenemos cuatro capas. Soy un desastre en repostería, me paso de audaz, y hasta ahora me ha salido bien, al menos aparentemente.
Batimos la nata hasta que esté casi montada.
Añadimos el azúcar y la batimos para montarla del todo.
Añadimos 1/2 cucharada de licor y algunas de las cerezas.
Echamos el resto del licor sobre la masa de bizcocho.
Con el robot (o a cuchillo) picamos las cerezas, las mezclamos con parte de la nata y untamos la parte menos dorada del pastel.
Ponemos las capas (o enrollamos como el pastel nos deje) y tapamos el resultado con crema.
Ponemos el resto de la crema en la manga pastelera y adornamos el pastel con churritos de crema (no aspiro a que ése sea su nombre técnico) y el resto de cerezas.

24 comentarios:

  1. Queda algo reina??, porque yo me tomaba un trozo ahora mismo y si me dejas hasta repito :)

    besines

    ResponderEliminar
  2. La tarta te ha quedado preciosa, y sin dudarlo tambien deliciosa.
    De tu parte le he dado recuerdos a la playa de Barcelona.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Fantastica tarta iii que bien te quedo oohhh ii me tomaba un buen trozo ahora que golosa y quevistosa seme hace la boca agua.....Bessss

    ResponderEliminar
  4. Yo quiero un trocito..........no me he comido postre desde??????? este domingo una tarta de cerezas también jajaja, pero me gusta mucho mas esta. Así que la anoto para próximos postres en plena temporada, tengo un cerezo cargado a tope.
    Besinos

    ResponderEliminar
  5. Con esa buena pinta que tiene no ha sobrado nada, eso seguro. Al final te vas a convertir en una experta repostera.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Guaaauuuu que pintaza maeee seguro que tus suegros estaran encantados les lleves el postre ,con esa ricura no dejarian de hacerte la ola no hay mas que ver el corte.
    Bicos mil rewapaaa.

    ResponderEliminar
  7. Lo importante es que este rica, a veces no nos salen las cosas como queremos, pero la tuya se ve bien deliciosa con tanta cremita y cerezas.
    bess

    ResponderEliminar
  8. Te ha quedado delicioso me encanta besos

    ResponderEliminar
  9. Ja veig que teniu els diumenges molt ocupats.
    Per mi millor amb cireres fresques que confitades no m'agraden gaire.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo coincideixo amb tu, confitades són una altra cosa totalment diferent :-(

      Eliminar
  10. Ahora divina esta tarta, es el tiempo. Se ve estupenda.

    ResponderEliminar
  11. Fantástica tarta!, te ha quedado deliciosa y con lo que a mí me gustan las cereza no me la pierdo por nada del mundo. Un besote.

    ResponderEliminar
  12. RIQUISIMA TARTA, CON UN BATIDO FRESQUITO UMMM.BSSSS

    ResponderEliminar
  13. una tarta riquisima y con productos de temporada

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola Su!, acabo de verte en mi blog y vengo a visitarte. Me he quedado muerta con esta tarta ¡soy la golosa mayor del reino! a pesar de la pelea que has tenido con el bizcocho veo que te ha quedado genial.

    Yo con tu permiso me quedo por tu página que me ha encantado.

    Besote

    Kuki Square

    www.cocinapretporter.com

    ResponderEliminar
  15. Te quieres creer que con todas las cerezas que hay en mi tierra, nunca, pero nunca, nunca, he hecho un postre con ellas. Quizas con este postre tan rico que presentas hoy me anime con ellas.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  16. Hay que aprovechar la corta temporada de las cerezas y con una tarda como esta, a ver quien dice que no!!!! una delícia!!! besos!

    ResponderEliminar
  17. pues yo me la llevaba ahora mismo, que buena tiene que estar, una delicia. Besos!
    me quedo un ratin por tu blog, que voy con retraso... que bueno todo!
    Silvia

    ResponderEliminar
  18. Un pastel de cerezas buenísimo, es una fruta riquísima y luce mucho en los pasteles.
    Saludos

    ResponderEliminar
  19. ¡Me encantan las cerezas! así que me parece estupendo para incluirlas en un postrecillo. Me quedo por aquí. ¡Besines!

    ResponderEliminar
  20. Ohhhh que buena Su me encantan las cerezas te ha quedado deliciosa me llevo un trocin que rica
    !!!! un besin !!!!
    el toque de belen

    ResponderEliminar
  21. Bueno bueno al final se ve bien aunque puede que no sea la tarta que tenías pensada en un principio... es que lo de improvisar en repostería siempre va con su lote de sorpresas, pero con licor de mirabelle sólo me puede gustar :o)
    Besos,
    palmira

    ResponderEliminar
  22. He estado un tiempo ausente de la blogosfera y creo que me perdí un poco. Intento ponerme al dia y no se ni como llegué hasta aqui. Lo cierto es que llegué, me quedo de seguidora y espero que sigamos en contacto.
    En unos dias espero ponerme al dia de muchas cosas.
    Saluditosssssssss

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y por tus comentarios.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...